Apenas Ayer Escribía, Mantener el Modelo Neoliberal de Bicsa Sale Muy Caro, Cuando Dos Nuevas Noticias: “Bicsa fingió exigencia de EUA para investigar filtración a prensa”.

Y  “BCR y Banco Nacional salvaron a Bicsa con $112 millones de emergencia”.

Vienen a Confirmar lo Apenas Ayer Escrito.

Al Mejor Estilo de la Mafia, De la Cosa Nostra.

Utilizando la Traición, Utilizando el Engaño.

Para Emboscar a los Sospechosos.

Ante la Sospecha de Un Soplón Infiltrado. Dentro de la Familia de la Junta Directiva.

Porque, Bajo el Código Neoliberal, “El Fin Justifica los Medios”.

Porque, Bajo el Código Neoliberal, No Hay Ética.

No Hay Amigos.

Tan Sólo Hay Negocios.

Sucios Negocios.

Que Sólo Benefician a la Familia.

Y Por Eso, la Familia.

Debe Mantenerlos en Secreto.

Y Castigar Severamente a los Miembros Que Se Atrevan a Divulgarlos.

Es por Eso Que, “Bicsa fingió (la) exigencia de EUA para investigar filtración a prensa”. Es Por Eso Que, Reconoció el “Presidente de Bicsa: ‘Por escrito no se solicitó’ la investigación”. Y Es Por Eso Que, la “Sugef envió a Panamá un equipo para supervisar a Bicsa”.

Porque, Ante el Código Neoliberal, Exponer a la Prensa, Y Por Ende, Al Público, Que una “Sesión de la Directiva de Bicsa cuesta el triple que una del BCR”. Que, “Bicsa gasta $27.400 por cada sesión de Junta Directiva”. Resulta una Ofensa Imperdonable. Como Imperdonable Es. Que Se Atrevan a Cuestionar. Sus Sucios Negocios. Porque, Tanto en la Mafia Como en los Negocios del Neoliberalismo Económico y Comercial. Así Es, la “Cosa Nostra”.

 

 

 

 

 

HOY EN ECONOMÍA

NACIONAL | ALEGÓ QUE LA FED PIDIÓ CONTRATAR A FIRMA INVESTIGADORA POR REVELACIÓN DE INFORME CONFIDENCIAL

Bicsa fingió exigencia de EUA para investigar filtración a prensa

Jerarca del Banco admitió que no hubo pedido formal de la Reserva Federal.

Directivos de bancos dueños frenaron proceso de contratación en EUA.

Los jerarcas del Banco Internacional de Costa Rica (Bicsa) fingieron una exigencia del Sistema de Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) para contratar, en ese país, una empresa investigadora que determinara cómo llegó al periódico La Nación un informe confidencial sobre la vulnerabilidad de Bicsa.

Se trata de un documento de la Fed en el que se advertía sobre el alto riesgo de que Bicsa sea utilizado en “elevadas actividades de lavado de dinero”.

El supervisor bancario estadounidense emitió el escrito el 19 de noviembre del 2015 y La Nación lo reveló el 27 de abril.

En Costa Rica, Bicsa tiene sus oficinas en el sétimo piso de la Torre Cordillera, en Pavas. | JEFFREY ZAMORA

En Costa Rica, Bicsa tiene sus oficinas en el sétimo piso de la Torre Cordillera, en Pavas. |

En su evaluación, la Fed le asignó a Bicsa la peor de las calificaciones de riesgo, entre otras razones, por falta de controles para combatir el ingreso de dinero ilícito. El banco público costarricense, con sucursal en Miami, Florida, obtuvo un 3 en la calificación SOSA, la cual define el nivel de supervisión de las organizaciones bancarias extranjeras que operan en Estados Unidos.

Seis días después de la publicación de La Nación , viajaron a Miami el presidente de la Junta Directiva del Bicsa, Francisco Molina, y el gerente general, Daniel González, para tener un encuentro con funcionarios de la Fed.

Al regreso, el 10 de mayo, ambos jerarcas indicaron al resto de directores de Bicsa que la Reserva Federal los había convocado de emergencia por el artículo periodístico, pues estaban preocupados de que se hubiese divulgado información confidencial.

