El “AyA pide 14% más en tarifa para llevar agua a Guanacaste”.

“Los 500.000 abonados del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) pagarían 14% más el agua si prospera un alza solicitada para financiar obras de suministro del líquido en Guanacaste ante la aguda salinización de acuíferos en pueblos costeros. La modificación sería para abonados domiciliares, empresariales y del Gobierno, según el expediente ET-082-2016 presentado el 16 de diciembre anterior ante la intendencia de Agua de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).”…

La “Medida obedece a aguda salinización de acuíferos costeros, afirma institución.”… Y Efectivamente Así Es.

El Problema Es Que, Tal y Como Se Señaló en el Reportaje la “Salinización de acuíferos pasa factura a áreas costeras”.

“Por esta razón, la extracción de líquido de los pozos debe limitarse, para permitirles su recuperación y así mantener un mínimo de agua dulce en el acuífero y prevenir que este se seque.”…

Razón Que, Pese a Que, Fue Advertida Años Atrás, Por Expertos y Conocedores.

“Más de 9.000 productores agrícolas y pecuarios se beneficiaron de la primera etapa del proyecto, según el Ministerio. (de Agricultura).”…

Pero No Sólo Eso, Pese a Que, También Se Advirtió, Años Atrás.

“El proceso en Guanacaste se aceleró en diversas zonas por la construcción de pozos legales e ilegales para abastecer a habitantes, hoteles y fincas. Tal es la situación que en mayo del año anterior, la Sala Constitucional respaldó la decisión de la Asociación Administradora de Sistemas de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios (Asada) de Playa Potrero, en Santa Cruz de Guanacaste, de negar agua para un proyecto de condominio debido al riesgo de salinización del acuífero.”…

Dejando en Claro, Muy en Claro, Que, Sí la Institución (AyA) Hubiera Atendido Como Se Debe, las Advertencias de los Expertos Que Señalaban lo Que, Obviamente Iba a Ocurrir.

¡El Problema Se Pudo Haber Solucionado o Mitigado!, ¡Antes de Que Convirtiera en una Emergencia Regional!, ¡Como lo Es Ahora!, Y ¡Posiblemente en una Emergencia Nacional!, ¡A un Futuro!, ¡No Muy Lejano!, ¡Ya Que!

Por Un Lado, los “Los recursos mundiales de agua podrían escasear para el año 2050”.

“La creciente utilización de agua dulce en la agricultura, la industria o en el consumo humano amenaza con hacer que desaparezcan reservas acuíferas de todo el mundo en los próximos decenios, provocando escasez.”…

Y Por Otro Lado, Y En Estrecha Relación Con lo Que Estamos Hablando, un “Enorme desperdicio de agua pone a correr al AyA”.

“El problema del enorme desperdicio de agua potable pesa más sobre el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) cada vez que se acerca la estación seca, con la amenaza de racionamientos incluida.

Por años, el mayor proveedor de líquido para consumo humano del país (1,6 millones de beneficiarios) ha sabido que la mitad de los 230 millones de metros cúbicos de agua que produce al año se desaprovechan.

Tuberías viejas, numerosas fugas subterráneas sin detectar, tomas ilegales, medidores obsoletos o alterados y la lenta atención de averías, son las razones que impiden sacarle mayor provecho al servicio.

Además de la pérdida de recurso hídrico, la situación genera un perjuicio económico (aún sin estimar) para el AyA, el cual factura ¢115.000 millones al año por el líquido que sí llega a sus 428.022 conexiones oficiales.”…

No Obstante, “Frente a Este Panorama”, la Institución (AyA) Decidió Actuar.

“Frente a este panorama, el Instituto finalmente se decidió a impulsar, a partir del 2017 y por los próximos cinco años, un plan para reducir el desperdicio.

La iniciativa propone evaluar y sustituir tuberías, agilizar la reparación de fugas, actualizar el registro de clientes y los usos que ellos dan al agua, renovar medidores de consumo y reforzar controles operativos.

