El Diablo Vuelve a Repartirle Escapularios al Gobierno, la “Contención de gasto debe anteponerse a nuevos impuestos, asegura Rodrigo Arias”; Pero Se le Olvido Que Cuando El Fue Ministro de la Presidencia, la “Creación de empleo “anticrisis” en gobierno de Oscar Arias generó un déficit fiscal imparable “;

“En esta condición se encuentra Costa Rica desde hace seis años. En el 2009, luego de pasar por dos años de superávit fiscal (es decir, cuando la entrada de recursos supera a las erogaciones), el país debió afrontar la peor crisis internacional desde 1929 y para esto Arias “ideó” una estrategia anticrisis que daba resultados en el cortísimo plazo, pero que aumentaba los gastos significativamente al incluir el aumento de la planilla en varios entes públicos.

A su vez, la economía nacional –golpeada por un débil entorno económico foráneo- bajó su ritmo de crecimiento y vio crecer el número de morosos con el fisco, lo que a su vez, redujo los ingresos. Así, mientras la crisis mundial hacía que los ingresos fiscales del Gobierno central se contrajeran en 2 puntos porcentuales del PIB, la Administración Arias elevó el gasto público llevándolo del 15,7% del PIB en el 2007 al 19,8% en el 2010. Y aunque Arias se vanagloriaba de “haber puesto a caminar a Costa Rica”, lo cierto es que ese “andar” llevó al país a cerrar el 2010 con el déficit fiscal más alto de América Latina y tuvo en 2009, según la Cepal, un “deterioro visible” en los indicadores de pobreza y de indigencia. Ver informe del FMI Informe FMI.”…

Tan Cierto y Contundente Fue el Informe FMI; Que, “Rodrigo Arias admite que creación de empleo público en gobierno arista generó “encadenamiento sin control”;

“El ex­mi­nis­tro de la Pre­si­den­cia (2006-2010), Ro­dri­go Arias, ad­mi­tió que las po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas im­ple­men­ta­das por el go­bierno de su her­mano, Óscar Arias, du­ran­te los años 2007 y 2008 para amor­ti­guar el golpe de la cri­sis eco­nó­mi­ca in­ter­na­cio­nal de en­ton­ces, ge­ne­ra­ron un “en­ca­de­na­mien­to sin con­trol” en el em­pleo pú­bli­co, que hoy, dice es ne­ce­sa­rio re­for­mar.”…

Ya Que, Obviamente, ¡No le Quedó de Otra!

Ese Mismo Día Su Hermano Ex-Presidente, Luego de la Reunión Con el Presidente LGS, “Si es necesario arrollarse las mangas y ponerse a trabajar, yo lo haré”, dice Óscar Arias”; 

“El expresidente de la República Óscar Arias le ofreció su ayuda al mandatario, Luis Guillermo Solís, en su lucha y la de su gobierno por aprobar nuevos impuestos para disminuir el déficit fiscal.

Eso si, Arias dejó claro a Solís que la ayuda que él le puede ofrecerle “de nada servirá” si el gobierno no pone en orden el tema del empleo público y el desorden salarial en este sector, así como ponerle limite a las pensiones con cargo al presupuesto nacional.”…

Pero Como Dicen los Mexicanos;

“Con Esa Clase de Ayuda, Mejor No Me Ayudes Compadre!

CRHOY-caricatura-07-08-2015

 

 

Contención de gasto debe anteponerse a nuevos impuestos, asegura Rodrigo Arias

Esta mañana Rodrigo Arias, ex ministro de la presidencia, indicó que antes de aprobar nuevos impuestos, el gobierno debe dar señales de contención del gasto, de lo contrario, sería imposible que Zapote logre aprobar nuevos impuestos.
Las declaraciones las brindó antes de iniciar una reunión con el mandatario Luis Guillermo Solís, en la que también participa Oscar Arias, expresidente de la República.
Por otra parte, el exministro negó responsabilidad en el déficit fiscal que ya asciende a 5,9% del PIB, pues en el 2008 el gobierno tuvo que tomar la decisión de impulsar el Plan Escudo, para evitar que la crisis mundial generara un alto desempleo en el país.
En el encuentro también participan Helio Fallas, ministro de Hacienda, y Sergio Alfaro, titular de la Presidencia. – See more at: https://www.larepublica.net/app/cms/www/index.php?pk_articulo=533331598&p=fb#sthash.eWVOj7Lq.dpuf

