Señala el Reportaje, “Dudas de última hora frenan ley de aguas”.

Cambiar” la “Redacción” de un “Texto”, “Firmado”.

No Es “Duda”, Es “Delito”, Es “Legitimar”, Lo “Ilegítimo”.

Es “Falsedad”, “Ideológica”.

¿Por Qué?

Porque el “texto base” de un “Documento”, Original”, Con el “Objeto” de “Crear” un “texto articulado” Para “Poder” Así “Refundirlo” (ver “texto refundido”) y “Consolidarlo” (ver “texto consolidado”) Como “Otro” Documento No “Auténtico” y Así Cambiar la “Interpretación”, A su “Conveniencia”.       

Redacción Original

ARTÍCULO 2. – Principios generales…

b) El agua es un recurso de usos múltiples, siendo el consumo humano el prioritario. Ningún aprovechamiento está exento de ser afectado o afectar a otros usos, por lo que el Estado está obligado a asegurar que los usuarios públicos y privados estén a los criterios y las decisiones que deriven de la planificación del recurso hídrico.

Redacción Actual

ARTÍCULO 2. – Principios generales…

b) Valor económico: el agua tiene un valor económico en todos sus diversos usos en competencia a los que se destina y debe reconocérsele como bien económico.

Fuente: “Cómo miles de costarricenses fueron engañados con el proyecto de la nueva Ley de Aguas”.

Y Es Que, Si Vamos Discutir y Analizar Acerca de las Diferentes Formas en Que Se Podrían Interpretar los Cambios Realizados En la Redacción Original y la Redacción Actual.

Debemos Antes Ir a los Conceptos. Para Poder Hacerlo Correctamente. Así Que, Aquí les Dejo los Diferentes Conceptos Acerca del “Valor Económico”.

Valor, en economía, es un concepto diferente para cada una de las diversas teorías denominadas teorías del valor, que a lo largo de la historia de la economía han pretendido definirlo y medirlo. Es una magnitud con la qué medir los distintos bienes económicos comparando su utilidad. La diferenciación entre utilidad total o valor de uso y valor de cambio o precio de mercado permite distinguir ambos conceptos (valor y precio).1

La teoría del valor-trabajo considera que el valor de un bien o servicio depende directamente de la cantidad de trabajo que lleva incorporado. Propia de la escuela clásica de la economía política y la escuela marxista, también es denominada como teoría substantiva del valor. Propone que el valor es el monto necesario para la producción social de un bien económico (es decir, lo que tiene valor de uso) en un determinado nivel de desarrollo tecnológico. Para estas escuelas, los precios se derivan del valor, por lo que siempre se mueven en pequeñas variaciones en torno a él. En la economía clásica, además, tratándose de valores de cambio, al coste de producción se agrega el de oportunidad, es decir, la cantidad de ganancias potenciales que se pierden por tomar la decisión de producir uno u otro bien.

Alternativa a esta es la teoría del valor como costo de producción.

La teoría del valor subjetivo o de utilidad marginal, es la teoría del valor de Friedrich von Wieser, perteneciente a la escuela austríaca. Afirma que los factores de la producción tienen un valor debido a la utilidad que ellos han conferido al producto final (su utilidad marginal). Para la teoría neoclásica, el valor es una magnitud subjetiva que se mide por la estima en que el público valore un objeto. Por ello, la teoría neo-clásica supone que los precios no tienen por qué tener ninguna cercanía con los costos de producción.

Algunos economistas como Carl Menger, también perteneciente escuela austríaca, mantuvieron que el valor de los factores no es la contribución individual de cada uno de ellos en el producto final; sino que su valor es el valor del último que contribuyó al producto final (la utilidad marginal antes de alcanzar el punto óptimo de Pareto)…

¿Qué Hace la Diferencia de Interpretación en las Diferentes Teorías del Valor?

El Valor Que le Demos

¿Es un Valor Socialista Como lo Sugiere, la teoría del valor-trabajo”? O ¿Es un Valor Capitalista Como lo Siguiere, la “teoría del valor subjetivo”. O  Quizá ¿Es un Punto Intermedio Entre el Capitalismo y el Socialismo Como lo Sugiere la teoría del valor como costo de producción”?.

Irónicamente, Proviniendo del Socialismo Criollo, Ver: “Frente Amplio denuncia boicot para enterrar ley de aguas”. La Propuesta Responde al Capitalismo, a la “teoría del valor subjetivo”.

¿Por Qué?

Porque, Literalmente Dice Que, “el agua tiene un valor económico en todos sus diversos usos en competencia a los que se destina”…

Y Si Vemos el Concepto de “Competencia (economía)”. Encontramos Que.