Todas estas medidas persiguen una meta: bajar de un 50% a un 33% el porcentaje de agua sin cobrar que arrastra el Instituto. Si el plan prospera, dicha entidad prevé aumentar en $11,7 millones sus ingresos anuales.”…

Y Eso Hay Que Reconocérselo, No Obstante (Nuevamente), Como Siempre Ocurre, las Políticas de la Institución, Para Hacer Frente al Problema, y Solucionarlo, Son las Equivocadas, Precisamente Por Ser Políticas.

¡Concretamente Por Ser Neoliberales!, ¡Ya Que!

La Meta Debería Se: Bajar de un 50% A un 0%, A un 3% Como Máximo, el Porcentaje de Agua Sin Cobrar Que Arrastra el Instituto (AyA).

De Esa Forma, la Iniciativa de “Evaluar y Sustituir Tuberías, Agilizar la Reparación de Fugas”, ¡Se Pagaría Por Sí Misma!, ¡En el Corto-Mediano Plazo!.

Y la Iniciativa de, “Actualizar el Registro de Clientes y los Usos Que Ellos Dan al Agua, Renovar Medidores de Consumo y Reforzar Controles Operativos.”.

Debería Tener Como Meta, el Formular, Crear y Aprobar Tarifas de Consumo Escalonadas, De Forma Que, ¡Quien Más Consume!, ¡Más Pague!

Evitando de Esa Forma, A Costa de los Bolsillos de los Consumidores Abusivos, el Desperdicio y la Pérdida del Recurso Hídrico.

De Esa Forma, y Ya Que, Por Un Lado, el “Ajuste (14%) persigue financiar tres obras valoradas en ¢13.659 millones.”…

Y Por Otro Lado, el “AyA extiende tratamiento de aguas residuales a 279.000 personas”. ¡Cuyo Costo También Es Multimillonario!

“Este sistema de tuberías, valorado en $28 millones, permitirá llevar las aguas contaminadas hasta la planta de tratamiento Los Tajos, localizada en La Carpio.”…

Serían los Usuarios y Consumidores Que Abusan del Consumo y Desperdician el Recurso Hídrico, ¡Quienes Financiarían!, ¡En Su Mayor Parte!, ¡Dichos Proyectos!,

¡No el Usuario y Consumidor “De a Pie”!, ¡Al Que!, ¡Como Siempre!, ¡Lo Ponen a Cargar!, ¡Y lo Que Es Peor!, ¡A Pagar!, ¡Con la Culpa!, Y ¡Los Platos Rotos!, ¡De Quienes!, ¡Son los Verdaderos Culpables!

Y De Paso, Y Aprovechando la Circunstancia, Que el AyA Aproveche Para, “evaluar y sustituir tuberías, agilizar la reparación de fugas, actualizar el registro de clientes y los usos que ellos dan al agua, renovar medidores de consumo y reforzar controles operativos.” ¡En Toda la Gran Área Metropolitana!

Ya Que, la “Caótica expansión de la ciudad amenaza con tapar zonas de recarga acuífera”. Y También Recordarles, ¡Quienes Son los Verdaderos Responsables Políticos de las Políticas Neoliberales del AyA y Otras Instituciones Públicas del Estado, los “Diputados echan al olvido normativas para proteger agua”.

 

 

NACIONAL | ABONADOS DE TODO EL PAÍS FINANCIARÍAN OBRAS DE EMERGENCIA EN PACÍFICO NORTE

AyA pide 14% más en tarifa para llevar agua a Guanacaste

Medida obedece a aguda salinización de acuíferos costeros, afirma institución.

Ajuste persigue financiar tres obras valoradas en ¢13.659 millones.

This picture loads on non-supporting browsers.

La solicitud del AyA aún no se admite para estudio en la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos, que espera estos días datos adicionales antes de ver el caso.

Los 500.000 abonados del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) pagarían 14% más el agua si prospera un alza solicitada para financiar obras de suministro del líquido en Guanacaste ante la aguda salinización de acuíferos en pueblos costeros.