Creación de empleo “anticrisis” en gobierno de Oscar Arias generó un déficit fiscal imparable 28 DE JULIO DE 2015

La creación de empleos y equiparación de salarios en el sector público como parte del publicitado “Plan Escudo” que presentó Oscar Arias en 2008 para paliar los efectos de la crisis financiera internacional, llevó a un incremento en los desembolsos por remuneraciones y cargas sociales que se tornó imparable y que a su vez acrecienta de manera continua el déficit fiscal del Gobierno Central.

Se habla de un déficit cuando en el resultado financiero de las cuentas gubernamentales los gastos sobrepasan a los ingresos tributarios.

Archivo. EFE.

Archivo. EFE.

En esta condición se encuentra Costa Rica desde hace seis años. En el 2009, luego de pasar por dos años de superávit fiscal (es decir, cuando la entrada de recursos supera a las erogaciones), el país debió afrontar la peor crisis internacional desde 1929 y para esto Arias “ideó” una estrategia anticrisis que daba resultados en el cortísimo plazo, pero que aumentaba los gastos significativamente al incluir el aumento de la planilla en varios entes públicos.

A su vez, la economía nacional –golpeada por un débil entorno económico foráneo- bajó su ritmo de crecimiento y vio crecer el número de morosos con el fisco, lo que a su vez, redujo los ingresos. Así, mientras la crisis mundial hacía que los ingresos fiscales del Gobierno central se contrajeran en 2 puntos porcentuales del PIB, la Administración Arias elevó el gasto público llevándolo del 15,7% del PIB en el 2007 al 19,8% en el 2010. Y aunque Arias se vanagloriaba de “haber puesto a caminar a Costa Rica”, lo cierto es que ese “andar” llevó al país a cerrar el 2010 con el déficit fiscal más alto de América Latina y tuvo en 2009, según la Cepal, un “deterioro visible” en los indicadores de pobreza y de indigencia. Ver informe del FMI Informe FMI

La situación se ha arrastrado a lo largo de estos años y aunque el gobierno de Laura Chinchilla intentó aprobar un paquete fiscal, los esfuerzos fueron en vano.

La situación es complicada y así lo reconoció Helio Fallas, Ministro de Hacienda, en junio pasado al asegurar que “El déficit fiscal es una situación estructural, ya han pasado seis años de déficit consecutivo y cada año el problema se agrava más. Urge realizar reformas legales que permitan incrementar la carga tributaria, y con ello reducir el desbalance financiero del Gobierno Central  (…)  en  ningún momento de la historia, el déficit ha sido tan agudo como los últimos seis años, cuando pasó de 3,4% del PIB en el 2009 a 5,7% en el 2014”.

resultado_financiero

El problema que encara Hacienda no solamente atañe a que los gastos son mayores que los ingresos. Pese a un esfuerzo de las últimos dos Gobiernos, el crecimiento anual de las erogaciones también ha aumentado en una magnitud mayor que la de los ingresos, con una única excepción en el 2011.

Esta condición ha hecho que la diferencia se ensanche año con año, alimentada entre otros disparadores del  gasto, por un creciente desembolso en salarios tanto en términos absolutos como relativos.

