En su artículo, “Nueva luz sobre la desigualdad del ingreso”; Andrés Velasco, ex-ministro de Hacienda de Chile, nos relata como; “un nuevo conjunto de estudios. Liderado por Nora Lustig, profesora de Economía especializada en América Latina, un equipo del Commitment to Equity Institute de la Universidad de Tulane ha desarrollado extensas bases de datos relacionados con el estado de la distribución del ingreso, y asimismo con los efectos de las políticas públicas relativas a dicha distribución.”… A lo que acertadamente agrega;

“De importancia crucial es que las cifras son similares en un conjunto amplio de países de ingresos medios y bajos, y también concuerdan con los datos existentes en relación con países avanzados. Las conclusiones preliminares que están surgiendo de estos estudios van a iluminar los debates políticos –y probablemente desagradar a los ideólogos tanto de derecha como de izquierda–.”… ¿Por qué?

“Empecemos, como afirma Lustig en un estudio reciente, con el hecho de que la desigualdad del ingreso a escala mundial no va en aumento. La forma más frecuente de medir la desigualdad es empleando el coeficiente de Gini, el cual asigna el valor cero a la igualdad perfecta y 100 a la desigualdad perfecta (cuando una sola persona recibe todos los ingresos).”… Continúa el autor;

“Efectivamente, en los países ricos, durante este mismo período, el puntaje se elevó de 29,8 a 30,4. Pero en América Latina cayó estrepitosamente, de un escandaloso 55,1 en el 2000 –que hacía de este continente la región más desigual del mundo– a un 50,2, todavía muy alto, diez años después. El valor de Gini también disminuyó en el sur de Asia. En el África subsahariana, donde los datos son menos ciertos, parece haber permanecido relativamente constante.”

Prosigue el autor; “Todavía más, la desigualdad al parecer está bajando precisamente donde era más aguda para empezar. Esto es válido para regiones, especialmente América Latina, tanto como para países, por ejemplo, Brasil y Sudáfrica.”…

Justifica el autor; “Por lo tanto, la afirmación que con frecuencia se escucha de que el aumento de la desigualdad es el hecho económico central de nuestros tiempos, probablemente se deba a una disparidad de otro tipo: el impacto desproporcionado que los medios noticiosos y los expertos de países ricos tienen en los debates internacionales.”…

Pero con todo respeto para el autor, y siguiendo si línea, “probablemente se deba a una disparidad de otro tipo”; pero no a, “el impacto desproporcionado que los medios noticiosos y los expertos de países ricos tienen en los debates internacionales”; sino más bien, a las disparidades o distorsiones como las que generó la crisis económica y financiera del 2008, que como se observa en las Tablas de Crecimiento del PIB (% anual), generó en promedio crecimiento económico hasta el 2010, fecha en la que concluye el estudio de Nora Lustig, y posterior a eso, una desaceleración, seguida de un menor ritmo de crecimiento, el cual se mantiene hasta ahora.

 

Country name 2006 2007 2008 2009 2010



Brasil
4,0 6,0 5,0 -0,2 7,6


Chile
4,4 5,2 3,3 -1,0 5,8

 
Costa Rica 8,8 7,9 2,7 -1,0 5,0


Estados Unidos
2,7 1,8 -0,3 -2,8 2,5


Country name 2011 2012 2013 2014

Brasil
3,9 1,8 2,7 0,1


Chile
5,8 5,5 4,2 1,9

 
Costa Rica 4,5 5,2 3,4 3,5


Estados Unidos
1,6 2,3 2,2 2,4

Fuente: Crecimiento del PIB (% anual) – El Banco Mundial

Y porque señalo eso, porque, el Coeficiente de Gini como instrumento para medir la Desigualdad de ingreso; se basado en la Distribución de la renta y ésta a su vez, en la Renta per cápita; y ambas se correlacionan a través del  Producto interno bruto; variable de la macroeconomía, que más que medir, la desigualdad en los ingresos, lo que mide es, el utilitarismo de los recursos productivos, en términos de la contabilidad nacional; y no en términos de calidad de vida, y bienestar social, como debería hacerlo.

Eso que el Coeficiente de Gini, aunque útil, no es una variable confiable para medir la desigualdad de ingreso; pero si es útil para medir la desigualdad económica; no resulta del todo para medir la desigualdad social, pero si para medir, la distribución de la renta que procede tanto del capital como del trabajo. ¿Por qué?, porque;

“La distribución de la renta o igualdad de ingresos es la manera en que se reparten los recursos materiales fruto de la actividad económica en los distintos estratos socio-económicos. En general, es independiente de cómo se obtengan las rentas, su reparto no es necesariamente igual, pues existe una desigualdad de ingreso.”…

En otras palabras, por que la Renta per cápita, no es un indicador del bienestar social o de la calidad de vida de los habitantes de un país; ya que, el Producto interno bruto, representa la macroeconomía, no la economía sumergida, que es la que genera la la desigualdad social, la desigualdad de ingreso, la desigualdad económica. Tal y como lo confirma el;

Anexo: Países por igualdad de ingreso (Coeficiente de Gini)

Puesto Territorio Coeficiente Gini
123 Flag of the United States.svg Estados Unidos 0,469
136 Flag of Costa Rica.svg Costa Rica 0,507
141 Flag of Chile.svg Chile 0,521
146 Flag of Brazil.svg Brasil 0,547

Ya que si hubiera una correlación directa entre la desigualdad medida por Gini y la igualdad medida por Gini, las posiciones de los países también debería coincidir, no sólo el coeficiente. Eso se hace aún mas evidente cuando utilizamos el índice de desarrollo humano (IDH), que entre sus parámetros cuenta con la Renta per cápita, como lo muestra el IDH del 2014, en comparación con el IDH Ajustado Por Desigualdad.

IDH 2014

Puesto País IDH
Informe 2014 (estimaciones del año 2013) Variación respecto al año 2012 Informe 2014 (estimaciones del año 2013) Variación respecto al año 2012
5 Sin cambios Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos 0,914 Crecimiento 0,002
41 Crecimiento (1) Bandera de Chile Chile 0,822 Crecimiento 0,003
68 Decrecimiento (1) Bandera de Costa Rica Costa Rica 0,763 Crecimiento 0,002
79 Crecimiento (1) Bandera de Brasil Brasil 0,744 Crecimiento 0,003
IDH Ajustado Por Desigualdad (Año 2014)
Puesto País IDHD
28 Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos 0.757
42 Bandera de Chile Chile 0.676
60 Bandera de Costa Rica Costa Rica 0.611
76 Bandera de Brasil Brasil 0.542

Ya que la variable que hace la diferencia en la desigualdad económica, es precisamente, la Renta per cápita.

