Dice el Viejo Adagio, “En la Guerra y en Amor, Todo Se Vale”.

Todo Buen Estratega Militar Sabe Que, Para Ganar la Guerra, Cuando el Rival Es Fuerte, Hace Falta Ayuda Interna, Sabotaje, Desde las Propias Bases del Sistema.

Es Por Eso Que, la Mejor Forma de Impulsar el Neoliberalismo Es, ¡Hacerlo Desde el Gobierno!, ¡Disfrazándolo de lo Contrario!, Mercantilismo, Estatismo.  

¡Sosteniendo Que Es!, ¡Lo Que No Es!, Liberalismo Clásico, Liberalismo Conservador, Centroderecha Política y Liberalismo Doctrinario… Etcétera.

Qué Mejor Forma de “apoyar una amplia liberalización de la economía, y el libre comercio en general”.

Que ¡Hacerlo Desde el Gobierno!

Creando Instituciones y Dependencias de Gobierno Que Faciliten y Potencien la “la intervención del Estado en la economía”.  ¡En favor del sector privado!

Como Sutel En Favor De las Operadoras Telefónicas y Empresas de Telecomunicaciones Privadas. ¡Claro Que Sí!

Como el COMEX En Favor del Libre Comercio y Mercado. ¡That’s Right!

Qué Mejor Manera de “generar una drástica reducción del gasto público”.

En Favor del Desarrollo Social y Económico del País. En Favor de Construir y Desarrollar Más Obra e Infraestructura Pública. En Favor de Nuestro Mercado y Comercio Interno. En Favor de Nuestros Productores. Y, En Favor de Nuestra Empresa e Industria Nacionales.

Que, Hacer Que, Nuestras Empresas e Instituciones Públicas, Se Traguen Todo el Presupuesto En Pagar Gollerías, Pluses y Privilegios Salariales a sus Empleados Públicos. Para Que Luego el Estado, No Pueda Gastar en Todo lo Demás, Antes Mencionado.

Así Es, Aunque la Diferencia Sea Sutil, Y Algunos No Quieran Aceptarlo. Gracias al Neoliberalismo Económico y Comercial.

No Nos Regimos Por Una Economía de Mercado. Sino Que, Nos Gobierna y Domina el Mercado Libre.

Ídem No Nos Guía el Liberalismo Económico. Sino la Liberalización Económica.

No Somos Libres. Sino Siervos Menguados.

Porque la Patria Nos, Derechos Sagrados.

Que No Sabemos Aprovechar. ¡Ni Hacemos Respetar!  

 

 

 

Neoliberalismo

El neoliberalismo –también llamado nuevo liberalismo o liberalismo tecnocrático– es la corriente económica y política capitalista, inspirada y responsable del resurgimiento de las ideas asociadas al liberalismo clásico o primer liberalismo desde las décadas de 1970 y1980.1 2 Los defensores del neoliberalismo apoyan una amplia liberalización de la economía, el libre comercio en general y una drástica reducción del gasto público y de la intervención del Estado en la economía en favor del sector privado, que pasaría a desempeñar las competencias tradicionalmente asumidas por el Estado.3 4 5 Sin embargo, el uso y definición del término ha ido evolucionando en las últimas décadas6 y no hay un criterio unificado para determinar qué es «neoliberalismo»…

Liberalización Económica

Liberalización económica es un término de sentido muy amplio que por lo general hace referencia a un modelo económico que se distingue por contar con un número reducido de regulaciones y restricciones gubernamentales sobre la economía a cambio de una mayor participación de los actores económicos privados; la doctrina se encuentra relacionada con el liberalismo clásico. Por ello, la liberalización se refiere a la "eliminación de controles", para promover el desarrollo económico.1

Mercado Libre

Se puede definir el mercado libre como el sistema en el que el precio de los bienes es acordado por el consentimiento entre los vendedores y los consumidores, mediante las leyes de la oferta y la demanda. Requiere para su implementación de la existencia de la libre competencia, lo que a su vez requiere que entre los participantes de una transacción comercial no haya coerción, ni fraude, etc, o, más en general, que todas las transacciones sean voluntarias.