En la sesión de ese día, Daniel González indicó que la Fed les solicitó realizar una investigación para determinar “si el manejo que se le dio a este informe, a nivel de la Junta Directiva, Gerencia General y cada una de las personas que tuvieron acceso al documento, fue correcto o no.

”La situación presentada, producto de la revelación, divulgación e irregular manejo que se hizo de información confidencial, que de una u otra forma, convirtió este caso en un escándalo imperdonable y más aún que haya salido en la noticia el nombre de la señora Molly Willison, vicepresidenta adjunta de la Fed”, manifestó el gerente general de Bicsa.

Ese día, en compañía de Molina, el gerente agregó ante los directores que la investigación solicitada debía ser realizada por una firma externa reconocida por su experiencia y conocimientos.

Los directores, entonces, acordaron encomendar la selección de la compañía investigadora a la firma de abogados Holland & Knight, aprovechando que uno de sus socios, Andrés Fernández, también asistió a la reunión en Miami, en calidad de asesor.

En la misma reunión de la Directiva, el presidente y el gerente dijeron que las autoridades estadounidenses exigieron que todos los directores y la alta gerencia debían firmar un acuerdo de confidencialidad de la información relacionada con la Fed, así como una declaración jurada dejando claro que no facilitaron el documento a La Nación .

Sin embargo, el acuerdo debió ser revocado posteriormente, cuando la Junta Directiva de Bicsa se dio cuenta de que la Fed no solicitó de manera formal esa investigación, y que no convocó a las autoridades del Banco a una reunión de emergencia.

La Fed tampoco solicitó los acuerdos de confidencialidad y las declaraciones juradas a los directivos de Bicsa ni a los miembros de las Juntas Directivas de sus dueños: el Banco Nacional de Costa Rica (BNCR), 49% de acciones, y el Banco de Costa Rica (BCR), con el 51%

Precisamente, cinco directores de Bicsa y cuatro del BNCR conforman la directiva de Bicsa.

LEA: Presidente de Bicsa: ‘Por escrito no se solicitó’ la investigación

Encuentro. Algunos de los directores se dieron cuenta de la situación hasta el 16 de junio, en una reunión informal en la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), luego de una charla.

Víctor Ramírez, miembro de la Directiva del BNCR, asegura que ese día Francisco Molina “contundentemente” le reconoció que en ningún momento la Fed solicitó investigar la filtración de ese documento, ni de manera formal ni verbalmente.

La versión de Ramírez fue confirmada a La Nación por otra persona que estuvo presente, quien prefirió no ser identificada.

En ese diálogo, además de Ramírez y Molina, participaron Javier Cascante, jerarca de la Sugef; Luis Carlos Delgado, presidente del Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif); Paola Mora, presidenta del BCR, y Jeannette Ruiz, directora del Banco Nacional.

El contenido de la conversación y el nombre de los participantes fue hecho público por Ramírez en la sesión de la directiva del BNCR, del 27 de junio del 2016. Así consta en el acta N.° 12.089, de la cual este medio tiene copia.

Ramírez dijo que lo asegurado por Molina le parecía grave y que considera que se debían realizar las pesquisas necesarias para determinar si lo dicho era cierto.

“Voy a pedir las investigaciones del caso para sentar las responsabilidades de las personas que incurrieron en un hecho tan grave que involucró al Bicsa y a los dos dueños (el BNCR y el BCR)”, expresó Ramírez.

Ante una consulta de este medio, Molina reconoció que no hubo una solicitud formal, sino que en Miami, en la reunión con los funcionarios de la Fed, acordaron realizar una investigación solo para desechar la posibilidad de que los sistemas informáticos de Bicsa hayan sidohackeados , ya que ahí se maneja información sensible, protegida por el secreto bancario.

El presidente bancario también confirmó que fueron ellos quienes decidieron, por su propia cuenta, ir a dar explicaciones a la Reserva Federal, en Miami, tal y como lo denunció Ramírez, en esa sesión de Junta Directiva.

“La responsabilidad de un banco siempre es ir a hablar con su supervisor, no esperar a que lo llamen, sino actuar de oficio (…). Yo no creo que haya que preocuparse tanto en el detalle, que si se llama o no se llama, porque lo normal siempre es que uno tenga la responsabilidad de acudir al órgano supervisor”, declaró el presidente de Bicsa.

Reacción. Lo relatado por Ramírez generó malestar entre los otros directivos del BNCR.

