Desde Hace Décadas Se Han Sostenido Acaloradas Discusiones Entre los Defensores del “Keynesianismo”; y los Defensores del “Neoliberalismo”;  Entorno a las Teorías de sus 2 Máximos Exponentes Keynes y Hayek, Tal y Como lo Expone “Keynes vs Hayek: duelo de gigantes de la economía”; Yo Defiendo al Primero, La Economía Keynesiana No Funciona Cuando Se Aplica Falazmente, Aunque No a Ultranza Como lo Hacen Ciertos Economistas y Fanáticos.

Recientemente el Reportaje, “Grecia se impacienta por recuperación que no llega”; Demuestra Que la Tesis Keynesiana y NO la Neoliberal Es la que Lleva la Razón; Grecia Es la Confirmación Keynesiana de Que el Neoliberalismo NO Genera Mas Empleo, SINO Más Riqueza, Para Unos Pocos, y Lógicamente, Más Desigualdad, Para Muchos, Más Concentración de la Riqueza y Eso Es lo Que Ellos (Neoliberales) Consideran Crecimiento Económico y Prosperidad.

Para Ellos, Claro Está, NO para el Resto de los Desposeídos y Marginados Sociales a los Que el Goteo de la Riqueza de los Neoliberales Nunca Llega.

Y Es que, Defendiendo, Pero No a Ultranza, el Keynesianismo, Porque, Ciertamente, Hay Algunos Aspectos Válidos en Contra de El, Como lo Son el Estatismo Desmedido y el Monetarismo Auto Contenido que Causa Inflación; Ver “Monetarismo versus keynesianismo”; los Cuales, Deben Ser Tomados en Cuenta, Para Ser Corregidos y/o Anulados de la Ecuación.

Pienso que, el Keynesianismo Orientado Hacia lo Que Se Denomina Economía mixta o Economía social de mercado; Es Decir, Una Economía Que Combina el Socialismo, Mas Bien, el Socialismo científico Con la Economía de mercado; Que NO Es lo Mismo que el Mercado libre, Aunque Muchos Insistan y Digan lo Contrario.

Es que, Nuestro Modelo Económico Debe Evolucionar Hacia Una Tercera Vía, y Nuestra Obsoleta y Oxidada Democracia Representativa Migrar Hacia Una Verdadera y Representativa Forma de Democracia, Hacia Una Democracia participativa Como Forma de Gobierno y de Gobernar.

 


Grecia se impacienta por recuperación que no llega

A la izquierda, un hombre recibe alimentos en un centro social de Nea Ionia que reúne comida para los necesitados. Arriba a la derecha, integrantes del equipo de limpieza del Ministerio de Finanzas, que fueron despedidas por los recortes, bloquean la entrada del edificio durante una protesta en Atenas, en junio. Las mujeres de la limpieza se han convertido en símbolos de la resistencia a las medidas de austeridad.  Abajo, un hombre mayor descansa en una banca en el centro de Atenas.  | THE NEW YORK TIMES.

Alexandra Nikolovieni, de 55 años, perdió su empleo escoltando a niños pequeños en un autobús escolar hace cuatro años y no ha podido encontrar otro desde entonces.

Nea Ionia, Grecia. Alexandra Nikolovieni, de 55 años, perdió su empleo escoltando a niños pequeños en un autobús escolar hace cuatro años y no ha podido encontrar otro desde entonces.

Para ayudarle financieramente, su hija y su yerno, que tienen dos hijos, se mudaron a su casa. Pero ahora ellos también han perdido sus puestos.

Nikolovieni, voluntaria en una cocina popular en este suburbio de Atenas, dice que cada mes ve a más y más personas como ella, calificando por despensas y escogiendo zapatos usados para ellas mismas o sus hijos.

“¿Las cosas están mejorando? No lo creo”, dijo.

En ninguna parte, las políticas de austeridad han sido más agresivamente probadas –y en general, han fracasado tanto en cumplir con los resultados prometidos– que en Grecia. Después de más de cuatro años de frugalidad, la paciencia se agota, y lossignos de mejora no se filtran a las vidas de los griegos promedio.

Ahora, después de que su Parlamento no logró elegir un presidente, obligando a elecciones anticipadas , Grecia enfrenta un punto de transición en la forma de sanar su devastada economía.

Hora de elegir. En las votaciones generales del 25 de enero, un gobierno de coalición de centroderecha que se aferra a las políticas de austeridad enfrentará a un carismático rival de izquierda, para el cual es hora de que Grecia tome su futuro en sus manos y actúe para estimular el crecimiento.

Cualquiera que sea el camino que elija el país, el resultado probablemente tendrá amplias implicaciones para Grecia y su lugar en la Unión Europea.

Entre los formuladores de políticas y economistas internacionales, el debate en torno de la austeridad sigue siendo tan intenso como siempre. La canciller Ángela Merke, de Alemania, la defensora de más alto perfil del argumento de que solo a través de la prudencia fiscal las naciones pueden lograr la estabilidad y la prosperidad, ha cedido poco terreno aun cuando países más grandes y más influyentes, como Francia e Italia, han empezado a oponerse a sus demandas.

A nivel de la calle en Grecia, ya hay poco debate, si alguna vez lo hubo. Las imágenes del sufrimiento aquí no han sido diferentes de las granulosas fotografías en blanco y negro de Estados Unidos en los años 30. Los suicidios han aumentado. Los autos permanecen abandonados en las calles. La gente hurga en la basura en busca de comida.

Unas 900.000 de los más de 1,3 millones de personas que no tienen trabajo no han tenido un salario en más de dos años.

Kostas Polychronopoulos, quien dirige una cocina popular operada por voluntarios en Atenas y ha estado sin empleo desde 2009, dijo que había visto muchas cosas impactantes en los últimos años, incluida una anciana en un abrigo de pieles que miró desde la distancia por mucho tiempo antes de finalmente acercarse a aceptar la comida.

Cuando él insistió en llevarla a su casa, descubrió que vivía en un departamento vacío.

Incluso los simpatizantes del primer ministro, Antonis Samaras, dicen que enfrenta una batalla difícil para convencer al electorado de mantener el rumbo de austeridad.

Su principal oponente, Alexis Tsipras, promete desafiar a los acreedores de Grecia , renegociar la enorme deuda, reducir algunos impuestos y trabajar para restablecer las pensiones.

Propuesta de rebelión. Es poco claro adónde podría conducir ese desafío, si los acreedores de Grecia estarían dispuestos a cambiar su enfoque o si Grecia, incluso, podría encontrarse en la posición sin precedentes de enfrentar la expulsión de la zona euro, o incluso del bloque europeo.

