La “Pesca de arrastre agita aguas entre gobierno y organizaciones”;

La “FUNDACIÓN MARVIVA SOSTIENE QUE SE COMPROMETE FUTURO DE 15 MIL PESCADORES ARTESANALES.”… Lo Cual Es Cierto:

Pescador: “no queremos nada con el arrastre”

“Heriberto Morales, pescador artesanal y miembro de la Asociación de Pescadores de Cuajiniquil, enfatizó en que están en desacuerdo con la pesca de arrastre y su eventual reactivación. “No queremos nada con la pesca de arrastre (…) El recurso que tenemos es muy bajo. Si antes sacábamos 10 mil colones por día, a veces ganamos 4 o 5 mil por día. El costo de la vida está muy alto”, citó Morales, quien además cuestionó decisiones anteriores del Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca). “…

Por Eso, los “Pescadores artesanales aplauden decisión de Sala Constitucional sobre pesca de arrastre”.

El “PRESIDENTE DE INCOPESCA SOSTIENE QUE INICIATIVA FUE FRUTO DE DIÁLOGO TRANSPARENTE.”… Lo Cual Es Falso:

“Desde el año pasado hubo recelos en el diálogo con el gobierno sobre este tema debido al papel de Vivienne Solís Rivera (hermana del presidente Luis Guillermo Solís). Ella es bióloga y forma parte de la Cooperativa Autogestionaria de Servicios Profesionales para la Solidaridad Social R.L. (Coopesolidar), ente que participó y facilitó el proceso de diálogo. MarViva salió de esas conversaciones. “Es una de bomba de tiempo social. Amerita un esfuerzo de mayor responsabilidad y profesionalismo (…) Es impresionante la poca receptividad y apertura a discutir alternativas o buscar un análisis técnico más riguroso. Hay una posición más ideológica que técnica”, recalcó Jiménez.”…

La Falta de Transparencia y de Voluntad del Gobierno la Confirman los Hechos de Que, la “Agenda marina se convirtió en un tsunami para el gobierno”; Ya Que, el “Gobierno pretende restablecer pesca de arrastre”; En Tanto Que, el “Proyecto de ley para prohibir artes de pescas ilegales no avanza”.

Pero También Hay Mano Sucia del Gobierno en el Hecho de Que, la Hermana del Presidente pone turbias las negociaciones sobre pesca; ella dice que hay “envidia”. Y Por Sí Eso Fuera Poco, Gracias a INCOPESCA (o Quizás De la Mano De), la “Pesca de arrastre camaronera arma su pirámide entre pobreza”.

Los PELADORES DE CAMARÓN GANAN ¢83 MIL AL MES”; Mientras Que, Los “DUEÑOS ¢2.1 MILLONES”…

“Con 27 licencias y 54 embarcaciones, la pesca de arrastre semi-industrial en el Pacífico genera 320 empleos directos en el país, los cuales disminuyen cuando la captura de camarón merma en algunas épocas del año.”…

320 empleos directos en el país, los cuales disminuyen cuando la captura de camarón merma. Versus 15 000 pescadores artesanales que ganan cerca de 10 mil colones por día, y que baja a 4 o 5 mil por día, cuando hay merma. 

¿Quién Lleva la Razón: Incopesca o los Pescadores Artesanales?

“Un estudio elaborado por la Universidad Nacional (UNA) revela que estos puestos de trabajo se  generan en las embarcaciones y los centros de acopio, teniendo como último eslabón las peladoras de camarón. Los rederos y marineros son caracterizados como empleos de baja calidad.”…

De Nuevo, ¿Quién Lleva la Razón: Incopesca o los Estudios Profesionales Realizados Por Profesionales Universitarios en Centros Especializados? 

Y Como Dije Antes, ¡Por Sí Eso Fuera Poco!, 

“INCOPESCA DEFIENDE ACCIONES TOMADAS PARA INCENTIVAR SECTOR”

¡Aunque Usted No lo Crea!

Entonces, Sí la “Pobreza afecta a trabajadores de pesca camaronera”; Sí Seguimos, “Arrastrando el futuro de nuestros mares”; Sí, la “Recuperación ecológica de los mares ticos necesita más que prohibir la pesca de arrastre”; Si, los “Pescadores artesanales y ambientalistas se oponen a reinstaurar pesca de arrastre”; Y Sí, Ya la “Sala IV acogió recurso contra Incopesca por renovar licencias pese a que medida cautelar se lo prohibía”.