Lo anterior se puede entender como una propuesta,1 2 constructo social3 4 5 o modelo económico6 7 acerca del funcionamiento del mercado de uso general eneconomía, economía política, sociología, ciencias políticas, etc. En las palabras de Ludwig von Mises:

La construcción imaginaria de una economía de mercado puro o sin trabas supone que existe división del trabajo y la propiedad privada (control) de los medios de producción y que por consiguiente hay un mercado para el intercambio de bienes y servicios. Se supone que el funcionamiento del mercado no es impedido por factores institucionales. Se supone que el gobierno, el aparato social de compulsión y coerción, intenta o se interesa en la preservación de la operación del sistema de mercado, se abstiene de obstaculizar su funcionamiento, y lo protege contra infracciones por terceros. El mercado es libre, no hay interferencia, de factores ajenos al mercado, con los precios, tasas de salarios y tasas de interés. A partir de estos supuestos la economía trata de dilucidar el funcionamiento de una economía de mercado puro. Sólo en una fase posterior, después de haber agotado todo lo que se puede aprender desde el estudio de esta construcción imaginaria, se vuelca al estudio de los diversos problemas planteados por la interferencia con el mercado por parte de los gobiernos y otras agencias que emplean coerción y compulsión.8

Liberalismo Clásico

El liberalismo clásico o primer liberalismo es un concepto usado para englobar las ideas políticas que suceden durante los siglos XVII y XVIII, contrarias al poder absoluto del Estado y su intervención en asuntos civiles, la autoridad excluyente de las iglesias, y cualquier privilegio político y social, con el objetivo de que el individuo pueda desarrollar sus capacidades individuales y su libertad en el ámbito político, religioso y económico. Los liberales clásicos se centran en las posturas más tradicionales del liberalismo.

El liberalismo clásico de Montesquieu y John Locke que influyó significativamente tanto en la Revolución gloriosa del Reino Unido como en la Independencia de los Estados Unidos y en los movimientos de los Girondinos en la Revolución Francesa

Liberalismo Económico

El liberalismo económico es la doctrina económica desarrollada durante la Ilustración —desde finales del siglo XVII hasta el inicio de la Revolución francesa—, formulada de forma completa en primer lugar por Adam Smith y que reclama la mínima interferencia del Estado en la economía del siglo XIX.

Habitualmente se resume en la expresión francesa laissez faire, laissez passer («dejen hacer, dejen pasar»), que no obstante es el lema de la fisiocracia, una teoría económica precedente. Incluye un espectro de diferentes políticas económicas, tales como la libertad de circulación, pero siempre se basa en un fuerte apoyo a la economía de mercado y la propiedad privada

Economía de Mercado

Por economía de mercado se entiende la organización y asignación de la producción y el consumo de bienes y servicios que surge del juego entre la oferta y la demanda. La característica que define la importancia de la economía de mercado es que las decisiones sobre la inversión y la asignación de los bienes de producción se realizan principalmente a través de los mercados.

El término es equivalente al de mercado libre.1 Es necesario notar, sin embargo, que no hay un consenso, especialmente a nivel teórico o general, acerca de cual sería el balance de intervención estatal permisible sin que una economía de mercado se transforme en economía dirigida: "Pero existen ciertos aspectos relativos a la economía de mercado que siguen siendo polémicos. En primer lugar, existe cierta controversia en torno a qué actividades deben dejarse en manos del Estado y cuáles pueden adjudicarse a la iniciativa privada."2 3 4 5 6 7 8

Cabe aquí una diferencia muy clara planteada por Wilhelm Röpke al clasificar las intervenciones del Estado en "conformes" y "no conformes". Las primeras son aquellas que tienden a asegurar el funcionamiento de las leyes del mercado. Como ejemplo, podemos citar la legislación anti-monopolios. Las segundas son las que interfieren o bloquean aquel funcionamiento. Los controles de precios y salarios se encuentran entre las más comunes de esas interferencias. La economía de mercado, tal como se la concibe dentro del liberalismo moderno (ver "Economía Social de Mercado"), acepta las "intervenciones conformes" y, más aún, las considera necesarias; pero rechaza las "intervenciones no conformes"…

 

Mercantilismo

Se denomina mercantilismo a un conjunto de ideas políticas o ideas económicas de gran pragmatismo que se desarrollaron durante los siglos XVI, XVII y la primera mitad del siglo XVIII en Europa. Se caracterizó por una fuerte intervención del Estado en la economía, coincidente con el desarrollo del absolutismo monárquico

Estatismo

Estatismo es un término utilizado en el ámbito de la filosofía política que enfatiza el papel del Estado en el análisis de los cambios políticos; o en describir corrientes políticas que apoyan el uso del Estado para alcanzar ciertas metas. Es lo opuesto a anarquismo o a libertarismo

Anuncios