Sin embargo, para muchos griegos que lo han perdido todo, la rebelión quizá sea una opción que no puedan resistir, aun cuando sea atemorizante.

¿En qué consiste el plan de austeridad de Grecia?

El primer ministro griego, George Papandreu. | AP

El primer ministro griego, George Papandreu. | AP

ELMUNDO.es | Agencias

Atenas.- Grecia ha logrado por fin llegar a un acuerdo con el FMI y la UE sobre le plan de austeridad que dará vía libre para que ambos organismos puedan poner en marcha la ayuda que saque al país de la quiebra. Un plan que, tal y como ha explicado el presidente griego, supondrá "grandes esfuerzos". Pero, ¿a qué se tendrán que someter los griegos?

Reducir el déficit por debajo del 3%

Grecia tendrán que situar su déficit público por debajo del 3% para 2014. El programa implica un esfuerzo fiscal de 11 puntos del PIB, o sea, 30.000 millones de euros en tres años (hasta 2013). Ahora mismo el déficit de Grecia se encuentra en el 13,6%.

Recorte en los salarios de los funcionarios

El Gobierno griego se ha comprometido a recortar los sueldos de los funcionarios, a detener las contrataciones públicas y a congelar los salarios.

Aquellos que tengan sueldos superiores a los 3.000 euros no recibirán bonificaciones, mientras que los que encuentren por debajo de los 2.500 euros tendrán una bonificación de 250 euros en Semana Santa y en vacaciones, y de 500 euros en Navidad.

Por otro lado, los bonus de los funcionarios se verán reducidos un 8%, mientras que a los funcionarios del sector que no reciben bonificaciones se les reducirá el sueldo un 3%.

Además, se suprimirán los décimo tercer y décimo cuarto salariospara los funcionarios públicos.

Los trabajadores privados, también tocados

Aunque los funcionarios serán los más afectados por el plan de austeridad, el sector privado también tendrán que remar en la dirección del ahorro.

Al igual que el sector público, los sueldos superiores a 3.000 euros no recibirán pagas, mientras que los inferiores a 2.500 tendrán 250 euros en Semana Santa y verano y 500 en Navidad.

A parte de todo esto, el pago de horas extras va disminuir. Es decir, si antes se cobraba a 10 euros la hora, ahora se recortará, aunque el Ejecutivo no ha explicado cómo.

Congelar los sueldos del Gobierno

El Ejecutivo griego también tendrá que apretarse seriamente el cinturón. Aunque no se bajarán los sueldos, sus nóminas sí que se verán afectadas por una congelación que durará tres años.

Recorte de las pensiones

También se recortarán las pensiones tanto en el sector público como en el privado. Las de más de 600 euros mensuales pasarán de 14 pagas anuales a 12.

Las personas que reciban una pensión menor a los 2.500 euros mensuales tendrán una paga de 200 euros en Semana Santa y en verano, y de 400 en Navidad.

Asimismo, desde 2011 se equiparará la edad de jubilación para hombres y mujeres, con un ajuste de tres años.

Subida de impuestos

Subirán los impuestos sobre alcohol, tabaco y gasolina un 10% y se incrementará el impuesto del IVA dos puntos, hasta el 23%, en la que es la segunda subida de este gravamen este año.

Partidas suspendidas

Para ahorrar todo lo posible, el Gobierno ha decidido hacer también recortes en algunas partidas. La más afectada será la partida del Fondo Solidario que será suspendida.

Las empresas también colaborarán

Todas aquellas empresas que tengan beneficios, tendrán que colaborar también en este plan de austeridad. Para ello, el Ejecutivo ha establecido que todas las que resulten rentables tendrán una contribución especial. El Gobierno no ha explicado cómo se va a establecer este gravamen.

Stiglitz no ve señales de mejora en España y en Grecia

Resultado de imagen para Joseph Stiglitz

El premio Nobel de Economía de 2001, Joseph Stiglitz, considera que los problemas de deuda a ambos lados del Atlantico continuarán amenazando a la economía global en 2013, aunque advierte de que "el verdadero riesgo" procede de Europa, donde la "depresión" de economías como España o Grecia no da muestras de mejoría.

"En las perspectivas para 2013, los mayores riesgos para la economía global son EEUU y Europa", señala el economista en una columna publicada por el diario germano ‘Handelsblatt’, donde, no obstante, defiende que "el verdadero peligro reposa en Europa".

En este sentido, el Nobel de Economía apunta que economías como las de España y Grecia "se encuentran en depresión sin que haya signos de esperanza de una recuperación".

De hecho, el economista considera que esta depresión impuesta por Europa a España o Grecia está teniendo consecuencias políticas, ya que en España se han reavivado los movimientos independentistas, especialmente en Cataluña, mientras que los neonazis ganan fuerza en Grecia.

"El euro, creado con el propósito declarado de fomentar la integración de una Europa democrática, está teniendo precisamente el efecto contrario", advierte.

Así, Stiglitz cuestiona los progresos alcanzados en el Viejo Continente, donde afirma que el pacto de disciplina fiscal "no es la solución" y advierte de que, en el mejor de los casos, la intervención del programa de compra de bonos del BCE será un solución temporal.

"Si el BCE impone más condiciones de austeridad (como parece que se demanda en el caso de Grecia y España) a cambio de financiación, esta cura sólo empeorará la situación del paciente", añade el economista.

El paro en Grecia se sitúa en el 26,6%, la mayor caída en doce años

  • A pesar de esta reducción, la de Grecia sigue siendo la tasa de desempleo más elevada de la zona euro.
  • El 74,4% de los desempleados son de larga duración y el desempleo es mayor en las mujeres que en los hombres.

El desempleo baja en Grecia 1,2 % en el segundo trimestre y se sitúa en 26,6 %

La tasa de desempleo alcanzó en Grecia el 26,6 % en el segundo trimestre de 2014, lo que supone un ligero descenso del 1,2 % frente al 27,8 % del primer trimestre, según los datos no ajustados estacionalmente, publicados por la oficina griega de estadísticas Elstat.

En comparación con el segundo trimestre de 2013, cuando se llegó al 27,3 % de índice de desempleo, el paro se ha reducido un 0,7 %.

En términos absolutos, el segundo trimestre de 2014 registró 1.280.101 parados, mientras que en el primer trimestre de este año había 1.342.300.

A pesar de esta reducción, la de Grecia sigue siendo la tasa de desempleo más elevada de la zona euro.

El 74,4 % de los desempleados son de larga duración, pues están sinempleo por un periodo superior a 12 meses.

Por sexos, el promedio de desempleo en el segundo trimestre fue mayor entre las mujeres (30,4 %) que entre los hombres (23,5 %).

En el campo del desempleo juvenil, los más afectados son los jóvenes de 15 a 24 años con un 47,1 % entre los hombres y un 57,5 % entre las mujeres.

