Señala el Abogado Penalista GERARDO HUERTAS ANGULO (18 JULIO 2017) en su Artículo de Opinión Titulado “Cubrir o no cubrir el rostro a los detenidos”, Que.

“El ministro de Seguridad, Gustavo Mata, manifestó recientemente su apoyo a un proyecto de ley para publicar los rostros de sospechosos de cometer delitos, y afirmó que no existe norma que regule el derecho a cubrirles la cara.”…

¡Lo Cual Es Cierto!, Y Continúa Diciendo Que

“Existen al menos tres artículos básicos que todo jerarca de un ministerio que trabaja de forma directa con la materia penal debería conocer: el 9 del Código Procesal Penal, el 39 de la Constitución Política y el 8.2 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.”…

Lo Cual Es Falaz, Como la Retórica Que, Utilizan los Abogados Defensores, Justamente Para, Defender los Derechos de los Criminales, Por Encima de los de las Victimas. Que, Justamente, ¡Son a Quienes Debe Defenderse!, ¡No a los Otros!

Así Que, Para Desmentir la Falacia,

Y Confirmar lo Que Dice el Ministro de Seguridad,

Veamos lo Que Dicen:

Constitución Política de la República de Costa Rica

Titulo IV: Derechos y Garantías Individuales

Articulo 39. A nadie se hará sufrir pena sino por delito cuasidelito o falta sancionados por ley anterior y en virtud de sentencia firme dictada por autoridad competente, previa oportunidad concedida al indiciado par ejercitar su defensa y mediante la necesaria demostración de culpabilidad.

No constituyen violación a este articulo o a los dos anteriores el apremio corporal en materia civil o de trabajo o las detenciones que pudieren decretarse en las insolvencia quiebras so concursos de acreedores.

Código Procesal Penal (Ley Nº 7594 del 10 de abril de 1996)

El imputado deberá ser considerado inocente en todas las etapas del procedimiento, mientras no se declare su culpabilidad en sentencia firme, conforme a las reglas establecidas en este Código. En caso de duda sobre las cuestiones de hecho, se estará a lo más favorable para el imputado.

Hasta la declaratoria de culpabilidad, ninguna autoridad pública podrá presentar a una persona como culpable ni brindar información sobre ella en ese sentido.

En los casos del ausente y del rebelde, se admitirá la publicación de los datos indispensables para su aprehensión por orden judicial.

CONVENCION AMERICANA SOBRE DERECHOS HUMANOS

Artículo 8.  Garantías Judiciales

1. Toda persona tiene derecho a ser oída, con las debidas garantías y dentro de un plazo razonable, por un juez o tribunal competente, independiente e imparcial, establecido con anterioridad por la ley, en la sustanciación de cualquier acusación penal formulada contra ella, o para la determinación de sus derechos y obligaciones de orden civil, laboral, fiscal o de cualquier otro carácter.

2. Toda persona inculpada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se establezca legalmente su culpabilidad.  Durante el proceso, toda persona tiene derecho, en plena igualdad, a las siguientes garantías mínimas:

a) derecho del inculpado de ser asistido gratuitamente por el traductor o intérprete, si no comprende o no habla el idioma del juzgado o tribunal;

b) comunicación previa y detallada al inculpado de la acusación formulada;

c) concesión al inculpado del tiempo y de los medios adecuados para la preparación de su defensa;

d) derecho del inculpado de defenderse personalmente o de ser asistido por un defensor de su elección y de comunicarse libre y privadamente con su defensor;

e) derecho irrenunciable de ser asistido por un defensor proporcionado por el Estado, remunerado o no según la legislación interna, si el inculpado no se defendiere por sí mismo ni nombrare defensor dentro del plazo establecido por la ley;

f) derecho de la defensa de interrogar a los testigos presentes en el tribunal y de obtener la comparecencia, como testigos o peritos, de otras personas que puedan arrojar luz sobre los hechos;

g) derecho a no ser obligado a declarar contra sí mismo ni a declararse culpable, y

h) derecho de recurrir del fallo ante juez o tribunal superior.