El director Luis Pal secundó la propuesta de realizar una investigación, pues consideró inaudito lo sucedido: “Ya me cansé de que jueguen con mi nombre. Me cansé de que el nombre mío se incluya en algo que dicen que dije, que no dije, que yo participé o no participé. Y si esto tiene que llegar a consecuencias de otra naturaleza, seré el primero en hacer fila para presentar cualquier demanda en la que se involucre mi nombre con respecto a cosas de las que a mí se informó y por las que firmé un acta en la que así consta y ahora se dice otra cosa”, manifestó Pal.

El director Jorge Méndez dijo: “Tengo un gran respeto por él (Molina). De todos los miembros de la Junta Directiva de Bicsa, es a quien más conozco. Con esto, no quiero decir que él está exento de incurrir en una mentira. A raíz de eso, se tomó una decisión. Si no fue así, ellos tendrán que aclararlo”.

Y añadió: “Si es que nos engañaron tendría que verlo para pedirle explicaciones a don Francisco Molina y ver cómo se desdice de todo lo que ampliamente nos informó a todos sus compañeros de la Junta Directiva y al resto de la administración del Bicsa”.

VEA: BCR y Banco Nacional salvaron a Bicsa con $112 millones de emergencia

Revocatoria. Los directivos del BCR fueron los primeros en solicitar que se anulara el acuerdo para contratar a la compañía investigadora en Estados Unidos.

La petición la hicieron el pasado 20 de junio, luego de que Francisco Molina, quien también es directivo del BCR, reconociera ese día en Junta Directiva, así como en la sesión del 13 de junio, que no había un documento de la Fed con esa petición.

También, dijo que la investigación solo tenía como objetivo determinar si la filtración del documento se dio porque los sistemas informáticos del banco fueron vulnerados.

“El licenciado Molina interviene para aclarar que, en efecto, por parte de la Fed no se recibió una solicitud formal para llevar a cabo ninguna investigación. No obstante, señala que en la reunión sostenida con este ente supervisor, sí fueron muy enfáticos acerca de la necesidad de conocer qué fue lo que sucedió con ese documento, así como la posición de la Junta Directiva de Bicsa, en relación con los sistemas informáticos y los protocolos de custodia de documentos confidenciales”, señala el acta N.° 24-16.

Tras las aseveraciones de Molina –quien fue diputado del gobernante Partido Acción Ciudadana entre el 2006 y el 2010–, la presidenta del BCR, Paola Mora, propuso pedir a los directivos del Banco de Costa Rica en Bicsa que revocaran el proceso de contratación de la firma investigadora.

“La presidenta, máster Paola Mora, dice que, como se ha indicado y lo ha afirmado don Francisco, en su posición de presidente de la Junta de Bicsa, la realización de la investigación no es un requerimiento de la Fed. Por lo anterior, estima conveniente que este directorio apoye a los representantes del BCR en la Junta Directiva de Bicsa, para que presenten, ante ese órgano, la moción de revocar el acuerdo tomado para la contratación de una firma con el propósito de realizar la investigación; lo anterior, porque consideran que ese acuerdo es improcedente y no tiene fundamento, ya que Bicsa no ha recibido ninguna instrucción formal por parte de la FED”, agrega en el acta la Junta Directiva del BCR.

(Video) Banco de Costa Rica propone cambios en Bicsa (JORGE NAVARRO)

La propuesta de Mora fue avalada por el resto de directivos.

En el acta se consigna que la directora Mónica Segnini dijo: “Siendo que el gerente general y el presidente (de Bicsa) han confirmado que no existe un requerimiento por escrito, por parte de la Fed, estima importante revisar dicho acuerdo y que el directorio de Bicsa proceda a revisarlo”.

En el radar. El informe de la Fed se publicó en La Nación, poco después de que Bicsa estuviera en el centro de la polémica, luego de que una compañía ligada a una de sus directores fuese denunciada por el BCR por una presunta legitimación de capitales.

Se trata de Latinamerica Trust & Escrow Company (Latco), la cual es investigada por el Ministerio Público ante dudas sobre el origen de sus recursos. Esa compañía recibió, en cuentas en el BCR, $67 millones procedentes de dos empresas domiciliadas en Malta y Dubái, que son propiedad de la costarricense Marisol Carvajal Cordero, de 35 años y gerenta del “sportsbook” 5 Dimes.

