Dos Noticias de Gobierno Aparentemente No Correlacionadas: “Presidente Solís pide medir conocimiento de profesores” y “Gobierno pide cuentas a banca estatal por salarios”; Nos Ponen de Manifiesto que Gremios e Instituciones Públicas lo que Buscan Es Premiar el Mínimo Esfuerzo y la Mediocridad…

A Costa del Esfuerzo de Todos los Demás Que Sí Trabajan Con Sudor Para Ganarse el Pan de Cada Día.

Extendiendo Con su Mediocridad la Miles y Miles de Futuros Ciudadanos Condenados al Servilismo Por Falta de Conocimiento y Esfuerzo de Superación Inculcado Desde las Aulas a Temprana Edad.

Formando Futuros Ciudadanos Creados en el Convencimiento del Mínimo Esfuerzo, el Porta´mí, el Sí los de Arriba lo Hacen, Porqué No lo Voy Ha Hacer Yo También, …

Y lo Peor, “El Fin Justifica los Medios” y “Para Eso Somos Mayoría” Como Dictan la Demagogia y la Retórica Política de la Partidocracia Neoliberal.

A las Pruebas Me Remito, el Presidente Solís Dice:

“No puede enseñar bien quien no sabe lo que enseña. Nuestro compromiso como docentes y, lo digo, siendo uno de ellos, debe ser prepararnos mejor y que se nos evalúe con igual rigor que a nuestros estudiantes.”…

“La ministra de Educación, Sonia Marta Mora, coincide en la importancia de realizar diagnósticos, sin que la medida sea represiva para los docentes.”…

“Auguro un espacio de medidas dialogadas con los gremios para hacer este tipo de diagnósticos. Creo en la evaluación como mecanismo de mejora y no para castigar a nadie, veo que los sindicatos son aliados para mejorar la educación”, añadió Mora…

A lo que los Gremios Sindicales Correspondientes Responden:

“En contra. Sin embargo, los sindicatos se oponen a las evaluaciones a docentes porque, según ellos, afectan la psicología de los educadores y el desempeño en el ambiente laboral. La última prueba de diagnóstico que realizó el MEP se hizo en el 2010 con 1.733 profesores de Matemáticas. En el examen, 831 reprobaron el examen de 60 preguntas. Todos provenían de universidades privadas.”…

Y Recalco, los Gremios Sindicales Correspondientes, Porque:  

“En un recorrido por escuelas y colegios, La Nación conversó con profesores de primaria y secundaria que están a favor de participar en evaluaciones.

“Si un docente está bien preparado, no tiene por qué temer a las evaluaciones. Pueden arrojar datos para implementar mejoras en el sistema y hasta corregir algunos errores en los que se incurran”, afirmó Lucrecia Cubero, profesora de Español, en el Liceo de Pavas, en San José.”…

“El presidente de la Asociación Nacional de Educadores (ANDE), Gilberto Cascante, manifestó que el examen de diagnóstico para profesores es negativo para su desempeño laboral. “Esas pruebas afectan la psicología del docente. Nunca las vamos a apoyar, aunque se trate de un mero diagnóstico, llevan una connotación negativa”, dijo…

Yo le Diría al Presidente de la Asociación Nacional de Educadores (ANDE), Que Es Más que Claro que lo Que Afecta la Psicología del “Docente” Es Saber de Primera Mano Que Se Es Mediocre, Y Que No Se Hace Nada Para Remediarlo.

Incluiría Además que lo que Lleva una Connotación Negativa Es Que 831 de 1733 “Docentes” Reprobaran el Examen de 60 Preguntas, ¡Sin Ninguna Consecuencia Psicológica Negativa Que los Afectara.

Y lo Peor, Que Con Ese Conocimiento de Causa, el “MEP reprobó solo a 17 de más de 80.400 trabajadores en su evaluación de desempeño”.