“En economía, la competencia1 es una situación patrimonial en la cual los agentes económicos tienen la libertad de ofrecer bienes y servicios aptos en el mercado, y de elegir a quién compran o adquieren estos bienes y servicios. En general, esto se traduce por una situación en la cual, para un bien determinado, existen una pluralidad de oferentes y una pluralidad de demandantes.”…

Pero Aún Más Interesante. Encontramos Que.

“Se le llama así a un sistema económico en el que los productores desarrollan su actividad sin injerencia del gobierno o de una autoridad central. La libre competencia es sinónimo de "libre mercado", y significa que, además de su legalidad, la única orientación para tomar las decisiones económicas proviene de los precios. Los productores trabajan en neutralidad tratando de ganar cuota y posicionamiento en su nicho de mercado a través de estrategias de mercadotecnia como precios bajos, ante lo cual ninguna autoridad estatal ha de ejercer influencia para favorecerles o perjudicarles. Los ofertantes se encuentran, así, en una situación de libertad para mejorar su competencia en el desarrollo y distribución de sus productos o servicios al ser preferidos por los consumidores o usuarios, y estos, a su vez, para poder acceder a la oferta limitada.”…

En Otras Palabras, Al Reconocer Que “el agua tiene un valor económico en todos sus diversos usos en competencia”. Implícitamente Estamos Que, Ese “bien económico”. Es “una situación patrimonial en la cual los agentes económicos tienen la libertad de ofrecer bienes y servicios aptos en el mercado, y de elegir a quién compran o adquieren estos bienes y servicios.”… 

Pero, Peor Aún Estamos Reconociendo Que, “que los productores desarrollan su actividad sin injerencia del gobierno o de una autoridad central.”

Ya Que, “La libre competencia O Dar “un valor económico en todos sus diversos usos en competencia a los que se destina”. Es “sinónimo de "libre mercado", y significa que, además de su legalidad, la única orientación para tomar las decisiones económicas proviene de los precios.”… 

¡Más Claro No Canta Un Gallo!

El Agua Es un Derecho, No un Bien Comercial. Mentir Acerca de Eso Es un Delito, Es Falsedad Ideológica

   

 

NACIONAL | PROYECTO LLEVA EN MORA DOS AÑOS

Dudas de última hora frenan ley de aguas

Sector agro ejerce presión a diputados para hacer cambios en la iniciativa.

This picture loads on non-supporting browsers.

Varios grupos de presión, a favor y en contra de la Ley para la Gestión Integrada del Recurso Hídrico, han aumentado su presencia en el Congreso, para exigir una decisión o cambios en la iniciativa legal.

Dudas que han cobrado relevancia los últimos días y la presión de varios sectores, tanto a favor como en contra, están frenando la aprobación definitiva del proyecto de Ley para la Gestión Integrada del Recurso Hídrico, expediente 17.742.

La iniciativa busca crear un marco de protección para el agua más moderno que la legislación vigente, que data originalmente de 1942. Pero las modificaciones generan dudas, tanto en el sector agropecuario, como en varios grupos políticos.

Entre los cambios que se aprobarían está el debilitamiento del Servicio Nacional de Riego y Avenamiento (Senara), pues el manejo de las fuentes de agua pasaría a manos de una Dirección Nacional de Aguas (DINA), bajo la rectoría del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), el de Agricultura y Ganadería (MAG), el de Planificación (Mideplán) y el de Salud.

Además, en los primeros artículos de ese expediente se establece el derecho humano de acceso al agua, así como la protección de las fuentes de agua, en teoría sin que se afecten las actividades del sector agropecuario.

Antes de la aprobación en primer debate, en abril del 2014, los anteriores diputados discutieron por cuatro años para tratar de llegar a un acuerdo, que estableció la obligación para quien usa fuentes de agua, de devolver el recurso “con poca alteración”.

Las dudas. Este lunes, representantes de la Alianza Nacional Agropecuaria (ANA) se reunieron con varios legisladores para plantear 16 dudas que tienen sobre el proyecto, entre las cuales están la creación de la DINA y el fortalecimiento del Senara, y cambios para, supuestamente, “proteger el patrimonio de los agricultores”.

Esa alianza está integrada por la Cámara Nacional de Agricultura y Agroindustria (CNAA), la Unión Nacional de Productores Agropecuarios (Upanacional) y el Consejo Nacional de Cooperativas (Conacoop), entre otros.

Este sector productivo también ha presionado, desde el inicio del trámite del plan, por la reducción de las zonas de protección fijadas en la ley; sin embargo, la Sala Constitucional declaró inconstitucionales los artículos que establecían dicha reducción, pues a criterio de los magistrados, no hay estudios técnicos que permitan esa reducción.