Según el nivel de estudios, la tasa de desempleo más alta se sitúa entrelas personas que no han completado los estudios primarios (43,3 %) y las más bajas entre las personas con estudios superiores (13,4 %).

En Grecia, la tasa de desempleo se ha triplicado desde el inicio de la crisis en 2008, cuando se situaba en el 7,5 %.

Keynes vs Hayek: duelo de gigantes de la economía

John Maynard Keynes y Friedrich August Hayek fueron dos economistas prominentes de la era de la Gran Depresión, cuyos puntos de vistan contrastaban claramente.

La actual crisis financiera global ha reavivado las discusiones que estos gigantes de la economía tuvieron durante la década de los años ’30 del siglo pasado.

La BBC organizó un debate en la London School of Economics para escuchar a los seguidores de estas teorías defender su visión. A continuación, las palabras de dos de los ponentes.

Profesor George Selgin, sobre Friedrich Hayek

Friedrick Hayek

Cuando se discute a Hayek, es importante corregir una idea falsa: su teoría no es "no haga nada".

No niega que debemos mantener el gasto cuando el auge se torna en decadencia. Pero va más allá.

A diferencia de Keynes, Hayek pensaba que para recuperarse genuinamente de una contracción de la economía se requería no sólo del gasto adecuado, sino también del retorno a la producción sostenible: una producción libre de las distorsiones propias de una era de auge-colapso causadas por el dinero fácil.

Hayek fue desestimado como alguien que quería "liquidar el trabajo, liquidar las acciones, liquidar a los agricultores" y demás.

Friedrich August Hayek

Friedrich August Hayek nació el 8 de mayo de 1899 en Viena. El economista y filósofo, que fue profesor en Londres, es más conocido por su respaldo al capitalismo de libre mercado.

Hayek sirvió en la I Guerra Mundial y dijo que tras esa experiencia escogió su carrera, con la esperanza de poder ayudar a la sociedad a no cometer los mismos errores que la llevaron a la guerra.

La Gran Depresión fue el telón de fondo frente al cual Hayek formuló muchas de sus teorías, particularmente aquellas opuestas a las de Keynes.

Después de la depresión británica en los años ’20, Hayek promovió la idea de que la inversión privada, no la del gobierno, sería la que traería crecimiento sostenible.

En 1974, Hayek ganó el Premio Nobel de Economía por su trabajo pionero en la teoría del dinero y las fluctuaciones económicas.

Hayek vivió en Austria, Reino Unido, EE.UU y Alemania.

Pero tras un auge insostenible algunas cosas realmente tienen que ser liquidadas. La receta más honesta para reactivar una inversión saludable después de la crisis del 2008 era liquidar.

¡Liquiden Bear Stearns! ¡Liquiden Fannie Mae y Freddie Mac!

Liquidar, en resumen, todo el aparato de hacer burbujas con hipotecas basura que era alimentado por una política monetaria facilista.

Eso habría significado dejar que los bancos insolventes que prestaron o invirtieron torpemente colapsaran.

Pero, en cambio, los gobiernos escogieron mantener a flote a los malos bancos y por eso la flexibilización cuantitativa (emisión de más dinero) fracasó.

Fracasó porque casi todo el nuevo dinero que el gobierno creó se fue en reforzar los balances de banqueros irresponsables.

Ahora esos bancos están sentados en montañas de dinero ocioso mientras que otros negocios no tienen con qué funcionar o no pueden conseguir crédito.

La economía es como un borracho vomitando en la mañana después de una noche de parranda.

Está regurgitando -o tratando de regurgitar- las malas inversiones que fue tentando de asumir más que todo porque se trataba de dinero fácil.

Darle aún más dinero no prevendrá el inevitable sufrimiento.

Quizás lo enmascare o lo retrase de alguna manera, pero sólo a cambio de más sufrimiento después.

Éste no es el tipo de consejo que le gusta a los gobiernos.

Quieren las curas indoloras y fáciles que los keynesianos ofrecen.

Pero, como los hayekianos advirtieron una y otra vez, no existe una recuperación sin dolor de un auge insostenible.

La única manera de eludir el sufrimiento es evitar que la expansión misma ocurra.

George Selgin, profesor de economía en la Universidad de Georgia, es uno de los fundadores del Modern Free Banking School, que se inspira en los escritos de Friedrich Hayek sobre la desnacionalización del dinero y la elección de la moneda.

Lord Skidelsky, sobre John Maynard Keynes

John Maynard Keynes

La teoría de Keynes fue forjada en la Gran Depresión de 1929-1932, el colapso económico más grande de la época moderna.

Mientras sus economías se contraían, los gobiernos respondieron a sus crecientes déficit presupuestales subiendo los impuestos y cortando el gasto público.

La Gran Depresión tocó techo en 1932, con el desempleo en el Reino Unido alcanzando el 20% y en Estados Unidos aún más.

John Maynard Keynes

John Maynard Keynes nació el 5 de junio de 1883 en Inglaterra. Destacó académicamente en la Universidad de Cambridge, donde después enseñó.

Durante la I Guerra Mundial, Keynes empezó a trabajar en el Tesoro y, ante el Tratado de Paz de Versalles, criticó las exorbitantes compensaciones que se le exigieron a Alemania, señalando que no sólo perjudicarían la economía de ese país, sino también la de otros, pues Alemania no iba a poder comprar productos extranjeros.

En 1944, lideró la delegación británica a la conferencia de Bretton Woods en Estados Unidos y tuvo un rol significativo en la planeación del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Keynes propugnaba que los gobiernos podían controlar el ciclo económico y sus teorías fueron muy populares entre los gobiernos occidentales de las décadas de los años ’50 y ’60.

Murió el 21 de abril de 1946.

Keynes escribió su Teoría General al final de 1932 para explicar por qué la recuperación era tan débil.

Su revolucionaria propuesta era que después de un gran shock -usualmente un colapso en la inversión- no hay fuerzas de recuperación automáticas en la economía de mercado.

La economía seguirá encogiéndose hasta que alcance algún tipo de estabilidad a un nivel bajo.

Keynes denominó a esa posición como "el equilibrio de subempleo".

La razón era que el nivel de actividad -producción y empleo- dependía del nivel de la demanda agregada o el poder de gasto.

Si la capacidad de gastar se reducía, la producción también.

En esa situación, la función del gobierno era incrementar su propio gasto para contrarrestar el declive en el gasto del público. Todo eso, manteniendo un déficit tan extenso como fuera necesario.

Cortar el gasto público era una política completamente errada en una depresión.

Cuando una economía está expandiéndose, una política autoflagelante en el gasto público es indicada, pero no cuando está estancada.

