El “Conavi solicita fuertes alzas en peajes luego de 13 años sin ajustes”; Todo Mundo Salta y Se Indigna Porque, el “Conavi pide aumento en peajes para los próximos 5 años”; Lo Que Significa Que, En Términos Reales, el “Conavi quiere subir tarifas de peajes hasta un 644%”.

Pero, Extrañamente, Nadie Se Indigna, Ni Reclama, De Que el CNC, Haya Permitido Que la Concesionaria  Auto-Chorizos, digo, Pistas del Sol, Haya Hecho lo Mismo, Con los Peajes de la Ruta 27 (San José a Caldera), Durante Un Periodo Similar.

¡Y Lo Que Es Peor, Cobrando el Peaje Inflado, Desde el Principio! Y ¡Aumentándolo Progresivamente Durante Casi Todo el Periodo!

Ver, la “Ruta 27 en teoría está pagada” (Audio); Ya Que, “Con solo el cobro de dos peajes ya se pagó el costo del tramo Sabana a Ciudad Colón en ruta 27”.

Y Sí Tomamos en Cuenta Que, la “Ruta 27 recaudó $230 millones en 5 años”; Y Que, “La Ruta 27 le costó a Costa Rica 265 millones de dólares, según se desprende del sitio web del Consejo Nacional de Concesiones.”…

Entonces Sólo Queda Concluir Que, Ya Se Ha Pagado el 87% de Carretera.

Y Si A Eso Añadimos Que, Eso (87%) Fue lo Que le Vendió Auto-Chorizos, digo, Pistas del Sol, a Global Vía; Y Haciendo Una Simple División: 87/5=17,4 Y Una Simple Resta: 100-87=13.

Entonces Sólo Queda Concluir Que, Durante el Año Que Global Vía Ha Operado la Concesión, Ya Se Terminó de Pagar la Carretera; ¡Y Ya Está Recibiendo Ganancias!; ¡Sin Mencionar las Que el Estado Costarricense Alegremente le Dio!

“Recientemente, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes acordó reconocer $44 millones a la concesionaria Globalvía por reajustes en el precio de la obra.”…

Haciendo Que, la “Ruta 27 es cada vez más cara”; Ya Que:

  • ACUERDO AUMENTA MONTO EN $58 MILLONES A VALOR ACTUAL
  • OBRA NUEVA SE EJECUTARÁ POR $1.9 MILLONES ADICIONALES

Y el “Contrato permite nuevo aumento en peajes de Ruta 27”. Confirmando Que, “Costa Rica pagó 19 veces más caro cada kilómetro de la Ruta 27 con respecto a Europa”.

El Tico Es Bueno Para Reclamar Cuando Siente Que le Están Afectando el Bolsillo y Sus Intereses Personales.

Pero Muy Malo Para Hacerlo Cuando No Se Da Cuenta Que lo Engañaron y Estafaron Desde Un Principio y le Metieron Gato Por Libre Como Con las;

“Las declaraciones del ex presidente Óscar Arias sobre la Ruta 27, afirmando sentirse “orgulloso de haberla construido” y que la misma es una “maravilla de carretera”

¡No Quisieron Cerrar el Conavi y Su Perverso Hermanito el CNC!, Y ¡Ahora Que el Conavi lo Imita Con el Cobro de los Peajes en las Carreteras Nacionales!, ¡Todo Mundo Brinca!, ¿Por Qué No lo Hicieron Antes? Con el CNC y la Concesión de la Carretera de San José a Caldera.

¡Usted Tiene la Respuesta!

 

 

Conavi solicita fuertes alzas en peajes luego de 13 años sin ajustes

Pide que cobro en  la  Bernardo Soto pase de ¢150 a ¢970 para vehículos livianos en el primer año

Las motocicletas pasarían de pagar ¢50 a cancelar ¢1.850 en la vía a Limón

Las otras casetas del peaje tienen que redoblar esfuerzos para operar satisfactoriamente en las horas pico.

El Conavi presentó una solicitud de aumento para subir los precios de los peajes en cuatro rutas nacionales. El incremento se dará de forma paulatina en los próximos cinco años en caso de que se apruebe el ajuste.

El Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) solicitó, este lunes, a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) un aumento para los puestos de peaje que maneja en cuatro rutas nacionales del país. El ajuste sería progresivo, durante los próximos cinco años.