Así que, sí el coeficiente de Gini no es confiable para medir la desigualdad social y económica de un país. ¿Qué fue lo que incidió en que bajara la desigualdad? el propio autor nos da la respuesta;

“Otro conjunto de resultados, que por cierto no va a ser del agrado de los derechistas fanáticos, es que las políticas fiscales redistributivas pueden tener y, de hecho, están teniendo, un impacto significativo en la reducción de la desigualdad. En una comparación de países de ingresos medios de Asia, África y América Latina, Lustig muestra que los coeficientes de Gini después de los impuestos y las transferencias (incluido el valor monetario de la educación y de los servicios de salud) son contundentemente más bajos que los correspondientes a los de los ingresos iniciales generados en el mercado.”…

Efectivamente Es la Redistribución de la Riqueza, o en términos de la macroeconomía, la Eficiencia distributiva. ¿Por qué? porque;

“En las ciencias políticas y en la economía, especialmente la economía del bienestar, eficiencia distributiva es un concepto o medida de la eficacia con la cual los bienes y servicios son distribuidos a aquellos que los necesitan u obtienen la mayor utilidad de los mismos.”…

Resulta obvio que, cuando lo que se busca es el Bienestar social y no el Bienestar económico, el Índice de Pobreza Humana (IPH) disminuye; ya que, el bienestar económico se vuelve sostenible, ver: Índice de bienestar económico sostenible; el progreso se vuelve real, ver: Índice de progreso real; y genuino, ver: índice de progreso genuino.

Es por eso que, “El índice de bienestar económico sostenible (IBES) es un indicador económico alternativo que intenta reemplazar al Producto Interno Bruto (PIB) como indicador de bienestar social.”…

 

Nueva luz sobre la desigualdad del ingreso

Nueva luz sobre la desigualdad del ingreso

ABU DHABI – Los discursos de los políticos sobre la desigualdad tienden a ser parcos en cuanto a hechos, pero expansivos en cuanto a propuestas ideológicas. Una explicación caritativa para la baja calidad del discurso público sobre la desigualdad del ingreso en las economías en desarrollo y emergentes, es que en ellas los datos acerca de la distribución del ingreso suelen ser escasos o dudosos. Sobre un tema de la importancia de este, los debates por lo general generan más calor que luz.

Pero esto podría estar llegando a su fin gracias a un nuevo conjunto de estudios. Liderado por Nora Lustig, profesora de Economía especializada en América Latina, un equipo del Commitment to Equity Institute de la Universidad de Tulane ha desarrollado extensas bases de datos relacionados con el estado de la distribución del ingreso, y asimismo con los efectos de las políticas públicas relativas a dicha distribución. De importancia crucial es que las cifras son similares en un conjunto amplio de países de ingresos medios y bajos, y también concuerdan con los datos existentes en relación con países avanzados.

Las conclusiones preliminares que están surgiendo de estos estudios van a iluminar los debates políticos –y probablemente desagradar a los ideólogos tanto de derecha como de izquierda–.

Empecemos, como afirma Lustig en un estudio reciente, con el hecho de que la desigualdad del ingreso a escala mundial no va en aumento. La forma más frecuente de medir la desigualdad es empleando el coeficiente de Gini, el cual asigna el valor cero a la igualdad perfecta y 100 a la desigualdad perfecta (cuando una sola persona recibe todos los ingresos). En los países para los cuales existen datos, el puntaje promedio de este coeficiente (no ponderado según la población) declinó levemente, de 39 a 38, en el período 2000-2010.

Efectivamente, en los países ricos, durante este mismo período, el puntaje se elevó de 29,8 a 30,4. Pero en América Latina cayó estrepitosamente, de un escandaloso 55,1 en el 2000 –que hacía de este continente la región más desigual del mundo– a un 50,2, todavía muy alto, diez años después. El valor de Gini también disminuyó en el sur de Asia. En el África subsahariana, donde los datos son menos ciertos, parece haber permanecido relativamente constante.

Todavía más, la desigualdad al parecer está bajando precisamente donde era más aguda para empezar. Esto es válido para regiones, especialmente América Latina, tanto como para países, por ejemplo, Brasil y Sudáfrica.

Por lo tanto, la afirmación que con frecuencia se escucha de que el aumento de la desigualdad es el hecho económico central de nuestros tiempos, probablemente se deba a una disparidad de otro tipo: el impacto desproporcionado que los medios noticiosos y los expertos de países ricos tienen en los debates internacionales.

Otro conjunto de resultados, que por cierto no va a ser del agrado de los derechistas fanáticos, es que las políticas fiscales redistributivas pueden tener y, de hecho, están teniendo, un impacto significativo en la reducción de la desigualdad.

En una comparación de países de ingresos medios de Asia, África y América Latina, Lustig muestra que los coeficientes de Gini después de los impuestos y las transferencias (incluido el valor monetario de la educación y de los servicios de salud) son contundentemente más bajos que los correspondientes a los de los ingresos iniciales generados en el mercado.

La caída promedio para los nueve países emergentes que Lustig compara –entre ellos, Sudáfrica, que es en extremo desigual– es más de tres puntos (55,7 a 52,5). El mismo ejercicio, que trata a las pensiones como consumo diferido y, por lo tanto, abstrae del papel redistributivo de las pensiones entre las poblaciones de más edad en las economías avanzadas, arroja una caída de siete puntos en Estados Unidos y de un poco más de nueve puntos en la Unión Europea. Es decir, los países emergentes están progresando –aunque podrían hacerlo considerablemente más–.

Sin embargo, esto no significa que los activistas deberían exigir mayores impuestos y más gasto público en todas las circunstancias. La calidad de los programas fiscales es de importancia fundamental. El tamaño del sector público en Brasil es casi el doble del de Chile –donde la recaudación tributaria anual equivale a alrededor del 20% del PIB, en contraste con alrededor del 40% (las estimaciones varían) en Brasil. En este último, además, el gasto social (tratando, otra vez, a las pensiones como consumo diferido) también es el doble: 16% en comparación con el 8% del PIB en Chile.

De acuerdo con Lustig, no obstante, el efecto en la desigualdad que tiene la redistribución por parte del gobierno, es el mismo en los dos países: una caída de casi cuatro puntos en el coeficiente de Gini. Lo que Lustig no explora es que el contraste es aún más agudo si uno toma en cuenta que, en relación con el PIB, el gobierno brasileño gasta considerablemente menos en infraestructura que el chileno. Es difícil no llegar a la conclusión de que parte del gasto público en Brasil sirve más bien para mantener convenientemente callados a ciertos grupos de interés político.

Un caso que vale la pena señalar es el de Bolivia, donde los gobiernos izquierdistas han aumentado de manera considerable el gasto en el sector del bienestar social. Sin embargo, según lo revela otro estudio, debido a que las transferencias monetarias no están enfocadas exclusivamente en los pobres sino que son universales, su efecto distributivo en general no es progresivo sino neutral.