Por ejemplo, mientras en el 2007 el gasto en salarios representaba menos de un tercio de los gastos totales del Gobierno, en el 2014 la cifra creció hasta un 50%: la mitad de los ingresos que percibe Hacienda se gasta en remuneraciones, pluses, privilegios y cargas sociales.

relacion_salarios

De acuerdo con un estudio de la Academia de Centroamérica, en la actualidad existen mecanismos automáticos que incrementan las remuneraciones totales, más allá del salario base, sin control de las autoridades, y por ende, afectan el tamaño del déficit fiscal.

El incremento sostenido en los salarios –resultante de los mecanismos automáticos-  ha persistido inclusive tras la emisión de la  directriz 009-H que congeló el 85% de las plazas vacantes del Gobierno  y ordenó que no se crearan nuevas plazas, a excepción de una valoración exhaustiva de la Autoridad Presupuestaria.

Origen de los disparadores

El estudio de la Academia de Centroamérica resalta que en el 2009 la Administración de Óscar Arias registró una política fiscal expansiva, asociada principalmente a un gasto de carácter permanente.

Ello se reflejó no solo en una mayor contratación laboral en el sector público sino además en ajustes en las escalas salariales de dichos empleados.

En este sentido, el acelerado aumento de los salarios de los empleados públicos se debió a la aplicación de la política del percentil 50 entre el 2007 y el 2010, que consistió en equiparar los salarios de los profesionales del Gobierno Central con el percentil 50 de los salarios del Sector Público Autónomo no Financiero, que recibían remuneraciones mayores.

Además, instituciones del resto del sector público decidieron a su vez aumentar el salario de sus empleados para mantener la brecha con respecto a los salarios de los funcionarios del Gobierno Central.

“Como consecuencia de las tendencias descritas, en promedio los burócratas ganan más que quienes laboran en el sector privado. Además, el diferencial entre unos y otros se ha ido ensanchando en el tiempo”, concluye el estudio de la Academia de Centroamérica, publicado en el 2014.

Datos recopilados por el economista Jorge Guardia, con base en datos del INEC, revelan que el ingreso promedio de los funcionarios públicos casi triplica el salario promedio privado.

Según su análisis, es probable que un grupo amplio de funcionarios se ubique en los quintiles más exuberantes del ingreso y también que la mayoría de empleados privados caiga en quintiles inferiores.

Rodrigo Arias admite que creación de empleo público en gobierno arista generó “encadenamiento sin control” 6 DE AGOSTO DE 2015

Rodrigo Arias a su llegada a la reunión con el presidente Luis Guillermo Solís  y su hermano Oscar Arias. Daniela Abarca/CRH.

Ro­dri­go Arias a su lle­ga­da a la reunión con el pre­si­den­te Luis Gui­ller­mo Solís y su her­mano Oscar Arias. Da­nie­la Abar­ca/CRH.

El ex­mi­nis­tro de la Pre­si­den­cia (2006-2010), Ro­dri­go Arias, ad­mi­tió que las po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas im­ple­men­ta­das por el go­bierno de su her­mano, Óscar Arias, du­ran­te los años 2007 y 2008 para amor­ti­guar el golpe de la cri­sis eco­nó­mi­ca in­ter­na­cio­nal de en­ton­ces, ge­ne­ra­ron un “en­ca­de­na­mien­to sin con­trol” en el em­pleo pú­bli­co, que hoy, dice es ne­ce­sa­rio re­for­mar.

Este jue­ves, poco antes de la reunión que sos­tie­nen los Arias con el pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, Luis Gui­ller­mo Solís, el ex­mi­nis­tro dijo que el go­bierno de su her­mano de­ci­dió fa­vo­re­cer el em­pleo pú­bli­co y que se me­jo­ra­ron los sa­la­rios del sec­tor pro­fe­sio­nal de la pla­ni­lla es­ta­tal para lle­var­los al quin­til 50, pero dijo que en ese mo­men­to no tu­vie­ron toda la in­for­ma­ción del Ser­vi­cio Civil “para evi­tar un en­ca­de­na­mien­to sin con­trol”.

