Con un Falaz y Disimulado Título, Se Dice Que, la “Sequía roba a río Tempisque la mitad de su caudal”.

“El Tempisque registró, según el Minae, 4.700 litros por segundo en abril del 2016, es decir, 3.400 litros menos que en abril del 2010.”…

Cuando lo Cierto y Verdadero Es Que, la ¡Sobrexplotación Roba a Río Tempisque la Mitad de su Caudal! ¿Por Qué?

“A lo largo del río hay 17 concesiones activas, las cuales tienen autorizado extraer más de 11.100 litros por segundo.”…

¡Aunque Usted No lo Crea! (Ironías de la Vida) 

“Pese a estos indicadores, José Miguel Zeledón, director de Aguas, aseguró que el río no está sobreconcesionado. Zeledón señaló que para aprobar esas autorizaciones, usan como referencia el caudal promedio de los últimos 60 años en la época seca, de unos 8.000 litros por segundo.”…

Veamos Que Dice, el “Concepto de sobreexplotación” Al Respecto.

“Las actividades de explotación económica son aquellas que extraen de un recurso sus máximos beneficios, ya sean estos recursos renovables o no. La sobreexplotación es realizar una actividad desmedida sobre ellos, para sacarles un provecho extra, sin pensar en el perjuicio que les causan, siendo capaz de extinguirlos si no son renovables o impedirles su normal reproducción por lo intenso del aprovechamiento si no son renovables. Si bien los recursos renovables como plantas y animales permiten ser reemplazados por nuevos miembros de la especie, un uso intensivo, evita que la reproducción pueda efectuarse, pues no respeta los plazos naturales.”…

Más Claro No Canta Un Gallo. ¡ES SOBREXPLOTACIÓN ECONÓMICA Y COMERCIAL!

Pero Sí Aún No Está Convencido. Veamos Que Nos Demuestra la Matemática.¡Que No Miente!

El “PROMEDIO HISTÓRICO ES DE 8.000 LITROS POR SEGUNDO”.

La Supuesta “ESCASEZ DE LLUVIA LO REDUJO A 4.700 LITROS POR SEGUNDO”.

O Sea, lo Redujo en 3.300 Litros por Segundo. Es Decir, en un 41,25% 

Pero Sí “A lo largo del río hay 17 concesiones activas, las cuales tienen autorizado extraer más de 11.100 litros por segundo.”…

Significa en Términos Matemáticos Que, “LA SOBREXPLOTACIÓN DEL CAUDAL POR LAS CONCESIONES ACTIVAS LO REDUJO EN 11.100 LITROS POR SEGUNDO”.

O SEA, 3.363 VECES MÁS QUE LA “ESCASEZ DE LLUVIA”. ES DECIR, UN 336,36% MÁS QUE LA “ESCASEZ DE LLUVIA”.

EN OTRAS PALABRAS, PASAMOSDE UNA REDUCCIÓN DEL 41,25% DEL CAUDAL POR “ESCASEZ DE LLUVIA”. A UNA REDUCCIÓN DE 336,36% POR ¡SOBREXPLOTACIÓN! A LO LARGO DEL RÍO, GRACIAS A LAS 17 CONCESIONES ACTIVAS.

Pero Eso No Es Todo, ¡Aunque Usted No lo Crea! Sólo 1 Concesión Activa, la Central Azucarera del Tempisque (CATSA), Se Lleva (Reduce, le Quita al Río Tempisque), Más Que el Actual Caudal (4.700 L/s) al Río Tempisque.

“Esta compañía, de acuerdo con los registros del Minae, posee cinco permisos para bombear más de 4.938 litros por segundo.”…

Tristemente, Muy Tristemente, Para Todos, Pero En Especial, Para Guanacaste y Sus Pobladores, La Excusa, Es la Misma de Siempre, Señalan Que, “Autoridades con poco músculo para cuidar recursos de la cuenca”.

Entre Tanto, Y Gracias A, Eso, Al Resto Sólo Nos Queda Ver Como la Riqueza Natural, Biológica, Cultural y Folclórica del Río Tempisque, Desaparece Día a Día, Gracias a la Sobreexplotación Económica y Comercial De Unos Cuantos.