Por eso, antes de cualquier avance en el proyecto, los legisladores deben hacer las modificaciones solicitadas por la Sala IV.

Choques. En cuanto al apoyo político, el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) hizo suyas las dudas de los voceros de la Alianza Nacional Agropecuaria, mientras que el Frente Amplio (FA) y el Partido Acción Ciudadana (PAC) están divididos en sus posiciones de apoyo a la iniciativa.

Edgardo Araya, jefe del FA, aseguró que casi todos están a favor del proyecto, pero Ligia Fallas se opone y además considera que el plan debería archivarse.

“No es cierto que el proyecto convierta el agua en mercancía, como se ha querido decir. Lo peor que puede suceder es que se quiera seguir pateando la bola”, dijo Araya el lunes, ante Asociaciones Administradoras de Sistemas de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios (Asadas).

Fallas duda de lo que dice su propio jefe de fracción, pues considera que es peligroso el término “bien económico” que se le impondría al agua, le daría categoría comercial al agua y, por ende, la privatizaría.

En el PAC, tienen la presión del Gobierno (que lanzó una cadena nacional el domingo para solicitar la aprobación del plan), pero a la vez, la jefa de fracción, Laura Garro, cree que se necesita más tiempo para negociar con los grupos de presión agropecuarios.

“Necesitamos espacio y tiempo para conciliar las fuerzas y llegar a un consenso”, alegó.

Este jueves, los diputados debatirán cuál sería el mejor camino, entre devolver el plan a una comisión para hacerle cambios o realizarlos en el plenario.

Cómo miles de costarricenses fueron engañados con el proyecto de la nueva Ley de Aguas

El futuro

El futuro del proyecto de Ley de iniciativa popular sobre la nueva Ley de Aguas podría conocerse a partir de esta semana.

San José, 18 jul (elmundo.cr) – ¿Recuerda haber puesto a inicios del año 2010 su firma a una hoja, luego de que alguna persona le explicara que el fin de la misma era apoyar un proyecto de Ley para proteger el agua? Si es así, usted podría ser uno de los 170.000 costarricenses que fueron engañados.

Los diputados se dispondrán a partir de este lunes, intentar aprobar en segundo debate el proyecto para la nueva Ley de Aguas, que se introdujo al Congreso mediante el mecanismo de iniciativa popular.

El proyecto, que surgió como un intento por aplacar los miedos que existían en ese entonces de que el agua fuera privatizada, tras el gane del “sí” en el referéndum sobre el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos (CAFTA), no es ni de cerca lo que se presentó con el respaldo de miles de costarricenses.

EL MUNDO hace un repaso por el procedimiento que ha seguido este proyecto que pronto podría convertirse en Ley de la República y expondrá los cambios que le fueron hechos que inclusive han llevado a los magistrados de la Sala Constitucional, a emitir cuestionamientos por el texto actual.

LA RECOLECCIÓN DE FIRMAS

Cuando las firmas empezaron a ser recolectadas, el proyecto de Ley no existía. La hoja, similar, pero a la vez diferente a la que autoriza el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) para recolección de firmas previo a un referéndum, simplemente traía un encabezado que textualmente decía:

“Los abajo firmantes, manifestamos nuestro apoyo al proyecto de Ley de Gestión Integrada del Recurso Hídrico, el cual es un instrumento legal moderno que nos permitirá realizar una gestión integrada, participativa, socialmente equitativa y ambientalmente sostenible del recurso hídrico, garantizando así el derecho humano de acceso al agua potable en cantidad y calidad para las presentes y futuras generaciones”.

La recolección de firmas para el proyecto, antes de que este siquiera exista es algo que permite la Ley de Iniciativa Popular; a diferencia de la recolección de firmas para un referéndum, donde en este caso el proyecto ya ha sido presentado al Congreso y recibe revisiones tanto del Departamento de Servicios Técnicos como del propio Tribunal Supremo de Elecciones.

No fue sino hasta que las firmas estaban completas que el proyecto de Ley se redactó y se presentó ante la Asamblea Legislativa. No importaba lo que el proyecto dijera, pues este ya llevaba el respaldo de más de 150.000 costarricenses.

EL PROYECTO DE LEY

La Asamblea Legislativa conserva los textos originales de los proyectos de Ley, así como las distintas modificaciones que se le hacen con el paso del tiempo en los distintos órganos legislativos.

Esto permite a EL MUNDO ver cómo el texto original que establecía que el agua sería un “derecho humano, en calidad y cantidad que debe preservarse para las futuras generaciones”, pasó a decir que el agua será un “bien económico”, todo lo contrario a lo que los costarricenses firmaron para apoyar.