La apoderada generalísima de Latco es Jennifer Morsink, quien entonces integraba tanto la directiva de Bicsa como la del Banco Nacional.

En la actualidad, Morsink se encuentra incapacitada por prescripción médica.

LEA: Sesión de la Directiva de Bicsa cuesta el triple que una del BCR

 

BCR y Banco Nacional salvaron a Bicsa con $112 millones de emergencia

Recursos fueron necesarios luego de críticas de la FED a entidad bancaria.

Jerarca de BCR acepta fallas; otros directivos critican notas de ‘La Nación’.

This picture loads on non-supporting browsers.

El Banco Internacional de Costa Rica recibió una inyección de recursos en mayo anterior por necesidades de liquidez de la entidad. El BCR, principal propietario de Bicsa, proveyó $67 millones.

El Banco de Costa Rica (BCR) y el Banco Nacional (BN) realizaron una inyección de $112 millones de emergencia al Banco Internacional de Costa Rica (Bicsa) por dificultades de liquidez sufridas en mayo pasado.

La necesidad urgente de recursos se dio por la salida $110 millones por retiros de dinero, cancelación de líneas de crédito interbancarias y la no renovación de inversiones de clientes en Bicsa. Dicho monto significó un 7,5% de las obligaciones de la institución.

Así lo confirmaron las tres entidades, por separado, tras consultas de La Nación.

Los recursos se dieron mediante préstamos y la compra de cartera de crédito. El BCR otorgó la mayoría de los recursos, $67 millones, confirmó la entidad.

En los primeros cinco meses del año, el saldo de las obligaciones de Bicsa con el extranjero ascendió a $562 millones, es decir, $115 millones más frente al mismo periodo del 2015, según datos de la Superintendencia de Bancos de Panamá.

Bicsa, radicado en Panamá, es propiedad del BCR y el Nacional. El primero es el propietario mayoritario con el 51% de las acciones y el segundo el 49%.

Detonante. Los tres bancos coincidieron en que la salida de recursos se originó luego de la revelación de este diario de la advertencia de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) del riesgo de lavado de dinero en Bicsa.

Además de la noticia de que BN evalúa vender su participación en la entidad financiera.

Para Paola Mora, presidenta de la Directiva del BCR, el problema que enfrentó Bicsa es un reflejo de las serias deficiencias de la entidad la cual ha operado, por décadas, como un banco independiente, pese a ser una subsidiaria de dos bancos estatales.

“La carta de la FED reiteraba la gravedad de los incumplimientos con respecto a los cronogramas de adquisición e implementación de un nuevo core bancario a los cuales se había comprometido Bicsa desde hacía varios años atrás”, argumentó Mora.

Sin embargo, Ana Isabel Solano Jorge Méndez, directivos del BN y Bicsa, responsabilizaron a los reportajes periodísticos de los problemas en la subsidiaria.

“(…). El manejo de la información, las consecuencias mediáticas y las repercusiones que ha habido, principalmente, porque producto de las publicaciones de las últimas semanas, ambos bancos han tenido que fondear, casi de emergencia, al Bicsa”, dijo Solano, según consta en el acta 12.089 de la Directiva del BN, del 27 de junio anterior.

La situación del Banco Internacional de Costa Rica provocó que la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) enviara a un equipo de trabajo a realizar una supervisión en Bicsa.

Estable. Francisco Molina, presidente de Bicsa, confirmó que el episodio de la salida de recursos se resolvió tras sostener reuniones con clientes empresariales e instituciones panameñas.

“Bicsa hizo un operativo para hablar con los clientes, mostrar sus números, lo cual dio tranquilidad a la gente”, afirmó Molina.

Añadió que la entidad ya comenzó a pagar los recursos dados por el BCR y el Nacional.

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS

ECONOMÍA | NOTICIA

Sugef envió a Panamá un equipo para supervisar a Bicsa

 

Javier Cascante dijo que hacen una revisión en Bicsa. | ARCHIVO

La Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) envió un equipo de trabajo a Panamá a realizar una supervisión en el Banco Internacional de Costa Rica (Bicsa).

Así lo reconocieron Javier Cascante, jerarca de la Sugef, y Paola Mora, presidenta de la Junta Directiva del Banco de Costa Rica (BCR), principal propietario de Bicsa…

 

ECONOMÍA | NOTICIA

BCR impulsa reforma en Bicsa

Cambios necesitan del apoyo del Banco Nacional.