Y a la Desidia y el Desinterés, del Gobierno, el Minae, y las Autoridades Involucradas.

Recuerde, ¡El Cambio Climático No Se Va a Detener!, Pero las Autoridades de Gobierno, Sí Quisieran, Sí Tuvieran Voluntad Política, ¡Conciencia Ambiental!, Y Un Poco De Amor Por la Patria, Y ¡Por Guanacaste!, ¡Sí Podrían Detener la Hecatombe! ¡Está en Sus Manos!, ¡No en Las Nuestras!   

 

 

NACIONAL | PROMEDIO HISTÓRICO ES DE 8.000 LITROS POR SEGUNDO; ESCASEZ DE LLUVIA LO REDUJO A 4.700

Sequía roba a río Tempisque la mitad de su caudal

17 empresas con concesión para sacar agua para riego, industria y ganado

Empleo y cultivos sufren los efectos; ambientalistas piden mayores controles

This picture loads on non-supporting browsers.

La Central Azucarera del Tempisque (CATSA) tiene varias tomas autorizadas para extraer agua del río Tempisque para utilizarla en sus procesos agroindustriales.

Guanacaste. El caudal del río Tempisque se ha reducido prácticamente a la mitad.

Así de contundente es la Dirección de Aguas del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) a la hora de hablar sobre la condición actual de ese cauce.

El Tempisque registró, según el Minae, 4.700 litros por segundo en abril del 2016, es decir, 3.400 litros menos que en abril del 2010. La medición se realizó a la altura de Guardia, en Liberia.

No existen datos del periodo entre el 2010 y el 2015, pues el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) retiró la estación de medición que tenía en aquel punto.

Con la reducción del caudal sufren pobladores, agricultores, ganaderos y empresarios, pues el río es uno de los motores de la economía local.

El agua que baja por los 144 kilómetros del río –el tercero más largo del país– es utilizada, en su mayoría, para el riego de miles de hectáreas de cultivos, la ganadería y el consumo humano.

El descenso es tan notorio que en algunos puntos se puede cruzar a pie, sin dificultad.

Causas. El cambio climático, la sequía, la sobreexplotación del cauce y los débiles controles de la Dirección de Aguas son las causas señaladas desde diferentes sectores.

A lo largo del río hay 17 concesiones activas, las cuales tienen autorizado extraer más de 11.100 litros por segundo.

Pese a estos indicadores, José Miguel Zeledón, director de Aguas, aseguró que el río no está sobreconcesionado.

Zeledón señaló que para aprobar esas autorizaciones, usan como referencia el caudal promedio de los últimos 60 años en la época seca, de unos 8.000 litros por segundo.

infografia

Para Gadi Amit, de la Asociación Confraternidad Guanacasteca, sí existe sobreexplotación.

“Hay que ponerles medidores de caudales a los concesionarios; si hay una concesión que tiene 100 litros por segundo se debe verificar que solo estén sacando eso y no más de lo permitido”, declaró el ambientalista.

Hasta abril, el Minae solo contaba con un funcionario en Guanacaste para inspeccionar la totalidad de concesiones. Sin embargo, semanas atrás, entraron cuatro personas más.

Darner Mora, director del Laboratorio Nacional de Aguas, considera que la sequía es la causa principal de la baja en el caudal, pero coincide en que no se puede ignorar la “evidente sobreexplotación del río”

Por su parte, Carlos Palma, vecino de Filadelfia, en Carrillo, culpó a las empresas productoras de caña de azúcar de la situación que vive el Tempisque.

Defensa. Carlos Segura, gerente agrícola de la Central Azucarera del Tempisque, objeta esas afirmaciones y asegura que solo sacan el agua que les permiten.

Esta compañía, de acuerdo con los registros del Minae, posee cinco permisos para bombear más de 4.938 litros por segundo.