La propuesta del Conavi pretende elevar los montos de los peajes de las autopistas Florencio del Castillo (San José-Cartago), Braulio Carrillo (San José-Limón), Bernardo Soto (San José-San Ramón) y la General Cañas (San José-Alajuela), luego de 13 años sin ajustes.

El documento propone alzas para los vehículos livianos, medianos, motocicletas, buses y furgones.

Por ejemplo, los carros livianos pasarían de pagar ¢75 en la Florencio del Castillo a cancelar un peaje de ¢285, durante el primer año. Luego, entre el año dos y el cinco se darán aumentos progresivos de entre ¢40 y ¢25, hasta alcanzar una tarifa de ¢430.

Pero el caso que representa un aumento mayor es la ruta 32 (autopista Braulio Carrillo). Para esta vía, el Conavi solicitó que el peaje para vehículos livianos aumente de ¢250 a ¢1.860 el primer año hasta alcanzar los ¢2.200 en cinco años, de forma progresiva…

Conavi pide aumento en peajes para los próximos 5 años

Peajes. CRH

Peajes. CRH

El Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) pidió a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) un aumento en las tarifas de peajes para los próximos cinco años.

La solicitud llegó este lunes a Aresep que deberá resolver en unos dos meses.

La propuesta implica aumentos de hasta 3600%. El ajuste es para las cuatro estaciones a cargo del Conavi y para todo tipo de vehículo.

Los peajes son un ingreso para que el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) de mantenimiento a las carreteras donde se cobra.

Actualmente, el Conavi administra los peajes de la carretera General Cañas, Bernardo Soto, Florencio del Castilloy Braulio Carrillo. La ruta 27 no porque está en concesión por Globalvía.

Con la propuesta de Conavi, los vehículos livianos pasarían a pagar el año 1: de ¢75 a ¢285 en la Florencio del Castillo, de ¢250 a ¢1860 en la Braulio Carrilo, de ¢150 a ¢970 en la Bernardo Soto, y de ¢75 a ¢270 en la General Cañas.

Los aumentos para los siguientes años oscilan entre 2% y 38%, según peaje y tipo de vehículo.

Aresep aprobó el año pasado una metodología para ajustar estas tarifas.

Conavi quiere subir tarifas de peajes hasta un 644%

La vocera de la la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), Carolina Mora, confirmó la propuesta de aumento de tarifas de los peajes por parte del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi).

El aumento escalonado se aplicaría en los próximos años en las autopistas Florencio del Castillo, Braulio Carrillo, Bernardo Soto y la General Cañas.

“Esta propuesta de aumento la recibimos el dia lunes, ya se encuentra a partir de hoy en nuestra base de datos, y ahora solo resta esperar a que se lleve a cabo el debido proceso que Aresep siempre realiza para cualquier ajuste tarifario”, explicó Mora.

Los precios aumentarían irían un 260% hasta un 644% el primer año.

Un automóvil que pase por el peaje de la Florencio del Castillo, pasaría de pagar ¢75 a ¢285, lo que representa un incremento del 208%.

La tarifa en la Braulio Carrillo, pasaría de ¢250 a ¢1860, representando un aumento de 644%; para la Bernardo Soto, se pasaría de ¢150 a ¢970, lo que representa un incremento de ¢820, representando un 547%; mientras que en la General Cañas ya no se pagarán ¢75 colones, sino 270% representando un aumento de 260% a la tarifa actual.

La Aresep tiene 2 meses para el proceso de análisis, la audiencia pública, y el tiempo de resolución, por lo que sería hasta el próximo año se conocería el futuro de la propuesta.

Peajes serían hasta siete veces más caros

Si ya está molesto por lo que tendrá que pagar de marchamo para su vehículo, prepárese para rascarse más el bolsillo pues la Aresep estudia un alza general de todos los peajes administrados por el Conavi de hasta siete veces el precio actual.

Por ejemplo, quien utilice la autopista General Cañas ya no pagará ¢75 sino ¢270, en tanto que en la Florencio del Castillo, el monto subirá a ¢285, para los vehículos livianos.

Quien regrese de San Ramón por el peaje de Naranjo tendría que pagar casi ¢1.000 en lugar de los ¢150 que se establece actualmente.

El mayor aumento se registra para viajar a Guápiles por el cerro Zurquí, pues el cobro para los vehículos livianos saltará de ¢250 a ¢1.860.