Algunas de las modificaciones más relevantes hechas al principio del proyecto son la eliminatoria de la declaratoria del acceso al agua en cantidad y calidad adecuadas como un derecho; la declaratoria del agua como un bien económico; la eliminación de la disposición de que ningún aprovechamiento del agua debe ser afectado o afectar a otros usos, además de la obligatoriedad del Estado de asegurar que tanto los usuarios públicos como privados estén sujetos a los criterios y decisiones sobre la planificación del agua.

También se eliminó un inciso que establecía que la gestión del agua deberá ser integrada y participativa; se quitó la disposición de que el Estado deberá velar por el aprovechamiento y uso sostenible del agua, resguardándola para las generaciones presentes y futuras; además de que se eliminó un inciso que decía que el Estado velará por la prestación eficiente, eficaz y sin fines de lucro de los servicios públicos de abastecimiento de agua y saneamiento.

(Click para ampliar la imagen) Comparativo del artículo 2 original, del actual y los cambios más relevantes que se hicieron. Fuente: Texto base proyecto de Ley 17.722, texto del proyecto dictaminado y aprobado en primer debate.

Comparativo del artículo 2 original, del actual y los cambios más relevantes que se hicieron. Fuente: Texto base proyecto de Ley 17.722, texto del proyecto dictaminado y aprobado en primer debate.

Pero además, el proyecto de Ley dictaminado y aprobado en primer debate por la Asamblea Legislativa le da mayores poderes al Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) para administrar y tomar decisiones sobre el agua.

Dichas decisiones están hoy descentralizadas en diversas instituciones u órganos técnicos, lo que para los opositores a este proyecto de Ley es una alarma, pues con la iniciativa se centralizaría todo hacia el MINAE, dejando la forma en la que se administre el recurso hídrico en manos del ministro en turno.

Preocupación similar es que el proyecto deja un total de 25 artículos para que sean regulados mediante un reglamento que deberá emitir el Gobierno y que por la propia condición de dicho reglamento, podría ser modificada en cualquier momento.

“Cuando se recogieron las firmas ni siquiera existía un proyecto escrito, eso significa que se puso a la gente a firmar un cheque en blanco”, afirman los opositores a la nueva Ley mediante un volante repartido en diversas actividades.

Asimismo, el proyecto eliminaría las competencias que tiene hoy el Ministerio de Salud en materia de aguas y reforma el Servicio Nacional de Aguas Subterráneas Riego y Avenamiento (SENARA), trasladando casi todas sus competencias a un nuevo órgano que se llamaría Dirección Nacional de Aguas (DINA).

Estas mutilaciones al proyecto original fueron señaladas por los magistrados Gilberth Armijo Sancho y Fernando Cruz Castro como una violación al principio de conexidad.

“No es constitucionalmente admisible que el legislador, con ocasión de un proyecto de iniciativa popular, le introduzca cambios y variaciones sustanciales al proyecto, que impliquen su desnaturalización, como ha sucedido en este caso (…) hubo un exceso del legislador, al variar aspectos sustanciales sobre las medidas de las áreas de protección, que implicaron una evidente violación al principio de conexidad”, manifestaron.

Ambos se refieren a la disminución de las áreas protegidas alrededor de los manantiales que hace la propuesta Ley, pasándolas de un radio de 200 metros a solo 20 metros, es decir 90% más pequeñas.

Pero más allá de ese cambio hecho por los legisladores, ambos magistrados coincidieron en que cuando se trata de proyectos de iniciativa popular, el derecho a enmienda de los diputados (aquel que se traduce en la presentación de mociones para modificar el texto) es limitado.

Un análisis comparativo completo de ambos textos (original y dictaminado) hecho por EL MUNDO reveló que al proyecto inicial se le hicieron al menos 1000 adiciones y otras 1000 eliminaciones.

El documento completo con los cambios hechos puede ser visto en este enlace.

Frente Amplio denuncia boicot para enterrar ley de aguas

Edgardo Araya, jefe del Frente Amplio.

La bancada del Frente Amplio denunció esta tarde que los empresarios de la Alianza Nacional Agropecuaria, buscan imponer un texto sustitutivo de última hora, para modificar la Ley de Gestión Integrada de Recurso Hídrico.

En caso de aceptarse la propuesta, habría “una burla” a la ley de iniciativa popular, dijo Edgardo Araya, jefe del Frente Amplio, ya que este proyecto se presentó con la firma de miles de personas.

La propuesta en cuestión, regula el uso del agua, declara este recurso como de dominio público y establece el derecho al preciado líquido en cantidad y calidad adecuadas.