“Antes, la zafra (cosecha de caña) iba de mediados de noviembre a mediados de abril; en los últimos tres veranos ha empezado a mediados de diciembre y llega a mediados de marzo (…). Eso representa 200.000 toneladas menos de caña”, comentó Segura, para demostrar que a ellos también les afecta la sequía y la baja del Tempisque.

La situación impacta el empleo, pues significa menos tiempo para los 1.000 trabajadores temporales de la zafra.

Para José Luis Angulo, presidente de la Cámara de Productores de Caña, los ambientalistas quieren culparlos de la caída en la cantidad de agua, pero él afirma que eso no es cierto.

MÁS INFORMACIÓN

(Video) El Tempisque pierde la mitad de su caudal

Noticia: Autoridades con poco músculo para cuidar recursos de la cuenca

En el cauce río Tempisque hay dos concesiones para extracción de material con maquinaria especializada. | RAFAEL MURILLO.

En el cauce río Tempisque hay dos concesiones para extracción de material con maquinaria especializada.

Guanacaste. La Dirección de Aguas y la Dirección de Geologías y Minas del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) se declaran atadas de manos para ejercer más controles sobre las empresas que sacan agua, arena y piedra del río Tempisque.

José Miguel Zeledón, jerarca de la Dirección de Aguas, aseveró que, hasta abril, solo contaba con un empleado para inspeccionar más de 3.000 pozos y cientos de concesiones de río en Guanacaste. El mes anterior entraron cuatro inspectores más.

Además, añadió el funcionario, la legislación actual no le permite obligar a un concesionario a reducir o detener la extracción de agua cuando los cauces tienen bajo caudal.

La única vía para que los concesionarios reduzcan el consumo de agua es solicitarles, por medio de una nota, que bajen el bombeo diario.

“El uso ilegal es lo normal; eso se atiende con más control y eso requiere personal o tener el músculo (jurídico) para cerrar (…). Por ejemplo, perforar un pozo ilegalmente en este país no es penado por la ley, ni los inspectores pueden ingresar a las propiedades privadas sin permiso de los dueños”, expresó Zeledón.

En desventaja. El mismo argumento expuso Mario Gómez, geólogo de la Dirección de Geología y Minas, en Guanacaste.

Gómez tiene a su cargo la revisión de 62 concesiones para sacar material de ríos en la provincia, más la atención de denuncias y el trámite de nuevos permisos.

Admite que solo da tiempo de visitar cada punto de extracción dos veces al año.

Para el geólogo, es difícil controlar a los concesionarios, tanto de materiales como de agua, porque los inspectores siempre están en desventaja.

“Uno llega por un lado y se anuncia, y por el otro ya están tapando cosas o regulando (las bombas de extracción de agua)”, manifestó.

En el río Tempisque, hay dos concesiones para obtener arena y piedra con maquinaria pesada y cinco para areneros artesanales.

Los primeros pagan un canon de ¢1 millón al año, mientras que los artesanales deben desembolsar ¢150.000.

 

 

Concepto de sobreexplotación

Las actividades de explotación económica son aquellas que extraen de un recurso sus máximos beneficios, ya sean estos recursos renovables o no. La sobreexplotación es realizar una actividad desmedida sobre ellos, para sacarles un provecho extra, sin pensar en el perjuicio que les causan, siendo capaz de extinguirlos si no son renovables o impedirles su normal reproducción por lo intenso del aprovechamiento si no son renovables. Si bien los recursos renovables como plantas y animales permiten ser reemplazados por nuevos miembros de la especie, un uso intensivo, evita que la reproducción pueda efectuarse, pues no respeta los plazos naturales…
Lee todo en: Concepto de sobreexplotación – Definición en DeConceptos.com http://deconceptos.com/ciencias-sociales/sobreexplotacion#ixzz49P8umRLL

 

Sobreexplotación de acuíferos

La sobreexplotación de un manto acuífero es esencialmente retirar del acuífero un volumen superior a su recarga natural. Los pozos se pueden secar si el nivel freático cae por debajo de su profundidad inicial, lo que ocurre ocasionalmente en años de sequía, y por las mismas razones pueden secar los manantiales. El régimen de recarga puede alterarse por otras causas, como la reforestación, que favorece la infiltración frente a la escorrentía, pero aún más favorece la evaporación, o por la extensión depavimentos impermeables, como ocurre en zonas urbanas e industriales.