Hoy, ocho años des­pués, el ex­mi­nis­tro dice que es ne­ce­sa­rio re­ver­tir esas me­di­das y re­for­mar la ley de em­pleo pú­bli­co.

El ex­mi­nis­tro, aun así, dijo que no per­ci­be que ese ga­bi­ne­te tenga res­pon­sa­bi­li­dad del des­or­den sa­la­rial ac­tual en el Es­ta­do.

“No, me pa­re­ce que cada cosa en su mo­men­to, cuan­do había una caída de in­gre­sos del 40% lo más im­por­tan­te era que no ca­yé­ra­mos en lo que le pasó al resto del mundo, que eran los des­pi­dos ma­si­vos”, dijo Arias.

Pre­si­den­te llegó 20 mi­nu­tos des­pués

Este jue­ves el pre­si­den­te Luis Gui­ller­mo Solís llegó 20 mi­nu­tos tarde a su reunión con el ex­pre­si­den­te Arias, al pa­re­cer por el con­ges­tio­na­mien­to vial.

El man­da­ta­rio pre­fi­rió no dar de­cla­ra­cio­nes pre­vias al en­cuen­tro.

A su lle­ga­da a la re­si­den­cia de Arias, en Rohr­mo­ser, al man­da­ta­rio lo re­ci­bie­ron el ex­pre­si­den­te y su es­po­sa Su­zan­ne Fis­chel y Ro­dri­go Arias.

A Solís lo acom­pa­ñan el vi­ce­pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca y mi­nis­tro de Ha­cien­da, Helio Fa­llas y el mi­nis­tro de la Pre­si­den­cia, Ser­gio Al­fa­ro.

Tras el en­cuen­tro está pre­vis­ta una con­fe­ren­cia de pren­sa.

“Si es necesario arrollarse las mangas y ponerse a trabajar, yo lo haré”, dice Óscar Arias 6 DE AGOSTO DE 2015

El expresidente de la República Óscar Arias le ofreció su ayuda al mandatario, Luis Guillermo Solís, en su lucha y la de su gobierno por aprobar nuevos impuestos para disminuir el déficit fiscal.

Eso si, Arias dejó claro a Solís que la ayuda que él le puede ofrecerle “de nada servirá” si el gobierno no pone en orden el tema del empleo público y el desorden salarial en este sector, así como ponerle limite a las pensiones con cargo al presupuesto nacional.

Varios sectores han apuntado a la segunda Administración Arias Sánchez como la responsable del déficit fiscal que vive el país, pues con la creación del “Plan Escudo” que llevó a un incremento en los desembolsos por remuneraciones y cargas sociales que se tornó imparable.

Lea Creación de empleo “anticrisis” en gobierno de Oscar Arias generó un déficit fiscal imparable

Este jueves, tras la reunión que sostuvieron ambos en la casa de Arias en Rohrmoser, el liberacionista le ofreció a Solís su mediación y la de su hermano Rodrigo, ante los diputados de su partido y de otras fracciones.

“Yo lo que le puedo ofrecer al Presidente y al país es que si es necesario arrollarse las mangas y ponerse a trabajar yo lo haré, invitando diputados aquí a mi casa para conversar sobre la urgencia e importancia de aprobar estos nuevos ingresos”, dijo Arias.

En el encuentro, Arias le expuso a Solís su punto de vista negativo entorno a la política cambiaria adoptada por el Banco Central, de pasar de un sistema de bandas a uno de flotación administrada.

Según Arias, esta política no favorece al sector empresarial ni a los productores.

Por su parte el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, agradeció el espacio de Arias para atenderlo.

Respecto a los roces entre ambos en las últimas semanas, el mandatario dijo que estos no minan la relación entre ellos y les restó importancia.

“En política uno se encuentra y se desencuentra. Tenemos una relación cordial y eso prevalece cuando queremos sacar adelante al país”, dijo Solís.

Lea “Fue improcedente e irrespetuoso”, responde Solís sobre críticas de expresidente Óscar Arias a su gobierno
Anuncios