¿Por Qué el “Gobierno evalúa cómo restablecer pesca de arrastre de camarón”?

¡Esa Es la Pregunta del Millón de Dólares! 

Y ¿Usted Que Opina?, ¿Cuál Será la Razón?   

 

Pesca de arrastre agita aguas entre gobierno y organizaciones

  • FUNDACIÓN MARVIVA SOSTIENE QUE SE COMPROMETE FUTURO DE 15 MIL PESCADORES ARTESANALES
  • PRESIDENTE DE INCOPESCA SOSTIENE QUE INICIATIVA FUE FRUTO DE DIÁLOGO TRANSPARENTE

Los pescadores artesanales se mantienen preocupados por la decisión del gobierno. Imagen cortesía de MarViva

Los pescadores artesanales se mantienen preocupados por la decisión del gobierno. Imagen cortesía de MarViva

Las relaciones entre las organizaciones conservacionistas y el gobierno todavía no llegan a buen puerto y este año tampoco pinta bien.

Un nutrido grupo de entidades no gubernamentales vigila un proyecto de ley que restablecería la pesca de arrastre semi-industrial de camarón, pese a que la Sala Constitucional emitió un fallo en 2013 donde prohibía esta práctica y ordenó no emitir más licencias. La última vence en 2019.

Lea: Agenda marina se convirtió en un tsunami para el gobierno

Jorge Jiménez, director general de la Fundación MarViva, dijo que las relaciones con la contraparte gubernamental no tienen –hasta el momento- punto de mejora. Lejos de eso, mantienen preocupación por la eventual presentación de esa iniciativa de ley.

“En 2013 la Sala IV señaló que era un arte destructivo, que no podía ser utilizado en el país. Nos preocupa porque el proyecto de ley no contempla dato o sustento técnico que nos permita indicar que ahora sí será sustentable y que las deficiencias apuntadas en cuanto a destrucción de fondos, paisaje, daños en economía local, destrucción de la biodiversidad han sido subsanadas”, sentenció Jiménez.

Lea: Gobierno pretende restablecer pesca de arrastre

El representante calificó el proyecto como ‘vago y confuso’. Cuestionó que no se especifique alguna acción que vaya a mejorar la sostenibilidad de la práctica y teme por la reactivación de licencias vencidas.

“Nos preocupa que el entendimiento de que primero se active la pesca de arrastre y que después estudiemos que sea sostenible (…) Nos preocupa un transitorio del proyecto de ley donde dice que todas las licencias que hayan vencido tras el fallo de la Sala IV, volverán a ser reactivadas automáticamente con la aprobación de la ley”, cuestionó el director, quien se dijo preocupado por el futuro de 15 mil pescadores artesanales que dependen de la sostenibilidad del recurso.

PROYECTO DE LEY 18.801 FUE APOYADO POR EL PAC EN ANTERIOR LEGISLATURA, PERO EN ESTA NO

Lea: Proyecto de ley para prohibir artes de pescas ilegales no avanza

El proyecto busca prohibir la pesca de arrastre. (Imagen de Pretoma)

El proyecto busca prohibir la pesca de arrastre. (Imagen de Pretoma)

Mientras la mesa de diálogo en torno a la pesca de camarón y del recurso marino en general tiene algunos conflictos, un proyecto de ley que el Partido Acción Ciudadana (PAC) defendió en la legislatura 2010-14 sigue varado en la Asamblea Legislativa.

El plan de “Prohibiciones sobre artes de pescas ilegales y otras reformas”, que se sigue bajo el expediente 18.801, busca que no se realicen ciertas técnicas ni se usen herramientas, por los efectos que tiene en el ambiente. Igualmente prohíbe la pesca de arrastre. Además plantea reformas a la Ley de Pesca y Acuicultura.

El proyecto fue dictaminado positivamente por todos los diputados de la Comisión de Ambiente que estuvieron en la sesión del 16 de abril del 2015. Fueron cinco: Abelino Esquivel de Renovación Costarricense; Juan Marín y Aracelli Segura de Liberación Nacional; Edgardo Araya y José Ramírez del Frente Amplio. Todo con la ausencia de Laura Garro y Marcela Guerrero, ambas del PAC.

¿Qué plantea el proyecto?

Las reformas que se proponen tienen dos objetivos fundamentales: primero, establecer regulaciones para eliminar la importación, comercialización, distribución, uso, tenencia, posesión, transporte, almacenamiento y fabricación de artes de pesca ilegales.