Cantidad de directivos se reduciría de 9 a 7 personas.

Modificaciones disminuirían costo de Directiva en un 90%.

El alquiler de las oficinas Bicsa en el país costó $121.380 durante el año pasado. | ARCHIVO

La Junta Directiva del Banco de Costa Rica (BCR) avaló un plan para reducir de 9 a 7 la cantidad de directivos y las sesiones fuera del país del Banco Internacional de Costa Rica (Bicsa).

Asimismo busca que el costo de la operación administrativa de la Directiva de Bicsa se reduzca en un 90%. El año anterior tuvo un costo de $766.063.

Para que la iniciativa tenga éxito se requiere del respaldo del Banco Nacional, según el acta 25-16 de la junta del BCR, del 20 de junio pasado, de la cual tiene copia La Nación .

“Los cambios en el gobierno corporativo de Bicsa persiguen que el Banco se integre como una unidad de negocios más del BCR, pues como casa matriz es la responsable directa del destino de subsidiaria”, explicó Paola Mora, presidenta del BCR.

El Banco de Costa Rica es propietario del 51% de Bicsa y el Nacional del restante 49%.

Entre los cambios propuestos están reducir a solo dos las sesiones de la Directiva al año, tal como lo dicta la regulación bancaria panameña, jurisdicción donde está inscrito el banco. El año pasado se realizaron 28 sesiones de junta.

Adicionalmente se eliminarían las reuniones de los directivos en Miami, Estados Unidos.

Por su parte, los comités de vigilancia de Bicsa serían asumidos por el BCR como casa matriz, así como la estructura de apoyo administrativo, tal como ocurre hoy en otras subsidiarias del Banco de Costa Rica.

La directiva del Nacional informó ayer que está abierta a analizar los temas de eficiencia en la operación de Bicsa.

“El pago de dietas por participar en los comités está normado, pero se reitera que el Banco estima positivo revisar los costos”, se detalló por escrito.

 

ECONOMÍA | NOTICIA

Banco Nacional evalúa vender Bicsa por su alto riesgo

Vulnerabilidad del Banco Internacional amenaza las finanzas del BN, dice informe.

Bicsa tiene baja liquidez, morosidad al alza y depósitos en pocas manos.

Deshacerse de su parte ayudaría al BN a mejorar patrimonio y enfrentar una crisis.

This picture loads on non-supporting browsers.

La junta directiva del BN solicitó a la administración del banco un estudio exhaustivo sobre la conveniencia de que el Nacional venda sus acciones en Bicsa.

Por el alto riesgo que representa para su estabilidad financiera, el Banco Nacional de Costa Rica (BN) evalúa vender su participación en el Banco Internacional de Costa Rica (Bicsa).

La entidad financiera teme que su suficiencia patrimonial –capital que respalda los activos en riesgo– se vea afectada por mantener en su poder el 49% de las acciones de Bicsa, según un informe interno del BN.

La preocupación radica en que la Subgerencia General de Riesgo y Crédito del Nacional detectó una tendencia a la baja en la liquidez de la subsidiaria, con sede en Panamá, al tiempo que alertó sobre una alta concentración de depósitos.

“Los principales 50 depositantes de Bicsa representan el 60% de todo su pasivo y el 43% tiene un vencimiento menor a un mes. Si los clientes modifican sus preferencias de inversión, la situación de esa subsidiaria cambiaría dramáticamente”, advirtió Bernardo Alfaro, subgerente general de Riesgo y Crédito del Nacional.

Alfaro agregó que la vulnerabilidad de Bicsa es tal que podría requerir una línea de crédito del BN por $50 millones, para contingencia de liquidez, ante cualquier eventualidad.

Esas alertas las emitió Alfaro ante la Junta Directiva del Nacional, el pasado 18 de abril, cuando expuso los resultados de un informe sobre la conveniencia de vender las acciones de Bicsa.

Dicho estudio concluyó que “de continuar así (Bicsa), obligaría al BN, como accionista, a otorgar una línea de crédito, lo que sin duda agregaría mayor exposición a riesgos para nuestra institución. La concentración crediticia individual que hoy desemboca en un alto porcentaje de mora, los riesgos de mercado y operativos, a todas luces implican una alta vulnerabilidad”.

