EFECTO NEOLIBERALISMO

DESIGUALDAD

“El Efecto Más Claro y Marcado del Neoliberalismo

Económico y Comercial

Es la Desigualdad Social y Económica

Hacer al Rico Más Rico y En Menor Cantidad

Y

Al Pobre Más Pobre y en Mayor Cantidad”

Id Grande

Reinhardt Acuña Torres (2010) publicado 2016

 

Los “Sectores exportador y turismo piden revisar precio del dólar”.

“Los sectores exportador y turístico le pidieron al Banco Central de Costa Rica (BCCR) revisar la política de tipo de cambio, en una carta enviada la semana antepasada a la entidad.

Pablo Heriberto Abarca, presidente de la Cámara de Turismo (Canatur), dijo que en esa nota, con fecha del 2 de mayo, se le sugirió al Banco Central revisar la política cambiaria para favorecer la competitividad del país en esas actividades.

Laura Bonilla, presidenta de la Cámara de Exportadores, explicó que están preocupados porque estos sectores han perdido competitividad frente a otras naciones que sí han devaluado sus monedas, como México, Colombia y Perú.

“La política cambiaria ha estado supeditada al logro exclusivo de metas de inflación, dejando totalmente en el olvido la competitividad del sector productivo nacional para promover la producción y el empleo, lo cual podría empeorar la inestabilidad económica y social”, señalaron la Cámara de Exportadores, la de Turismo y otras en un comunicado del 27 de abril.

Al devaluar, otros países hacen que sus productos, así como el turismo, resulten relativamente más baratos para los clientes extranjeros.”…

¿Qué dice el BCCR?, el “Banco Central rechaza que Costa Rica pierda competitividad por tipo de cambio”.

“El presidente del Banco Central, Olivier Castro, emitió este miércoles 1.° de junio un comentario titulado Competitividad, tipo de cambio, empleo e inflación, en el cual rechaza que el país esté perdiendo competitividad por el tipo de cambio que tiene actualmente.”…

"Argumentar que mediante un aumento en el tipo de cambio nominal se incrementa la productividad nacional y se abaratan nuestros bienes y servicios en los mercados externos implica ignorar la interacción de estas variables económicas con el resto de la economía. La literatura económica y la evidencia empírica son claras en indicar que para mejorar la competitividad de forma sostenida, lo que se requiere es aumentar la productividad", argumentó Castro.

¿Quién Tiene la Razón?, El BCCR.

¡Pero Por Otras Razones!, ¡Todavía Más Preocupantes!

Devaluar el Colón Frente al Dólar Para Enriquecer a los Sectores Exportador y Turismo Trae Como Consecuencia Directa Inflación.

Y Esta A la Vez, Produce un Efecto Dominó Inverso.

Al Crear una Cascada de Aumentos de Precios en Bienes y Servicios.

Como Consecuencia de la Pérdida de Competitividad del Colón Frente al Dólar.

Tal y Como lo Demuestra el Hecho de Que, Luego de Que, el

Precio del dólar cerró en ¢548,66, la cotización más alta de los últimos dos años”.

Por Efecto Domino Inverso:

Los “Abonados del AyA pagarán 2,75% más en la factura de agua”;

Los “Peajes de vía a Caldera subirán entre ¢10 y ¢50”; La “Tarifa de luz sube a partir de julio”;

Y “Alzas de ¢84 en gasolina súper y ¢77 en regular regirán la otra semana”.

¿Casualidad? NO ¡Consecuencia!

Pero Si Usted Es Uno de Esos Defensores del Neoliberalismo Económico y Comercial. Para Que Se Convenza. Lo Que Ha Sucedido en México y Perú.

Dos de los Países Que Cadexco y Canatur Mencionan Como Ejemplo.

¡Para Que Costa Rica Gane Competitividad! Y ¿Genere Empleo?

El tipo de cambio, la inflación y el hambre”. (México)

El alza del dólar tendrá un efecto directo sobre el precio de los alimentos en México. Quienes menos tienen también tendrán que comer menos porque, tal vez, cada vez sean más los mexicanos que necesiten ayuda para poder alimentarse.”…

¿Cómo impacta el tipo de cambio en la inflación?”. (Perú)

“En lo que va del año, el dólar se ha apreciado 9.73% frente a la moneda nacional. Dicho incremento ha influido en el IPC que según el BCR se mantendría por encima del rango meta (3%).”…

Como lo He Repetido en Muchas Ocasiones.

No Hay Peor Ciego Que Quien No Quiere Ver, Peor Sordo Que Quien No Quiere Escuchar, Ni Peor Terco Que Quien No Quiere Entender.