Estos son todos aquellos instrumentos, aparejos e implementos que puedan emplearse de forma directa para la pesca o la caza acuática que no cumplan con las normativas vigentes y lo establecido en la licencia de pesca respectiva, así como establecer la obligatoriedad de que todos los artes de pesca permitidos estén debidamente identificados.

Segundo, tiene como objetivo eliminar el uso de redes de arrastre altamente destructivas para los ecosistemas marinos y que pone en riesgo su sostenibilidad, como lo son las redes de arrastre y las rastras que se utilizan para la captura del camarón, tanto por parte de embarcaciones semiindustriales como de artesanales.

Así señaló se prohíbe “importar, comercializar, distribuir, el uso, la tenencia, la posesión, el transporte, el almacenamiento y la fabricación de todo tipo de arte de pesca, diseñado para la captura de recursos hidrobiológicos, que no cumplan con las disposiciones sobre medidas, materiales y demás características técnicas, que establezca la autoridad ejecutora de esta ley”.

Igualmente declara ilegal “la pesca de camarón mediante la utilización de redes de arrastre, tanto de orilla como de profundidad”, así como el uso de redes de arrastre artesanal (rastras se les llama en ese sector) o cualquier arte de pesca que se arrastre por el fondo marino mediante la fuerza de motores en la embarcación.

También cambia las definiciones para otorgar licencias para capturar camarones, a las personas físicas o jurídicas costarricenses, o las artesanales que usen redes de enmalle. Las licencias vigentes no podrán ser prorrogadas.

Diversas organizaciones como Widecast, la Federación Costarricense de Pesca, el Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología, Marviva, el Sindicato de Trabajadores de la Industria y Pescadores Artesanales estuvieron a favor.

Tras ese dictamen pasó al Plenario, pero tras el inicio de las sesiones extraordinarias no fue convocado por el Poder Ejecutivo. Araya, afirmó que hubo resistencia por parte del partido oficialista.

El ambientalista asegura que Acción Ciudadana sufre una transformación de cuando fue oposición a ahora que está en el poder. Aunque explícitamente no lo afirman, Araya siente que rehúyen.

Lea: Pescadores artesanales aplauden decisión de Sala Constitucional sobre pesca de arrastre

Desde el año pasado hubo recelos en el diálogo con el gobierno sobre este tema debido al papel de Vivienne Solís Rivera (hermana del presidente Luis Guillermo Solís). Ella es bióloga y forma parte de la Cooperativa Autogestionaria de Servicios Profesionales para la Solidaridad Social R.L. (Coopesolidar), ente que participó y facilitó el proceso de diálogo. MarViva salió de esas conversaciones.

“Es una de bomba de tiempo social. Amerita un esfuerzo de mayor responsabilidad y profesionalismo (…) Es impresionante la poca receptividad y apertura a discutir alternativas o buscar un análisis técnico más riguroso. Hay una posición más ideológica que técnica”, recalcó Jiménez.

Pescador: “no queremos nada con el arrastre”

Heriberto Morales, pescador artesanal y miembro de la Asociación de Pescadores de Cuajiniquil, enfatizó en que están en desacuerdo con la pesca de arrastre y su eventual reactivación.

“No queremos nada con la pesca de arrastre (…) El recurso que tenemos es muy bajo. Si antes sacábamos 10 mil colones por día, a veces ganamos 4 o 5 mil por día. El costo de la vida está muy alto”, citó Morales, quien además cuestionó decisiones anteriores del Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca). 

Incopesca: “manejamos un proceso transparente”

Gustavo Meneses, presidente ejecutivo de Incopesca, consideró que existe un desconocimiento de los conservacionistas sobre el proyecto y explicó que esto se dio tras el consenso de un proceso de dialogo.

El proyecto de ley responde a los requerimientos que plantea la Sala Constitucional en el tema de la pesca de arrastre, pero va más allá. Tratamos de dar un marco normativo en el que se determinan las medidas de sostenibilidad de cualquier esfuerzo pesquero  que se realice sobre las especies de camarón comentó el funcionario.

Lea: Hermana del Presidente pone turbias las negociaciones sobre pesca; ella dice que hay “envidia”

El jerarca calificó de ‘desmedidas’ las posiciones de algunos grupos y reprochó un desconocimiento del proceso, donde la academia también participó.

Es un tema muy sensible, pero manejamos un proceso transparente. Dolorosamente, se ha desaprovechado para plantear y unir esfuerzos que permitan cumplir las regulaciones que se necesitan. Se ha llevado a un plano como de lucha de clases”, concluyó Meneses.