Otro elemento de rotunda importancia es que los impuestos y las transferencias no constituyen la única forma de luchar contra la desigualdad. En estudios anteriores, Lustig y sus colegas muestran que una prima salarial en declive –es decir, una disminución en la brecha salarial entre trabajadores con mayor o menor preparación– explica parte del descenso en el coeficiente de Gini en los países latinoamericanos. No es fácil desentrañar el papel que desempeñan la oferta y la demanda en la reducción de la prima salarial, pero al parecer ambos factores han incidido.

Por el lado de la demanda, las devaluaciones de los tipos de cambio hicieron que las exportaciones no tradicionales se volvieran más competitivas y ayudaron a elevar la demanda de obra de mano relativamente no especializada. Por el lado de la oferta, un fuerte aumento en los años de escolaridad, y especialmente el acceso a estudios superiores, produjo un notable incremento en el número de profesionales y otros trabajadores altamente capacitados, lo que contribuyó a disminuir sus sueldos relativos.

Todo esto es positivo para la distribución del ingreso, pero los procesos políticos resultantes permanecen tensos. Es posible que los activistas estudiantiles que exigen (junto con el resto de la sociedad) una distribución más justa de los recursos, no deseen enterarse de que el aumento en el número de profesionales con frecuencia obedeció a la rápida y polémica expansión de universidades privadas –a veces con fines de lucro– y que esto explica parte de la disminución de la desigualdad.

De manera similar, a los hombres y mujeres jóvenes que con dificultad llegaron a la universidad con la expectativa de lograr una remuneración relativamente alta, al graduarse no les agrada descubrir que, por ejemplo, los sueldos de periodistas y psicólogos aumentan de modo mucho más lento que los de técnicos en computación o de operarios de maquinaria. En efecto, esta frustración es algo subyacente (aunque no siempre de forma manifiesta) en muchas de las últimas protestas estudiantiles en América Latina y en otros lugares del mundo.

En resumen, la desigualdad del ingreso resulta ser políticamente controvertida cuando empeora, como también cuando tiende a declinar. Estudios como los dirigidos por Lustig iluminan las inevitables controversias y, así, estas podrían dejar de conducir a simples animosidades para dar paso a la creación de políticas mejores.

Andrés Velasco, exministro de Hacienda de Chile, es professor of Professional Practice in International Development en la Escuela de Asuntos Públicos e Internacionales de Columbia University, Estados Unidos. © Project Syndicate 1995–2015.

 

Desigualdad de ingreso

La economía de la desigualdad, desigualdad de ingreso o desigualdad económica comprende todas las disparidades en la distribución de bienes e ingresos económicos, entre ellas muy especialmente la distribución de la renta que procede tanto del capital como del trabajo. El término se refiere normalmente a la desigualdad entre individuos y grupos al interior de una sociedad, pero también se puede referir a la desigualdad entre países.1

La desigualdad económica está relacionada con la idea de igualdad de oportunidades y la igualdad de resultados. Tanto en términos utilitarios como éticomorales, existe polémica por determinar si la existencia de la desigualdad económica es un fenómeno positivo o negativo…

Distribución de la renta

La distribución de la renta o igualdad de ingresos es la manera en que se reparten los recursos materiales fruto de la actividad económica en los distintos estratos socio-económicos. En general, es independiente de cómo se obtengan las rentas, su reparto no es necesariamente igual, pues existe una desigualdad de ingreso.

Distribución nacional de la renta

Para calcular la desigualdad económica a través de la distribución de la renta (o distribución del ingreso) se usan los siguientes puntos:

  • Análisis: Esta distribución puede ser analizada con diferentes enfoques: a) Geográfico-espacial: mide las diferencias de renta entre los habitantes de diversas regiones; b) Distribución funcional: mide las diferencias entre los estamentos productivos: industria-agricultura- servicios, trabajo-capital.

Curva de Lorenz: el área dea mide el coeficiente de Gini.

  • Medida: La herramienta usada para medir la distribución del ingreso es la curva de Lorenz.

En ella se colocan en el eje de abscisas la cantidad de población ordenada por su renta, y en el de ordenadas la renta. La situación ideal sería una línea recta, que indicaría la igualdad de reparto. Por ende, cuanto mayor sea el semicírculo que separa la curva de la recta, mayor es la desigualdad. Esta área se llama área de concentración, y se mide con el Coeficiente de Gini, que oscila entre 0 y 1: 0 indica la máxima distribución y 1 la máxima concentración.

  • Impacto social: En el sistema neoliberal existe una pugna ideológica respecto a si el mercado puede regularse solo y distribuir de manera equilibrada la riqueza de un país o si deben intervenir agentes externos a él, es decir si el Estado debe dictar sus normas. Detrás de esta discusión está la desigualdad social, que en ciertos países es un tema sensible en la relación entre las élites y el resto de la población. El neoliberalismo radical postulará que el Estado debe desentenderse totalmente de la actividad empresarial y servir sólo como garante de estabilidad. El socialismo renovado y sectores de centro forman parte de un neoliberalismo más templado que promueve un Estado más preocupado de temas sociales, pero sin abandonar la ideología del liberalismo contemporáneo.

Existe consenso, a pesar del fuerte tenor de las discusiones al respecto, en que la educación es un factor de relevancia extraordinaria para promover la movilidad social y con esto, superar gradualmente la desigualdad. En cuanto a los aspectos importantes de la distribución de la renta nacional hay tres enfoques de estudio sobre distribución de la renta:

  • Distribución funcional: Asignación de rentas a los factores (trabajo y capital) que intervienen en los procesos de producción. En muchos países occidentales en las últimas tres décadas (1980-2010) el peso de las rentas de capital ha aumentado respecto a las rentas del trabajo, y existe un cierto debate sobre las razones de esos cambios en la distribución funcional.
  • Distribución personal: Reparto de la renta entre los individuos y las familias, sin tener en cuenta el origen de los ingresos.
  • Distribución espacial: Distribución en el territorio de un país de la renta, y así como el estudio de la existencia o no de convergencia en renta de las diferentes regiones de un mismo país. …

Eficiencia distributiva

En las ciencias políticas y en la economía, especialmente la economía del bienestar, eficiencia distributiva es un concepto o medida de la eficacia con la cual los bienes y servicios son distribuidos a aquellos que los necesitan u obtienen la mayor utilidad de los mismos. Es generalmente considerado que Abba Lerner lo introdujo formalmente en su “La Economía del Control” (ver bibliografía).

Consideraciones generales e implicaciones

Lerner se aproxima a la problemática desde el utilitarismo y el estudio marginalista.1

Lerner percibe la problemática del área como un contraste entre el derroche y la eficiencia económica. Desde ese punto de vista comienza por proponer o establecer tres conceptos básicos: Eficiencia productiva, eficiencia asignativa (allocative efficiency) y eficiencia distributiva. El primero se refiere a la asignación de los recursos productivos a fin de obtener el máximo de provecho de ellos. Paralelo y complementando esa eficiencia productiva esta la eficiencia distributiva.2 En otras palabras, Lerner sugiere que no puede haber una verdadera eficiencia económica a menos que los productos de esas actividades sean distribuidos eficientemente. El argumento se puede reseñar así: no se puede sugerir que los recursos están siendo asignados y utilizados eficientemente a menos que sean usados para satisfacer necesidades en forma eficiente. Y esa satisfacción eficiente de necesidades no puede lograrse a menos que la distribución de bienes y servicios producidos sea eficiente.