“Esta jugada de los empresarios agropecuarios es un irrespeto y una burla a todo el proceso que ha precedido esta ley y a las 170 mil personas que firmamos apoyándola, porque lo que pretenden que se vote otra iniciativa”, dijo Araya.

Esta semana, los agricultores presentaron una propuesta con 16 cambios al actual proyecto, entre los que destaca la defensa de la preservación del patrimonio de los agricultores, garantizando así el balance entre la conservación del recurso hídrico y la producción, para evitar la desaparición de fincas de pequeños y medianos productores.

Además, se busca eliminar la burocracia, los gastos excesivos y el manejo sin control que se le daría a la Dirección Nacional de Aguas, en vez del Senara.

Productores entregaron propuesta a diputados para ordenar recurso hídrico

Con el objetivo de encontrar un balance que beneficie a todos los sectores, la Alianza Nacional Agropecuaria, le entregó a Antonio Álvarez, presidente de la Asamblea Legislativa y jefes de fracción el documento “Ley para la gestión integrada del recurso hídrico”.

Esta agrupación representa a más de 200 mil productores y presentó 16 cambios al actual proyecto, entre los que destaca la defensa de la preservación del patrimonio de los agricultores.

Además, se busca eliminar la burocracia, gastos excesivos y manejos sin control, que actualmente se está estimulando en la Dirección Nacional de Aguas. También solicitan que se incluya al Ministerio de Agricultura y Ganadería como rector hídrico junto al Ministerio Nacional de Ambiente y Energía.

Representantes del sector agro pidieron 16 reformas a la Ley de Recurso Hídrico

Representantes del sector agro pidieron 16 reformas a la Ley de Recurso Hídrico

Distintas agrupaciones del sector agrícola de nuestro país pidieron en la Asamblea Legislativa que se concreten 16 reformas a la Ley de Recurso Hídrico, que se discute en estos momentos.

Mayor rectoría del Ministerio de Ambiente, una mayor participación del Ministerio de Agricultura y garantías de protección del recurso hídrico son parte de las reformas que se quieren concretar, en momentos en que se quiere variar una ley que data de 1942, y que algunos sectores consideran como ya ambigua.

El presidente de la Cámara Nacional de Agricultura, Juan Rafael Lizano, explicó que los cambios son necesarios pues el agua en Costa Rica no es de la mejor calidad y por ende se debe proteger no solo para consumo.

El presidente de la Cámara Nacional de Agricultura fue claro en señalar que los diputados con los cuales se reunieron mostraron disposición de ayudar en lo que fuese necesario para que estas propuestas al menos puedan evaluarse y también explorar la posibilidad de que se concreten.

Como una de las conclusiones el sector agro busca una ley que ordene el recurso hídrico del país mediante una propuesta consensuada con los intereses del sector agropecuario y agroindustrial.

 

Valor Económico

Valor, en economía, es un concepto diferente para cada una de las diversas teorías denominadas teorías del valor, que a lo largo de la historia de la economía han pretendido definirlo y medirlo. Es una magnitud con la qué medir los distintos bienes económicos comparando su utilidad. La diferenciación entre utilidad total o valor de uso y valor de cambio o precio de mercado permite distinguir ambos conceptos (valor y precio).1

La teoría del valor-trabajo considera que el valor de un bien o servicio depende directamente de la cantidad de trabajo que lleva incorporado. Propia de la escuela clásica de la economía política y la escuela marxista, también es denominada como teoría substantiva del valor. Propone que el valor es el monto necesario para la producción social de un bien económico (es decir, lo que tiene valor de uso) en un determinado nivel de desarrollo tecnológico. Para estas escuelas, los precios se derivan del valor, por lo que siempre se mueven en pequeñas variaciones en torno a él. En la economía clásica, además, tratándose de valores de cambio, al coste de producción se agrega el de oportunidad, es decir, la cantidad de ganancias potenciales que se pierden por tomar la decisión de producir uno u otro bien.

Alternativa a esta es la teoría del valor como costo de producción.

La teoría del valor subjetivo o de utilidad marginal, es la teoría del valor de Friedrich von Wieser, perteneciente a la escuela austríaca. Afirma que los factores de la producción tienen un valor debido a la utilidad que ellos han conferido al producto final (su utilidad marginal). Para la teoría neoclásica, el valor es una magnitud subjetiva que se mide por la estima en que el público valore un objeto. Por ello, la teoría neo-clásica supone que los precios no tienen por qué tener ninguna cercanía con los costos de producción.