Pesca de arrastre camaronera arma su pirámide entre pobreza

  • PELADORES DE CAMARÓN GANAN ¢83 MIL AL MES; DUEÑOS ¢2.1 MILLONES
  • INCOPESCA DEFIENDE ACCIONES TOMADAS PARA INCENTIVAR SECTOR

Las licencias para la pesca de arrastre vencen en 2019 (Imagen de Pretoma)

Las licencias para la pesca de arrastre vencen en 2019 (Imagen de Pretoma)

Con 27 licencias y 54 embarcaciones, la pesca de arrastre semi-industrial en el Pacífico genera 320 empleos directos en el país, los cuales disminuyen cuando la captura de camarón merma en algunas épocas del año.

Un estudio elaborado por la Universidad Nacional (UNA) revela que estos puestos de trabajo se  generan en las embarcaciones y los centros de acopio, teniendo como último eslabón las peladoras de camarón. Los rederos y marineros son caracterizados como empleos de baja calidad.

Una peladora gana en promedio 83 mil colones mensuales, mientras el propietario del barco ronda los 2.1 millones. Asimismo, el total de kilogramos capturado mediante el arrastre semi-industrial presentó un descenso a partir de 2008 (850 mil) a 2013 (595 mil).

LEA: Sectores dialogan para ordenar pesca de arrastre de camarón y evitar daños

Cerrar la actividad tiene un impacto importante sobre estos sectores pobres. El Estado tiene que ver cómo soluciona la situación, esto implica estudios biológicos de los tiempos de vedas y por ejemplo determinar qué hacen los peladores en esos tiempos”, señaló Jaime Espinoza, investigador de la Escuela de Economía de la UNA.

La investigación muestra que de 153 funcionarios de peladoras, un 22% tiene la primaria incompleta y un 33% vive lo mismo con la secundaria. En el caso de la tripulación, compuesta por 249 personas, el 30% no completó la secundaria y el 28% tampoco lo logró con la primaria.

“Es importante que se hagan estudios biológicos para determinar cómo debería hacerse la pesca de tiburón: las vedas y sus tiempos. También debería haber un marco legal que regule la actividad (…) Eso implica procesos largos de capacitación y Puntarenas tiene grandes problemas”, externó el investigador.

El estudio resalta que “se ha dado una reducción en la pesca de camarón silvestre mediante la tecnología de arrastre a nivel absoluto  en los últimos diez años, aunque si se analiza la pesca por barco esta se ha mantenido en torno a los 23 mil kilogramos de camarón capturado por barco, esto nos lleva a una reducción en la cantidad de barcos que pescan de 44 en promedio en el 2013 a 26 barcos de arrastre en el año 2013”.

Desde 2013, la Sala Constitucional prohibió el uso de redes de arrastre para capturar camarón, con un proceso que culmina en 2019 con el vencimiento de la última licencia para desarrollar esta práctica.  El temor radica en el futuro de quienes trabajan hoy para las industrias.

LEA: Pescadores artesanales aplauden decisión de Sala Constitucional sobre pesca de arrastre

“Se concentra en ser un empleo de muy baja, baja y media calidad. Con salarios medios limitados comparativamente con el salario mínimo establecido en Costa Rica por la seguridad social (Ministerio de Trabajo)”, puntualiza el documento.

Incopesca difiere

PescadeArrastre1

Haga clic para ampliar. Cortesía de la UNA/MarViva

Gustavo Meneses, presidente del Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca), aseguró que el gobierno asumió la responsabilidad de crear una política pública donde se contemplan las dos flotas: artesanal de pequeña escala y la semi-industrial de arrastre.

“El documento (estudio) no hace más que avalar lo que ya se ha dicho en las mesas de diálogo de los sectores pesqueros (…) El documento se queda corto, ya que analizan a los que directamente están inmiscuidos con la actividad: tripulantes, a los peladores y a quienes le dan mantenimiento a las embarcaciones. Una de las críticas que nosotros hacemos a las recomendaciones y conclusiones es que en su totalidad no se logra visualizar a todas las personas involucradas en la actividad”, mencionó Meneses.