“La nueva metodología nos lleva a actualizarl as tarifas de peaje de acuerdo con las necesidades de inversión de cada autopista. La ley indica que los peajes deben ser autosuficientes para reparar las carreteras”, señaló Gilbert Jiménez, gerente de Adquisición y Finanzas del Conavi.

Esta metodología se estableció luego de 13 años de no producirse aumentos en las tarifas de los peajes. Jiménez señaló desconocer por qué no se habían gestionado alzas anteriormente.

La recaudación anual estimada para el primer año superaría los ¢18 mil millones, estimó el funcionario.

Incremento exorbitante

Las nuevas tarifas se ajustarían tras 13 años sin aumentos e incluyen los costos para reparación de las autopistas (variación en porcentajes).

 
Nuevo
Actual
Variación
General Cañas 270 75 260
Florencio del Castillo 285 75 280
Bernardo Soto 970 150 547
Braulio Carrillo 1860 250 644

Fuente: Aresep

Ruta 27 en teoría está pagada (Audio)

 

Contrato permite nuevo aumento en peajes de Ruta 27

Quienes transiten frecuentemente por la ruta 27 deberán de pagar un incremento en el peaje que oscilará entre los 10 y los 80 colones, según sea su tipo de vehículo a partir del 1 de julio.

La empresa  Globalvia realizará el ajuste de acuerdo a lo establecido en el Contrato de Concesión.

Los incrementos serán de 10 colones para vehículos livianos, motocicletas y autobuses.

Las motos y automotores livianos que transiten por el peaje de San Rafael, deberán pagar a partir del 1 de julio 340 colones, mientras que los buses deberán desembolsar 670 colones.

Los usuarios de automóviles y motos que transiten por el peaje de San Rafael ahora deberán costear 510 colones y los buses 1020 colones.

Mientras que los conductores de automóviles livianos y motocicletas que pasen por el peaje de Atenas tendrán que pagar 670 colones. Los buses deberán pagar ahora 1340 colones.

Quienes transiten por el peaje de Pozón tendrán que pagar 510 colones y los buses 1020.

Los ajustes más grandes se realizarán  a los automotores de 2 y 3 ejes que deberán pagar 20 colones más, los de 4 ejes 30 colones más. Sin embargo, los automotores de 5 ejes deberán desembolsar entre 20 y 80 colones adicionales con este nuevo incremento. (Noticias Monumental)

Costa Rica pagó 19 veces más caro cada kilómetro de la Ruta 27 con respecto a Europa

Colapso vial ruta 27 Caldera - Autopistas del Sol -Globalvia presas

El efecto “cuello de botella” metros después de un peaje en la Ruta 27. Esta fotografía fue tomada hace pocos días.

San José, 16 feb (elmundo.cr) – Las declaraciones del expresidente Óscar Arias sobre la Ruta 27, afirmando sentirse “orgulloso de haberla construido” y que la misma es una “maravilla de carretera” no cayeron muy bien en los costarricenses que a diario utilizan la ruta a Caldera y no es para menos.

Latinoamérica está acostumbrada a pagar un alto costo por construir sus carreteras con respecto a Europa, sin embargo Costa Rica parece superar a los demás países de la región.

Una auditoría del Tribunal de Cuentas Europeo (TCE) reveló en el año 2013 que el costo por kilómetro de carretera en Alemania es de 116.000 dólares, en Grecia de 164.000 dólares, en España 215.000 dólares y en Polonia de 218.000 dólares.

Otro análisis similar realizado con las carreteras de Latinoamérica reveló un dato alarmante. En promedio los latinos pagan 7 veces más que Europa por kilómetro de carretera pero en Costa Rica llega a ser hasta 19 veces más que los ciudadanos del viejo continente.

Mientras que en Europa el kilómetro de carretera vale en promedio 178.000 dólares, Latinoamérica paga 1,2 millones de dólares.

La Ruta 27 le costó a Costa Rica 265 millones de dólares, según se desprende del sitio web del Consejo Nacional de Concesiones. Las obras en los tres tramos de la carretera sumaron 77 kilómetros lo que significa que a nuestro país cada kilómetro de la ruta a Caldera le costó 3,4 millones de dólares.

Carreteras_destruidas_tres_años_después_del_terremoto_de_Costa_Rica_de_2009

Derrumbes, hundimientos, inundaciones, carriles reversibles y el efecto “cuello de botella” son parte del día a día de los costarricenses que utilizan esta ruta. Al final la calidad de la carretera no fue la esperada, como en todas las obras viales del país.

