La Historia la Escriben Quienes Ganan las Batallas (Guerra), Es Por Eso Que, Sólo Nos Dan Una Versión de la Historia, la del Ganador.

La Otra Se Esconde, Se Pone Aparte; Es Decir, Permanece Apócrifa, Porque Sus Enseñanzas y Su Conocimiento, No Convienen Salgan a la Luz, Para los Propósitos de los Ganadores; O Sea, ¡Contar Su Historia!

Y Es Que, en Está Historia, el Primer Ganador Que Contó Su Historia Fue “Moisés”; Que Aparte de Profeta, Fue un Gran Genio y Estratega Militar Que Escribió los Cinco Primeros Libros Bíblicos (Pentateuco); Convirtiéndose Así en el Primer profeta y Legislador de Israel. Ver: “¿Quienes escribieron la Biblia?”.

De Esa Manera el Pentateuco No Sólo Sirvió de Base Para la “Biblia” Hebrea, También Sirvió de Base Para las Sagradas Escrituras del Monoteísmo (Biblia, Torá, Antiguo Testamento, Corán).

El Segundo Ganador en Contar Su Historia Fue “Constantino I (emperador)”; Quien No Solo Fue Emperador de los romanos Desde su Proclamación Por sus Tropas el 25 de julio de 306; También Fue, el Legalizador de la religión cristiana por el Edicto de Milán en 313; Y También;

“Convocó el Primer Concilio de Nicea en 325, que otorgó legitimidad al cristianismo en el Imperio romano por primera vez. Se considera que esto fue esencial para la expansión de esta religión, y los historiadores, desde Lactancio y Eusebio de Cesarea hasta nuestros días, le presentan como el primer emperador cristiano, si bien fue bautizado cuando ya se encontraba en su lecho de muerte, tras un largo catecumenado.”…

En Otras Palabras Fue Quien Oficializó la Religión y la “Iglesia católica”; Como “Universal”; Pese A No Ser Cristiano y A Mantener Como Único Criterio, la Conservación del Poder y Del Imperio Romano, A Través de Una Sola Religión.

Pero en Eso, No Estuvo Sólo, le Asistió, “Ireneo de Lyon”; o San Ireneo Como lo Conoce la Iglesia Católica. Y Porqué No, Él Fue Uno de Sus Formadores, Gracias al Primer “Concilio ecuménico”; Que Se Realizó en el Año 325 y Se Llamó “Primer Concilio de Nicea”; Sentando las Bases Políticas del Cristianismo Moderno y de la Jerarquía Eclesiástica de la Iglesia Católica.

Y Es Que, Hay Que Hacer Énfasis En “Cristianismo” Moderno; Que Es, “es una religión abrahámica monoteísta basada en la vida y enseñanzas atribuidas a Jesús de Nazaret, presentadas en el canon bíblico —que recoge tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento—.”…

Poco o Nada Tiene Que Ver Con el Despectivamente Denominado “Cristianismo primitivo”; o paleocristianismo Que “es periodo de la historia del cristianismo anterior al Primer Concilio de Nicea (año 325). Se divide habitualmente en dos fases: el período apostólico (siglo I) y el período preniceno (siglos II, III y comienzos del IV).”…

¿Por Qué?, Porque, “Los concilios o sínodos pre-Nicenos fueron, en su mayor parte, reuniones de naturaleza regional, nunca llegando a reunir a todos los obispos de la Iglesia. A pesar de eso, estos concilios eran muy importantes para clarificar varios aspectos doctrinales o disciplinares en los principios del Cristianismo y sus decisiones, en general, son seguidas por muchos cristianos y obispos que no participaron en estos encuentros. El ejemplo más paradigmático de estos concilios es el Concilio de Jerusalén (49 d.C.), que liberó a la Iglesia cristiana naciente de las reglas antiguas de la Sinagoga y, por eso, marcó definitivamente la desvinculación del cristianismo del judaísmo y confirmó para siempre el ingreso de los gentiles (no-judíos) en la cristiandad. El primer concilio con el objetivo de reunir a todos los obispos de la Iglesia, y por lo tanto ecuménico, se realizó solamente en 325 y se llamó Primer Concilio de Nicea.”…