Gobierno evalúa cómo restablecer pesca de arrastre de camarón, sin tener información clara
  • FRENTE AMPLIO Y GREMIO ARTESANAL ACUSA AL GOBIERNO DE NO REALIZAR CAMBIOS EN MANEJO Y FAVORECER INTERESES
  • INCOPESCA YA PLANTEÓ UN DOCUMENTO CON REGULACIONES PARA EL SECTOR INDUSTRIAL, PERO NIEGA QUE QUIERA "SALVAR" PESCA DE ARRASTRE

Hace casi dos años, la Sala Constitucional prohibió la pesca de arrastre. Dejó solamente una ventana abierta para otorgar licencias a esa modalidad – propia de los industriales -, bajo la cual debe garantizarse que la acción sea sostenible.

Las licencias comenzaron a finalizar en el 2014, aunque se renovaron bajo críticas. Otras dos caducarán en el 2016, 17 en el 2017 y las últimas en el 2019. Las empresas grandes defienden el método y el impacto social de que dejaran de trabajar y los artesanales reiteran su lucha en contra. Mientras tanto el diálogo no avanza.

Y en la discusión el Gobierno es acusado de más bien apoyar a los industriales y buscar que la cuestionada técnica vuelva a ser posible, contra el fallo del máximo tribunal, la información científica disponible hoy y hasta la viabilidad política, pues tendría que acudir a una reforma de ley.

Frente Amplio cuestiona

La semana pasada, el diputado del Frente Amplio, José Ramírez, denunció esa intención de las autoridades. En un fuerte discurso aseguró que el único fin de la mesa de diálogo convocada para tratar la pesca de camarón es generar un proyecto de ley que permita de nuevo el arrastre.

Desde octubre del 2014 el Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca) inició el debate, pero en marzo anterior la directriz giró para tener un proyecto de ley para regular la pesca de camarón en tres meses.

Ramírez cuestionó que el debate no es inclusivo hacia los artesanales y que más bien se defienden los intereses de otro sector. Incluso mencionó que se convocaron reuniones lejos de las comunidades y organizaciones de los pescadores.

El frenteamplista señaló que el jerarca de Incopesca, Gustavo Meneses, no ha profundizado en el tema y reiteró que defiende a los industriales. En abril, los artesanales pidieron al presidente Luis Guillermo Solís la salida del sacerdote y funcionario.

Diálogo estancado y frustración

Las últimas licencias para pescar camarón con arrastre vencen en el 2019. (Imagen de Pretoma)

Las últimas licencias para pescar camarón con arrastre vencen en el 2019. (Imagen de Pretoma)

William Carrión, del Sindicato de la Industria Afines Pescadores Artesanales (Sitraipa), lo tiene claro: el Incopesca es incapaz, nunca ha querido cambiar el modelo de pesca de arrastre y asegura que la pesca artesanal sigue amenazada, está en “cuidados intensivos” y es de subsistencia.

El representante de Puntarenas en las mesas de diálogo expresó frustración ante la falta de voluntad en acatar el fallo de la Sala Constitucional y criticó que la entidad es un “cascarón vacío”, monta un teatro y destruye lo poco que se ha hecho.

Carrión afirmó que Incopesca pudo presentar un proyecto con alternativas, pero solo ha buscado activar el artículo que eliminó la pesca de arrastre.

Ante el poco volumen de camarón la propuesta del sector es detener el arrastre dos años y posteriormente que los industriales pesquen lejos de la costa, en la profundidad y solo durante medio año.

El activista reclamó que las corporaciones arrasan con pescado, el cual venden más barato en la capital pues pescan 4.000 kilos, por lo que el artesanal se ve afectado, con su menor pesca y un precio más caro en la costa.

Defensa de diálogo y pesca de arrastre “sostenible”

El presidente de Incopesca, Gustavo Meneses, defendió el proceso de diálogo y negó que se excluya a algún sector. Con respecto a la directriz presidencial resaltó que busca tener una política nacional para el aprovechamiento sostenible de pesca de camarón.

El jerarca aseguró que el diálogo no está orientado a salvar la pesca de arrastre, pues se ve la pesca de camarón como un todo, con sus dos técnicas: la semiindustrial y la artesanal. Pero admitió que se trabaja en la línea de tener una pesca de arrastre sostenible, como lo mencionó la Sala Constitucional. Incluso dijo que se debe analizar el impacto de la pesca artesanal, que dijo es fuerte.

Según Meneses la política incluye un marco normativo con parámetros técnicos y científicos, para que la actividad no impacte el ambiente. El presbítero señaló cuatro ejes en ese trabajo.