 

 

Sectores exportador y turismo piden revisar precio del dólar

Alegan que la devaluación de otros países competidores los afecta.

BCCR respondió que analizarán el oficio enviado por los empresarios.

This picture loads on non-supporting browsers.

El gerente del Banco Central, Eduardo Prado, dijo que iniciarán el análisis de las observaciones planteadas por los empresarios en la carta.

Los sectores exportador y turístico le pidieron al Banco Central de Costa Rica (BCCR) revisar la política de tipo de cambio, en una carta enviada la semana antepasada a la entidad.

Pablo Heriberto Abarca, presidente de la Cámara de Turismo (Canatur), dijo que en esa nota, con fecha del 2 de mayo, se le sugirió al Banco Central revisar la política cambiaria para favorecer la competitividad del país en esas actividades.

Laura Bonilla, presidenta de la Cámara de Exportadores, explicó que están preocupados porque estos sectores han perdido competitividad frente a otras naciones que sí han devaluado sus monedas, como México, Colombia y Perú.

infografia

“La política cambiaria ha estado supeditada al logro exclusivo de metas de inflación, dejando totalmente en el olvido la competitividad del sector productivo nacional para promover la producción y el empleo, lo cual podría empeorar la inestabilidad económica y social”, señalaron la Cámara de Exportadores, la de Turismo y otras en un comunicado del 27 de abril.

Al devaluar, otros países hacen que sus productos, así como el turismo, resulten relativamente más baratos para los clientes extranjeros.

¿Qué dice el BCCR? El gerente del Banco Central, Eduardo Prado, confirmó que recibieron el oficio CE-0569-2016, fechado el 2 de mayo del 2016, y comentó que iniciarán su análisis.

Sobre el tema de la inflación y el desempleo, Prado señaló que sacrificar inflación para aumentar el empleo puede tener costos.

“Un proceso inflacionario desencadenado por el deseo de reducir el desempleo puede acabar con la estabilidad macroeconómica de un país, provocando mayor incertidumbre sobre la actividad económica entre los empleadores, por lo que serían más cautos en sus decisiones de inversión y contratación de personal, aumentando el desempleo”, argumentó el gerente.

Economistas consultados también consideraron que se deben revisar algunos temas de la política cambiaria.

El expresidente del Banco Central, Rodrigo Bolaños, llamó la atención en que, desde mediados de julio del 2014 hasta mediados de diciembre del 2015, el Banco Central normalmente compró dólares (en el neto de todas sus intervenciones) para evitar que el tipo de cambio se apreciara, en buena parte por la presión a la baja en los precios internacionales del petróleo y otras mercancías y materias primas.

No obstante, desde mediados de diciembre del año pasado y hasta la fecha, la entidad ha vendido cerca de $405 millones en divisas.

“En mi criterio, hubiera sido preferible que, desde mediados de diciembre del 2015, el Banco Central no vendiera dólares, o que vendiera menos de lo que vendió, y dejara flotar más el tipo de cambio, lo que en las circunstancias, hubiera llevado a su depreciación”, dijo Bolaños.

Para el economista Luis Mesalles, la intención del BCCR de intervenir para evitar una apreciación del colón es correcta. Esto, debido a factores coyunturales como la caída en precios de materias primas y las bajas tasas de interés internacionales.

“Pero el tipo de intervención, el cual ha resultado en un tipo de cambio que, a mi gusto, es demasiado estable, me parece que es equivocado”, sostuvo Mesalles.

Por su parte, el economista Gerardo Corrales comentó que el problema de nuestro mercado cambiario es que tiene una serie de distorsiones; por ejemplo, es muy pequeño, con operadores que por sí solos tienen influencia significativa y con un déficit fiscal que genera una sobreoferta de dólares, tanto porque se traen dólares para financiarlo, como porque eleva las tasas en colones por encima de las de dólares.

“Bajo estas condiciones, la fijación del tipo de cambio no resulta ser neutral, perjudica a los sectores exportadores, turísticos, a los ligados con ingresos del sector externo, sin que ellos hayan tenido ninguna responsabilidad en esa sobreoferta”, dijo.

Banco Central rechaza que Costa Rica pierda competitividad por tipo de cambio

El presidente del Banco Central, Olivier Castro, emitió este miércoles 1.° de junio un comentario titulado Competitividad, tipo de cambio, empleo e inflación, en el cual rechaza que el país esté perdiendo competitividad por el tipo de cambio que tiene actualmente.