Y Porque, “Ireneo de Lyon, conocido como San Ireneo (griego: Εἰρηναῖος) (n. Esmirna Asia Menor, c. 130 – m. Lyon, c. 202), fue obispo de la ciudad de Lyon desde 189. Considerado como el más importante adversario del gnosticismo del siglo II. Su obra principal es Contra las Herejías.”…

Nuevamente ¿Por Qué?, Porque, “Según esta doctrina los iniciados no se salvan por la fe en el perdón gracias al sacrificio de Cristo, sino que se salvan mediante la gnosis, o conocimiento introspectivo de lo divino, que es un conocimiento superior a la fe. Ni la sola fe ni la muerte de Cristo bastan para salvarse. El ser humano es autónomo para salvarse a sí mismo.”…

Pero, Créanlo o No, Lo Que Jesús Cristo Vino a Enseñarnos y a Predicar A Través de Sus Parábolas y Sus Acciones Fue Precisamente “Gnosticismo”; O Sea, el “conocimiento introspectivo de lo divino, que es un conocimiento superior a la fe”; Por Que Es Conocer a Dios y Conocerse a Uno Mismo el Camino de la Salvación… ¡Has el bien y no mira a quien! Como Decía el Propio Jesús; O ¡Perdónalos porque no saben lo que hacen! Como Dijo poco antes de morir.

Y Es Que, En su Afán “Contra las Herejías”; Y en Su Afán Por Lograr Centralizar el Poder Político y el Religioso en Una Nueva Religión, San Ireneo, Arbitrariamente Seleccionó 4 Evangelios Como los Principales del Nueva Texto Sagrado, La Biblia. Y Como Herejes a Todos los Demás Que No Coincidían Con Su Visión Política y Religiosa Católica, Apostólica y Por Supuesto Romana.

Me Refiero a los “Evangelios apócrifos”; o Gnósticos. Pero, ¿Por Qué?, Porque Estos Escritos Surgidos en los Primeros Siglos del cristianismo Cuenta la Vida en Torno a la Figura de Jesús de Nazaret. Y Está Figura Aparecía en Muchos de Ellos Como No Divina, Más Bien, Como, Humana. Y Esto en Nada Servía a los Propósitos Políticos, Económicos y Militares de la Nueva Religión, del Nuevo Cristianismo.

Un Último ¿Por Qué?, Porque Entre los Evangelios Gnósticos Que Destacan Están: el “Evangelio de Tomás”; que es “un evangelio apócrifo que contiene 114 dichos atribuidos a Jesús de Nazaret.”… El “Evangelio de María Magdalena”; escrito entre los años 120 y 180 d.C. del cual tristemente han llegado hasta nuestros días sólo algunos fragmentos; pero muy significativos; ya que, pone a María Magdalena por sobre el Apóstol Pedro en las preferencias de Jesús y como vicaria de su Iglesia.

Eso Sin Mencionar Otros Polémicos Evangelios Como el  “evangelio de judas”;

Un Compendio de 52 Tratados Gnósticos Que Se Encuentran los “Manuscritos de Nag Hammadi”.    

Imagen del códice II de Nag Hammadi, que muestra el final del evangelio apócrifo de Juan y el comienzo del evangelio de Tomás.

 

 

Evangelios Apócrifos (Gnósticos)

Definiciones web

Evangelios apócrifos o extra-canónicos es el nombre dado a escritos surgidos en los primeros siglos del cristianismo en torno a la figura de Jesús de Nazaret que no fueron incluidos posteriormente en el canon de la Iglesia católica, ni fueron aceptados tampoco por otras Iglesias cristianas …

http://es.wikipedia.org/wiki/Evangelios_apocrifos

Búsquedas relacionadas con Evangelio de Jesús

evangelio de jesus encontrado en 1945

evangelio escrito por jesus

evangelio de jesus en arameo

evangelio de jesus pdf

evangelio de maria magdalena

evangelio de judas

evangelio de tomas

el evangelio de cristo jesus

 

¿Quienes escribieron la Biblia?

¿Quiere saber quienes escribieron la Biblia?  ¡Vamos a investigar!

La respuesta corta:  La Biblia tiene unos cuarenta autores. Sabemos quien escribió muchos de los libros de la Biblia, pero algunos de los libros siguen siendo un misterio.  Los libros de la Biblia fueron escritos durante un período de alrededor de 1500 años.

