Es Triste Ver Como en Costa Rica Años Antes (No Meses) de las Elecciones Presidenciales, Ya los Candidatos a Ser Candidatos, Por los Diferentes Partidos Políticos de la Corrupta Política Tradicional de Nuestro País, Se Ponen Su Mascara, Para, A Punta de Demagogia, Simular lo Que No Son, Y Atraer al Electorado Partidista (Miembros y Asambleístas de Cada Partido Político), Para Que Voten Por el Más Falso y Convincente de Ellos.

Porque, Tristemente, No Se Trata de Buscar lo Mejor Para el País, Para la Ciudadanía. Tampoco Se Trata de Resolver, De Una Vez Por Todas, los Serios Problemas de Infraestructura, Educación, Salud, Economía, Producción y Desarrollo Que Afrontamos. Menos de Resolver el Déficit Fiscal, Solucionar los Problemas de Empleo y la Pobreza Que Mantenemos Desde Hace Décadas.

Tristemente, No Se Trata de Nada de Eso. Tristemente Todo Se Trata de Alcanzar el Poder Político, Para Con Este, Afianzar, Mantener y Reforzar, el Poder Económico, el Poder Empresarial, el Industrial, el Financiero, el Comercial, Etc; Etc; Etcétera.

¡El Poder Por el Poder!, Porque ¡El Fin Justifica los Medios!

Y el Fin Es Hacerse Con el Poder.

Y Medios los Que Sean Necesarios Para Obtenerlo.

Pero lo Más Triste de Todo Es.

Que los Electores Siguen Cayendo en la Trampa Demagógica de la Retórica Política de los Candidatos a Candidato Por los Diferentes Partidos Políticos.

Y lo Peor de Todo, ¡Que Otra Vez Vuelven a Caer en lo Mismo!, Una Vez Que Ya Son Candidatos, Pero, ¡A la Presidencia de la República!

¿Quién Tiene Más la Culpa? El Que Engaña Deliberadamente Para Lograr Su Propósito. O, Quien Deliberadamente Se Deja Engañar Por Escuchar las Palabras Demagógicas de la Retórica Política de los Candidatos, ¡Sin Siquiera Analizar su Contenido!, O, ¡El Pasado y las Acciones Políticas del Candidato!

Recuerda, “Si Buscas Resultados Diferentes, No Hagas Siempre lo Mismo”

¡Votar Por Tradición, Porque Te lo Dijeron, O Porque Te Sonó Bonito el Discurso, O Te Gustó el Candidato Político!

Hazlo Porque Analizaste a Conciencia y a Profundidad los Contenidos, los Planteamientos, las Propuestas del Candidato y del Partido Político.

Y Porque las Contrastaste Contra las Que Propusieron los Otros Candidatos y Partidos Políticos.

 

 

 

 

Concepto de Partidocracia

El término “partidocracia” es usado en sentido peyorativo para aludir al gobierno de los partidos políticos, o sea la gran influencia social de los mismos; y fue empleada a comienzos del siglo XX por los gobiernos conservadores, especialmente el nazismo, el fascismo y el franquismo para criticar a los partidos de masas y la influencia disolvente de las tradiciones familiares y religiosas.

Sin embargo, esta crítica al dominio de los partidos políticos fue retomada a partir de 1970, por una corriente totalmente opuesta, por la ideología llamada de izquierda, con partido único, que acusó a los regímenes pluralistas, sobre todo bipartidistas, de consolidar el orden existente, las tradiciones, en lugar de propugnar cambios, y de que quienes se alinean en un partido, lo hacen para lucrar en lugar de hacerlo para favorecer el bien común, y cada partido tiende a destruir a su adversario político en lugar de complementarlo.

Otra crítica estuvo vinculada a la gran burocratización partidaria y a que se favorezcan desde los partidos a ciertas personas o sectores sociales, no por sus esfuerzos o aptitudes sino por estar afiliados o votar al partido, que selecciona candidato y luego, una vez que asumen el mando, los controlan.

Los partidos se convierten en un modo de escalar posiciones sociales y de controlar a la sociedad, más que a servir a sus intereses; es por eso que ya no son un instrumento de la democracia. En general son pocos partidos fuertes los que concentran el poder, y quienes no están de acuerdo con ellos, solo pueden actuar a través de grupos de presión.

Partidocracia

La partitocracia o partidocracia se trata de un neologismo empleado para definir la burocracia de los partidos políticos. Según el filósofoGustavo Bueno "la partitocracia constituye una deformación sistemática de la democracia. Cada partido tiene sistemáticamente que atacar al otro". Asimismo, para la teoría antiliberal, "la partitocracia es aquella forma de Estado en que las oligarquías partidistas asumen la soberanía efectiva", como lo enunció Gonzalo Fernández de la Mora.1 Su desarrollo suele venir aparejado con los sistemas parlamentarios.

Es un término que se utiliza para designar el sistema de gobierno en el cual, aunque teóricamente se vive en democracia, los actores principales y únicos del panorama político son los grandes partidos políticos. Estos a base de un sistema democrático de turnismo se van pasando el gobierno de forma consecutiva, coartando las posibilidades de que los ciudadanos expresen su voluntad real más allá de los partidos ya existentes. Partiendo de la base de que los partidos son un mal necesario, los ciudadanos se van apartando de ellos y buscan otros cauces para intervenir, lo que lleva a la creación de los llamados "grupos de presión". En muchas ocasiones también viene asociado a sistemas bipartidistas

Anuncios