El presidente del Banco Central, Olivier Castro, entró de nuevo al debate sobre si el tipo de cambio nominal afecta o no a los exportadores y al sector turismo.

El presidente del Banco Central, Olivier Castro, entró de nuevo al debate sobre si el tipo de cambio nominal afecta o no a los exportadores y al sector turismo.

De esta forma, el jerarca de la entidad, entra de nuevo en un debate en el cual han participado, entre otros, el expresidente del Banco Central, Jorge Guardia, con sus columnas en este diario, así como la Cámara de Exportadores y la Cámara de Turismo, las cuales han publicado también en la sección Foro de este diario.

En su comentario, Castro explica que la competitividad es la capacidad de un agente económico para producir un bien a un menor costo o con una calidad mayor que su competidor.

"Argumentar que mediante un aumento en el tipo de cambio nominal se incrementa la productividad nacional y se abaratan nuestros bienes y servicios en los mercados externos implica ignorar la interacción de estas variables económicas con el resto de la economía. La literatura económica y la evidencia empírica son claras en indicar que para mejorar la competitividad de forma sostenida, lo que se requiere es aumentar la productividad", argumentó Castro.

Las cámaras de Exportadores y Turismo han planteado que otros países han realizado devaluaciones de sus monedas y eso hace que, para los ojos de los extranjeros, sus productos y sus servicios de turismo resulten más baratos, mientras que Costa Rica ha mantenido estable su tipo de cambio nominal (el se que se anuncia diaramente), lo cual los perjudica frente a sus competidores.

VEA: Sectores exportador y turismo piden revisar precio del dólar

"¿Qué hacemos si la agricultura e industria de exportación y el turismo, debido a las devaluaciones significativas, no importa la razón por la que se dieron en Brasil, México, Perú, Colombia, entre otros, reducen operaciones o se mueven a esos países? ¿Dónde se van a meter los más de 600 mil empleos que se originan en esos sectores?", plantearon las Cámaras en su derecho de respuesta a una columna de Guardia en la cual plantea que una devaluación no ayudaría a mejorar la competitividad de estos sectores.

VEA: Respuesta a Jorge Guardia

"Para las cámaras, la competitividad depende del tipo de cambio; para el BID (Banco Interamericano de Desarrollo), de otras variables muy distintas (pilares) señaladas en la telaraña de productividad del Foro Económico Mundial", señaló Guardia en su columna.

VEA: Canatur y Cadexco frente al BID

VEA; Réplica a Canatur y Cadexco

Precio del dólar cerró en ¢548,66, la cotización más alta de los últimos dos años

Abonados del AyA pagarán 2,75% más en la factura de agua

Peajes de vía a Caldera subirán entre ¢10 y ¢50

Tarifa de luz sube a partir de julio

Alzas de ¢84 en gasolina súper y ¢77 en regular regirán la otra semana

 

El tipo de cambio, la inflación y el hambre

Un empleado moviendo cajas con manzanas (Reuters).

Un empleado moviendo cajas con manzanas (Reuters).

El alza del dólar tendrá un efecto directo sobre el precio de los alimentos en México. Quienes menos tienen también tendrán que comer menos porque, tal vez, cada vez sean más los mexicanos que necesiten ayuda para poder alimentarse.

En toda sociedad que se presume de ser próspera y con futuro, la población generalmente incluye dentro de su planeación financiera todo lo que puede adquirir en el corto plazo, pero en México, como nos gusta hacer todo al revés, más bien planeamos qué es lo que no vamos a poder comprar a partir de septiembre.

Y es que septiembre se ha convertido en una fecha fatal porque es cuando los expertos señalan que empezaremos a ver en los precios los efectos de la pérdida de valor del peso frente al dólar –que ha registrado en las últimas semanas un aumento de 20%.

Las malas noticias han venido en cascada: primero, fue enterarnos de que el petróleo ha perdido su valor en el mercado internacional y de que en el país somos dos millones de pobres más; luego, la siguiente mala noticia afecta directamente al estómago de los mexicanos.

Algunos dirán que, hablando de alimentos, el alza del dólar sólo le afectará a aquellos que pueden darse el lujo de comer o beber productos de importación. El problema es que, queramos o no, todos comemos y bebemos productos importados por una simple y sencilla razón: hace años que el país no es autosuficiente en la producción de alimentos y de algunos insumos para su cultivo. Eso sin contar con que 43% de lo que comemos viene de otros países.