En términos más generales Lerner percibe la eficiencia económica o social como siendo eficiencia asignativa: aquella que se refiere a la distribución tanto de los recursos entre las diferentes sectores productivos como al producto entre los diferentes consumidores, en ambos casos con el fin de asegurar su uso más eficiente.3

Como todo lo anterior sugiere, para Lerner la eficiencia distributiva demanda o requiere que los consumidores posean condiciones reales de satisfacer sus necesidades y deseos (es decir, ingresos similares) En las palabras de Lerner: “Si se considera deseable distribuir en forma eficiente un total de ingresos dado -proveer, donde sea posible, una mayor más bien que una menor utilidad marginal- ese objetivo es obtenible solo a través de una distribución del ingreso que iguale todas las utilidades marginales del ingreso … esa es la condición para la distribución eficiente de los ingresos”.4

Lo anterior establece el concepto de “distribución óptima del ingreso”: aquella que lleva al uso más eficiente del producto económico general -y a través de eso, al uso más eficiente de los factores de producción en una economía dada. Para Lerner, la distribución óptima del ingreso no es -en la práctica- totalmente igual, pero tiende a ello (ver más abajo). Esta posición dio lugar a un gran debate con Milton Friedman, ver bibliografía.

En la practica económica, el concepto se considera relacionado con desigualdad de ingreso, etc., y se mide ya sea a través del Índice de Gini; índice de Atkinson y el índice de desarrollo humano

Economía del bienestar

Se puede definir la economía del bienestar como la rama de las ciencias económicas y políticas que se preocupa de cuestiones relativas a la eficiencia económica y al bienestar social. Así, por ejemplo, Timothy John Besley postula que: “La economía del bienestar provee las bases para juzgar los logros del mercado y de los encargados de decisiones políticas en la distribución o asignación de los recursos”1 (ver eficiencia asignativa). La Universidad de California, Berkeley acota: “Economía del bienestar: una aproximación metodológica para juzgar la asignación de recursos y establecer criterios para la intervención gubernamental”;2 y el Departamento de análisis económico de la Universidad de Zaragoza expande: “La Economía del Bienestar es la rama de la Microeconomía que se ocupa de explicar el nivel de bienestar colectivo de que disfruta una sociedad, y que trata de dar respuesta a las siguientes cuestiones: Una vez alcanzada la asignación de recursos correspondiente a la situación de equilibrio, ¿qué podemos decir de las propiedades de optimalidad desde el punto de vista social?, ¿será dicha asignación la mejor de todas las posibles para la sociedad? En definitiva, se trata de abordar la valoración de una determinada situación social desde el punto de vista colectivo, para lo cual es necesario contar con algún criterio de elección social"3 (ver eficiencia distributiva)…

Bienestar social

El bienestar social se le llama al conjunto de factores que participan en la calidad de la vida de las personas en una sociedad y que hacen que su existencia posea todos aquellos elementos que dan lugar a la satisfacción humana.

El bienestar social es una condición no observable directamente, sino que es a partir de formulaciones como se comprende y se puede comparar de un tiempo o espacio a otro. Aun así, el bienestar, como concepto abstracto que es, posee una importante carga de subjetividad propia del individuo, aunque también aparece correlacionado con algunos factores económicos objetivos. El bien social no implica necesariamente un colectivismo

Índice de bienestar económico sostenible

El índice de bienestar económico sostenible (IBES) es un indicador económico alternativo que intenta reemplazar al Producto Interno Bruto (PIB) como indicador de bienestar social. El IBES se evalúa mediante técnicas similares, pero en lugar de contabilizar los bienes y servicios de la economía contabiliza de un lado el gasto de los consumidores, la utilidad aportada por el trabajo doméstico y del otro descuenta el coste de las externalidades asociadas a la polución y el consumo de recursos. Es similar al índice de progreso real (IPR) o índice de progreso genuino (IPG) que añade al IBES nuevos valores…

Índice de progreso real

El Índice de progreso real, IPR o Índice de progreso genuino, IPG (en inglés Genuine progress indicator, GPI), es un indicador para medir el bienestar económico y el progreso social de un país. Se viene aplicando desde 1950.

El IPR amplia el marco de la contabilidad tradicional incluyendo al alza las inversiones netas de capital y las inversiones en trabajo con el objeto de reflejar actividades no remuneradas por el mercado, como el trabajo doméstico no remunerado, el voluntariado y el cuidado de familiares. Contabiliza a la baja los costes derivados de la degradación ambiental y la pérdida de recursos naturales, las desigualdades de renta, la deuda externa y la delincuencia. Se considera un índice que tiene en cuenta valores ecológicos y el desarrollo sostenible como necesarios para el bienestar social. El IPR está diseñado para sustituir tanto al criticado Producto interno bruto (PIB) como indicador de progreso económico.1

Coeficiente de Gini

Mapa esquemático de países según su coeficiente de Gini. Vea el listado completo en Anexo:Países por igualdad de ingreso.    < 0,20    0,20 ↔ 0,24    0,25 ↔ 0,29    0,30 ↔ 0,34    0,35 ↔ 0,39    0,40 ↔ 0,44    0,45 ↔ 0,49    0,50 ↔ 0,54    0,55 ↔ 0,59    ≥ 0,60    Sin datos

El coeficiente de Gini es una medida de la desigualdad ideada por el estadístico italiano Corrado Gini. Normalmente se utiliza para medir la desigualdad en los ingresos, dentro de un país, pero puede utilizarse para medir cualquier forma de distribución desigual. El coeficiente de Gini es un número entre 0 y 1, en donde 0 se corresponde con la perfecta igualdad (todos tienen los mismos ingresos) y donde el valor 1 se corresponde con la perfecta desigualdad (una persona tiene todos los ingresos y los demás ninguno).

El índice de Gini es el coeficiente de Gini expresado en porcentaje y es igual al coeficiente de Gini multiplicado por 100.

Aunque el coeficiente de Gini se utiliza sobre todo para medir la desigualdad en los ingresos, también puede utilizarse para medir la desigualdad en la riqueza. Este uso requiere que nadie disponga de una riqueza neta negativa…

Brasil
2011: 53,1
2012: 52,7
2013: 52,9

Chile
2011: 50,8
2013: 50,5

Costa Rica
2011: 48,6
2012: 48,6
2013: 49,2

Estados Unidos
2013: 41,1

Fuente: Datos de EL BANCO MUNDIAL

Producto interno bruto

En macroeconomía, el producto interno bruto (PIB),1 2 conocido también como producto interior bruto oproducto bruto interno (PBI),3 4 es una magnitud macroeconómica que expresa el valor monetario de la producción de bienes y servicios de demanda final de un país (o una región) durante un período determinado de tiempo (normalmente un año).