¿Quienes escribieron la Biblia?  Una respuesta más amplia…

Aquí están los autores más importantes de la Biblia por libro.  Si no sabe quién escribió el libro, pero tenemos una buena suposición, el nombre tiene ¿?.


Libro Autor
Génesis Moisés
Éxodo Moisés
Levítico Moisés
Números Moisés
Deuteronomio Moisés
Josué Josué (la mayoría del libro)
Jueces ¿Samuel?
Rut ¿?
1Samuel ¿?
2Samuel ¿?
1Reyes ¿?
1Reyes ¿?
1Crónicas ¿?
2Crónicas ¿?
Esdras ¿?
Nehemías ¿Nehemías?
Ester ¿Mardoqueo?
Job ¿?
Los Salmos David y varios otros
Los Proverbios Salomón y otros
Eclesiastes ¿Salomón?
Cantar de los Cantares Salomón
Isaías Isaías
Jeremías Jeremías
Lamentaciones Jeremías
Ezequiel Ezequiel
Daniel Daniel
Oseas Oseas
Joel Joel
Amós Amós
Abdías Abdías
Jonás ¿Jonás?
Miqueas Miqueas
Nahúm Nahúm
Habacuc Habacuc
Sofonías Sofonías
Hageo Hageo
Zacarías Zacarías
Malaquías Malaquías
Mateo Mateo
Marcos Marcos
Lucas Lucas
Juan Juan
Hechos Lucas
Romanos Pablo
1Corintios Pablo
2Corintios Pablo
Gálatas Pablo
Efesios Pablo
Filipenses Pablo
Colosenses Pablo
1Tesalonicenses Pablo
2Tesalonicenses Pablo
1Timoteo Pablo
2Timoteo Pablo
Tito Pablo
Filemón Pablo
Hebreos ¿?
Santiago Santiago ¿medio hermano de Cristo?
1Pedro Pedro
2Pedro Pedro
1Juan Juan
2Juan Juan
3Juan Juan
Judas Judas ¿medio hermano de Cristo?
Apocalipsis Juan (probablemente el apóstel)

 

Moisés

Moisés es una figura importante para el judaísmo, el cristianismo, el islam y el bahaísmo, donde se lo venera como profeta, legislador y líder espiritual. En hebreo su nombre es Moshé (מֹשֶׁה) y en árabe se lo conoce como Musa (موسىٰ).4 Las referencias fundamentales acerca de Moisés se hallan en las Sagradas Escrituras del monoteísmo (Biblia, Torá, Antiguo Testamento, Corán). Para el judaísmo, Moisés es el hombre encomendado por Dios para liberar al pueblo hebreo de la esclavitud en Egipto y conducir el Éxodo hacia a la Tierra prometida, siendo por ello el primer profeta y legislador de Israel. Según la tradición bíblica, Moisés era descendiente de Leví, transmitió la Ley al pueblo hebreo y sentó las bases para el sacerdocio y el culto israelita. La tradición judeocristiana atribuye a Moisés la autoría de los cinco primeros libros bíblicos (Pentateuco).5 En cuanto a evidencia material extra-bíblica acerca de Moisés, los arqueólogos carecen de ella. Fuera del marco de la creencia, la falta de objetos que permitirían corroborar o incluso evaluar la validez de los textos bíblicos, genera hipótesis y conjeturas diversas.6 ….

Moisés
מֹשֶׁה
موسىٰ

039.Moses Comes Down from Mount Sinai.jpg
Moisés desciende con la Ley del monte Sinaí.

Constantino I (emperador)

Flavio Valerio Aurelio Constantino2 (Naissus, 27 de febrero de c. 2721Nicomedia, Bitinia y Ponto, 22 de mayo de 337) fue Emperador de los romanos desde su proclamación por sus tropas el 25 de julio de 306, y gobernó un Imperio romano en constante crecimiento hasta su muerte. Se le conoce también como Constantino I, Constantino el Grande o, en la Iglesia ortodoxa, las Iglesias ortodoxas orientales y la Iglesia católica bizantina griega, como san Constantino.