Los directivos acordaron informar al Banco de Costa Rica (BCR) –que posee el otro 51% de las acciones– sobre el análisis que están realizando para determinar si ellos también se unen a la venta de las acciones.

“Tenemos que hablar con el socio mayoritario para conocer el posible interés que ellos puedan tener de acompañarnos en esta decisión”, dijo la directora María Jeannette Ruiz, en la sesión del 18 de abril pasado…

 

ECONOMÍA | NOTICIA

Sesión de la Directiva de Bicsa cuesta el triple que una del BCR

Los gastos atribuidos a la Junta Directiva de Bicsa ascendierion a $766.063 durante el año pasado, lo cual significó el 3% del total del egreso operativo de la entidad.

Gasto promedio de reunión fue de $27.400 frente a $7.300 en Banco de Costa Rica en 2015.

Egresos de Junta Directiva de Bicsa fueron de $766.063 durante año pasado.

Presidenta del BCR alza la voz contra los gastos desproporcionados.

El costo de cada sesión de la Junta Directiva del Banco Internacional de Costa Rica (Bicsa) triplicó a la del Banco de Costa Rica durante el año pasado…

 

ECONOMÍA | NOTICIA

Bicsa gasta $27.400 por cada sesión de Junta Directiva

Costo operativo de la alta dirección ascendió a $766.063 en el 2015.

Personal de apoyo y dietas consumieron el 58% de los egresos durante el año pasado.

Banco prevé pagar $244.521 en viajes y viáticos de directivos en el 2016, el doble si se compara con los datos del año pasado.

Los gastos atribuidos a la Junta Directiva de Bicsa ascendierion a $766.063 durante el año pasado, lo cual significó el 3% del total del egreso operativo de la entidad.

El Banco Internacional de Costa Rica (Bicsa) gastó $27.359, en promedio,  en cada una de las 28 sesiones de Junta Directiva que tuvo la institución financiera el año pasado…

 

 

Mantener el Modelo Neoliberal de Bicsa Sale Muy Caro

Mantener el Modelo Neoliberal del Bicsa le ¡Sale Muy Caro! al País,

Y a sus Socios Comerciales en la Banca Pública: el BCR y el BN,

Una “Sesión de la Directiva de Bicsa cuesta el triple que una del BCR”,

No Solo Por el Elevadísimo e Injustificado Costo de Mantener,

Su Junta Directiva Bajo un Modelo de Gestión Bancario Neoliberal,

Bicsa gasta $27.400 por cada sesión de Junta Directiva”.

Sino También, Porque Dicho Modelo Bancario Neoliberal Se Presta Para,

La Libre Especulación Dentro del Sistema Bancario y Financiero Nacional,

El Lavado y Banqueo de Dinero Proveniente de Capitales Ilícitos,

A Través de la Legitimación de Capitales, Usando a la Banca Nacional (Bicsa),

Como lo Fue el Conocido Caso Cuando, “Bicsa corrió a dar cuentas a EE. UU. por el caso Latco”. Donde, la “Presidenta del Banco Nacional sugirió silencio en caso Latco”. Pese a Que, ComoDijo, la “Presidenta del BCR: ‘El Banco Nacional sí fue informado sobre Latco’.

Manteniéndonos Con Justificadas Razones Dentro de la Lista Negra de Países,

Que No Realizan Acciones Contra la Legitimación de Capitales Ilícitos,

Tal y Como lo Advierte el Hecho de Que, “Estados Unidos advierte de grave riesgo de lavado en Bicsa”,

Lo Sugiere el Hecho de Que, “Dinero manejado por Latco en BCR llegó a directivos de ‘sportsbook’,

Y lo Demuestra el Hecho de Que, ‘Sportsbook’ en Costa Rica habría usado tarjetas de Amazon para lavar dinero”.

Y Más Bien, Favorecen la Especulación Dentro de sus Mercados Financieros,

Tal y Como lo Sugiere el Hecho de Que, el “Gobierno deja futuro de Bicsa en manos del BCR y BNCR”,

Tal y Como lo Demuestra el Hecho de Que, la “ Legislación impide vender Bicsa al sector privado”.

Como Siempre, Abajo Estas y Otras Noticias Relacionadas. Por Si Gusta Leerlas.

Anuncios