Cuatro ideas
  1. Generar una campaña de comunicación en la cual se pueda dignificar la condición del pescador y estimular el consumo.
  2. Sentar a que se investigue a partir de universidades y relación con instituciones del estado.
  3. Generar un proceso de reconversión productiva.
  4. Lograr bienestar socioeconómico de poblaciones pesqueras muy afectadas

Normativas para los industriales, sin datos claros aún

(Imagen con fines ilustrativos

La pesca de arrastre atrapa a muchas otras especies además del objetivo. (Imagen con fines ilustrativos de pesca de camarón en Estados Unidos / AFP)

Pero mientras el Incopesca justifica un proceso, por otro lado ya existe un documento de trabajo por parte del Gobierno, un borrador de normativa con miras al proyecto de ley para tener en tres meses, que presenta mayoritariamente artículos en relación con el sector industrial. La situación levanta dudas en organizaciones ambientales.

La gerente de Incidencia Política de la Fundación Marviva, Viviana Gutiérrez, aseguró que ante las consultas las autoridades no aclaran si la meta es reinstaurar la pesca de arrastre semiindustrial. Pero el 90% de las regulaciones tiene que ver con el aprovechamiento de ese sector.

La abogada señaló que si Incopesca quiere girar cambios o instrucciones para el funcionamiento de la labor de pesca industrial puede hacerlo con acuerdos de junta directiva.

El problema que ve el sector ambiental es el avance rápido hacia un proyecto de ley, sin tener datos claros ni información científica que respalde la pesca de arrastre, como lo exigió la Sala Constitucional. El diputado del Frente Amplio, José Ramírez, calificó que el proceso avanza “a trompada de loco”

Marviva cuestionó que no se puede hablar de un proyecto de ley, con un plazo de tres meses, pues aún no hay información para determinar el estado del recurso camarón, la capacidad de extracción de las poblaciones, la cantidad de barcos que pueden operar y medidas a aplicar. Por eso piden pausa. Pero Incopesca pone sobre la mesa un documento con observaciones para el sector semiindustrial.

Puntos del borrador de normativa

Aunque el documento no es público aún, crhoy.com conoció un ejemplo del documento que plantea regulaciones al sector industrial. El subrayado no pertenece al original.

13. Procesos de evaluación científico-técnico.

El INCOPESCA en el ejercicio de sus atribuciones competenciales conferidas por su Ley Orgánica, autorizará el uso de las artes de pesca para camarón que cumplan con los criterios del desarrollo sostenible democrático.

A tal efecto coordinará con el MINAE, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (MICITT), con las universidades estatales, organismos no gubernamentales y otras entidades científicas la realización de investigaciones para lograr determinar de manera efectiva que las artes de pesca cumplan con un criterio que permita el aprovechamiento sostenible del camarón, entendido como el balance entre estabilidad de ecosistemas asociados, sostenibilidad del recurso y desarrollo de la actividad pesquera.

Lo anterior, en concordancia con los estudios directos que se desarrollen mediante la implementación de un programa de observadores abordo y el uso de dispositivo o baliza de monitoreo y seguimiento satelital u otra tecnología, compatible con la plataforma de seguimiento satelital que tiene el INCOPESCA.

Para dichos procesos de evaluación científico-técnico, deberán considerarse los siguientes indicadores de sostenibilidad:

a. Programas permanentes de control y vigilancia.

b. Protección de hábitats y zonas de reproducción.

c. Ordenamiento Espacial Marino para flotas de pesca, en especial el retiro de la flota camaronera de arrastre de tres millas de la línea de pleamar en todo el litoral Pacífico.

d. Obligatoriedad del uso de dispositivos de seguimiento y monitoreo en embarcaciones de pesca de arrastre. La flota camaronera en pequeña escala contara con un plazo adicional de 18 meses.

e. Obligatoriedad del uso de dispositivos excluidores de tortugas marinas (DETs) y de peces (DEPs), que garanticen tasas promedio de exclusión de organismos hidrobiológicos del 30%. Los trasmallos deberán contar con las medidas autorizadas. No se autoriza el arrastre a la flota de pequeña escala, salvo en el Caribe y Golfo Dulce, en donde el INCOPESCA podría autorizar algún tipo de pesca de arrastre en pequeña escala con un arte de pesca de muy bajo impacto para el ecosistema.

f. Establecimiento de medidas de regulación con indicación de los tiempos y horarios de faena de pesca, la duración máxima de los lances, la definición de cuotas de captura con base en lo que establezca el Plan de Capacidad del recurso camaronero, todo ello con el objeto de disminuir el esfuerzo pesquero.

g. Definición de límites que permitan la regulación de porcentajes máximos de pesca incidental y descartes.

h. Vedas diferenciadas por tipo de flota y zona de pesca, debidamente avaladas por la Comisión de Coordinación Científico Técnica del INCOPESCA.

i. Incorporación de cambios tecnológicos en las artes de pesca de la flota camaroneraque minimicen el impacto sobre el ambiente y particularmente sobre el lecho marino.