El mensaje de Keynes era: no se puede cortar para salir de una depresión. Hay que crecer para emerger de ella.

Ochenta años más tarde aún no hemos aprendido bien la lección.

Tres años después del colapso de 2008, no hay señales de crecimiento.

Fue Friedrich Hayek quien representaba las teorías ortodoxas que Keynes atacaba.

Según Hayek, la principal causa de las depresiones era la creación excesiva de crédito por parte de los bancos, lo que llevaba al gasto excesivo.

La expansión era la ilusión, la caída, la realidad.

Keynes fue mordaz al comentar el libro de Hayek "Precios y Producción", al que llamó "uno de los más espantosos embrollos que he leído".

Hayek dejó la economía seria, pero no la escritura en serio.

Entre él y Keynes se desarrollo un respeto cauteloso, incluso una simpatía. "Nos llevamos muy bien en la vida privada", escribió Keynes. "Pero qué basura que es su teoría".

El magnetismo de Keynes impresionó profundamente a Hayek, pero nunca cambió su opinión de que su influencia en la economía era "tanto milagrosa como trágica".

Sir Robert Skidelsky, profesor de economía política, político, escritor, galardonado biógrafo de J.M. Keynes.

Monetarismo versus keynesianismo

Keynesianismo  vs. Monetarismo

Para Keynes el gobierno debía manejar el automóvil (la economía nacional) hábil y cuidadosamente, y así lograr el crecimiento económico y precios estables. Para Keynes, el acelerador representa “gastos gubernamentales más altos/impuestos más bajos”, y el freno “gastos gubernamentales más bajos/ impuestos más altos”.   Para el monetarismo: 1) los gobiernos son generalmente pésimos conductores, y 2) el acelerador y el freno de la economía tienen poco que ver con la política fiscal. Para ellos, el acelerador representa “la oferta monetaria más alta” y el freno “la oferta monetaria más baja”.
Según los keynesianos, el conductor es el Congreso que autoriza los gastos y los impuestos. En cambio, para los monetaristas el conductor es la Junta de la Reserva Federal que supervisa el sistema bancario.
Los keynesianos creen que la velocidad del dinero es inestable. Ellos exaltan la política fiscal y un rígido grupo de keynesianos piensan que la política monetaria no es más importante para el motor de coche que el limpiaparabrisas.  Los monetaristas creen que la velocidad del dinero es estable. No es de extrañar que consideren que la oferta monetaria es el pedal más poderoso del coche del gobierno.
Los gastos gubernamentales influyes en los precios y en la producción. Intervención del Gobierno en la estabilización de la Economía. Los gastos gubernamentales no influyen en los precios o en la producción a menos que también se modifique la oferta monetaria. Sólo el dinero importa. Friedman consideraba que, al igual que una política monetaria expansiva puede crear crisis económicas, una política restrictiva también puede ser perjudicial, mediante una deflación de precios.
Keynes menospreciaba la influencia a largo plazo. Friedman sostenía que la demanda del dinero es estable porque depende de factores de largo plazo.
Keynes propone el multiplicador keynesiano. El punto esencial del multiplicador es que cualquier cambio en el gesto efectuado por una persona pone en movimiento una “bola de nieve”, y el cambio final en el gasto nacional sobrepasa de lejos el cambio inicial. Friedman dice que el multiplicador keynesiano esquiva la principal cuestión: ¿de dónde proviene el dinero para el gasto fiscal?
El sencillo modelo keynesiano daba por sentado que así como el ingreso común aumentaba y disminuía, lo mismo sucedía con el consumo. Friedman enfocó el problema desde una perspectiva más amplia.Despues de todo el hombre que recibe un cheque el viernes nose muere de hambre durante toda la semana y sólo come opíparamente el fín de semana.Por el contrario mantiene un flujo de consumo uniforme debido a sus espectativas de ingresos a largo plazo.

Monetarismo

El monetarismo es la rama o vertiente del pensamiento económico que se ocupa de los efectos del dinero sobre la economía en general. Aun cuando no constituye una escuela del pensamiento económico como tal1 sino más bien una tendencia, ha ejercido una gran influencia sobre numerosos economistas y, de hecho, hay una escuela de pensamiento económico —la Escuela de Economía de Chicago— que generalmente es percibida como "monetarista", hasta el punto de que, en el presente, cuando se usa el término “monetaristas” –generalmente por los no especialistas– se entiende referido a los monetaristas influidos por Milton Friedman (o Escuela de Chicago).2 Entre economistas, el uso es más complejo.3

La situación (no necesariamente problemática) que impide llamar al monetarismo una escuela es que hay por lo menos dos interpretaciones o modelos económicos generales de la forma en que la oferta de dinero afecta a otras variables, tales como los precios, la producción y el empleo. Estas dos aproximaciones se pueden contemplar, por un lado, en la obra de Knut Wicksell, y, por el otro, en la de Irving Fisher. (ver más abajo). Además el monetarismo (o versiones del mismo) está presente en la obra de autores considerados representantes de otras escuelas. Dado que todos los economistas tienen por lo menos alguna versión de cómo el dinero afecta las variables económicas, todos podrían ser denominados "monetaristas". Desde este punto de vista parece más apropiado reservar el término monetaristas para aquellos autores cuyo trabajo o influencia se centra en aspectos monetarios.

Los monetaristas en general aceptan la idea de que la política monetaria puede, por lo menos, tener efectos a corto plazo sobre la producción (incrementándola) y los precios a un plazo más largo (aumentándolos).4 Por otra parte, si los monetaristas se limitaran a afirmar que hay una relación proporcional entre la oferta monetaria y el nivel general de precios a largo plazo, la mayoría de los economistas aceptarían esta idea, siempre que el periodo a largo plazo sea lo bastante prolongado y otras variables —como el tipo de instituciones financieras existentes— se mantuvieran constantes. Consecuentemente el monetarismo ha sido definido como «la tendencia que enfatiza el papel del gobierno en controlar la cantidad del circulante. Es la visión en la economía monetaria de qué variaciones en la oferta monetaria tienen gran influencia en el producto nacional en el corto plazo y sobre el nivel de precios en el largo, y que los objetivos de la política monetaria se obtienen mejor a través del control de la oferta monetaria.»5

El monetarismo se originó a partir de la economía neoclásica6 y constituyó una de sus vertientes, tuvo gran influencia en desarrollos posteriores (ver más abajo) y llegó a ser una de las principales fuentes de la Nueva economía clásica.7 Sin embargo, es necesario mantener presente que no hay solo una aproximación que pueda ser llamada monetarista.8

Estatismo

Estatismo es un término utilizado en el ámbito de la filosofía política que enfatiza el rol del Estado en el análisis de los cambios políticos; o, en describir corrientes políticas que apoyan el uso del Estado para alcanzar ciertas metas. Es lo opuesto a anarquismo o a libertarismo.