Legalizador de la religión cristiana por el Edicto de Milán en 313, Constantino es conocido también por haber refundado la ciudad de Bizancio (actual Estambul, en Turquía), llamándola «Nueva Roma» o Constantinopla (Constantini-polis; la ciudad de Constantino). Convocó el Primer Concilio de Nicea en 325, que otorgó legitimidad al cristianismo en el Imperio romano por primera vez. Se considera que esto fue esencial para la expansión de esta religión, y los historiadores, desde Lactancioy Eusebio de Cesarea hasta nuestros días, le presentan como el primer emperador cristiano, si bien fue bautizado cuando ya se encontraba en su lecho de muerte, tras un largo catecumenado

Constantino I

Emperador del Imperio romano

0 Constantinus I - Palazzo dei Conservatori (2).JPG
Busto de la estatua colosal de Constantino en la Basílica Nova de Roma (Museos Capitolinos).

Ireneo de Lyon

Ireneo de Lyon, conocido como San Ireneo (griego: Εἰρηναῖος) (n. Esmirna Asia Menor, c. 130 – m. Lyon, c. 202), fue obispo de la ciudad de Lyon desde 189. Considerado como el más importante adversario del gnosticismo del siglo II. Su obra principal es Contra las Herejías.

San Ireneo de Lyon

Saint Irenaeus.jpg

Apologísta y Padre de la Iglesia

 

Concilio ecuménico

Un concilio ecuménico es una asamblea celebrada por la Iglesia católica con carácter general a la que son convocados todos los obispos para reconocer la verdad en materia de doctrina o de práctica y proclamarla. El término concilio proviene del latín concilium, que significa "asamblea". Ecuménico, proviene del latín oecumenicum, traducción a su vez del griego οἰκουμένoν, que significa (mundo) habitado.

La reunión de apóstoles y presbíteros1 celebrada en Jerusalén, hacia el año 50, no se cuenta como concilio ecuménico.2 3

Los concilios ecuménicos se numeran del I al XXI, y se dividen en dos grupos: griegos y latinos, según hayan tenido lugar en Oriente u Occidente. Los concilios griegos fueron convocados por los emperadores de la época que, generalmente, los presidieron. Los concilios latinos fueron convocados por los papas.

Los concilios de la Iglesia Católica Romana, deben ser convocados por el Papa y presididos por él o por un delegado suyo, y en ellos habrá de estar representada una mayoría de los obispos de las provincias eclesiásticas. Para la validez de sus acuerdos es preciso, como condición sine qua non, la sanción del Sumo Pontífice Romano.

Concilios pre-Nicenos

Los concilios o sínodos pre-Nicenos fueron, en su mayor parte, reuniones de naturaleza regional, nunca llegando a reunir a todos los obispos de la Iglesia. A pesar de eso, estos concilios eran muy importantes para clarificar varios aspectos doctrinales o disciplinares en los principios del Cristianismo y sus decisiones, en general, son seguidas por muchos cristianos y obispos que no participaron en estos encuentros. El ejemplo más paradigmático de estos concilios es el Concilio de Jerusalén (49 d.C.), que liberó a la Iglesia cristiana naciente de las reglas antiguas de la Sinagoga y, por eso, marcó definitivamente la desvinculación del cristianismo del judaísmo y confirmó para siempre el ingreso de los gentiles (no-judíos) en la cristiandad. El primer concilio con el objetivo de reunir a todos los obispos de la Iglesia, y por lo tanto ecuménico, se realizó solamente en 325 y se llamó Primer Concilio de Nicea.

N.º Papas Durante el Concilio Local y designación Duración del
Concilio
Temas principales
  San Pedro Jerusalén Otoño de51 Los convertidos del paganismo (nuevos cristianos) exentos de ciertas prácticas de la ley mosaica, como la circuncisión. Ver controversia de la circuncisión
  San Victor I Concilio (Sínodo) de Roma 197 Examina la cuestión de la fecha de la Pascua, que se celebra de manera diferente en Oriente y Occidente. Ver Controversia de la Pascua.
  San Esteban I Concilio (Sínodo) de Cartago 256 Cipriano, obispo de Cartago, reúne 87 obispos africanos. Discuten el Cisma novaciano.
    Concilio (Sínodo) de Elvira 306 Reúne 19 obispos y 24 presbíteros de la península Ibérica. Decretan el celibato del clero.
  San Silvestre I Concilio (Sínodo) de Galia 314 Constantino convoca en Arles, 33 obispos africanos, intentado evitar el Cisma donatista.