Veamos Ahora el Otro Caso, los “Premios a empleados cuestan a banca pública 23% de ganancias”;

“Los bancos Nacional, de Costa Rica (BCR) y el Popular destinaron el 23% de sus ganancias, entre el 2006 y el 2012, para pagar premios por productividad a sus empleados. Así lo concluyeron tres investigaciones divulgadas ayer por la Contraloría General de la República (CGR), que cifraron en ¢99.000 millones el costo del beneficio otorgado entre casi 12.000 empleados bancarios.”…

De Acuerdo a “el informe de la Contraloría General de la República” que criticó el pago de incentivos a los empleados bancarios en general, porque “afirmó que no se basa en sistemas claros de evaluación”…

Y de Acuerdo a la Contralora General de la República “Marta Acosta: ‘Se perpetúan incentivos’.

No Obstante, el “BCR defiende sistema de incentivos para sus empleados ante diputados”;

“Según la presentación de Rivera, en el 2004 el Banco cambió un sistema de pago de incentivos que traía desde hace 60 años, que se basaba "en méritos", eso permitía que se evaluara según las  cualidades de personas, lo cual implicaba que era de aplicación subjetiva. Ese sistema se cambió por otro, basado en la productividad, donde se miden aspectos como tiempo del cliente en fila, tiempo para aprobar un crédito, y otros aspectos de ese tipo.”…

¿Será por Eso que el “Gobierno otorga incentivo por buen desempeño al 99% de la planilla”?; O que Según el Propio Ministro de Hacienda “Helio Fallas: “Implementación perdió el objetivo”.

¿Acaso Será Misión Imposible Para los Jerarcas de la Instituciones Públicas, su Personal Administrativo y de Recursos Humanos Realizar una Simple Evaluación de Productividad y Eficiencia en sus Empleados y Trabajadores?

¿Lo Será También el Otorgar Únicamente Incentivos Por Productividad y Eficiencia a los Empleados y Trabajadores Por Encima del Promedio, y En Proporción al Rendimiento?

O “aunque se trate de un mero diagnóstico”, llevará eso, “una connotación negativa”, que “afectarán la psicología” de, quien(es) tiene(n) que poner orden y disciplina en la casa, dijo…yo. 

 

La vida  volvió  a las aulas y pasillos de centros educativos. En la Escuela República de Argentina, en barrio México, Marta Sánchez pedía a sus alumnos de primer grado no hacer ruido durante un recorrido en las instalaciones.

La vida volvió a las aulas y pasillos de centros educativos. En la Escuela República de Argentina, en barrio México, Marta Sánchez pedía a sus alumnos de primer grado no hacer ruido durante un recorrido en las instalaciones. (MAYELA LÓPEZ. )

NACIONAL

Presidente Solís pide medir conocimiento de profesores

“No puede enseñar bien quien no sabe lo que enseña. Nuestro compromiso como docentes y, lo digo, siendo uno de ellos, debe ser prepararnos mejor y que se nos evalúe con igual rigor que a nuestros estudiantes”.

Con esas palabras, el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, inauguró ayer el curso lectivo, en el Liceo de Pavas, en San José y motivó a los docentes a aceptar que se midan sus conocimientos sobre las materias que imparten en las aulas.

La ministra de Educación, Sonia Marta Mora, coincide en la importancia de realizar diagnósticos, sin que la medida sea represiva para los docentes.

Mora destacó su interés en revisar el conocimiento de los profesores de Ciencias, Inglés y Matemáticas, las asignaturas con peor rendimiento en las pruebas bachillerato del Ministerio de Educación Pública (MEP).

“Auguro un espacio de medidas dialogadas con los gremios para hacer este tipo de diagnósticos. Creo en la evaluación como mecanismo de mejora y no para castigar a nadie, veo que los sindicatos son aliados para mejorar la educación”, añadió Mora.

Inició el curso lectivo 2015 (KENNETH BARRANTES)

En contra. Sin embargo, los sindicatos se oponen a las evaluaciones a docentes porque, según ellos, afectan la psicología de los educadores y el desempeño en el ambiente laboral.

La última prueba de diagnóstico que realizó el MEP se hizo en el 2010 con 1.733 profesores de Matemáticas. En el examen, 831 reprobaron el examen de 60 preguntas. Todos provenían de universidades privadas.

“Siempre les echan la culpa a los profesores de la mala educación. El problema está en tanta universidad de garaje, pero ahí, el MEP no controla. Con la palabra diagnóstico se puede escribir una novela de terror”, manifestó Ana Doris González, presidenta de la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE).

En un recorrido por escuelas y colegios, La Nación conversó con profesores de primaria y secundaria que están a favor de participar en evaluaciones.