Un informe del Banco Mundial el
año anterior reveló que Costa Rica tiene la tercer peor red vial del Mundo. Países como Haití registraron mejor calidad en sus escasas calles pavimentadas que nuestro país. De esta manera los costarricenses pagamos por una infraestructura de la calidad de Europa y Estados Unidos pero en la mayoría de los casos no se han terminado las obras cuando ya hay trabajos de reparación en otro tramo de la ruta.

Si los anteriores datos no lo sorprendieron quizá este sí. Con el precio de la Ruta 27 a Caldera, en Alemania se habría construido una carretera de 2284 kilómetros y en España una de 1232 kilómetros.

En otros países de la región se han construido carreteras más grandes y con un costo por kilómetro inclusive menor. Por ejemplo en México la ruta 180 con una extensión de 149 kilómetros se construyó con 298 millones de dólares, lo que quiere decir que en promedio los mexicanos pagaron 2 millones de dólares por cada uno de los kilómetros de esa carretera.

La Ruta 1 en Bolivia tendrá una extensión de 312 kilómetros una vez finalizada y su costo total será de 219 millones de dólares, menor al que pagamos los ticos a la concesionaria Autopistas del Sol (hoy Globalvía). El gobierno de Bolivia pagará entonces solamente 700.000 dólares por cada uno de los kilómetros de esa carretera.

Otro proyecto de construcción en Bolivia y aún en curso es la carretera Santa Bárbara – Caranavi – Río Alto Beni, tendrá una extensión de 184 kilómetros y se culminará con un costo de 242 millones de dólares, financiados por Venezuela. El costo por kilómetro de esta obra será de solo 1,3 millones de dólares y su avance es del 85%.

De esta manera si la región utilizara el “método” europeo se podría septuplicar la cantidad de kilómetros construidos sin necesidad de aumentar el precio total a pagar. ¿Pero qué se esconde detrás de la baja inversión que hace Europa por grandes extensiones de carretera? Puente La Platina (4)

Problemas como la corrupción y eficiencia son los principales verdugos para los latinoamericanos según dijo el ingeniero civil de la Universidad Javeriana de Bogotá, Colombia, Luis Alberto Jaramillo meses atrás a Infobae.

Quizá la principal de las razones del bajo costo en Europa es que, si bien la mano de obra allá es más cara, en los concursos participa cualquier empresa y no solamente las autorizadas previamente. De esta manera actos como colusión entre empresarios y funcionarios públicos o procesos de rotación entre las empresas privadas sin que el Gobierno se entere son innecesarios, pues siempre se escoge la opción más económica.

Si es transparente y riguroso el proceso de licitación pueden garantizarse obras al precio justo, con buena calidad y sin demoras, pero si es demasiado “flojo” puede favorecer la corrupción, el aumento de costos y el desarrollo de una infraestructura por debajo de los estándares requeridos.

En Europa no se subestiman los costos y tiempos de construcción como es común en Latinoamérica y en Costa Rica, donde la ejecución de los trabajos es constantemente interrumpida por trabas burocráticas. Además el precio final de la obra debe incluir obras complementarias como expropiaciones y alteraciones al medio ambiente (tala de árboles, corrimientos de tierra etc.)

Peaje Santa Ana, sentido San Jose-Santa Ana.Foto.Manuel Vega  30-01-10.

La mala planificación y “vacíos” en la licitación dejan abiertos portillos de interpretación para los contratistas lo que hace más difícil realizar los proyectos. Otros inconvenientes como firmas que ganan las licitaciones de forma fraudulenta y que terminan abandonando las obras, obligando a volver a licitar, también causan que las obras en Latinoamérica en materia de red vial sean más caras.

En Europa primero se construye y después se paga. A diferencia de Costa Rica donde, sin haber culminado la Ruta 27 esta ya estaba inaugurada y cobrando peajes, la legislación de las naciones del viejo continente restringe tales acciones. Chile es un país que también tiene este modelo e inclusive el Gobierno le cobra a la empresa privada el derecho de construir con su dinero una obra que será propiedad del Estado.

Lo anterior tiene una doble ventaja para Europa y Chile. Por un lado se evita que sus Gobiernos despilfarren recursos en empresas ineficientes o fraudulentas, ya que el contratista cobrará su trabajo solo y solo si termina las obras en tiempo y forma, mientras que por el otro lado si el pago se hace mediante la concesión de la carretera con cobro de peajes, incentiva a la empresa a que la infraestructura sea de calidad, o de lo contrario deberá incurrir en grandes inversiones para darle el mantenimiento una vez que finalicen las obras.