Algunos economistas como Carl Menger, también perteneciente escuela austríaca, mantuvieron que el valor de los factores no es la contribución individual de cada uno de ellos en el producto final; sino que su valor es el valor del último que contribuyó al producto final (la utilidad marginal antes de alcanzar el punto óptimo de Pareto)…

Bien Económico

Los bienes económicos o bienes escasos, por oposición a los bienes libres, son aquellos que se adquieren en el mercado pero pagando un precio por ellos. Es decir, son bienes materiales e inmateriales que poseen un valor económico y que, por ende, son susceptibles de ser valuados en términos monetarios. En este sentido, el términobien se utiliza para nombrar cosas que son útiles a quienes las usan o poseen. En el ámbito del mercado, los bienes son cosas y mercancías que se intercambian y que tienen alguna demanda por parte de personas u organizaciones que consideran que reciben un beneficio al obtenerlos…

Competencia (economía)

En economía, la competencia1 es una situación patrimonial en la cual los agentes económicos tienen la libertad de ofrecer bienes y servicios aptos en el mercado, y de elegir a quién compran o adquieren estos bienes y servicios. En general, esto se traduce por una situación en la cual, para un bien determinado, existen una pluralidad de oferentes y una pluralidad de demandantes.

Se le llama así a un sistema económico en el que los productores desarrollan su actividad sin injerencia del gobierno o de una autoridad central. La libre competencia es sinónimo de "libre mercado", y significa que, además de su legalidad, la única orientación para tomar las decisiones económicas proviene de los precios. Los productores trabajan en neutralidad tratando de ganar cuota y posicionamiento en su nicho de mercado a través de estrategias de mercadotecnia como precios bajos, ante lo cual ninguna autoridad estatal ha de ejercer influencia para favorecerles o perjudicarles. Los ofertantes se encuentran, así, en una situación de libertad para mejorar su competencia en el desarrollo y distribución de sus productos o servicios al ser preferidos por los consumidores o usuarios, y estos, a su vez, para poder acceder a la oferta limitada.

Esta situación manifiesta el derecho y la posibilidad material en los agentes económicos de poder hacer elecciones, un elemento importante de la libertad individual. También se supone que aporta, en el plan del funcionamiento y de la orientación de la economía, ciertos mecanismos igualitarios de adaptación permanente de la demanda y de la producción, y también incita a la innovación o a una mercadotecnia más adaptada al objetivo al que se quiere llegar.

La competencia generalmente presenta una forma apta de organización social en las relaciones económicas que funcionalmente suele estar enmarcada en:

Los autores liberales mantienen, por el contrario, que las reglas de Derecho común son suficientes y que ninguna reglamentación o regulación específica para la competencia es necesaria…

Teoría del Valor Como Costo de Producción

La Teoría del valor como costo de producción o "suma de costos de producción" es la teoría según la cual el valor de cambio de un bien depende del gasto invertido en el mismo, tanto en la remuneración del trabajo como de las ganancias (representadas por la tasa de ganancia multiplicada por el capital invertido)…

 

 

Cambiar

cambiar

Del lat. cambiāre, voz de or. galo.

Conjug. c. anunciar.

1. tr. Dejar una cosa o situación para tomar otra. U. t. c. intr. y c. prnl. Cambiar DE nombre, lugar, destino, oficio, vestido, opinión, gusto,costumbre.

2. tr. Convertir o mudar algo en otra cosa, frecuentemente su contraria.Cambiar la pena en gozo, el odio en amor, la risa en llanto. U. t. c. prnl.

3. tr. Dar o tomar algo por otra cosa que se considera del mismo o análogo valor. Cambiar pesos por euros.

4. tr. Dirigirse recíprocamente gestos, ideas, miradas, sonrisas, etc. U. t. c. prnl.

5. tr. trasladar (‖ llevar de un lugar a otro). He cambiado la mesa a otra habitación…

Duda

duda

De dudar.

1. f. Suspensión o indeterminación del ánimo entre dos juicios o dos decisiones, o bien acerca de un hecho o una noticia.

2. f. Vacilación del ánimo respecto a las creencias religiosas.

3. f. Cuestión que se propone para ventilarla o resolverla.

Delito

delito

De delicto.

1. m. Culpa, quebrantamiento de la ley.

2. m. Acción o cosa reprobable. Comer tanto es un delito. Es un delito gastar tanto en un traje.

3. m. Der. Acción u omisión voluntaria o imprudente penada por la ley.

delito político

1. m. Der. delito que establecen los sistemas autoritarios en defensa de su propio régimen.

Redacción

redacción

1. f. Acción y efecto de redactar.

2. f. Lugar u oficina donde se redacta.

3. f. Conjunto de redactores de una publicación periódica.

4. f. Especialmente en la escuela, escrito redactado como ejercicio.

Texto

texto

Del lat. textus; propiamente ‘trama’, ‘tejido’.