El descenso del nivel freático medio se produce siempre que hay una extracción continuada de agua en el acuífero. Sin embargo este descenso no significa que el acuífero esté sobreexplotado. Normalmente lo que sucede es que el nivel freático busca una nueva cota de equilibrio en que se estabiliza. La sobreexplotación se produce cuando las extracciones totales de agua superan a la recarga.

En algunas partes del mundo la ampliación de los regadíos y de otras actividades que consumen agua se ha hecho a costa de acuíferos cuya recarga es lenta o casi nula. Esto ha tenido algunas consecuencias negativas como el secado de manantiales y zonas húmedas o la intrusión salina en acuíferos costeros. En algunos casos la sobreexplotación ha favorecido la intrusión de agua salina por la proximidad de la costa, provocando la salinización del agua e indirectamente la de los suelos agrícolas.

Varios autores se han referido al tema de la sobreexplotación, reportamos una de las definiciones más comúnmente aceptada.

… la sobreexplotación de un acuífero se puede definir como la extracción del agua del mismo en una cantidad superior a la correspondiente a su alimentación, todo ello referido a un período de tiempo suficientemente largo como para diferenciar las consecuencias similares que tendrían períodos anómalamente secos. En consecuencia, el efecto más inmediato de la sobreexplotación sería el descenso continuado de los niveles piezométrica, que se acompaña normalmente del agotamiento de las surgencias.1

Pulido Bosch A. en: Sobreexplotación de acuíferos y desarrollo sostenible.

 

Consecuencias de la sobreexplotación

Las consecuencias ahora son catastróficas ya que cada día hay menos agua,y se catalogan en directas e indirectas, si bien puede ser discutible sobre cuales son las que pertenecen a cada grupo, en general puede establecerse la siguiente clasificación:

Consecuencias directas
  • Descenso de los niveles piezométricos
La explotación de las aguas subterráneas por cualquiera de los sistemas posibles que incluyan bombeos producen inexorablemente descenso del nivel piezométrico, sea en el entorno inmediato de los pozos o en una amplia área.
El descenso se produce siempre que hay extracción de agua subterránea, por lo tanto el descenso del nivel piezométrico no es sinónimo de sobreexplotación. En estos casos después de un período de descenso vendrá un período de recuperación del nivel. Si el nivel medio de largo período (5 o más años) es constante o tiende a crecer, es el signo más seguro de que no existe sobreexplotación.
En el caso en que el volumen extraído en un período de un año sea mayor que el volumen repuesto al acuífero, se producirá un descenso de año en año del nivel piezométrico, esta es una señal clara de que puede estarse en una situación de sobreexplotación, y debe procederse a un monitoreo sistemático de los niveles.1
  • Compactación inducida del terreno
Este fenómeno se puede verificar principalmente en los acuíferos confinados, donde la disminución de la presión intersticiales pueden llevar a un reacomodo irreversible de las partículas sueltas, en los acuíferos detríticos, lo que puede causar hundimientos en el suelo. Los ejemplos más conocidos internacionalmente son los de Venecia y México D.F.
Situaciones como las descritas arriba se han verificado también en campos de explotación petrolífera.1
  • Compartimentación de acuíferos
Cuando la estructura tectónica es compleja, en presencia de escalones en el substrato impermeable, con sectores levantados y otros hundidos, al bajar el nivel piezométrico pueden producirse la separación de parte del acuífero, escondido detrás de una elevación del fondo impermeable. Esto provocara una rápida y sustancial reducción de la capacidad del acuífero.1
  • Aumento de los costos de explotación
Como consecuencia del descenso del descenso del nivel piezométrico, se pueden quedar fuera de uso los pozos, o estos deben ser profundizados e incluso deben cambiarse las bombas por otras más potentes, lo que implica en costos adicionales para el sistema pero en todos los casos se ha de incrementar el costo de bombeo. Existes casos registrados donde el nivel freático se ha bajado más de 90 m en 4 años, los costos de extracción se han triplicado.2
  • Deterioro de la calidad del agua
La explotación de un acuífero, independientemente de que se trate de una sobreexplotación o no, puede provocar mezclas de aguas de diferentes calidades, lo que se puede traducirse en una desmejora de la calidad. Un caso particular, sería cuando el sustrato o alguno de los bordes del acuífero está ocupado por materiales evaporíticos, situación que se verifica frecuentemente en zonas alpinas y en el altiplano, particularmente en el lado boliviano.
Este fenómeno es muy frecuente también en acuíferos costeros, donde un bombeo excesivo favorece la intrusión salina.1
  • Abandono de pozos
En algunos casos, la explotación de acuíferos puede provocar el abandono de pozos por problemas de calidad o de cantidad. El caso del acuífero costero ya mencionado puede conllevar el abandono de pozos y la construcción de otros en áreas del acuífero menos deterioradas. Cuando el nivel piezométrico baja demasiado, algunos pozos pueden reducir su caudal, y llegar a provocar su abandono, por ejemplo si el diámetro final de la obra no es el adecuado como para permitir su reprofundización. Hay casos donde la necesidad de abandono es más evidente como es el caso del vaciado del acuífero, o cuando el nivel se sitúa en áreas muy escasamente productivas.1
  • Modificaciones inducidas en el régimen de los ríos
La sobreexplotación de un acuífero directamente conectado con un río puede afectar al régimen de este último. Cuando el bombeo alcanza volúmenes elevados el río puede llegar a secarse durante algunos períodos con el consiguiente impacto ecológico.3 En España hay numerosos ejemplos de ello aunque posiblemente el más conocido sea el del río Guadiana.4 5 El régimen de este río ha cambiado en el área de cabecera como consecuencia de la explotación del acuífero relacionado con él (Parques de las Lagunas de Ruidera y Tablas de Daimiel). En determinados casos puede ser adecuado provocar una recarga inducida, estacional, a partir de los mismos ríos, en los períodos de aguas altas, para garantizar el abastecimiento en aguas bajas.
  • Afección o secado de zonas húmedas
Al igual que sucede con los ríos asociados con acuíferos, las zonas húmedas alimentadas por acuíferos pueden sufrir las consecuencias de la explotación de las aguas subterráneas. Estas zonas húmedas pueden estar situadas en el entorno de los manantiales mismos o localizarse en los sectores en los que el nivel piezométrico se sitúa sobre la superficie del terreno. Las Lagunas de Ruidera en la provincia de Ciudad Real (España) suministran un ejemplo claro de impacto en un acuífero de 2.700 km2 que recibe una alimentación media de 126 hm3/año mientras que se bombean6 35 hm3/año. A pesar de que las extracciones son bastante bajas con respecto a la recarga, varias lagunas se han secado y el resto ha reducido sensiblemente su lámina de agua.
  • Problemas legales por afección a los derechos de terceras personas