Lo anterior se traduce en un solo beneficio: evita que miles de millones de dólares de las arcas del Estado sean destinados a una obra que al final solo se materializará en un mínimo beneficio para sus usuarios.

Con solo el cobro de dos peajes ya se pagó el costo del tramo Sabana a Ciudad Colón en ruta 27

La ruta 27 que va de la Sabana a Ciudad Colón ya fue pagada por los peajes que los usuarios pagan en dos sitios de esta vía.

Según información del Consejo Nacional de Concesiones, la carretera a Caldera en su etapa la Sabana-Ciudad Colón tuvo un costo de 38,8 millones de dólares. Hasta noviembre del año pasado, los usuarios de este tramo pagaron en peajes la suma de 61,2 millones de dólares, un 157 %.

La carretera completa tuvo un costo en obra civil de 229,9 millones de dólares, más obras adicionales por 35 millones. En total todo suma 265,8 millones.

Según datos del Ministerio de Obras Públicas y Transportes, hasta noviembre del año pasado la ruta había recibido en peajes una suma de $129 millones, el 48,5% de los costos.

Esto fue en tres años, y a la concesión le quedan 20 años más.

Pero el Consejo de Concesiones opina otra cosa.

Según el Consejo, los $129 millones recaudados equivalen a solo 71 millones de dólares del 2000.

Por lo tanto, solo pagan el 26 % de la obra.

Entonces la obra no costó como se dijo 265 millones de dólares. ¿Cuánto costó? Aunque parezca una broma, el Consejo de Concesiones no lo sabe.

Si tomamos como base los datos proporcionados, el costo total de la carretera a Caldera será de más de 500 millones de dólares actuales.

Ruta 27 es cada vez más cara

  • ACUERDO AUMENTA MONTO EN $58 MILLONES A VALOR ACTUAL
  • OBRA NUEVA SE EJECUTARÁ POR $1.9 MILLONES ADICIONALES

Radial Atenas, obra nueva pendiente. CRH

La construcción de la ruta 27 sale cada vez más cara a los usuarios de la vía, quienes deben transitar por esta calle sin garantía de su seguridad, pues nada les garantiza que un derrumbe no los sorprenderá de camino.

Recientemente, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes acordó reconocer $44 millones a la concesionaria Globalvía por reajustes en el precio de la obra.

Pese a que se ventiló que sería esa cifra, lo cierto es que ese valor actual no es de $44 millones como se dijo sino que actualizado al valor de hoy es de $58 millones.

Además de este reconocimiento, que pagarán los usuarios por medio del peaje, el Mopt pretende obtener el refrendo de la Contraloría General de la República (CGR) para ampliar el contrato por $1.9 millones para terminar la radial Atenas.

Estos costos no serán pagados directamente por el gobierno, sino por medio de los peajes que pagan los usuarios de la vía.

Ambos aumentos de la inversión inicial fueron sometidos a la aprobación de la Contraloría, sin embargo, en el caso de los $58 millones, las partes (Mopt y Globalvía) acordaron que no era necesario el refrendo para que la conciliación tuviera validez.

Si bien el plazo de la concesión no se va a ampliar, la expectativa de acabar antes la concesión tampoco se cumplirá por el aumento del monto, según reconoció la Secretaria Técnica del Consejo Nacional de Concesiones (CNC), Sylvia Jiménez…

Ruta 27 recaudó $230 millones en 5 años

Después de casi cinco años de haber sido puesta en servicio la vía San José – Caldera aún tiene importantes obras pendientes de construir (Foto: Fabián Hernández).

En cinco años, sin haber terminado la vía oficialmente y con nueve casetillas de peaje habilitadas, la empresa Globalvía, concesionaria de la ruta 27, reportó ingresos brutos por $230 millones.

Así se desprende del último informe de ingresos brutos presentado por la empresa ante el Consejo Nacional de Concesiones (CNC) en setiembre anterior, y que reúne la suma de ingresos desde junio del 2009 y hasta agosto pasado.

Pero una cláusula en el contrato hace que el monto oficial registrado a la fecha sea menor, ya que el acuerdo firmado entre la empresa y el Estado definió que toda ganancia percibida debe ser deflactada, es decir, ser llevada a valor del dólar en el año 2000, cuando se rubricó el acuerdo entre el Estado y la empresa Concesiones Viales. Esa empresa después cedió la concesión al consorcio Autopistas del Sol, a su vez adquirida en 2014 por Globalvía.