Cuando se lo utiliza para describir análisis, el término estatismo hace referencia a los análisis que utilizan la dicotomía entre Estado y sociedad, con el Estado visto como una institución homogénea capaz de utilizar poder social para imponer políticas sobre una sociedad pasiva o que ofrece resistencia compuesta de grupos de personas. Este tipo de análisis es discutido en la literatura sobre ciencias políticas, comparándolo con otros análisis que consideran al Estado como un concepto y poder político que es ejercido por toda la sociedad por organizaciones que compiten con acceso al poder.1

Por ejemplo, el estatismo económico, promueve la visión que el Estado tiene un muy importante y legítimo rol de dirigir la economía, sea en forma directa mediante empresas estatales y otros tipos de herramientas disponibles al gobierno, o en forma indirecta mediante planificación económica.2 3 Puede hacer referencia a la ideología referida al estatismo que establece que:

La soberanía no reside en el pueblo sino en el Estado nacional, y que todos los individuos y asociaciones existen con el solo propósito de mejorar y desarrollar el poder, el prestigio, y el bienestar del Estado. El concepto de estatismo, que a veces se considera sinónimo con el concepto de nación, y corporativismo repudia el individualismo y exalta a la nación como un cuerpo orgánico encabezado por el Líder Supremo y alimentado por unidad, fuerza y disciplina.4

A veces el término estatismo hace referencias al capitalismo de Estado o a economías de mercado sumamente reguladas con una importante intervención del Estado. A menudo es utilizado para hacer referencia al socialismo de Estado, el cual utiliza la estatización, como un medio para gestionar la industria.

Keynesianismo

El keynesianismo es una teoría económica propuesta por John Maynard Keynes, plasmada en su obra Teoría general del empleo, el interés y el dinero, publicada en 1936 como respuesta a la Gran Depresión de 1929. Está basada en el estímulo de la economía en épocas de crisis.

John Maynard Keynes creador del Keynesianismo.

La economía keynesiana se centró en el análisis de las causas y consecuencias de las variaciones de la demanda agregada y sus relaciones con el nivel de empleo y de ingresos.1 El interés final de Keynes fue poder dotar a unas instituciones nacionales o internacionales de poder para controlar la economía en las épocas de recesión o crisis. Este control se ejercía mediante el gasto presupuestario del Estado, política que se llamó política fiscal. La justificación económica para actuar de esta manera, parte sobre todo, del efecto multiplicador que se produce ante un incremento en la demanda agregada.

Ruptura con el dogma clásico

Keynes refutaba la teoría clásica de acuerdo a la cual la economía, regulada por sí sola, tiende automáticamente al pleno uso de los factores productivos o medios de producción (incluyendo el capital y trabajo). Keynes postuló que el equilibrio al que teóricamente tiende el libre mercado, depende de otros factores2 y no conlleva necesariamente al pleno empleo de los medios de producción, es decir, que los postulados básicos de Smith, Ricardo, etc., dependen de una premisa que no es necesariamente correcta o "general". Así Keynes postuló que la posición deSmith, Say o Ricardo, sobre el equilibrio de la oferta y la demanda, sería correspondiente a un caso "especial" o excepcional,3 en tanto que la teoría debería referirse al proceso "general" y a los factores que determinan la tasa de empleo en la realidad.4 En consecuencia llamó a su proposición "Teoría general"…

Neoliberalismo

Portrait of Milton Friedman.jpg

En el plano económico, se identifica a Milton Friedman (1ª imagen) como el principal exponente de lo que se ha venido a llamar neoliberalismo, mientras que en el plano político es el antiguo presidente de Estados Unidos Ronald Reagan (2ª imagen), junto a la antigua primera ministra británica Margaret Thatcher.

En el plano económico, se identifica a Milton Friedman (1ª imagen) como el principal exponente de lo que se ha venido a llamar neoliberalismo, mientras que en el plano político es el antiguopresidente de Estados UnidosRonald Reagan (2ª imagen), junto a la antigua primera ministra británica Margaret Thatcher.

El neoliberalismo –también llamado nuevo liberalismo o liberalismo tecnocrático– es la corriente económica y política inspirada y responsable del resurgimiento de las ideas asociadas al liberalismo clásico o primer liberalismo desde las décadas de 1970 y 1980.1 2 Los defensores del neoliberalismo apoyan una amplia liberalización de la economía, el libre comercio en general y una drástica reducción del gasto público y la intervención del Estado en la economía en favor del sector privado, que pasaría a desempeñar las competencias tradicionalmente asumidas por el Estado.3 4 5 Sin embargo, el uso y definición del término ha ido evolucionando en las últimas décadas6 y no hay un criterio unificado para determinar qué es «neoliberalismo».

Originalmente el neoliberalismo era una filosofía económica surgida entre los eruditos liberales europeos en la década de 1930 que trataban de encontrar un «tercer camino» o un «camino entre medias» de la disputa que en ese momento se libraba entre el liberalismo clásico y la planificación económica.7 El impulso de desarrollar esta nueva doctrina surgió del deseo de evitar nuevos fracasos económicos tras la Gran Depresión y el hundimiento económico vivido en los primeros años de la década de 1930, fracasos atribuidos en su mayoría al liberalismo clásico. En las décadas siguientes la teoría neoliberal tendió a estar en contra de la doctrina laissez-faire del liberalismo, promoviendo una economía de mercado tutelada por un Estado fuerte, modelo que llegó a ser conocido como la economía social de mercado.

En la década de 1960, el uso del término disminuyó en gran medida. El término se introdujo de nuevo en la década de 1980, debido a las reformas económicas realizadas en Chile durante la dictadura de Augusto Pinochet y que fueron impulsadas y supervisadas por economistas de la llamada Escuela de Chicago, los Chicago Boys. A partir de aquí, el término empezó a adoptar connotaciones peyorativas y a ser empleado por los críticos de estas reformas, al tiempo que el neoliberalismo pasó de defender una postura liberal moderada a una más radical que incluía la defensa a ultranza del laissez-faire y el capitalismo en general. El término es a menudo asociado a los trabajos de los economistas liberales Friedrich Hayek y Milton Friedman.6También representa y se asocia al conjunto de políticas económicas introducidas por Margaret Thatcher en el Reino Unido y Ronald Reagan en losEstados Unidos.1 Una vez que se estableció el nuevo significado del término entre los estudiosos de habla hispana, pronto empezó a ser habitual en los estudios económicos de autores anglosajones.6