El problema legal relacionado con la sobreexplotación de acuíferos afecta a los usuarios tradicionales de las surgencias naturales de los sistemas. Los manantiales reducen su caudal en período seco, coincidiendo con el aumento de la demanda. Los derechos adquiridos ancestrales pueden paralizar cualquier explotación no iniciada por esos mismos usuarios. En muchos países hay ejemplos de intento de regulación de acuíferos para lo cual se han llevado a cabo costosos estudios incluyendo sondeos de investigación, pruebas de bombeo y perforación de sondeos de explotación.
En muchos países, entre ellos en países de Latinoamérica, el problema puede que la explotación incontrolada condiciona las explotaciones más antiguas donde los pozos tenían una profundidad menor. Como ejemplo, esto puede estar sucediendo en: El Alto, en Bolivia, donde uno de los sistema de abastecimiento de agua potable pra esta ciudad ha disminuido radicalmente su capacidad; y, en las áres rurales situadas al norte de Ica, donde se puede leer, en carteles colocados al borde de la carretera panamericana: "Prohibido perforar pozos".
Consecuencias indirectas
  • Problemas en redes de evacuación y roturas de infraestructuras
La subsidencia inducida, al ser diferencial, puede llegar a cambiar los gradientes de las redes de evacuación de aguas residuales, produciendo áreas encharcadas e inundadas; en otros casos, las canalizaciones rompen al superarse la capacidad de deformación elástica del material. A su vez estas fugas y/o encharcamientos provocan la saturación del material con el cambio consiguiente de las propiedades mecánicas del mismo, lo cual se traduce en una aceleración de los procesos destructivos.
  • Salinización de suelos
El riego con aguas subterráneas, en las que el contenido salino ha aumentado, como consecuencia de su explotación puede provocar la salinización de los suelos. Este hecho es particularmente significativo en el caso de acuíferos costeros donde se haya incrementado la cuña salina. Existen varios casos donde importantes áreas de regadío han debido ser abandonadas por esta razón.7
  • Desertización progresiva
La desertización puede ser debida, entre otros factores, a la salinización del suelo y a la sobreexplotación de las aguas. Los terrenos que tras haber sido transformados en regadío han tenido que ser abandonados debido a la salinización del suelo y/o a la insuficiente cantidad de agua para riego, ponen de manifiesto que son especialmente vulnerables a la erosión.
El abandono de estas tierras tras la muerte del arbolado favorece el inicio de las erosiones laminar y concentrada, cárcavas y abarrancamientos, procesos remontantes, y piping.8
  • Inducción de hundimientos y colapsos
Existen muchos ejemplos registrados que ilustran, especialmente en zonas kársticas, colapsos del terreno. Muchos de estos están estrechamente relacionados con la explotación de aguas subterráneas, por encima de su capacidad de recarga.9 El agua actúa como elemento estabilizador al soportar parte de la carga; un descenso en el nivel piezométrico reduce la resistencia del subsuelo, aumentando el riesgo de colapso
En otros casos, la explotación produce la movilización de conductos y huecos kársticos rellenos con arcilla de descalcificación y en equilibrio con el entorno. La evacuación rápida de estos materiales, que contribuyen al equilibrio, puede provocar el colapso del techo carbonatado por falta de soporte.10
La dimensión media de los colapsos es inferior a 20 m de diámetro y 10 de profundidad. Las formas pueden también ser muy variables, desde circulares a elípticas, aunque también alargadas. En el Sur de China, los colapsos inducidos por bombeos se aproximan a 3.000 desde el año 1969.
  • Cambios en las propiedades físicas de los acuíferos
Los acuíferos son sistemas dinámicos, y esto es mucho más evidente en los acuíferos cársticos. Los procesos de carstificación actúan de manera continua siempre que las condiciones favorables persistan. Estos procesos son relativamente rápidos a escala geológica. La explotación puede alterar los potenciales hidráulicos debido a los cambios en la dirección del flujo que aumentan cerca de las áreas sometidas a bombeos intensivos; ello se puede acompañar por un aumento en el potencial de carstificación con el consiguiente aumento en el volumen de huecos. La carstificación se acelera si como resultado de la explotación se produce una mezcla de agua que genere aguas subsaturadas con respecto a la calcita; es lo que se denomina carstificación por mezcla de aguas. Un caso particular puede ser el de los acuíferos costeros.11 en los que la franja de transición agua dulce – agua salada es muy activa en lo relativo a la disolución, precipitación e intercambios iónicos, lo que puede traducirse en un cambio en el volumen de huecos.12 13
  • Inducción de contaminación procedente de grandes distancias

Imágenes de sobreexplotación del aguaNotificar imágenes

Resultado de imagen para sobreexplotación del agua

Resultado de imagen para sobreexplotación del agua

Resultado de imagen para sobreexplotación del agua

Resultado de imagen para sobreexplotación del agua

Resultado de imagen para sobreexplotación del agua

Más imágenes de sobreexplotación del agua

Anuncios