“Si un docente está bien preparado, no tiene por qué temer a las evaluaciones. Pueden arrojar datos para implementar mejoras en el sistema y hasta corregir algunos errores en los que se incurran”, afirmó Lucrecia Cubero, profesora de Español, en el Liceo de Pavas, en San José.

El presidente de la Asociación Nacional de Educadores (ANDE), Gilberto Cascante, manifestó que el examen de diagnóstico para profesores es negativo para su desempeño laboral.

“Esas pruebas afectan la psicología del docente. Nunca las vamos a apoyar, aunque se trate de un mero diagnóstico, llevan una connotación negativa”, dijo

El último informe del Estado de la Educación (2013) reconoce la importancia de medir a los docentes y generar procesos de formación continua, que les permitan refrescar sus conocimientos.

El presupuesto en educación para este año es de ¢2,2 billones, que equivale a 7,40% del producto interno bruto (PIB), que supera supera por ¢263.000 millones el presupuesto del 2014.

Ayer, la lluvia no frenó a 950.00 estudiantes quienes regresaron a las aulas con demandas de mejor infraestructura educativa, calidad de los profesores, acceso a Internet y estrategias para frenar el abandono escolar.

“Uno tiene que exigir que los maestros sean buenos, pero tampoco se puede pretender que la escuela sea la responsable de todo. Los padres tenemos que apoyar desde la casa, estar pendientes de lo que hacen nuestros hijos”, dijo Flora Hidalgo, de Heredia.

MEP reprobó solo a 17 de más de 80.400 trabajadores en su evaluación de desempeño

El Ministerio de Educación Pública (MEP) reprobó a solo 17 funcionarios en la evaluación para el cálculo de las anualidades pagadas, en el 2012, de un total de 80.408 empleados.

Así lo confirmó a La Nación Yaxinia Díaz, directora de Recursos Humanos, del MEP, y quedó detallado en el informe DRH-PS-DRL-6941-2013 remitido al Servicio Civil el 28 de noviembre del año anterior.

En el Ministerio de Educación Pública (MEP) solo 17 funcionarios recibieron una nota entre regular y deficiente para el cálculo del pago de sus anualidades en el 2012.

En el Ministerio de Educación Pública (MEP) solo 17 funcionarios recibieron una nota entre regular y deficiente para el cálculo del pago de sus anualidades en el 2012. (ARCHIVO/ CARLOS GONZÁLEZ)

En dicho documento se informa que el Ministerio estaba imposibilitado, en ese momento, para desagregar los datos según la categoría de los empleados. Dicho punto fue lo que imposibilitó al Servicio Civil para incluir al MEP en la evaluación de desempeño de los funcionarios públicos.

"Efectivamente la mayoría de los trabajadores tienen buena calificación. Es el jefe inmediato quien calificada a cada funcionario, si el director de una escuela califica a su personal como bueno, lo que hacemos es reconocer la anualidad", afirmó Díaz.

El MEP pagó por concepto de anualidad a sus empleados ¢98.5000 millones en el 2012, mientras que en el 2013 fueron ¢110.000 millones, según información del Miniterio de Hacienda.

Según un artículo de La Nación el 99% de los empleados de los ministerios y entidades adscritas (no se contabilizan entidades autónomas) reciben un pago extra cada año debido a su buen desempeño.

Gobierno pide cuentas a banca estatal por salarios

El BCR informará de las acciones que implementará.  | LUIS NAVARRO

El Gobierno dio un mes a las juntas directivas de los bancos estatales para que rindan un informe en el que detallen los criterios con base en los cuales se evalúa a los niveles gerenciales, mandos medios y cuadros operativos, así como los parámetros para determinar montos por cancelar con carácter de incentivos y premios.

La solicitud se presentó luego de la investigación realizada por la Contraloría General de la República (CGR) el pasado 27 de enero.

Según el informe de la CGR, los bancos Nacional (BN), de Costa Rica (BCR) y Popular destinaron el 23% de sus ganancias, entre el 2006 y el 2012, para pagar premios por productividad a sus empleados.

El Poder Ejecutivo también acordó conformar una comisión que evaluará los sistemas de incentivos y su impacto.