En la actualidad el término mantiene sus connotaciones negativas y es utilizado por sus críticos como una condena general al liberalismo económico y sus políticas, esto es, la privatización de empresas estatales y la apertura y desregularización de los mercados.4 6 La adopción de las políticas neoliberales y la aceptación de su teoría económica desde la década de 1970 por la mayoría de los países desarrollados se ven como la causa del hundimiento del sistema financiero internacional del año 2007 y 2008 que más tarde se manifestó en la llamada Gran Recesión.8

Economía mixta

El término economía mixta se refiere a un modelo económico que incorpora elementos tanto de la economía de mercado libre como de la economía planificada, o una propuesta en la que coexisten tanto la propiedad privada del capitalismo como la propiedad comunitaria o social del socialismo (general, aunque no exclusivamente, de forma estatal o pública) a fin de incluir en un sistema económico consideraciones sociales más amplias, por ejemplo, de ética, justicia social, bienestar social, gestión sustentable del medio ambiente, etc.1 Por otra parte, el término no exente de debate, ni existe una definición estricta comúnmente aceptada, ya sea en inglés2 o en castellano3 (las definiciones varían de acuerdo al aspecto que diferentes autores consideren central). Así, por ejemplo, Jeffrey Sachs dice:

Bien. Creo en un… lo que se llama una economía mixta: Los mercados y también el gobierno asumiendo la responsabilidad por el medio ambiente, por los pobres, por la infraestructura, y cuando contemplo cuales partes del mundo funcionan mejor, me gustan mucho las economías, por ejemplo, en los países escandinavos, Noruega, Suecia y Dinamarca, donde tienen una economía de mercado privado, pero el gobierno también asume la responsabilidad del sector de la salud, la infraestructura básica, por la educación, crea una distribución más equitativa delingreso, y que resuelve mejor los problemas del medio ambiente, y es un poco más justa, creo… y también más estable que el tipo de sistema que tenemos en los Estados Unidos, que deja un montón de gente muy pobre, deja muchas cosas al mercado.4

El apoyo teórico más general a esta propuesta se encuentra en el trabajo de Paul Samuelson:5 6

Para nuestra sorpresa, esta 19a edición podría resultar una de las revisiones más importantes. La llamamos la edición centrista (énfasis en el original). Proclama el valor de la economía mixta – una economía que combina la dura disciplina del mercado con la justicia del control gubernamental equitable…. Habiendo estudiado el terreno, esta es nuestra conclusión. La historia económica confirma que ni el capitalismo sin regulación ni una economía centralizada sobre regulada pueden organizar efectivamente la sociedad moderna”7

Se ha afirmado que en la actualidad la mayoría de -si no todas- las economías del mundo, incluyendo la de las naciones post-comunistas, son economías mixtas. Por ejemplo, tanto EEUU como Cuba han sido descritas como poseyendo economías mixtas8 9 y que “China, también, provee una ilustración llamativa de la transición a la economía mixta.".10

En las palabras de Amartya Sen:

No hay ninguna economía en el mundo que no sea una economía mixta. En USA hay muchas instituciones ("establishments" en el original) controladas por el gobierno, mientras en muchos países socialistas se esta permitiendo la propiedad privada sobre la tierra. La cuestión es que tipo de equilibrio existe y cual es el papel del gobierno y del sector privado.11

Economía social de mercado

La Economía Social de Mercado (ESM), también conocido como capitalismo social o capitalismo renano es un modelo de economía y sociedad "con la meta de crear una economía que desde la base de la competencia combina la libre iniciativa con un progreso social asegurando por la capacidad económica".1 Originariamente fue un eslogan de elecciones, pero fue iniciada por Ludwig Erhard, quien estaba presente durante los pre-trabajos teóricos, y tuvo mayor impacto en la política económica y social de la República joven. La expresión se basa en Alfred Müller-Armack, quien combinó en este modelo ejemplo elementos del neoliberalismo alemán (en especial el ordoliberalismo, liberalismo sociológico) y la visión social cristiana. Algunos autores lo llamaron “el tercer camino” entre capitalismo y socialismo, otros autores se distanciaron explícitamente del así llamado “tercer camino”. La expresión economía social de mercado se ha convertido en la expresión para la programación económica de la República Federal de Alemania y de Austria,2 y se ha mostrado que es de multi entendimiento y larga duración.3 4 La expresión se hizo la idea directiva de la política gubernamental entre 1949 – 1966 y 1982 – 1998, aún sin un respaldo 100% en la definición del orden económico y político de los elementos claves de Erhard.5 La economía social de mercado fue nombrada como la programación económica para la política monetaria, económica, y social entre la República Federal de Alemania y la República Democrática Alemana en el contrato bilateral en 1990.6 7

Tercera Vía

Tercera vía1 es el nombre que se ha dado a una variedad de aproximaciones teóricas y propuestas políticas2 que, en general, sugieren un sistema económico de economía mixta, y elcentrismo o reformismo como ideología. En la práctica política, estas posiciones rechazan la validez absoluta de las filosofías tanto del laissez faire como del mercado totalmente controlado del marxismoleninismo (consultar "Condición de Samuelson"); promueven la profundización de la democracia, y enfatizan el desarrollo tecnológico, la educación, y los mecanismos de competencia regulada, a fin de obtener progreso, desarrollo económico, desarrollo social, y otros objetivos socio-económico-políticos igualmente importantes.3 Las filosofías de la tercera vía han sido a menudo descritas como una síntesis del capitalismo y el socialismo por algunos de sus proponentes.4

Dado que el término no se define específicamente, se puede hablar de "terceras vías" en el sentido amplio o en el más estricto de la palabra. La diferencia estaría en que el sentido amplio incorporaría cualquier proposición que buscara obtener o mantener una posición equidistante tanto del comunismo como del capitalismo, a través ya sea de una economía mixta o políticas que rechacen esas percepciones extremas. Sin embargo, no todas esas alternativas pueden ser catalogadas como progresistas sino también algunas deben ser definidas como fuerte o abiertamente reaccionarias.5

Consecuentemente, el análisis político moderno hace notar que la tercera vía no debe confundirse con el concepto tercera posición o tercerposicionismo, que es como se autodefinen movimientos diversos que son considerados de orientación fascista o neofascista, opuestos tanto al capitalismo como al socialismo y que no admiten su posicionamiento en el espectro políticoizquierda-derecha. La tercera vía se suele calificar, por el contrario, de centrista. No obstante, algunos críticos de la tercera vía han utilizado ese paralelismo de terminología.6

En la práctica política, los proponentes de la tercera vía en su sentido estricto van desde muchos que apoyan la socialdemocracia a aquellos que apoyan el liberalismo progresista; incluiría también aquellos que proponen la Economía social de mercado, proyecto que busca explícitamente ser un punto medio entre el liberalismo y la socialdemocracia.