Por esa razón hasta agosto, a la concesionaria se le reconoce un lucro de $178 millones, ya que hace 14 años, el valor del dólar rondaba los ¢316, según la referencia del Banco Central de Costa Rica.

Para la explotación de la carretera se estableció un plazo de hasta 25 años, pero si antes de esa fecha, la empresa recupera el dinero invertido para habilitar los 77 kilómetros que separan San José del puerto pacífico de Caldera, en Puntarenas, la obra regresa a control del Estado costarricense.

Inicialmente Globalvía tenía derecho a cobrar $258 millones, pero una nueva adenda al contrato amplió ese monto a $302 millones. (Véase: “Aumenta precio de concesión San José Caldera”)

Ahora, el Consejo Nacional de Concesiones asegura que la empresa amortizó a la deuda cerca de un 37% del monto invertido. Lo que representa, según los cálculos del CNC, cerca de $108 millones.

Esto porque a los $178 millones de ingresos por cobro de peaje se le rebaja además los costos de operación, mantenimiento, administrativo, la utilidad y la rentabilidad. Entonces a la concesionaria le faltan por recuperar $194 millones.

En los cinco años de funcionamiento la carretera y las firmas concesionarias han sido objeto de constantes críticas por los atascos cotidianos y los derrumbes en la vía.

MINA DE ORO

El cobro de peajes en esta carretera se inició en el 2009, con las estaciones ubicadas en Escazú y Pozón de Orotina, si bien no es hasta enero de 2010, que la obra es inaugurada oficialmente, por el expresidente Óscar Arias,  aunque la ruta estaba inconclusa.

El incumplimiento persiste más de cuatro años después, ya que al momento la carretera no recibe la puesta en servicio definitiva.

El último punto de cobro habilitado fue el de Ciudad Colón, en el 2012. De acuerdo con los reportes brindados a UNIVERSIDAD por el CNC, cada año la empresa ha reportado un incremento en sus ganancias.

El 2013 fue el año con mayor recaudación para la empresa. El año pasado la sociedad concesionaria ganó $57,1 millones, aunque un cálculo de ingresos anuales mínimos esperados,  incluido en el contrato, cuantificó que en 2013 era esperable una ganancia de $31 millones.

Durante los años de explotación de la carretera, enero y diciembre son los meses donde se han reportado los mayores flujos vehiculares, y por ende los ingresos más altos.

La empresa Globalvía no quiso referirse a los términos económicos del contrato y las ganancias percibidas a la fecha. La vocera de la agencia de comunicación de la empresa, Mariana Mora, aseguró que no se referirán al tema al estar en discusión la nueva adenda en la Contraloría.

Mora además indicó que Globalvía fue accionista de Autopistas del Sol, y en 2013 adquirió la totalidad de acciones de la empresa, por lo que la razón social de la concesionaria sigue siendo Autopistas del Sol.


Aumenta precio de concesión San José Caldera

El Gobierno de Luis Guillermo Solís firmó con el consorcio Autopistas del Sol (Global Vía) una nueva adenda al contrato de concesión de la ruta 27  (carretera San José – Caldera), que aumenta en casi $45 millones (¢24.300 millones) al precio del proyecto, pagadero con el ingreso de los peajes, el cual pasa de $258 millones a $302,8 millones (¢163.000 millones).

Dicho aumento corresponde a obra nueva que la concesionaria se compromete a hacer en la radial a Atenas −dentro de la sección II del proyecto (Orotina – Ciudad Colón). Incluye un sobrecosto de $36 millones a valores del 29 de noviembre del 2000 (referencia de costos pactada en el contrato), $5,8 millones de rentabilidad asociada a dichos sobrecostos, cerca de $1,4 millones de pago por la ejecución de la cláusula referida la obra nueva, $1,2 millones referidos a garantía y seguros del proyecto, y $1,4 por concepto de costos relacionados con la obra nueva.

La adenda (la sexta que han firmado los gobiernos con la concesionaria) se firmó el 6 de noviembre último y la semana pasada fue enviada por el Consejo Nacional de Concesiones (CNC) para su refrendo a la Contraloría General de la República (CGR).