El PIB es usado como objeto de estudio de la macroeconomía. Su cálculo se encuadra dentro de la contabilidad nacional. Para su estimación, se emplean varios métodos complementarios. Tras el pertinente ajuste de los resultados obtenidos en los mismos, al menos parcialmente resulta incluida en su cálculo la economía sumergida.5

No obstante, existen limitaciones a su uso. Además de los mencionados ajustes necesarios para la economía sumergida, el impacto social o ecológico de diversas actividades puede ser importante para lo que se esté estudiando, y puede no estar recogido en el PIB. Existen diversas medidas alternativas al PIB que pueden ser útiles para determinadas comparaciones y estudios…

Mapa de países por PIB per cápita en 2012, según estimaciones del FMI (abril de 2012).

Renta per cápita

La renta per cápita, PIB/PBI per cápita o ingreso per cápita es la relación que hay entre el PIB y la cantidad de habitantes de un país. Para obtenerlo, hay que dividir el PIB de un país entre su población.

Mapa de países por PIB per cápita en 2012, según el Banco Mundial.

Renta como indicador de bienestar

Relación entre la esperanza de vida y el PIB per cápita en 2009. Para los países de renta muy baja existe una relación creciente clara entre ambas variables. A partir de rentas medias la esperanza de vida cambia poco con la renta.

Es un indicador comúnmente usado para estimar la riqueza económica de un país. Numerosas evidencias muestran que la renta per cápita está positivamente correlacionada con la calidad de vida de los habitantes de un país. Esto es especialmente cierto cuando la renta no supera un cierto umbral; sin embargo, para países de mayor renta la correlación entre calidad de vida y renta per cápita se va perdiendo.2 Es decir, en países muy pobres un incremento del PIB en general supone un aumento del bienestar general de la población, especialmente si la distribución de la renta no es muy desigual. Sin embargo, en los países de renta más alta existe menos relación entre los indicadores de salud, educación y satisfacción general manifestada por los encuestados y el PIB, de ahí que el PIB tenga una utilidad limitada para medir el bienestar de la población. 1

Críticas al uso como indicador

Existen diversas críticas al uso de este indicador como medida del bienestar social o de la calidad de vida de los habitantes de un país. Algunas de estas críticas son:

  1. Ignora las desigualdades de la renta. Así, al dividir el total del PIB entre su número de habitantes, lo que hace es atribuir el mismo nivel de renta a todos, ignorando las diferencias económicas entre los habitantes. Para medir aproximadamente la distribución de la renta entre todos los individuos de un país determinado existen indicadores económicos alternativos como el coeficiente de Gini o el índice de Atkinson.
  2. No contabiliza externalidades negativas. Cuando los recursos naturales de un país disminuyen, o se consumen excesivamente rápido o se produce polución, aparecen factores que hacen disminuir el bienestar social de un país, que no están contabilizados dentro del PIB.
  3. No toda la producción incrementa el bienestar material. Cierto tipo de gastos contabilizados del PIB no tienen por objeto ser consumidos o aumentar las posibilidades de producción, sino que sólo tienen por objeto protegernos de posibles externalidades negativas. Tal es el caso de los gastos militares o en seguridad.

Existen medidas alternativas de la Renta Nacional que contabilizan de alguna manera los factores englobados en las críticas 2 y 3, estos indicadores son: el índice de bienestar económico sostenible (IBES) y el índice de progreso real (IPR), también conocido como índice de progreso genuino (IPG).

Crítica de Kuznets

El primer crítico fue el mismo Simon Kuznets (1901-1985), creador del sistema estadounidense unificado de contabilidad nacional, e inventor del PIB.3 4 5 Kuznets fue muy crítico con la pretensión de medir el bienestar exclusivamente sobre la base del ingreso per cápita derivado del PIB. En un discurso ante el congreso estadounidense en1934 advertía que:

es muy difícil deducir el bienestar de una nación a partir de su renta nacional (per cápita)6

Simon Kuznets, 1934

Sin embargo sus advertencias fueron ignoradas y tanto economistas como políticos siguieron equiparando prosperidad y crecimiento del PIB per cápita. Así años más tarde en su declaración ante el congreso amplió sus críticas cuando declaró:

Hay que tener en cuenta las diferencias entre cantidad y calidad del crecimiento, entre sus costes y sus beneficios y entre el plazo corto y el largo. […] Los objetivos de "más" crecimiento deberían especificar de qué y para qué7

Simon Kuznets, 1962

Índices más apropiados para medir el bienestar

Relación entre el índice de desarrollo humano(IDH) y el PIBper cápita. Puede observarse que existe una altísima correlación entre el HDI y el logaritmo del PIB per cápita.

Existen índices o medidas alternativas de la Renta Nacional que contabilizan de alguna manera los factores no englobados en el PIB y en el PIB per cápita.8

Índices para medir la distribución de la renta

Como se ha indicado para medir aproximadamente la distribución uniforme de la renta entre todos los individuos de un país determinado existen algunos indicadores económicos alternativos como son:

Índices para medir el bienestar

Algunos de los indicadores más idóneos para medir el bienestar social de un país son:8

Índices de desarrollo humano y pobreza

Además del índice de desarrollo humano (IDH), que entre sus parámetros cuenta con la Renta per cápita, existen otros, indirectos, que son aquellos que indican el grado de pobreza, subdesarrollo o privación.

Índice de desarrollo humano

El índice de desarrollo humano (IDH) es un indicador del desarrollo humano por país, elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Se basa en un indicador social estadístico compuesto por tres parámetros: vida larga y saludable, educación y nivel de vida digno.

Mapa mundial que muestra el índice de desarrollo humano basado en el Informe sobre Desarrollo Humano 2014 (elaborado con datos de 2013), del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Distribución por cuartiles.1  Muy alto  Alto  Medio  Bajo  Sin datos

Mapa mundial que muestra el índice de desarrollo humano basado en el Informe sobre Desarrollo Humano 2014 (elaborado con datos de 2013), del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Distribución por cuartiles.1    Muy alto    Alto    Medio    Bajo    Sin datos

Parámetros del índice de desarrollo humano

Otros índices relacionados con el desarrollo humano

Además del IDH, el PNUD elabora:

Crecimiento económico

El crecimiento económico es el aumento de la renta o valor de bienes y servicios finales producidos por una economía (generalmente de un país o una región) en un determinado periodo (generalmente en un año).