Concilios griegos

Nicea I

Artículo principal: Concilio de Nicea I

Del 20 de mayo al 25 de julio de 325, convocado por el emperador romano Constantino I, que estuvo presente, y presidido por el Obispo Osio de Córdoba, que actuó en representación del Papa. Formuló la primera parte del Símbolo de fe, conocido como el Credo Niceno, definiendo la divinidad del Hijo de Dios, y se fijaron las fechas para celebrar la Pascua

Constantinopla I

Artículo principal: Primer Concilio de Constantinopla

Entre mayo y julio de 381, convocado por el emperador romano Teodosio I y presidido sucesivamente por el Patriarca de Alejandría Timoteo, el Patriarca de AntioquíaMelecio, el Patriarca de Constantinopla Gregorio Nacianceno, y su sucesor el Patriarca de Constantinopla Nectario. El papa Dámaso I no mandó representación.

Formuló la segunda parte del Símbolo de Fe, conocido como el Credo Niceno Constantinopolitano, definiendo la divinidad del Espíritu Santo. Se condenó a los seguidores de Macedonio I de Constantinopla, por negar la divinidad del Espíritu Santo (Macedonianismo)…

Concilios latinos …

Imagen alegórica del primer concilio ecuménico celebrado en Nicea en el año 325. Sin embargo se muestra el texto del Símbolo Niceno-Constantinopolitano del segundo concilio ecuménico celebrado en Constantinopla en el año 381 con el inicial πιστεύομεν (creemos) sustituido por πιστεύω (creo), como en la liturgia.

 

Iglesia católica

Edad Antigua

Artículo principal: Historia del Cristianismo

Cristo entregando las llaves a San Pedro, fresco de la Capilla Sixtina realizado por Pietro Perugino.

Según la doctrina católica, Jesús fundó una comunidad cristiana jerárquicamente organizada y con autoridad, dirigida por los apóstoles (el primero de los cuales era San Pedro). Posteriormente (según los Hechos de los apóstoles), los apóstoles y los primeros seguidores de Jesús estructuraron una iglesia organizada. Una carta escrita poco después del año 100 por san Ignacio de Antioquía a los de Esmirna (capítulo 8) es el texto más antiguo que se conserva en el cual se usa el término ἡ καθολική ἐκκλησία (la Iglesia católica o universal): "Allí donde aparezca el obispo, allí debe estar el pueblo; tal como allí donde está Jesús, allí está la Iglesia católica." De esta Iglesia él evidentemente excluía a los herejes, contra los cuales usó palabras muy fuertes: "fieras en forma humana – hombres a quienes no sólo no deberíais recibir, sino, si fuera posible, ni tan sólo tener tratos con ellos" (capítulo 4). El mismo Ignacio de Antioquía testimonia la existencia de una jerarquía de tres grados que consistía en obispos, presbíteros (sacerdotes) y diáconos.nota 7 En el siglo III, san Cipriano, obispo de Cartago, habla de una jerarquía monárquica de siete grados, en la cual la posición suprema la ocupaba el obispo. En esta jerarquía el obispo de Roma ocupaba un lugar especial, en cuanto sucesor de san Pedro.nota 8 37

Además, el que el obispo de Roma llegara a tener una importancia particularmente grande, se debió, según algunos, por motivos políticos: Roma fue la capital del Imperio Romano hasta que el Emperador Constantino I el Grande hizo de Constantinopla la nueva capital, el 11 de mayo de 330[cita requerida]. Otros atribuyen esta importancia al hecho, reconocido entonces por todos[cita requerida], que el obispo de Roma era sucesor de san Pedro, a quien, según el Evangelio de Lucas 22:32, Jesús le dijo:

"Pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú una vez vuelto, confirma a tus hermanos".