1. m. Enunciado o conjunto coherente de enunciados orales o escritos.

2. m. Pasaje citado de una obra escrita u oral.

3. m. por antonom. Sentencia de la Sagrada Escritura.

4. m. Todo lo que se dice en el cuerpo de la obra manuscrita o impresa, a diferencia de lo que en ella va por separado; como las portadas, las notas,los índices, etc.

5. m. libro de texto.

6. m. Impr. Grado de letra de imprenta, menos gruesa que la parangona y más que la atanasia.

texto articulado

1. m. Der. texto que resulta del desarrollo de una ley de bases mediante decreto legislativo.

texto base

1. m. Ecd. En la edición de textos, manuscrito o impreso seguido con preferencia a los otros o con relación al cual se señalan las variantes de los demás testimonios.

texto refundido

1. m. Der. texto que integra en un único cuerpo legal sistemático varias leyes anteriores y sus sucesivas modificaciones.

texto consolidado

1. m. Der. texto refundido.

Firma

firma

De firmar.

1. f. Nombre y apellidos escritos por una persona de su propia mano en un documento, con o sin rúbrica, para darle autenticidad o mostrar la aprobación de su contenido.

2. f. Rasgo o conjunto de rasgos, realizados siempre de la misma manera,que identifican a una persona y sustituyen a su nombre y apellidos para aprobar o dar autenticidad a un documento.

3. f. Conjunto de documentos que se presenta a quien corresponda para que los firme.

4. f. Acción de firmar.

5. f. Razón social o empresa.

6. f. sello (‖ carácter peculiar o especial).

7. f. Autor o persona importante en el campo periodístico o artístico,especialmente literario.

Legitimar

legitimar

1. tr. Convertir algo en legítimo.

2. tr. Probar o justificar la verdad de algo o la calidad de alguien o algo conforme a las leyes.

3. tr. Hacer legítimo al hijo que no lo era.

4. tr. desus. Habilitar a alguien, de suyo inhábil, para un oficio o empleo

Ilegítimo

ilegítimo, ma

Del lat. illegitĭmus.

1. adj. No legítimo.

hijo ilegítimo

Uso

uso

Del lat. usus.

1. m. Acción de usar. Se prohíbe el uso del pantalón corto.

2. m. uso específico y práctico a que se destina algo. Utensilios de uso desconocido.

3. m. Capacidad o posibilidad de usar algo. Ha recuperado el uso de sus piernas.

4. m. Costumbre o hábito. U. m. en pl.

5. m. Der. Derecho no transmisible a percibir de los frutos de la cosa ajena los que basten a las necesidades del usuario y de su familia.

6. m. Der. Forma del derecho consuetudinario inicial de la costumbre, menos solemne que esta y que suele convivir como supletorio con algunas leyes escritas.

7. m. desus. Moda en el vestido y arreglo.

Competencia

competencia1

Del lat. competentia; cf. competir.

1. f. Disputa o contienda entre dos o más personas sobre algo.

2. f. Oposición o rivalidad entre dos o más personas que aspiran a obtenerla misma cosa.

3. f. Situación de empresas que rivalizan en un mercado ofreciendo o demandando un mismo producto o servicio.

4. f. Persona o grupo rival. Se ha pasado a LA competencia.

5. f. Am. Competición deportiva.

Falsedad

falsedad

Del lat. falsĭtas, -ātis.

1. f. Falta de verdad o autenticidad.

2. f. Falta de conformidad entre las palabras, las ideas y las cosas.

3. f. Der. Delito consistente en la alteración o simulación de la verdad, con efectos relevantes, hechas en documentos públicos o privados, en monedas, en timbres o en marcas.

Ideológica

ideológico, ca

1. adj. Perteneciente o relativo a la ideología.

2. adj. Perteneciente o relativo a una idea o a las ideas.

Documento

documento

Del lat. documentum.

1. m. Diploma, carta, relación u otro escrito que ilustra acerca de algún hecho, principalmente de los históricos.

2. m. Escrito en que constan datos fidedignos o susceptibles de ser empleados como tales para probar algo.

3. m. Cosa que sirve para testimoniar un hecho o informar de él,especialmente del pasado. Un resto de vasija puede ser un documento arqueológico.

4. m. desus. Instrucción que se da a alguien como aviso y consejo en cualquier materia.

documento auténtico

1. m. Der. documento que está autorizado o legalizado.

documento nacional de identidad

1. m. carné de identidad.

documento privado

1. m. Der. documento que, autorizado por las partes interesadas, pero nopor funcionario competente, es prueba a favor de quien lo escribe o susherederos.

documento público

1. m. Der. documento que, autorizado por funcionario competente paraello, acredita los hechos que refiere y su fecha.