A grandes rasgos, el crecimiento económico se refiere al incremento de ciertos indicadores, como la producción de bienes y servicios, el mayor consumo de energía, el ahorro, la inversión, una balanza comercial favorable, el aumento de consumo de calorías per cápita, etc. La mejora de estos indicadores debería llevar teóricamente a un alza en los estándares de vida de la población…



 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINIÓN | NOTICIA

Nueva luz sobre la desigualdad del ingreso

Nueva luz sobre la desigualdad del ingreso

ANDRÉS VELASCO

Los discursos de los políticos sobre la desigualdad tienden a ser parcos en cuanto a hechos, pero expansivos en cuanto a propuestas ideológicas.

OPINIÓN | NOTICIA

El derecho a ganar lo mismo

MARILYN BATISTA

Esperamos que el liderazgo de Solís en sus esfuerzos para que la secretaría de la ONU sea ocupada por una mujer no se opaque frente a la desigualdad salarial hasta de un 26% en comparación con los hombres, que vivimos las mujeres.

ECONOMÍA | NOTICIA

Aumento en la desigualdad aqueja las zonas rurales

Pobreza general se mantiene,  pero la extrema tiende al alza

ANDREA RODRÍGUEZ

La desigualdad en los ingresos entre los habitantes de las zonas rurales del país alcanzó en 2015 su nivel más alto en los últimos seis años.

ECONOMÍA | NOTICIA

Pobreza en Costa Rica afecta al 21,7% de los hogares

Annia Chaves, coordinadora de la Encuesta Nacional de Hogares del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos.

PATRICIA LEITÓN Y ESTEBAN RAMÍREZ San José. Jueves 22 de octubre de 2015 a las 10:39 a.m.

La pobreza en el país alcanza al 21,7% de la población, afectando a 1.137.881 personas, una cifra muy similar al del 2014 por lo que estadísticamente el nivel de pobreza se mantiene.

OPINIÓN | NOTICIA

Giro en defensa de los ciudadanos

CARLOS MATEO PERALTA

Nuestro país puede encauzar los asuntos sociales, económicos y políticos fundamentales de forma virtuosa, si rompemos el perverso círculo de empobrecimiento que amplía la desigualdad e impide el desarrollo.

OPINIÓN | NOTICIA

El pasado que devorará al futuro

FOTOFILTRO/NORBERTO H. LABIOSA

SERGIO RAMÍREZ

He cumplido la hazaña de leerme las casi 600 páginas de El capital en el siglo XXI, de Thomas Piketty, a quien un día de tantos veremos en la lista de candidatos para el Premio Nobel de Economía. Y lo he hecho como si se tratara de una carrera a campo traviesa, …

OPINIÓN | NOTICIA

Utopías desgarradoras

Imagen sin titulo - GN

JAVIER SOLANA

Emigró de Argelia buscando una vida mejor. Llegó a París para escapar de la pobreza, de la marginación y la falta de futuro. Logró un trabajo de baja cualificación, tuvo hijos y también nietos. Ya eran franceses, tuvieron derecho a la educación y a la sanidad, pero, …

OPINIÓN | NOTICIA

La desigualdad y los niños estadounidenses

Imagen sin titulo - GN

JOSEPH E. STIGLITZ

Desde hace ya mucho tiempo se reconoce que los niños conforman un grupo especial. Ellos no eligen a sus padres, y mucho menos las condiciones generales en las que nacen. No tienen las mismas capacidades que los adultos para protegerse o cuidar de sí mismos. Es por …

OPINIÓN | NOTICIA

Inversión social, desigualdad y crecimiento

CAROLINA PALMA

El informe de la OECD editado en diciembre de este año sobre desigualdad arroja datos importantes. El primero es que los países en donde la desigualdad disminuye, el crecimiento es mayor que aquellos en los que la desigualdad está creciendo. El impacto mayor se …

MUNDO | NOTICIA

Desigualdad, reto contra la violencia en México

GUSTAVO ARIAS R.

Un desarrollo que excluye a importantes zonas del país, sería una de las causas estructurales que están atrás de la desaparición de 43 estudiantes en México, según el embajador de ese país en Costa Rica, Fernando Baeza.

OPINIÓN | NOTICIA

El talón de Aquiles

FERNANDO ARAYA / ESCRITOR

Puede afirmarse que la desigualdad social, la pobreza y la pobreza extrema constituyen, hasta el momento, el talón de Aquiles de las sociedades capitalistas y de las economías de mercado.

OPINIÓN | NOTICIA

La economía de la inclusión

RICARDO HAUSMANN

Mucha gente cree que el crecimiento económico es un objetivo moralmente ambiguo, aceptable, se diría, solo si es ampliamente compartido y sostenible desde el punto de vista medioambiental. Pero, como le gusta decir a mi padre, “¿Para qué hacer algo difícil, si se lo …

ECONOMÍA | NOTICIA

La desigualdad cayó por baja en ingresos de hogares más ricos

Yorleny Segura  vive  con su esposo y su hijo de 12 años en Tibás. Su marido es el único que trabaja fuera del hogar. | MARCELA BERTOZZI.

PATRICIA LEITÓN

La mayor reducción en el ingreso del 20% de los hogares con más recursos respecto al 20% con menos es uno de los factores que influyó en la baja en la desigualdad en el 2014 respecto al 2013.

NACIONAL | NOTICIA

Costa Rica enfrenta la mayor desigualdad de los últimos 30 años

Mireya Pascua vive en el precario Gracias a Dios, en Sagrada Familia, junto con otras 300 familias.

DIEGO BOSQUE G. | San José Martes 11 de noviembre de 2014 a las 09:41 a.m.

La sociedad costarricense encara la mayor desigualdad de las últimas tres décadas, pese que el ingreso real sigue crecimiento.

ECONOMÍA | NOTICIA

Presidenta de la FED expresa preocupación por desigualdad económica en Estados Unidos

Janet Yellen,   presidenta de la Reserva Federal (FED).  | EFE

EFE Washington Viernes 17 de octubre de 2014 a las 11:45 a.m.

La presidenta de la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos, Janet Yellen, expresó el viernes su preocupación por el "continuado incremento de la desigualdad económica" y afirmó que va en contra de los "valores" tradicionales del país.

NACIONAL | NOTICIA

Educación va por caminos desiguales en Guanacaste

Más de 500 familias viven en el precario Martina Bustos, en  Liberia. En esa barriada, los niños recorren varios kilómetros de  tierra caliza para llegar a la escuela debido a que   carecen de transporte. Son vecinos del botadero y en muchos de sus hogares la única forma de alimentación  es mediante el comedor escolar. | ALBERT MARÍN.

ALBERTO BARRANTES C.

Estudiar en un barrio pobre de Guanacaste, implica recibir lecciones en aulas en mal estado, bajo toldos, salones comunales o caminar kilómetros de lastre o tierra caliza, para llegar a la escuela.

OPINIÓN | NOTICIA

La sana lucha por la desigualdad

CARLOS ALBERTO MONTANER

Comienzo por una anécdota. Me la relató la protagonista, una excelente médica cubana, especialista en implantes cocleares encaminados a devolverles la facultad de oír a niños sordos.