Socialismo

El socialismo es el control por parte de la sociedad, organizada con todas sus partes integrantes, tanto de los medios de producción y comunicación como de las diferentes fuerzas de trabajo aplicadas en las mismas.1 2 El socialismo implica, por tanto, una planificación y una organización colectivaconsciente de la vida social y económica.3 Subsisten sin embargo criterios encontrados respecto a la necesidad de la centralización de la administración económica mediante el Estado como única instancia colectiva en el marco de una sociedad compleja,4 5 frente a la posibilidad de formas diferentes de gestión descentralizada de la colectividad socialista, tanto por vías autogestionarias como de mercado, así como mediante el empleo de pequeñas unidades económicas socialistas aisladas y autosuficientes.6 7 Existen también discrepancias sobre la forma de organización política bajo el socialismo para lograr o asegurar el acceso democrático a la sociedad socialista a clases sociales o poblaciones,8 frente a la posibilidad de una situación autocráticapor parte de las burocracias administrativas.9

Las formas históricas de organización social de tipo socialista pueden dividirse entre determinadas evoluciones espontáneas de ciertas civilizaciones de carácter religioso y las construcciones políticas establecidas por proyectos ideológicos deliberados. De éstas se destacan, respectivamente, el Imperio Inca10 y la Unión Soviética

Socialismo científico

Socialismo científico es un término acuñado por Friedrich Engels1 para distinguir al socialismo marxista de los demás socialismos que no se basaban en el materialismo histórico, el mismo que sería identificado como un método científico según sus partidarios. Este socialismo fundado por Engels y Karl Marx planteó un enfoque historicista donde la realidad es una lucha constante entre clases sociales y que esto generaba cambios en la sociedad, del mismo modo identificó al sujeto colectivo de la revolución socialista con el proletariado industrial.

El socialismo científico es el nombre con el que se buscó distinguir al marxismo del revolucionario alemán Karl Marx y Friedrich Engels del resto de las corrientes socialistas existentes a mediados del siglo XIX, que por no incluir premisas teóricas-científicas son calificadas como socialismo utópico.

Economía de mercado

Por economía de mercado se entiende la organización y asignación de la producción y el consumo de bienes y servicios que surge del juego entre la oferta y la demanda. La característica definitoria importante de la economía de mercado es que las decisiones sobre la inversión y la asignación de los bienes de producción se realizan principalmente a través de los mercados.

El término es equivalente al de mercado libre.1 Es necesario notar, sin embargo, que no hay un consenso, especialmente a nivel teórico o general, acerca de cual sería el balance de intervención estatal permisible sin que una economía de mercado se transforme en economía dirigida: "Pero existen ciertos aspectos relativos a la economía de mercado que siguen siendo polémicos. En primer lugar, existe cierta controversia en torno a qué actividades deben dejarse en manos del Estado y cuáles pueden adjudicarse a la iniciativa privada."2 3 4 5 6 7 8

Cabe aquí una diferencia muy clara planteada por Wilhelm Röpke al clasificar las intervenciones del Estado en "conformes" y "no conformes". Las primeras son aquellas que tienden a asegurar el funcionamiento de las leyes del mercado. Como ejemplo, podemos citar la legislación anti-monopolios. Las segundas son las que interfieren o bloquean aquel funcionamiento. Los controles de precios y salarios se encuentran entre las más comunes de esas interferencias. La economía de mercado, tal como se la concibe dentro del liberalismo moderno (ver "Economía Social de Mercado"), acepta las "intervenciones conformes" y, más aún, las considera necesarias; pero rechaza las "intervenciones no conformes".

Consecuentemente la economía de mercado se entiende generalmente como la versión de la economía mixta, más cercana al modelo económico de economía de "mercado libre", lo que ha llevado a algunos a hablar de economía mixta de mercado.9 Sin embargo, no hay que confundir la "economía mixta", con la "Economía Social de Mercado". En la primera se aceptan ciertas "intervenciones no conformes" que bloquean parcialmente el funcionamiento del mercado; mientras que en la segunda dichas intervenciones son rechazadas, aceptando solamente las denominadas "intervenciones conformes".

Generalmente se considera que el ejemplo de economía de mercado más exitosa se encuentra en EE. UU. en el periodo que va desde el fin de la Segunda Guerra Mundial a, por lo menos, fines del Siglo XX.10 En la primera parte de ese periodo las políticas económicas (ver Economía política) de ese país estaba fuertemente influida por la llamada síntesis clásico-keynesiana oSíntesis neoclásica y, posteriormente, por las aproximaciones del Monetarismo y la llamada Escuela de Economía de Chicago

Mercado libre

Se puede definir el mercado libre como el sistema en el que el precio de los bienes es acordado por el consentimiento entre los vendedores y los consumidores, mediante las leyes de la oferta y la demanda. Requiere para su implementación de la existencia de la libre competencia, lo que a su vez requiere que entre los participantes de una transacción comercial no haya coerción, ni fraude, etc, o, más en general, que todas las transacciones sean voluntarias.

Lo anterior se puede entender como una propuesta,1 2 constructo social3 4 5 o modelo económico6 7 acerca del funcionamiento del mercado de uso general en economía, economía política,sociología, ciencias políticas, etc. En las palabras de Ludwig von Mises:

La construcción imaginaria de una economía de mercado puro o sin trabas supone que existe división del trabajo y la propiedad privada (control) de los medios de producción y que por consiguiente hay un mercado para el intercambio de bienes y servicios. Se supone que el funcionamiento del mercado no es impedido por factores institucionales. Se supone que el gobierno, el aparato social de compulsión y coerción, intenta o se interesa en la preservación de la operación del sistema de mercado, se abstiene de obstaculizar su funcionamiento, y lo protege contra infracciones por terceros. El mercado es libre, no hay interferencia, de factores ajenos al mercado, con los precios, tasas de salarios y tasas de interés. A partir de estos supuestos la economíatrata de dilucidar el funcionamiento de una economía de mercado puro. Sólo en una fase posterior, después de haber agotado todo lo que se puede aprender desde el estudio de esta construcción imaginaria, se vuelca al estudio de los diversos problemas planteados por la interferencia con el mercado por parte de los gobiernos y otras agencias que emplean coerción y compulsión.8

Es necesario notar que lo anterior sugiere la posibilidad de dos criterios o aproximaciones (no necesariamente alternativas). El primero pone énfasis en las condiciones políticas legales -tales como la libertad de los actores para decidir. Desde este punto de vista generalmente se considera que la fuente última de una tal impedimenta es el gobierno o Estado9 10 y consecuentemente el concepto se opone al de mercado regulado, entendido como ese el en cual el gobierno controla las fuentes de suministros, los precios o la producción, etc. La segunda aproximación pone acento en las condiciones económicas necesarias para la existencia de un mercado libre. Esas esencialmente son conocidas como competencia perfecta y su existencia es asumida, especialmente a niveles introductorios a la disciplina, a fin de facilitar el estudio de la misma11