Original

original

Del lat. originālis.

1. adj. Perteneciente o relativo al origen.

2. adj. Dicho de una obra científica, artística, literaria o de cualquier otro género: Que resulta de la inventiva de su autor. Escritura, cuadro original.U. t. c. s. m. El original de una escritura, de una estatua.

3. adj. Dicho de cualquier objeto: Que ha servido como modelo para hacer otro u otros iguales a él. Llave original.

4. adj. Dicho de una pieza integrante de un aparato: Que procede de la misma fábrica donde este se construyó.

5. adj. Dicho de la lengua de una obra escrita o de una película: Que no es una traducción. La película se proyecta en su lengua original.

6. adj. Que tiene, en sí o en sus obras o comportamiento, carácter de novedad. Un peinado original. Apl. a pers., u. t. c. s. Es un original.

7. m. Objeto, frecuentemente artístico, que sirve de modelo para hacer otro u otros iguales a él.

8. m. Escrito que sirve de modelo para sacar de él una copia.

9. m. Persona retratada, respecto del retrato.

Auténtico

auténtico, ca

Del lat. tardío authentĭcus, y este del gr. αὐθεντικός authentikós.

1. adj. Acreditado como cierto y verdadero por los caracteres o requisitosque en ello concurren. Es un goya auténtico.

2. adj. coloq. Consecuente consigo mismo, que se muestra tal y como es. Esuna persona muy auténtica.

3. adj. desus. Dicho de un bien o de una heredad: Sujetos u obligados aalguna carga o gravamen.

4. f. Certificación con que se testifica la identidad y verdad de algo.

5. f. Copia autorizada de alguna orden, carta, etc.

Interpretación

interpretación

Del lat. interpretatio, -ōnis.

1. f. Acción y efecto de interpretar.

interpretación auténtica

1. f. Der. interpretación que de una ley hace el mismo legislador.

interpretación de lenguas

1. f. Secretaría en que se traducen al español o a otras lenguas documentosy papeles legales.

interpretación doctrinal

1. f. Der. interpretación que se funda en las opiniones de losjurisconsultos.

interpretación usual

1. f. Der. interpretación autorizada por la jurisprudencia de los tribunales.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

 

El Agua Es un Derecho, No un Bien Comercial. Mentir Acerca de Eso Es un Delito, Es Falsedad Ideológica

El Agua Es un Derecho Humano, No un Bien Comercial o Empresarial.

Por Eso, Extraña Sobremanera Que en el “Texto base proyecto de Ley 17.722”.

O Proyecto de la Nueva Ley de Aguas, Se Redactara Originalmente.

“Que el agua sería un “derecho humano, en calidad y cantidad que debe preservarse para las futuras generaciones.”…

Pero, en “el proyecto de Ley dictaminado y aprobado en primer debate por la Asamblea Legislativa”, Se Redacta.

“Que el agua será un “bien económico”, todo lo contrario a lo que los costarricenses firmaron para apoyar.”…

“Los abajo firmantes, manifestamos nuestro apoyo al proyecto de Ley de Gestión Integrada del Recurso Hídrico, el cual es un instrumento legal moderno que nos permitirá realizar una gestión integrada, participativa, socialmente equitativa y ambientalmente sostenible del recurso hídrico, garantizando así el derecho humano de acceso al agua potable en cantidad y calidad para las presentes y futuras generaciones.”…

Y lo Mismo Ocurre en Diferentes Párrafos del Artículo 2. – Principios generales.

Cuya Redacción Original Fue Cambiada en el Proyecto de Ley dictaminado y Aprobado en Primer Debate por la Asamblea Legislativa Actual.

Ver los Cambios de Relevancia Efectuados en el Cuadro Abajo.

Fuente: “Cómo miles de costarricenses fueron engañados con el proyecto de la nueva Ley de Aguas

La “mentira escrita acerca de ciertas condiciones que se enumeran en los varios supuestos punibles.”… Es un Delito, “Punible”. Es, “Falsedad Ideológica”.

¡Bien Harían los Diputados Que Dictaminaron el Proyecto de Ley Aprobado en Primer Debate! En ¡RECORDARLO! 

¡La Falsedad Ideológica Es un Delito Punible!

Y Sí No Quieren Recordarlo. ¡Ahí Está el Pueblo Que Firmó Para Recordárselos!

Y los Que No lo Hicieron (Firmar), Pero Que Igualmente Se Sienten Engañados (Por No Decir Indignados), También.

“Sepamos Ser Libres, No Siervos Menguados. Derechos Sagrados la Patria Nos Da” (Himno Patriótico del 15 de Septiembre)

Anuncios