ARCHIVO | NOTICIA

EE.UU. logra reactivación, pero crece la desigualdad

Ángel Gurría, de la OCDE, pidió acciones sostenidas.   | JORGE BAÑALES /EFE

La reactivación económica en Estados Unidos es más robusta que en la mayoría de los países de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) , pero sigue siendo lenta y acompañada por una creciente desigualdad de ingresos, informó este organismo.

OPINIÓN | NOTICIA

Monsieur Piketty viene a América Latina

ANDRÉS VELASCO

Hay pocas cosas que emocionen más a la vieja izquierda latinoamericana que un libro sobre la desigualdad escrito por un francés.

ECONOMÍA | NOTICIA

Desigualdad y pobreza serán temas del II Foro Económico Europa-América Latina

La pobreza y las políticas de género están en la agenda del II Foro Económico Europa-América Latina.

AFP París Martes 20 de mayo de 2014 a las 08:52 a.m.

La desigualdad y la pobreza, persistentes en América Latina y que amenazan a una Europa tímidamente salida de la recesión, centran el II Foro Económico de ambos continentes que se inauguró este martes en París.

ECONOMÍA | NOTICIA

Paul Krugman: Ya no hay vuelta atrás

Jim Ouimet mira cómo  juegan sus perros de trineo mientras espera en su moto de nieve, en Mammoth Lakes, California.  | DAN KRAUSS / THE NEW YORK TIMES

PAUL KRUGMAN

Recientemente, dos equipos de investigación, que trabajaban de manera independiente y usaban diferentes métodos, llegaron a una alarmante conclusión: La capa de hielo de la Antártida Occidental tiene los días contados

ECONOMÍA | NOTICIA

Paul Krugman: Altos impuestos para los altos ingresos

Muchos estadounidenses tienen buena educación y se esfuerzan, como   los maestros, pero no obtienen buenos salarios.  | JEFF SWENSEN/THE NEW YORK TIMES

PAUL KRUGMAN

25 administradores de fondos de inversión libre en Estados Unidos en forma combinada ganaron $21.000 millones en el 2013.

OPINIÓN | NOTICIA

Para una nueva política social

CARLOS LEÓN UREÑA

Una vez que el país despejó los nublados electorales y contamos con un presidente electo, corresponde concretar todas las propuestas de campaña en acciones de política pública.

OPINIÓN | NOTICIA

El empleo público y el INS

ROLANDO GUZMÁN CALZADA

El problema más serio que tienen las finanzas del Estado costarricense es el costo del empleo público. De un presupuesto anual que ronda los ¢6,6 billones, más de una tercera parte –¢2,2 billones– se destina a pagar salarios del Gobierno central.

OPINIÓN | NOTICIA

La tábula no está rasa

VELIA GOVAERE

Hay palabras que definen la esencia de un problema. En Costa Rica, esa palabra es “desigualdad”. Pero no se limita a las diferencias de ingresos entre segmentos sociales.

ECONOMÍA | NOTICIA

Combatir la desigualdad está en la mira del FMI

La directora del FMI, Christine Lagarde, escucha una pregunta del público en un programa de televisión en Sidney.

ALFONSO FERNÁNDEZ/EFE Sábado 15 de marzo de 2014 a las 02:26 p.m.

Para hacer frente a la creciente desigualdad global, el FMI recomienda tratar con sumo cuidado las herramientas de política fiscal disponibles

MUNDO | NOTICIA

Michelle Bachelet proclama el combate a la desigualdad en Chile

Michelle Bachelet saluda a los ciudadanos mientras participa, el martes, en Santiago, en el desfile de inauguración de su segundo mandato.

La derrota del único “gran adversario” que tiene Chile –la desigualdad– es el objetivo que se propuso el martes la nueva presidenta, Michelle Bachelet, según lo proclamó en su primer discurso tras inaugurar su segundo periodo.

ECONOMÍA | NOTICIA

Robert Samuelson: Se apaga la luz para la ‘ciencia deprimente’

La fe en la economía fue, en muchos aspectos, la causa subyacente tanto de la crisis financiera como de la Gran Recesión —hizo que la gente se confiara excesivamente y fuera descuidada durante la bonanza—.  | ARCHIVO

ROBERT SAMUELSON

El problema de echar la culpa de muchos de nuestros males económicos a la desigualdad económica es que la teoría no coincide con los hechos.

ECONOMÍA | NOTICIA

Paul Krugman: Desigualdad, dignidad y libertad

“Sugerir que los trabajadores pueden tener igual dignidad pese a la gigantesca desigualdad en la paga es sencillamente tonto”. | ADAM LACH/THE NY TIMES

PAUL KRUGMAN

La verdad es que, si a uno en realidad le importan la dignidad y la libertad de los trabajadores estadounidenses, debería estar a favor no de menos sino de más derechos, y de una red de seguridad social más fuerte, no más débil.

OPINIÓN | NOTICIA

Populismo y las elecciones del 2014

JORGE WOODBRIDGE

Es muy peligroso adoptar el modelo populista de países como Venezuela, Argentina, Ecuador y Nicaragua. No podemos poner en peligro los equilibrios macroeconómicos y la competitividad, prometiendo resolver todos los problemas de desigualdad e injusticia.

OPINIÓN | NOTICIA

Pasado, mal recordado

ARMANDO GONZÁLEZ R.

La Costa Rica de hoy es una obra incompleta. Saltan a la vista sus carencias y apenas es necesario enumerarlas, porque están alojadas en la conciencia. Una quinta parte de la población vive en la pobreza. El Estado no llena las expectativas ciudadanas, en algunos …

OPINIÓN | NOTICIA

La tríada: pobreza, desempleo y desigualdad

BERNAL MONGE PACHECO

Las condiciones que se presentan en nuestro país con el desempleo, la pobreza y la desigualdad deben necesariamente llamar nuestra atención. Actualmente, Costa Rica presenta una de las desigualdades más alta de América Latina

ECONOMÍA | NOTICIA

Obama rompe filas en tema de la desigualdad

El discurso del presidente Barack Obama, donde abordó el crecimiento de la desigualdad entre los estadounidenses, despertó todo tipo de comentarios, en especial relacionados con el inicio del programa Obamacare.  |  ARCHIVO

PAUL KRUGMAN

Comentarios cínicos acerca del discurso del presidente Barack Obama sobre la desigualdad afirman que este problema no tendrá efecto en las políticas

NACIONAL | NOTICIA

Hugo Beteta, Cepal: “Nos preocupa el incremento de la desigualdad en Costa Rica”

Hugo Beteta, es director de la sede subegional en México de la Cepal.

JUAN PABLO ARIAS | SanJosé Jueves 5 de diciembre de 2013 a las 03:17 p.m.

Un incremento en la desigualdad en Costa Rica es motivo de preocupación para la Comisión Económica para la América Latina y el Caribe (Cepal), indicó Hugo Beteta, director de la sede subregional del organismo.