El documento fue rubricado por el presidente Solís, Helio Fallas (Ministro de Hacienda), Carlos Segnini (Ministro de Obras Públicas y Transportes – MOPT) y por los representantes del consorcio Autopistas del Sol, adjudicatario de la concesión, cuya gestión fue asumida desde abril del 2013 por Globalvía, de España.

La adenda se negoció como parte de una conciliación para que Autopistas de Sol desista de un arbitraje iniciado en el Centro Internacional de Conciliación Arbitraje de la Cámara Costarricense Norteamericana de Comercio, surgida de una disputa en torno a la interpretación de una cláusula de la adenda 5 al contrato de concesión.

La empresa le demandó al Estado supuestos incumplimientos por unos $90 millones.  Por considerar que el Estado llevaba las de perder en el arbitraje,  la Procuraduría General de la República recomendó ir a conciliación para que la suma a pagar fuera menor.

Las partes definen en el documento entre otros aspectos las obras contractuales aun pendientes de ejecutarse en el proyecto y los plazos de entrega de dichas obras, así como los ingresos mínimos por año que el Estado garantiza a la empresa del 2015 al 2020, los cuales rondan los $48 millones anuales.

Una vez refrendado por la CGR el acuerdo entraría en vigencia y se podría dar la puesta en servicio definitiva de la carretera en la sección II, que hasta ahora ha sido provisional. En el gobierno de Óscar Arias se había aprobado la recepción definitiva de las obras en la sección I (Escazú – Ciudad Colón) y en la III (Orotina – Pozón), mientras que la sección II (Ciudad Colón  – Orotina) fue puesta en servicio de manera provisional mientras se terminaban obras contractuales aún pendientes.

La nueva adenda firmada identifica como obras aún pendientes de construir por parte de la concesionaria en la sección II: el intercambio El Coyol, vía marginal Rincón Chiquito, marginal Siquiares, intersección Balsa y marginal Turrúcares. Además como obra nueva la radial a Atenas.

En sección I está pendiente de la ampliación Cajón – Pozos de Santa Ana y en la sección III cuatro rampas de intercambio La Rita.

Los diputados Javier Cambronero y Franklin Corella, ambos del Partido Acción Ciudadana (PAC), a nombre de su bancada, manifestaron preocupación por lo que consideran una serie de incumplimientos e irregularidades en el manejo de la concesión de la ruta 27.

En conferencia de prensa, Cambronero reclamó en particular que no hay claridad sobre los ingresos en peajes que está percibiendo la concesionaria. Además afirmó que es inaudito que a más de cuatro años de haber sido inaugurada la vía no se ha nombrado un órgano fiscalizador que vigile la correcta ejecución del contrato. Esto a pesar de lo que dispone la ley de concesiones, el propio contrato, y tres informes de la CGR que señalaron la ilegalidad por la carencia de dicho órgano fiscalizador, así como las recomendaciones de la comisión legislativa que investigó las concesiones en el 2010 y el 2011.

El legislador mencionó incongruencias entre los reportes de la concesionaria sobre los ingresos por peajes y los que da el CNC, de lo cual dio ejemplos, y lo atribuyó a la falta de órgano fiscalizador.

Ese es un elemento que afecta el plazo de duración de la concesión, que es por 25 años y seis meses, pero terminaría antes si la recaudación por peaje alcanza el ingreso total de la concesión pactado en el contrato, en cuyo caso la obra debe ser entregada por el concesionario al Gobierno antes del mencionado plazo.

Los diputados del PAC dijeron que mocionarán para que la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público de la Asamblea Legislativa llame a los actuales jerarcas y a los exmiembros del CNC para que den las explicaciones del caso y de por qué no se creó el órgano fiscalizador. De tal suerte tendrían que ser llamados a comparecer los integrantes de las juntas directivas del CNC que hubo de abril del 2013 para atrás, empezando por los ministros de la anterior administración Roberto Gallardo (Planificación), Édgar Ayales (Hacienda), Pedro Castro (MOPT) y expresidentes ejecutivos del Banco Central.

Los diputados –dijo Corella– tenemos gran preocupación sobre el manejo que se le está dando a la concesión y por incumplimientos de algunos elementos del contrato. Hay responsabilidad del CNC y del MOPT de estar atentos y fiscalizar la concesión, lo que lleva a este Gobierno ante el gran reto de replantearse aspectos fundamentales de la concesión, e incluso ante la necesidad de replantear la ley de concesiones, lo que le corresponde a la Asamblea Legislativa, dijo.