Ronald Solís, presidente de la Junta Directiva del BCR, dijo que están en toda disposición de acatar las recomendaciones emitidas por la Contraloría y que informarán al Consejo de Gobierno, en el plazo determinado, sobre las acciones por implementar, así como el resultado de los estudios solicitados.

El Banco Nacional indicó que esperará a que la citada comisión remita a la institución sus requerimientos, y una vez recibidos, analizará sus alcances a nivel institucional.

Premios a empleados cuestan a banca pública 23% de ganancias

El Nacional destina, en promedio, el 28% de sus ganancias netas para premiar a sus 5.000 empleados, según la Contraloría. | MARIO ROJAS

El Nacional destina, en promedio, el 28% de sus ganancias netas para premiar a sus 5.000 empleados, según la Contraloría.

Los bancos Nacional, de Costa Rica (BCR) y el Popular destinaron el 23% de sus ganancias, entre el 2006 y el 2012, para pagar premios por productividad a sus empleados.

Así lo concluyeron tres investigaciones divulgadas ayer por la Contraloría General de la República (CGR), que cifraron en ¢99.000 millones el costo del beneficio otorgado entre casi 12.000 empleados bancarios.

Las auditorías concluyeron que el incentivo se otorga –en las tres instituciones financieras– sin contar con un respaldo técnico y sobreestimado, al calcularse con base en las utilidades netas del intermediario y de sus subsidiarias y no del resultado del banco.

“Las juntas directivas de los bancos acordaron otorgar estos incentivos que posteriormente se incorporaron dentro de de las convenciones colectivas”, detalló la contralora Marta Acosta.

Acosta añadió que el uso de los beneficios a la productividad deben transparentarse, pues fue hasta ayer, por primera vez, en darse a conocer.

La Contraloría ordenó establecer un mecanismo apegado a la realidad financiera de cada banco y la situación socioeconómica de Costa Rica.

Los tres bancos públicos descartaron ayer recortar el beneficio para sus empleados y defendieron la forma de cálculo.

“El Banco Nacional estima que no lleva razón la Contraloría (…) por cuanto el pago se ha realizado estrictamente de acuerdo con lo que establece la convención colectiva vigente”, informó anoche su Junta Directiva.

El fundamento de estos incentivos se basan en una directriz presidencial de 1997, que permitió a los bancos públicos establecer nuevas políticas salariales en pro de sus trabajadores.

El Nacional aplica los beneficios desde ese año. Mientras que el BCR lo incorporó en el 2005 y el Popular en el 2009. Bancrédito carece de dichos premios.

Topes. En el Nacional existe la regla de usar solo el 15% de las utilidades netas para premiar a sus empleados. Pero al incluir el pago de las cargas sociales, el beneficio llega al 28% de las ganancias; es decir, ¢10.000 millones en promedio cada año.

En el Popular no existe el tope y el BCR incorporó el límite de 8% en el 2012, según la Contraloría.

“El modelo tiene un adecuado control interno. El mismo se sustenta en políticas y regulaciones expresas que integran su pago al cumplimiento de  metas e indicadores de gestión”, afirmó Rónald Solís, presidente de la Junta Directiva del BCR.

Para Geovanny Méndez, director General Corporativo del Banco Popular, los beneficios para productividad buscan una mayor eficiencia operativa y la dotación de mecanismos remunerativos que impacten en la motivación del personal.

Sin embargo, a Javier Cascante, jerarca de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), le preocupa el efecto de los incentivos en el comportamiento de los indicadores de eficiencia de la banca pública.

La Contraloría criticó el bono por productividad a la alta gerencia del Nacional. Dicha bonificación, distribuida entre 19 personas, tuvo un costo de ¢2.283 millones entre el 2006 y el 2012. En el caso del Popular y el BCR no se logró determinar el costo a sus gerentes, pues está incluido en el total de incentivos.

infografia

BCR defiende sistema de incentivos para sus empleados ante diputados

Funcionarios y directivos del Banco de Costa Rica (BCR) defendieron el actual sistema de incentivos para sus empleados, aduciendo que se basa en productividad y no en méritos.

La defensa fue presentada, la noche de este lunes, en la Comisión de Ingreso y Gasto de la Asamblea Legislativa por el exgerente general del BCR, Mario Rivera.