OPINIÓN | NOTICIA

Debemos encender el otro motor del desarrollo

JORGE RODRÍGUEZ VIVES

El reciente Informe Estado de la Nación nos debe llamar a acciones urgentes. Somos muchos los que, desde hace varios años, venimos diciendo que no podemos seguir aceptando la desigualdad como algo intrínseco a la sociedad costarricense.

MUNDO | NOTICIA

Desigualdad se mantiene como el Talón de Aquiles de la región, según informe

Informe señala que un 68 % de la región se ubica en la clase baja cuya mitad de sus integrantes están en situación precaria.  | ARCHIVO

EFE Santiago, Chile. Viernes 1 de noviembre de 2013 a las 11:16 a.m.

América Latina vive en la actualidad un aumento de la educación y del crecimiento económico que ha significado el mayor nivel de satisfacción de vida desde 1995, pero la desigualdad sigue siendo el " Talón de Aquiles para pasar al siguiente escalón " , según un …

OPINIÓN | NOTICIA

Lo fundamental

RODRIGO ARIAS SÁNCHEZ

Desde hace varios años he insistido en la necesidad de erradicar la pobreza extrema, reducir la pobreza y la desigualdad, modernizar el Estado, elevar la productividad y competitividad del aparato productivo nacional e intensificar la inserción del país en las …

VIVIR | NOTICIA

Desigualdad moderada puede promover la cooperación entre las personas, dice estudio

limosna, caridad, pobreza

CAROLINA RUIZ VEGA Domingo 13 de octubre de 2013 a las 03:45 p.m.

La investigación sugiere que en condiciones de inequidad manejables, los ricos benefactores promueven la cooperación en su entorno porque esta les beneficia

ENTRETENIMIENTO | REPORTAJE

Miniciudades: ¿comunidades modelo o apología a la exclusión?

Este es el paisaje  de quienes habitan o trabajan en Avenida Escazú. |  DIANA MÉNDEZ

ALONSO MATA BLANCO

La segregación social se consolida en Costa Rica en forma de miniciudades, terrenos que combinan áreas de trabajo, vivienda, comercio y entretenimiento. Allí viven los más adinerados, protegidos de la amenaza del hampa y ajenos a los malestares de la sociedad. …

MUNDO | NOTICIA

España tiene tres millones en pobreza extrema

Una protesta, en  noviembre de 2012,  en Madrid  contra los desahucios  de quienes debían hipotecas. | AFP

Tres millones de personas viven en situación de pobreza extrema en España, el doble que antes del estallido de la crisis económica en 2008, según informó el jueves la organización católica Cáritas.

NACIONAL | NOTICIA

Líder de la ONU en Costa Rica: ‘Indígenas tienen serio rezago en derechos y desarrollo social’

 L.BARRETO PARA LN

ALBERTO BARRANTES C.

Una imagen con taparrabo y en la montaña discrimina al indígena, que reposa en el olvido de las decisiones políticas y con un rezago en materia de derechos con respecto al resto de la población.

OPINIÓN | NOTICIA

El malogrado sueño americano

CAROL GRAHAM

WASHINGTON, DC – Desde hace ya mucho tiempo atrás, se percibe a Estados Unidos como la “tierra de las oportunidades”, la tierra donde los que trabajan fuerte salen adelante. La fe en esta característica fundamental de la identidad nacional de Estados Unidos ha …

NACIONAL | NOTICIA

60.000 niños de 4 a 5 años están fuera de la educación preescolar

Además de elevar la cobertura, el Estado debe  mejorar la calidad de la enseñanza preescolar. Aarón Aguilar (izq.) y Kevin Fallas están en materno en la Escuela San Rafael, en Cinco Esquinas de Tibás.  | MAYELA LÓPEZ

AMY ROSS A.

Aunque los primeros años de la infancia constituyen las épocas más fértiles en el desarrollo del cerebro, unos 60.000 niños de 4 a 5 años no recibe ningún tipo de educación preescolar.

OPINIÓN | NOTICIA

Infraestructura, desempleo, pobreza y desigualdad

DR. RODOLFO HERNÁNDEZ

Agradezco al Dr. Constantino Urcuyo su invitación a dialogar sobre las propuestas de los candidatos para enfrentar los problemas que atraviesa Costa Rica.

OPINIÓN | NOTICIA

La imagen de nuestra desigualdad

FERNANDO LLORCA CASTRO

En las ferias de pueblo a veces hay un salón de espejos “mágicos” en los que muchos disfrutamos de ver nuestra imagen distorsionada a placer.

OPINIÓN | NOTICIA

La Costa Rica abandonada

LUIS PARÍS CHAVERRI

Una nota de este diario, publicada el 12 de julio bajo el título “Acceso a tecnologías es deficiente en Puntarenas”, señala que el “aprovechamiento de las tecnologías de información y comunicación es desigual en provincias costeras y el sector central”.

NACIONAL | NOTICIA

Empleos informales y hambre retratan al Guanacaste ignorado

Imagen sin titulo - GN

ALBERTO BARRANTES C.

La cara oculta de Guanacaste está detrás del extranjero de piel blanca y tostada que repite “pura vida”. Está fuera de la publicidad y no entiende de inglés ni papas fritas.

MUNDO | NOTICIA

Pobreza se cierne sobre uno de cada dos en Centroamérica

Albertina Esquivel   alza a su hijo de seis meses en una casa de adobe, en el este de Guatemala. En este país, la pobreza rondaba el 53,7% en el 2011, la segunda más alta del Istmo.  |  ARCHIVO.

DIEGO JIMÉNEZ F.

Menos bebés murieron durante el parto, las escuelas recibieron cada vez a más estudiantes y la esperanza de vida aumentó; sin embargo, en la última década, Centroamérica apenas pudo disminuir la pobreza, que hoy golpea casi a una de cada dos personas.

NACIONAL | NOTICIA

Encuestados sienten menos disparidad entre ricos y pobres

Los ticos  sienten menos la existencia de una brecha entre ricos y pobres

AMY ROSS A.

Aunque datos de estudios como el Estado de la Nación demuestran un crecimiento sostenido en la brechas , una encuesta de Unimer para La Nación reveló una mayor satisfacción con la manera en la que se reparten los ingresos del país.

OPINIÓN | NOTICIA

América Latina tiene cómo superar la desigualdad

ELIZABETH TINOCO

La reducción de la informalidad continúa como asignatura pendiente de América Latina.

NACIONAL | NOTICIA

Educación pública cosecha alumnos de primera y segunda categorías

ÁNGELA ÁVALOS R. Jueves 30 de mayo de 2013 a las 12:00 a.m.

ARCHIVO | NOTICIA

Sube brecha económica en Estados Unidos


        
        
      Protestas contra la desigualdad tomaron Wall Street, en el   2007. | ARCH

Martes 30 de abril de 2013 a las 12:00 a.m.

Anuncios