La modificación sería para abonados domiciliares, empresariales y del Gobierno, según el expediente ET-082-2016 presentado el 16 de diciembre anterior ante la intendencia de Agua de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

Alza para desarrollar obras en la pampa (CARLOS FONSECA Y JUAN FERNANDO LARA / LA NACIÓN)

De aprobarse el alza, cada metro cúbico (m³) de agua aumentaría entre ¢43 y ¢218, según el rango de consumo mensual de cada abonado a esa entidad que suministra agua al 50% de la población nacional.

Con la tarifa actual de ¢619 por m³ para consumos de entre 16 y 25 m³, una familia que gasta 20 m³ al mes pasará de pagar ¢12.380 a ¢14.120. La diferencia de ¢1.740 sería si sube ¢87 el precio por metro cúbico de ese rango.

La solicitud está sin admitirse para estudio en Aresep, pues esta solicitó datos adicionales al AyA cuya entrega está prevista para esta semana, explicó Carlos Herrera, intendente de agua.

De admitirse, la Aresep tendría un mes para aprobar o rechazar el ajuste, cuyo argumento de fondo, según AyA, es la emergencia por el faltante de agua en Guanacaste.

Deterioro activo. En el último semestre, la salinización de mantos acuíferos en costas de la provincia se agudizó, lo que comprometió así el suministro de varias comunidades.

A ello se suma la presencia de arsénico en fuentes de captación en Bagaces, explicó Yamileth Astorga, jerarca de AyA.

“Hace seis meses, tenemos una salinización abrupta que nos forzó a plantear esta alza extraordinaria para arrancar con estas obras urgentes”, señaló.

El incremento tarifario persigue generarle al AyA ingresos por ¢13.659 millones para tres proyectos que empezarían a levantarse en este año.

Obras. Más de la mitad de los fondos (¢7.735 millones) sería para hacer el Acueducto Costero de Santa Cruz, el cual daría agua a comunidades de ese cantón, precisa el expediente ET-082-2016.

De hacerse, el acueducto explotaría 188 litros de agua por segundo (l/s) del campo de pozos de Nimboyores, usando perforaciones existentes y creando nuevas. También se harían interconexiones con acueductos comunales y se harían tanques de almacenamiento, entre otros trabajos.

Otra obra es ampliar y mejorar el acueducto de Bagaces captando la fuente de Montaña de Agua con tuberías de conducción y tanques. Los trabajos, valorados en ¢4.449 millones, mejorarían el suministro a pueblos como El Chile, Bagaces, Aguacaliente, Falconiana, Montenegro y Arbolito.

Por último, se planea construir el acueducto Las Trancas, consistente en equipar el campo de pozos Papagayo creando líneas de impulsión y distribución y tanque de almacenamiento.

El proyecto, de ¢1.475 millones, habilitaría un acueducto que bombearía 250 l/s y abastecería a las comunidades de Trancas, Playa Panamá, Playa Hermosa y el polo turístico Papagayo.

Astorga recordó que la IV etapa del acueducto metropolitano entre San José y Cartago ya está en etapa de factibilidad, en la que ya se elabora el estudio de impacto ambiental de esa ampliación.

La obra, valorada en $150 millones, elevaría el trasiego de agua de 2,1 metros cúbicos por segundo a 4,6, desde una toma en la hidroeléctrica Río Macho-Cachí. Entre las zonas beneficiadas están Puriscal, Tibás, Alajuelita, Santa Ana, Tres Ríos y Escazú.

MÁS INFORMACIÓN

Salinización de acuíferos pasa factura a áreas costeras

AyA extiende tratamiento de aguas residuales a 279.000 personas

Los recursos mundiales de agua podrían escasear para el año 2050

Enorme desperdicio de agua pone a correr al AyA

Caótica expansión de la ciudad amenaza con tapar zonas de recarga acuífera

Diputados echan al olvido normativas para proteger agua

Anuncios