Viviana Gutiérrez afirmó que se necesitan los datos y por eso realizan – junto a la Universidad Nacional un estudio socioeconómico para conocer el impacto de una eventual salida de la flota camaronera.

Marviva aceptó que se daría, pero aclaró que no se sabe cuántas familias y empleos se verían afectados pues el sector camaronero dice una cifra y el artesanal otra, mientras que el Gobierno no tiene información. Además se debe conocer el impacto del arrastre en otras pesquerías.

Reunión secreta e intereses

Según explicó Marviva y el Sindicato de la Industria Afines Pescadores Artesanales  Incopesca ya ordenó que se realice una mesa bilateral y privada entre el grupo semiindustrial y los sectores artesanales.

La Fundación ya mostró su preocupación del porqué se busca una cita secreta paralela a la mesa de diálogo. William Carrión, representante de Puntarena, aseguró que no saben para qué es la convocatoria, pero acudirán.

Eso si criticó que “no tienen nada que negociar” pues desde hace muchos años han puesto sus críticas a la pesca de arrastre.

Hoy el asesor legal del sector industrial es el expresidente del Incopesca Luis Dobles.

Cuestión de leyes en el Congreso

En el 2014 los diputados dictaminaron un proyecto de ley para validar el arrastre en la pesca de camarón. Cuando se renovaron licencias, a pesar de la objeción de la Sala Constitucional, Incopesca alegó que esas tienen un manejo legal diferente, a partir del pronunciamiento del tribunal. Marviva se enfrentó a esa interpretación, que defendió el entonces presidente Luis Dobles…hoy asesor de los camaroneros industriales.

Este año la Comisión de Ambiente dictaminó positivamente el proyecto de ley 18.801 que realiza ciertas prohibiciones de partes de pesca ilegales, incluida el arrastre. Ahora entrará a Plenario, pero el sindicato artesanal acusa al Incopesca de realizar gestiones para traerse abajo el plan.

Pobreza afecta a trabajadores de pesca camaronera

De izquierda a derecha, Jaime Espinoza y Álvaro Parada, investigadores UNA. CRH

De izquierda a derecha, Jaime Espinoza y Álvaro Parada, investigadores UNA. CRH.

La Escuela de Economía de la Universidad Nacional (UNA) y la Fundación MarViva piden que el Estado garantice soluciones económico-sociales a los pescadores camaroneros de Puntarenas.

A esta conclusión llegaron tras el estudio denominado: ‘Caracterización socioeconómica del sector de pesca de arrastre de camarón en el Pacífico costarricense“.

En total, se tomaron en cuenta unas 682 personas dependen de esta actividad. De las cuales, 400 forman parte de tripulaciones pesqueras.

“La cadena contrata a un grupo poblacional de bajo ingreso. Es decir que se ocupa un grupo pobre de la provincia de Puntarenas. Fuera del impacto que tiene la pesca de camarón de arrastre, hay muchos estudios en otros países, la actividad tiene un impacto importante de estos sectores pobres“, indicó Julio Espinoza, investigador de la UNA.

Ante la escasez de recurso, la Sala Constitucional dictaminó que las licencias para pesca de camarón no debían ser renovadas. La última expira en 2019.

“Cerrar la actividad tiene un impacto sobre estos sectores pobres. Evidentemente el Estado tiene que ver cómo resuelve esta situación, esto implica estudios biológicos, de vedas y determinar qué hacen los peladores –os más pobres – durante la veda”, indicó Espinoza.

En otros países, durante las vedas, se le otorga un subsidio estatal a las personas afectadas. Aquí debería recaer en Incopesca u otras entidades estatales.

“El nivel de pobreza en el Pacífico central ronda el 30%. Es el máximo por donde anda la pobreza en el país: el impacto social es muy alto“, dijo el investigador.

Entre las recomendaciones giradas por los investigadores se cita el desarrollo de estudios biológicos para determinar cómo debería hacerse la pesca de camarón.

“Lo otro es todo un marco legal que ordene la actividad”, citó Espinoza.