(San Lucas 22:32, Reina-Valera 1960)

Más aún, hacia el año 95, Clemente de Roma (obispo de la Iglesia de Roma entre 89 y 97) escribió una carta a la comunidad cristiana de Corinto para resolver un problema interno, sugiriendo su primacía sobre las Iglesias particulares. En efecto, habían surgido levantamientos contra los presbíteros-epíscopos en Corinto y Clemente, como obispo de la Iglesia de Roma, los llamó al orden y a la obediencia a sus respectivos pastores, evocando el recuerdo de los apóstoles Pedro y Pablo.38 Esa carta es la primera obra de la literatura cristiana fuera del Nuevo Testamento de la que consta históricamente el nombre de su autor, la situación y la época en que se escribió, y cuyas palabras manifiestan una dureza propia del lenguaje de aquél que es consciente de su autoridad.39

Algunos autores han afirmado que no hay argumentos suficientes para confirmar que Pedro haya sido obispo en Roma.40 nota 9 La tradición que afirma que Pedro fue a Roma y ahí murió martirizado se basa también en esta carta de san Clemente, que menciona su martirio (capítulo 5), en la Carta de san Ignacio de Antioquía a los Romanos ("No os mando nada, cosa que hicieron Pedro y Pablo." – capítulo 4), y en la obra de c. 175-185 Contra las herejías (libro III, 1.3.1) de san Ireneo de Lyon, donde dice:

Como sería demasiado largo enumerar las sucesiones de todas las Iglesias en este volumen, indicaremos sobre todo las de las más antiguas y de todos conocidas, la de la Iglesia fundada y constituida en Roma por los dos gloriosísimos Apóstoles Pedro y Pablo, la que desde los Apóstoles conserva la Tradición y «la fe anunciada» (Rom. 1,8) a los hombres por los sucesores de los Apóstoles que llegan hasta nosotros.

Ireneo de Lyon, Adversus haereses, Libro III, 1.3.1

El Concilio de Nicea I (325) condenó el Arrianismo excluyendo de la Iglesia los seguidores de esta opinión teológica. Otros Concilios también definieron más precisamente la fe católica y excluyeron a otros grupos, en particular los Concilios de Éfeso (431) y de Calcedonia (451)[cita requerida]. La Iglesia oficialmente dejó de sufrir persecución a los cristianos en el Imperio Romano a partir del 313, cuando el emperador Constantino dio libertad de culto a toda religión con el Edicto de Milán, pero no llegó a ser religión oficial del Estado hasta el 380, cuando Teodosio I el Grande, decretó el Edicto de Tesalónica

 

Judaísmo

El término judaísmo se refiere a la religión, la tradición y la cultura del pueblo judío. Es la más antigua de las tres religionesmonoteístas,1 las así llamadas «religiones del Libro» o «abrahámicas» (junto con el cristianismo y el islam), y la menor de ellas en número de fieles. Del judaísmo se desglosaron, históricamente, las otras dos religiones.

Aunque no existe un cuerpo único que sistematice y fije el contenido dogmático del judaísmo, su práctica se basa en las enseñanzas de la Torá, también llamada Pentateuco, compuesto por cinco libros. A su vez, la Torá o el Pentateuco es uno de los tres libros que conforman el Tanaj (o Antiguo Testamento, según el cristianismo), a los que se atribuye inspiración divina…

Cristianismo

El cristianismo (del latín christianismus, y este del griego χριστιανισμός)3 es una religión abrahámica monoteísta basada en la vida y enseñanzas atribuidas a Jesús de Nazaret, presentadas en el canon bíblico —que recoge tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento—. Los cristianos creen que Jesús es el hijo de Dios, así como el Mesías (o Cristo) profetizado en el Antiguo Testamento, que murió para la redención de los pecados del género humano, y que resucitó tres días después de su muerte.

Algunos de los escritos sagrados cristianos son compartidos con el judaísmo. El Tanaj constituye, junto con la Biblia griega —más antigua que el Tanaj en su forma actual—, la base y la fuente para el Antiguo Testamento de las diferentes biblias cristianas. Por este motivo, el cristianismo es considerado una religión abrahámica, junto con el judaísmo y con el islam.