Jorge Mora, secretario técnico del CNC:

“Debe renegociarse el contrato”

¿El ingreso real de la empresa durante estos años fue de $230 millones?

-Sí, exacto, uno podría decir eso. Pero al final deflactados son $178 millones.

Ahora el Gobierno dice que la empresa solo ha ganado $108 millones…

-Es que hay una fórmula que calcula el valor presente de los ingresos, en donde se determina el monto que recupera el contratista de su inversión. Esto es por una condición del contrato y uno no puede quitarles esa cláusula. Además usted no puede comparar dólares de diferentes años, para eso se definió que se tomaría como base el tipo de cambio del momento en que se firma el contrato. Uno podría decir que a agosto del 2014, ellos han percibido por ingresos $178 millones pero han amortizado a la deuda $108 millones, es decir que hay una diferencia de 70 millones porque por la inversión usted tiene que tener utilidad, además costos administrativos, rentabilidad y costos de mantenimiento.

Realmente la administración puede dar fe de que los $70 millones que se les está reconociendo a la concesionaria fueron ejecutados en obras de mantenimiento u otros gastos relacionados a la vía.

-Esos son costos de mantenimiento porque son cosas preestablecidas en el contrato.

¿Cómo se hace ese control?

-Ellos pasan informes a la administración. El control de ellos se hace con cámaras en cada casetilla de peajes, y paralelamente la administración tiene su control con cámaras, para nosotros llevar nuestro conteo.

Pero las cámaras del Estado fueron instaladas recientemente…

-Sí, son muy recientes.

Podría decirse que el Estado se encuentra satisfecho por la labor de la empresa.

-Sí, aquí hay que ir para adelante, porque tenemos una concesionaria con un contrato y lo peor de los males que nos puede pasar es que duremos los 25 años, y pueden ser más porque la ley permite hasta 50 años, pero tenemos una realidad ahí, que son los problemas de congestionamiento. La ampliación implica una renegociación de este contrato. En lo personal yo sugeriría que de seguir con esta empresa tiene que haber una renegociación absoluta de este contrato.

¿Qué quisiera renegociar?

-Hay que cambiar todos los alcances porque este contrato es de primera generación.

¿Incluso la cláusula de valor presente de los ingresos?

-Exacto, esos temas hay que discutirlos.

¿Usted cree que para la empresa sea un buen negocio administrar esta carretera?

-Definitivamente esto es un buen negocio, nadie se esperaba el crecimiento de nuestra flota vehicular, y téngalo por seguro que si no estuvieran ganando ya nos hubieran dejado botada la carretera, porque eso es un problema de la concesión de obra pública. La empresa privada hace negocios,  no andan como el Estado,  donando nada.



El vaivén de la 27

18 de diciembre 2001

El Estado costarricense firma un contrato con la empresa Concesiones Viales para la construcción y administración por hasta 25 años, de la carretera San José a Caldera.

9 de marzo 2006

Se rubrica la adenda 3 al contrato, donde se transfiere el 100% de los derechos y obligaciones de la concesión al consorcio Autopistas del Sol.

8 de enero 2008

Inicio definitivo de las nuevas obras, que se basan en los diseños hechos en la década de los 70, cuando se propuso la construcción de la vía.

27 de enero 2010

El expresidente de la República, Óscar Arias Sánchez, inaugura la ruta sin que la obra esté completamente terminada.

22 de febrero 2010

Menos de un mes después de su inauguración, un derrumbe en el tramo de Escobal de Atenas interrumpió el paso por dos horas.

29 de enero 2011

Una piedra se desprende de uno de los taludes de la carretera a un kilómetro  del muelle de Caldera, provocando la muerte a una mujer que viajaba en motocicleta.

Febrero de 2012

Protestas comunales de vecinos de cantones como Ciudad Colón, Mora, Santa Ana y Escazú por la apertura del peaje en Ciudad Colón. A pesar del malestar, la empresa concesionaria habilitó la última de las estaciones de cobro.

16 de setiembre 2013

La Contraloría General de la República advirtió mediante un informe de fiscalización atrasos en la entrega definitiva de la Ruta 27.

24 de marzo 2014

La empresa Globalvía compró el 100% de las acciones de la sociedad Autopistas del Sol.

12 de noviembre 2014

CNC presentó ante la Contraloría una nueva adenda al contrato de concesión de la ruta 27, donde se define el monto que ha recuperado la empresa de su inversión inicial, y se le reconoce una inversión adicional de $44 millones.

Anuncios