William Carrión, pescador artesanal de Puntarenas, aseguró que la situación es crítica y temen que se complique aún más en los próximos meses.

OPINIÓN | NOTICIA

Arrastrando el futuro de nuestros mares

Justo cuando el Poder Ejecutivo hace esfuerzos por volver sus ojos al mar, contradictoriamente se convoca a sesiones extraordinarias del Congreso, el proyecto de ley N.º 18968) que pretende legalizar de nuevo el uso de las redes de arrastre…

Recuperación ecológica de los mares ticos necesita más que prohibir la pesca de arrastre

“A partir del vencimiento de las licencias de arrastre esperamos ver una recuperación de las poblaciones de peces (víctimas de pesca incidental) sobre todo en las zonas costeras y sí, se podría hablar de una recuperación entre cinco y diez años”.

Con estas palabras, Jorge Jiménez –director de la organización MarViva– dimensionó el impacto positivo que traería la resolución de la Sala IV al prohibir la técnica de arrastre en aguas costarricenses.

Asimismo, y según explicó el biólogo Erick Ross de MarViva, la recuperación de peces no solo vendrá por el hecho de no ser capturadas por redes de arrastre sino que también tendrán más fuentes de alimento al también recuperarse las poblaciones de camarones en el litoral Pacífico. Este sería el caso de la corvina, el róbalo, el congrio y la cabrilla.

Ahora, la pesca de arrastre es uno de los factores de la disminución del recurso pesquero, pero no es el único.

Para recuperar estas poblaciones aún debe regularse el uso de rastras por parte de pescadores artesanales en el golfo de Nicoya y controlar la contaminación que traen las cuencas hidrográficas hasta las aguas del Pacífico.

Las rastras son pequeños marcos de acero de donde se sujeta una bolsa que es arrastrada y “barre” el fondo marino. En principio, su impacto ecológico yace también en la pesca incidental.

Este es un tipo de arte de pesca que es ilegal. Aún así, y según Jiménez, existen unas 500 rastras operando en el golfo de Nicoya.

“Si hay pesca de arrastre en el golfo de Nicoya, esta no proviene de camaroneros sino de las rastras artesanales que además son ilegales”, acusó Román Chavarría, representante de los camaroneros.

El otro factor es la contaminación costera. “Las especies se reproducen en los estuarios y manglares. Allí es donde estamos recibiendo grandes descargas de contaminantes agrícolas y fecales que vienen de la ciudad”, dijo Jiménez.

Ordenamiento, controles y diversificación de actividades permitirán al golfo volver a sus años de mayor productividad.

VIVIR | NOTICIA

Pescadores artesanales y ambientalistas se oponen a reinstaurar pesca de arrastre

Pescadores de Puntarenas muestran las redes que utilizan los barcia camaroneros para la pesca de arrastre en el país y que afectan a otras especies marinas que son para pesca artesanal.

Pescadores artesanales del Pacífico, ambientalistas y diputados se oponen a un borrador de proyecto de ley, según ellos apoyado por el Gobierno, que buscar permitir la pesca de arrastre semi-industrial de camarón en el país…

VIVIR | NOTICIA

Pescadores artesanales critican nueva política camaronera

Para el sector camaronero, el uso obligatorio del dispositivo excluidor de tortugas (como este de la fotografía) disminuye la pesca incidental.  | PABLO MONTIEL /ARCHIVO

Para un grupo de pescadores, la nueva política nacional para ordenar la pesca de camarón solo refleja los intereses del sector semi industrial, obviando así los de los artesanales que también son usuarios de este recurso marino…

VIVIR | NOTICIA

Sala IV acoge recurso contra Incopesca por renovar licencias pese a que medida cautelar se lo prohibía

El problema no es la pesca de camarón, sino la captura de otras especies que capturan las redes de arrastre y son tiradas sin vida al mar.

La Sala Constitucional acogió para su estudio un recurso de amparo presentado el viernes 21 de marzo por la Organización No Gubernamental  MarViva en contra del Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca) debido a que esta última entidad renovó tres …

OPINIÓN | NOTICIA

¿Por qué no aprobar las licencias para pesca de arrastre?

¿Qué nos motiva a dos exministros de distintos partidos políticos y de dos carteras que, en principio, tienen poco en común para escribir el presente comentario? Nos motiva el avance acelerado y sin recato de los criterios de expertos, científicos y asesores legislativos del proyecto de ley expediente #18.968, que tiene por objeto renovar las licencias para la pesca del camarón por medio de redes de arrastre…

Anuncios