3. La confesión del inculpado solamente es válida si es hecha sin coacción de ninguna naturaleza.

4. El inculpado absuelto por una sentencia firme no podrá ser sometido a nuevo juicio por los mismos hechos.

5. El proceso penal debe ser público, salvo en lo que sea necesario para preservar los intereses de la justicia.

Queda Claro Entonces Que, “Contrario a lo Afirmado Por el” Abogado Penalista, las Anteriores Normas Que, Ciertamente “regulan la presunción de inocencia, garantía fundamental de todo sistema democrático”.

¡En Nada y Para Nada! “presentan como culpable frente a los medios como si de un circo romano se tratara”. Al Mostrar el Rostro del Sospecho de Haber Cometido un Delito. Justo Porque Como Bien Nos Recuerda el Abogado Penalista.

“Debe recordarse, también, que cuando un sospechoso es detenido la investigación apenas se está iniciando, y, por ende, en ese momento lo único que se tiene son meras sospechas, hechos que no han sido demostrados judicialmente y deberán ser sometidos al escrutinio del proceso penal con todas las garantías que en él están establecidas.”… 

Mismo Racionamiento y Justificación en Que Se Basan y Presentan los Tres Artículos Básicos Por Él Mencionados.

Pero Todavía Hay Más, Según Aporta el Propio Abogado Penalista.

“Según datos del Departamento de Estadísticas del Poder Judicial, en los últimos años el porcentaje de sentencias penales absolutorias se ha mantenido en alrededor del 30%.”…

Bueno, Según Estadísticas Extra Oficiales, Ese Porcentaje Es Mucho Más Alto.

Justamente Porque Como Bien lo Señala el Abogado Penalista.

“A esta estadística debe sumarse el porcentaje de imputados sobreseídos, que ni siquiera llegan a sentencia y, por ende, también se ve confirmada su inocencia, pero igualmente habrán sido paseados con esposas frente a las cámaras como culpables.”…

En Otras Palabras, Porque el Cubrirles el Rostro a los Sospechosos de Cometer un Crimen o un Delito, Cierta y Definitivamente Impide Que Otras Posibles Víctimas lo Identifiquen.

Porque Como No Se Da un Reconocimiento Efectivo al Momento del Crimen o de la Captura.

Y Como, Justamente Por Defender los Derechos de los Criminales, los Juicios en Costa Rica, Duran Meses y Años.

Y Como la Gente, Máxime si Ha Sido Victimizada y Está Traumatizada Por Esos Hechos.

No Está en la Obligación, y Muchas Veces, Tampoco en la Capacidad, De Recordar, Como Sucedieron Exactamente los Hechos y las Circunstancias en Que Dieron, ¡Años Atrás!

Cosa Que los Abogados Defensores de los Criminales Aprovechan Para Invalidar Testimonios y la Credibilidad de los Testigos y la Víctima, Por Hechos, Repito, Ocurridos, Años Atrás.

Es Que, In-Justamente, Se Mantienen Esas Estadísticas de Impunidad Absolutoria en los Juicios Que, el Abogado Penalista Menciona.  

“Si se permitiera descubrir y publicar los rostros de los sospechosos, se dañaría irreversible y perpetuamente la imagen de, al menos, tres de cada diez detenidos que mañana van a ser absueltos y se va a confirmar su inocencia.”…

Entonces y Parodiando al Abogado Penalista.

¡Daño Irreversible!

Ante estas cifras cabe preguntarnos: ¿Quién le devuelve a la víctima que no encontró justicia en un juicio donde absolvieron por tecnicismo a su victimario, su paz, su salud mental, su trabajo, si fue incapacitado parcial o permanentemente por un supuesto inocente que se dio a la fuga, lego de atropellarlo, o a sus amistades y familiares, si lo mató?

¡Garantía Para el Criminal!

Más aún, descubrir los rostros de los detenidos podría dar validez y  fiabilidad, al reconocimiento físico, en rueda de personas, y posteriormente en la causa, por parte de otras víctimas que, justamente hayan reconocido al imputado, por recordarlo, tanto de los hechos sufridos, como por las imágenes ampliamente difundidas en medios de comunicación masiva.

Pudiendo, esos reconocimientos extra, por parte de más y nuevas víctimas, restar a los resultados de impunidad por absolución; ya que, esas nuevas pruebas y testimonios, NO comprometen toda la investigación en su perjuicio.