Historiográficamente, sus inicios se ubican en la primera mitad del siglo i Anno Dómini, en tiempos de Jesús de Nazaret. No obstante, la fe cristiana considera ese tiempo como la llegada del Mesías anunciado en profecías judías del Antiguo Testamento…

 

Gnosticismo

El gnosticismo es un conjunto de corrientes sincréticas filosófico-religiosas que llegaron a mimetizarse con el cristianismo en los tres primeros siglos de nuestra era, convirtiéndose finalmente en un pensamiento declarado herético después de una etapa de cierto prestigio entre los intelectuales cristianos. En efecto, puede hablarse de un gnosticismo pagano y de un gnosticismo cristiano, aunque el más significativo pensamiento gnóstico se alcanzó como rama heterodoxa del cristianismo primitivo. Ireneo de Lyon, conocido como San Ireneo (griego: Εἰρηναῖος) (n. Esmirna Asia Menor, c. 130 – m. Lyon, c. 202), fue obispo de la ciudad de Lyon desde 189. Considerado como el más importante adversario del gnosticismo del siglo II. Su obra principal es Contra las Herejías.Ireneo de Lyon, conocido como San Ireneo (griego: Εἰρηναῖος) (n. Esmirna Asia Menor, c. 130 – m. Lyon, c. 202), fue obispo de la ciudad de Lyon desde 189. Considerado como el más importante adversario del gnosticismo del siglo II. Su obra principal es Contra las Herejías. Según esta doctrina los iniciados no se salvan por la fe en el perdón gracias al sacrificio de Cristo, sino que se salvan mediante la gnosis, o conocimiento introspectivo de lo divino, que es un conocimiento superior a la fe. Ni la sola fe ni la muerte de Cristo bastan para salvarse. El ser humano es autónomo para salvarse a sí mismo.

El gnosticismo es una mística secreta de la salvación. Se mezclan sincréticamente creencias orientalistas e ideas de la filosofía griega, principalmente platónica. Es una creencia dualista: el bien frente al mal, el espíritu frente a la materia, el ser supremo frente al Demiurgo, el espíritu frente al cuerpo y el alma. El término proviene del griego Γνωστικισμóς (gnostikismós); de Γνωσις (gnosis): ‘conocimiento’…

Cristianismo primitivo

Cristianismo primitivo o paleocristianismo es periodo de la historia del cristianismo anterior al Primer Concilio de Nicea (año 325). Se divide habitualmente en dos fases: el período apostólico (siglo I) y el período preniceno (siglos II, III y comienzos del IV). Para el periodo posterior, en que el cristianismo pasa a ser la religión oficial del Imperio romano, se utilizan denominaciones como cristianismo bajoimperial; y, más adelante, cristianismo medieval.1

Los primeros cristianos, tal como son descritos en el Nuevo Testamento (especialmente en Hechos de los Apóstoles), eran judíos, ya fuera de nacimiento o por conversión, para los cuales se utilizaba el término bíblico "prosélito",2 y denominados por los historiadores como judeocristianos. Hechos de los Apóstoles y la Epístola a los Gálatas recogen que la primera comunidad cristiana estaba centrada en Jerusalén y entre sus líderes estaban Pedro, Santiago y Juan.3 Pablo de Tarso, tras su conversión al cristianismo, reivindicó para sí el título de "Apóstol de los gentiles". La influencia de Pablo en el pensamiento cristiano es reconocida como más significativa que la de cualquier otro escritor del Nuevo Testamento.4 Hacia el final del siglo I, el cristianismo comenzó a ser reconocido interna y externamente como una religión diferente del judaísmo rabínico, el cual se refinó y desarrolló con posterioridad a la destrucción del segundo templo de Jerusalén.

Tal y como aparece recogido en numerosas citas del Nuevo Testamento, así como en otros textos cristianos del primer siglo de nuestra era, los primeros cristianos generalmente utilizaban y reverenciaban la Biblia Judía como su libro sagrado, fundamentalmente a través de las traducciones griegas (Septuaginta) o arameas (Targum), buena parte de las cuales están escritas en forma narrativa donde "en la historia bíblica Dios es el protagonista, Satán (o las personas o poderes malignos) son el antagonista, y el pueblo de Dios es el agonista".56

A medida que el canon del Nuevo Testamento se desarrolló, las Cartas de San Pablo, los Evangelios canónicos y varios otros textos fueron también reconocidos como escrituras y textos sagrados para ser leídos en la iglesia. Las cartas de Pablo, especialmente la Epístola a los Romanos, establecieron una teología basada en Cristo antes que en la Ley Mosaica, pero la mayor parte de las denominaciones cristianas todavía consideran las "prescripciones morales" de la Ley Mosaica, como los Diez Mandamientos, el Gran Mandamiento y la Regla de Oro como relevantes. Los cristianos primitivos demostraron un amplio catálogo de creencias y prácticas, buena parte de las cuales fueron posteriormente rechazadas como heréticas

Carpa sobre piedra hallada en numerosos sarcófagos de los primeros siglos del cristianismo.