Pondré un ejemplo muy claro: el del maíz amarillo, del que consumimos –según la Sagarpa- casi 12 millones de toneladas al año, pero sólo producimos alrededor de 2.5 millones de toneladas. Este grano se usa generalmente como forraje para alimentar a aquellos hatos de donde saldrá la carne que comemos. Si este insumo viene del extranjero y sus compras son en dólares, es lógico pensar que el aumento en los costos de producción se trasladará al consumidor final.

Peo no sólo es el caso de la carne. En este grupo también entrarían la leche, las frutas y verduras. Este último caso es significativo, pues la industria entró en una etapa decreciente a partir de 1997, cuando inició el cierre de las plantas productoras y se redujeron las operaciones del sector. Desde entonces, los niveles de importación rondan entre 67 y 84%.

La mayor producción de fertilizantes es una promesa de la Reforma Energética, que no veremos, al menos en el corto plazo.

Si se toma en cuenta que tenemos más pobres y que en un país de 120 millones de personas sólo 42 millones tienen los recursos suficientes para pagar una renta, alimento y trasporte, y que únicamente 3 millones tienen un salario por arriba de los 10,000 pesos, México no sólo se perfila para seguir siendo un país de pobres sino también de muertos de hambre, y sin que la palabra ofenda o lastime los oídos de algún lector sensible.

En abril de este año, la Alianza Nacional Agropecuaria, Comercializadores y Consumidores AC dio a conocer un análisis en el que señalaba que de 2012 a la fecha el precio de la canasta básica se había disparado 100%, mientras que el salario mínimo sólo se había incrementado 10.7%.

Según las estadísticas de la organización, durante la fecha de la medición, el precio de la pechuga de pollo aumentó 180%, es decir, 16 veces el incremento del mínimo, y la carne de res aumentó 85.3%. ¿Las cifras de 2015? Mejor ni hacer cuentas.

 

¿Cómo impacta el tipo de cambio en la inflación?

En lo que va del año, el dólar se ha apreciado 9.73% frente a la moneda nacional. Dicho incremento ha influido en el IPC que según el BCR se mantendría por encima del rango meta (3%).

La inflación es el aumento de los precios de bienes y servicios. Recientemente el presidente del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), Julio Velarde, señaló que se estará por encima del rango meta que es de 3%.

Para medir la inflación se utiliza el Índice de Precios al Consumidor (IPC) los cuales reflejan el crecimiento porcentual de la canasta básica. Pero, ¿cómo afecta el tipo de cambio en la inflación?

[ LEA TAMBIÉN: Cinco preguntas para entender la apreciación del dólar en el Perú ]

En la economía peruana hay cuatro tipos de productos, explicó el economista Jorge González Izquierdo, que son: i) los importados, ii) los productos que compiten con las importaciones, iii) los productos que se exportan y iv) los productos que ni se exportan ni compiten con las importaciones, como por ejemplo los profesionales.

“Cuando el precio del dólar sube impacta directamente a las tres primeras categorías y eso hace que se suba la inflación. Al ciudadano de a pie lo afecta con el alza en el precio de los alimentos, de las medicinas y de la ropa; y a los empresarios lo agarran con el precio de las maquinarias importadas y con el precio de las materias primas importadas”, refirió.

[ LEA TAMBIÉN: Alza del tipo de cambio puede subir costo de créditos para todos los segmentos ]

Por su parte, el economista Enrique Díaz agrega que además de encarecer los bienes de consumo importado y los bienes de capital, el alza del dólar impacta en todos aquellos bienes que no se manufacturan localmente como por ejemplo los automóviles, bienes tecnológicos, o farmacéuticos.

“En la medida que los precios aumenten, el público modifica su comportamiento para adecuarse y ello puede devenir en mayores presiones inflacionarias. Por ejemplo, un productor al ver cada vez precios más altos para sus insumos opta por hacer compras cada vez mayores, esta mayor demanda impulsa al alza los precios de sus insumos, generándose así una profecía autocumplida”, manifiesta.

A esto se suma, que el alza del tipo de cambio tiene el efecto pernicioso a generar dificultades en la capacidad de pago de quienes tienen deudas en dólares e ingresos en soles, lo que llamamos como riesgo cambiario crediticio, señala el fundador de MC&F Consultores.

“En los casos en los que se tienen montos importantes de deuda (como un crédito hipotecario), estas personas tendrán que destinar una proporción cada vez más alta de su salario en la atención de sus créditos y ello a su vez hará que gasten menos en ciertos productos o servicios”, precisó.

Al darse este escenario, disminuye la demanda de productos asociados a entretenimiento; y de otro lado los bienes durables como los televisores, línea blanca, etc.

 

 

Anuncios