Si Quiere Leer Más Acerca del Tema, Ver Mostrar el Rostro de Criminales No Viola Principio de Inocencia y Facilita el Reconocimiento Por Víctimas.

FORO / OPINIÓN

Cubrir o no cubrir el rostro a los detenidos

GERARDO HUERTAS ANGULO 18 JUL 17.

El ministro de Seguridad, Gustavo Mata, manifestó recientemente su apoyo a un proyecto de ley para publicar los rostros de sospechosos de cometer delitos, y afirmó que no existe norma que regule el derecho a cubrirles la cara.

Existen al menos tres artículos básicos que todo jerarca de un ministerio que trabaja de forma directa con la materia penal debería conocer: el 9 del Código Procesal Penal, el 39 de la Constitución Política y el 8.2 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Contrario a lo afirmado por el ministro Mata, las anteriores normas regulan la presunción de inocencia, garantía fundamental de todo sistema democrático, que incluye, por supuesto, el derecho de la persona a no ser presentada como culpable frente a los medios como si de un circo romano se tratara.

Debe recordarse, también, que cuando un sospechoso es detenido la investigación apenas se está iniciando, y, por ende, en ese momento lo único que se tiene son meras sospechas, hechos que no han sido demostrados judicialmente y deberán ser sometidos al escrutinio del proceso penal con todas las garantías que en él están establecidas.

Daño irreversible. Según datos del Departamento de Estadísticas del Poder Judicial, en los últimos años el porcentaje de sentencias penales absolutorias se ha mantenido en alrededor del 30%. Si se permitiera descubrir y publicar los rostros de los sospechosos, se dañaría irreversible y perpetuamente la imagen de, al menos, tres de cada diez detenidos que mañana van a ser absueltos y se va a confirmar su inocencia.

A esta estadística debe sumarse el porcentaje de imputados sobreseídos, que ni siquiera llegan a sentencia y, por ende, también se ve confirmada su inocencia, pero igualmente habrán sido paseados con esposas frente a las cámaras como culpables.

Ante estas cifras cabe preguntarnos: ¿Quién le devuelve a la persona absuelta su buen nombre, su imagen, su trabajo, sus amistades? ¿Quién le devuelve la vida perdida por la “letra escarlata” que implica la imagen de su detención? ¿Cómo se sentiría usted si esa persona absuelta e inocente, pero estigmatizada de por vida, fuera uno de sus padres, su esposo, su hermano o uno de sus hijos?

Garantía para la víctima. Más aún, descubrir los rostros de los detenidos compromete la validez y la fiabilidad de los reconocimientos físicos en rueda de personas posteriormente en la causa, pues la víctima podría estar señalando al imputado por recordarlo no de los hechos, sino por las imágenes ampliamente difundidas en medios de comunicación masiva, poniendo en duda los resultados que arroje esa prueba y comprometiendo toda la investigación en su perjuicio.

Por eso, el derecho a la no publicación del rostro de los imputados funciona también a favor de la víctima y de la correcta obtención de la prueba.

Haría bien el ministro en repasar estas normas antes de manifestarse tan apresuradamente a favor de un proyecto que viola groseramente las garantías fundamentales básicas que constituyen los cimientos de nuestro Estado de derecho.

El autor es abogado penalista.

Mostrar el Rostro de Criminales No Viola Principio de Inocencia y Facilita el Reconocimiento Por Víctimas

“Un proyecto de ley pretende reformar la normativa del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) para que se le prohíba a los agentes cubrirle el rostro a los detenidos.”… “El texto bajo el expediente 20.085 establece que: "En caso de aprehensión de personas será prohibido cubrir el rostro del presunto culpable, salvo disposición en contrario de la autoridad judicial competente."… Ver, “Proyecto de ley busca prohibir que el OIJ le cubra el rostro a las personas detenidas”.

Un proyecto de ley apoyado por el ministro de Seguridad, Gustavo Mata, pretende que los agentes del OIJ no tapen el rostro a las personas detenidas.

En Tanto, el “Ministro de Seguridad apoya proyecto de ley que busca que policías no tapen la cara a sospechoso”.

… Continúa.

Anuncios