 

Evangelios apócrifos

Evangelios apócrifos o extra-canónicos es el nombre dado a escritos surgidos en los primeros siglos del cristianismo en torno a la figura de Jesús de Nazaret que no fueron incluidos posteriormente en el canon de la Iglesia católica, ni fueron aceptados tampoco por otras Iglesias cristianas históricas (Iglesia ortodoxa, Comunión anglicana e Iglesias protestantes). Entre esos escritos se encuentran los Manuscritos de Nag Hammadi.

En general, el término «apócrifo» deriva del verbo griego «apokrypto» (= esconder, poner aparte), en griego: από ‘lejos’, κρυφος ‘oculto’; enlatín: apócryphus, que originalmente significaba "ocultar lejos", y luego fue derivando en "oculto obscuro". Con él se califican una cantidad de libros que las Iglesias cristianas de los primeros siglos no reconocieron como parte de la Sagrada Escritura, pero que se presentan con nombres o características que los hacen aparecer como si fueran libros canónicos…

Imagen del códice II de Nag Hammadi, que muestra el final del evangelio apócrifo de Juan y el comienzo del evangelio de Tomás.

Manuscritos de Nag Hammadi

Los Manuscritos de Nag Hammadi son una colección de textos gnósticos de los primeros cristianos descubiertos en el pueblo de Nag Hammadi, Egipto, en 1945. Ese año, 13 códices de papiro forrados en cuero y enterrados en vasijas selladas fueron encontrados por campesinos locales.

Apocalipsis Gnóstico de Pedro.

Contexto

Estos manuscritos comprenden 52 tratados gnósticos, pero también tres obras pertenecientes al Corpus Hermeticum y una traducción parcial y alterada de la La República de Platón. Se cree que los códices forman una biblioteca oculta por los monjes del cercano monasterio de San Pacomio cuando la posesión de estos escritos fue declarada una herejía.

Los códices están escritos en copto, aunque las obras eran probablemente traducciones del griego. Probablemente, la obra más famosa entre estos manuscritos es elEvangelio de Tomás, del cual, los códices de Nag Hammadi contienen la única copia completa. Después del descubrimiento, se reconoció que fragmentos de estos dichos de Jesús aparecían en manuscritos descubiertos en Oxyrhynchus en 1898, y que había citas que aparecían en fuentes cristianas primitivas. Se ha propuesto una fecha de composición de los originales griegos perdidos entre el siglo I y el siglo II aunque es un tema abierto de discusión. Los manuscritos datan del siglo III y el siglo IV.

Los códices de Nag Hammadi se encuentran en la actualidad en el Museo Copto de El Cairo, Egipto.

Lista completa de códices

Evangelio de Tomás.

Evangelio de Tomás

El Evangelio de Tomás —también llamado Evangelio copto de Tomás o Evangelio gnóstico de Tomás— es un evangelio apócrifo que contiene 114 dichos atribuidos a Jesús de Nazaret. Se ha conservado en un papiro manuscrito en copto, descubierto en 1945 en la localidad egipcia de Nag Hammadi. Existen dudas acerca de su fecha de composición. Algunos de los dichos de este evangelio se asemejan a los de los evangelios canónicos de Marcos, Mateo, Lucas y Juan; otros eran desconocidos hasta su descubrimiento…

Nag Hammadi Codex II, folio 32, principio del Evangelio de Tomás.

Evangelio de María Magdalena

Se denomina evangelio de María Magdalena a un evangelio apócrifo gnóstico, escrito entre los años 120 y 180 d.C. Han llegado hasta nuestros días sólo algunos fragmentos.

Evangelio de María Magdalena.

Anuncios