El exjerarca fue acompañado por el presidente de la Junta Directiva, Ronald Solís, el directivo Alberto Raven, el auditor Gilbert Barrantes, el actual gerente general, Mario Barrenenea, entre otros funcionarios de la entidad.

Directivos y funcionarios del Banco de Costa Rica comparecieron el lunes 9 de febrero ante la Comisión de Ingreso y Gasto Público, en la Asamblea Legislativa.

Directivos y funcionarios del Banco de Costa Rica comparecieron el lunes 9 de febrero ante la Comisión de Ingreso y Gasto Público, en la Asamblea Legislativa.(JONATHAN JIMÉNEZ)

Según la presentación de Rivera, en el 2004 el Banco cambió un sistema de pago de incentivos que traía desde hace 60 años, que se basaba "en méritos", eso permitía que se evaluara según las  cualidades de personas, lo cual implicaba que era de aplicación subjetiva.

Ese sistema se cambió por otro, basado en la productividad, donde se miden aspectos como tiempo del cliente en fila, tiempo para aprobar un crédito, y otros aspectos de ese tipo.

De acuerdo con la defensa del Banco, sino se hubiera cambiado el sistema, entre el 2004 y  el 2013 la erogación por incentivos hubiera sido mayor en ¢23.000 millones.

El nuevo esquema permitió que, incluso en algunos años, como el 2007, no se pagaran esos beneficios a los empleados porque no se llegaron a las metas establecidas, según el Banco.

De esa manera, la institución se defendió ante los diputados de la Comisión por el informe de la Contraloría General de la República que criticó el pago de incentivos a los empleados bancarios en general, porque afirmó que no se basa en sistemas claros de evaluación.

En este momento los diputados están en la etapa de preguntas sobre este tema y luego, pasarán a interrogantes sobre otros aspectos donde se espera que cuestionen la existencia de cinco subgerencias y el proceso para elegir al actual gerente general.

Marta Acosta: ‘Se perpetúan incentivos’

La contralora Marta Acosta criticó la falta de límites y estudios técnicos que sustenten los incentivos a la productividad en la banca pública.  | ARCHIVO

La contralora Marta Acosta criticó la falta de límites y estudios técnicos que sustenten los incentivos a la productividad en la banca pública. | ARCHIVO

¿Por qué hay disparidad en el pago del incentivo en la banca?

Los bancos (públicos) tienen autonomía. Son acuerdos de juntas directivas y algunos de estos incentivos fueron retomados en las convenciones colectivas.

Las utilidades de los bancos cayeron en los últimos años, pero el incentivo se pagó.

Sí. Se perpetúan y automatizan incentivos, sin considerar la crítica situación fiscal del país y sin ajustarse a la realidad económica y social.

¿Cuál es el efecto de destinar un porcentaje tan alto de utilidades a incentivos?

El costo operativo mayor afecta los recursos que recibirán la Comisión de Emergencias, Banca de Desarrollo y el régimen de Invalidez, Vejez y Muerte.

Usted criticó que esta información no se hace pública…

No es política de los bancos publicar dicha información.

¿Son estos incentivos una sana práctica?

No es sano que los incentivos a la productividad no tengan límites y que no obedezcan a criterios técnicos.

Gobierno otorga incentivo por buen desempeño al 99% de la planilla

El 99% de los empleados de los ministerios y entidades adscritas reciben un pago extra cada año debido a su buen desempeño.

El incentivo está en el artículo 5 de la Ley de Salarios de la Administración Pública.

Retribución por años servidos.

(WILLIAM SÁNCHEZ)

Dicho artículo señala que “los aumentos anuales serán concedidos por méritos a aquellos servidores que hayan recibido calificación por lo menos de bueno, en el año anterior, otorgándoseles un paso adicional, dentro de la misma categoría, hasta llegar al sueldo máximo”.

Según los datos suministrados por la Dirección General del Servicio Civil, entre el 2007 y el 2012, en promedio, el 99% de los trabajadores fueron calificados como mínimo de buenos y, por lo tanto, recibieron el premio.

En el 2013 había 22.105 trabajadores en este sector. Para el próximo año, el Gobierno presupuestó ¢267.000 millones para pagar este incentivo, lo cual alcanza para darlo al 100% de los trabajadores.

La partida donde se incluye este monto se denomina “retribución por años servidos”.

Evaluación de los trabajadores.

(WILLIAM SÁNCHEZ)

Cuestionamiento de Solís. El diputado del Partido Acción Ciudadana, Ottón Solís, propuso, como parte de su megamoción, recortar esta partida, con el objetivo de obligar a los jerarcas a seleccionar de entre sus trabajadores a los mejores y no dar el incentivo a todos.

“Los jerarcas a todo el mundo califican bien (…) porque los jerarcas, para que les disimulen sus fechorías y para no echarse pleitos, y como nadie asume responsabilidades, que es lo que buscan mis normas en ese campo, a todo el mundo le ponen excelente y ya no tienen clavos”, declaró Solís.

La propuesta del diputado oficialista, que no fue apoyada en la Subcomisión de Asuntos Hacendarios, resta la diferencia entre el monto presupuestado en el 2014 y el 2015 y a ese saldo le rebajó un 60%. De esta forma, el recorte propuesto fue de ¢26.198 millones.

Funcionaria pública frente a escritorio

El Gobierno presupuestó ¢267.000 millones para pagar el incentivo por desempeño a sus empleados en el 2015. (Meylin Aguilera)

Debe revisarse. Tanto el ministro de Hacienda, Helio Fallas, como el secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), Albino Vargas, reconocen que el sistema de evaluación debe revisarse; no obstante, discrepan de Solís sobre ejecutar el cambio mediante el presupuesto.

“Discrepamos de que este tema se debata al calor del Presupuesto de la República porque tiene una gran carga ideológica contra el empleado público”, dijo Vargas.

“Hay que hacer un nuevo sistema –añadió Vargas– dentro del servicio de evaluación del desempeño para destacar la excelencia, la productividad, la eficiencia y la eficacia versus la mediocridad”.

En el sector privado, el sistema de incentivos está directamente relacionado con el cumplimiento de metas de desempeño preestablecidas, explicó Federico Chavarría, socio de consultoría de Deloitte.

Detalló que usualmente se usa el enfoque cuadro de mando integral ( balanced business score card) o el enfoque de gestión por competencias.

Según la Encuesta Trimestral de Negocios Pulso Empresarial, publicada en agosto de 2009, de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado, en el país poco menos de la mitad (un 42%) de las empresas privadas contaba en ese momento con algún plan de compensación extrasalarial.

Helio Fallas: “Implementación perdió el objetivo”

Fallas les dijo a los legisladores que, desde sus curules, tienen la potestad de transformar Costa Rica y añadió que "la situación fiscal requiere acciones pronto".

El ministro de Hacienda, Helio Fallas, reconoce que el sistema de evaluación debe revisarse. (PABLO MONTIEL)

¿Por qué el Gobierno propone incluir en el Presupuesto recursos para pagar anualidades al 100% de los trabajadores?

Hay dos asuntos que considerar. Primero, por un principio presupuestario, la formulación del mismo debe incorporar todos los gastos en que incurriría el Gobierno en un año determinado.

”Segundo, es necesario considerar que el presupuesto es un plan de gastos y no indica que obligatoriamente se tenga que usar todo, como efectivamente pasa.

”Esta situación es similar a la de las plazas vacantes, las cuales se presupuestan, pero no implica que la erogación se ejecute al final del año. Dado que aún no se modifica el tipo de evaluación ni se ha girado una directriz al respecto, no existe sustento para no presupuestarlo”.

¿Qué opina Hacienda de que en las evaluaciones del Gobierno, el 99%, en promedio entre el 2007 y el 2012, de los trabajadores son calificados como excelentes, muy buenos o buenos y entonces obtienen la anualidad?

Hacienda considera que el espíritu inicial de las evaluaciones es bueno, pero su implementación perdió ese objetivo inicial. Existe la necesidad de replantear la forma de evaluación.

¿Qué opinan del recorte propuesto por don Ottón Solís?

Respetamos el criterio de don Ottón y apunta bien hacia un área de posible ahorro presupuestario. Coincidimos con sus propósitos de revisar los recursos destinados a este rubro; no obstante, consideramos que es necesario proceder con cambios en la metodología de la evaluación para el ahorro de los rubros presupuestarios.

Anuncios