En la práctica el término economía de libre mercado es utilizado como un término descriptivo de los sistemas económicos en un territorio particular, usualmente un estado-nación. Implica que el sistema económico se aproxima al modelo ideal. Tal sistema concreto puede ser descrito como más libre que otros, como “relativamente libre” o como "no libre", de acuerdo al criterio utilizado. Que la economía deba ser libre o el grado de libertad deseable u óptimo o incluso el grado en el cual una economía es de hecho libre es, junto con sus presumidas precondiciones y consecuencias, una disputa política, constituyendo uno de los aspectos más importantes del debate político económico moderno.12

Tales problemas son evitados con el uso del término economía de mercado, que se refiere a cualquiera en la cual el mercado juega un papel "de importancia" pero admite un rol estatal, es decir, lo que algunos llaman una economía mixta. Sin embargo, no hay un consenso acerca de cual seria el balance de intervención estatal permisible sin que una tal economía de mercado se transforme en economía dirigida.13 14 15 16 17 18

Democracia representativa

El gobierno representativo es la forma de gobierno en la que el titular del poder político (el soberano) no ejerce este por sí mismo, sino por medio de representantes. Ellos desempeñan las funciones de la soberanía, se enfrentan a los problemas públicos y ejercen los distintos poderes del Estado: formulan las normas jurídicas (poder legislativo), las hacen cumplir a través de la actuación política gubernamental (poder ejecutivo) y resuelven jurídicamente los conflictos que se planteen (poder judicial). Cuando el pueblo es el titular del poder político y eligedemocráticamente a sus representantes para la integración de las instituciones políticas que ejercen los diversos atributos del mando, se habla de democracia representativa.1

En este sistema, el poder legislativo, encargado de hacer o cambiar las leyes, es ejercido por una o varias asambleas o cámaras de representantes, que reciben distintos nombres dependiendo de la tradición de cada país y de la cámara en que desarrollen su trabajo. Los representantes normalmente están organizados en partidos políticos y son elegidos por laciudadanía de forma directa mediante listas abiertas o bien mediante listas cerradas, preparadas por las direcciones de cada partido, en lo que se conoce como elecciones legislativas.

El poder ejecutivo recae en un gobierno compuesto por una serie de ministros encargados de una parcela de gobierno o ministerio. A la vez, está encabezado por un jefe de Estado, presidente o primer ministro, entre otras denominaciones.

En la mayoría de los países con regímenes democráticos, como Argentina o Perú, el jefe de gobierno es elegido directamente por la ciudadanía mediante un proceso electoral independiente del legislativo, es decir, mediante elecciones presidenciales. En otros países, como España, el Reino Unido, Italia o Japón, lo eligen los representantes de la asamblea de forma indirecta, normalmente como culminación de las correspondientes elecciones legislativas…

Democracia participativa

Democracia participativa es una expresión amplia que se suele referir a formas de democracia en las que los ciudadanos tienen una mayor participación en la toma de decisiones políticas que la que les otorga tradicionalmente la democracia representativa, esta última es una de las democracias más usadas en el mundo. Implica una participación ciudadana intermedio entredemocracia representativa y democracia directa.

Puede definirse con mayor precisión como un modelo político que facilita a la ciudadanía su capacidad de asociarse y organizarse de tal modo que puedan ejercer una influencia directa en las decisiones públicas. En la actualidad se manifiesta usualmente por medio de referendos o plebiscitos que los representantes elaboran como iniciativas de consulta, que luego los ciudadanos presentan a los representantes. En una etapa más avanzada, el proyecto fundamental de la democracia participativa es la creación de un mecanismo de deliberaciones mediante el cual el pueblo, con su propia participación, esté habilitado para manifestarse por igual con puntos de vista tanto mayoritarios como minoritarios … Sin negar que todo sistema democrático eventualmente ha de descansar en decisiones mayoritarias, los mecanismos o instituciones de participación tienen el propósito de hacer hincapié en el pleno respeto a las minorías, sus opiniones y su amplia manifestación a través de un mecanismo participativo e institucionalizado.1

 

La Economía Keynesiana No Funciona Cuando Se Aplica Falazmente

El principal argumento de quienes defienden el neoliberalismo económico y comercial en contra del keynesianismo práctico es que “El gasto del Gobierno no crea prosperidad” ; razón por la cual, cuando los Gobiernos han aplicado políticas económicas keynesianas, éstas han fallado y más bien, producido el efecto contrario, más crisis y desempleo.

Lo triste es que llevan mucho de razón; pero No porque el modelo keynesiano no funciona; sino porque lo Aplican Falazmente, irónica y cruelmente, al Aplicarlo Bajo Políticas Neoliberales.

¿En que consiste la falacia neoliberal que aplicada al modelo keynesiano conduce a que se obtenga el resultado contrario al esperado? En el Gasto.

Todos y cada uno de los modelos keynesianos que han fallado al aplicarlos, lo han sido, porque han aplicado el modelo neoliberal de gasto público y gasto de gobierno al modelo keynesiano cuya definición de gasto es la contraria; de ahí que se obtenga el resultado contrario.

De acuerdo al keynesianismo la demanda agregada (capacidad de gasto total de la economía) no es necesariamente igual a la oferta agregada (la capacidad productiva total de la economía), se ve influida por una serie de factores. 

El gasto del gobierno (gasto público) incluye todo el consumo público y la inversión pero excluye los pagos de transferencia hechos por el Estado.

La adquisición gubernamental de bienes y servicios de uso corriente para satisfacer directamente las necesidades individuales o colectivas de los miembros de la comunidad se clasifica como gasto de consumo final del gobierno y es lo que en la economía keynesiana equivale a la demanda agregada.

La adquisición gubernamental de bienes y servicios destinados a crear beneficios futuros tales como inversión en infraestructura o gastos de investigación, se clasifican como inversión pública (formación bruta de capital fijo) y es lo que en la economía keynesiana equivale a la oferta agregada.

Los gastos del gobierno que no están adquisición de bienes y servicios o que representan transferencias de dinero como pagos de la seguridad social, se llaman pagos de transferencia; estos pagos se consideran exhaustivos ya que, no absorben directamente recursos financieros o crean salidas fiscales; en otras palabras, su transferencia se realiza sin ningún tipo de intercambio de bienes o servicios.

Es precisamente aquí donde está la trampa en la que ha caído el keynesianismo y que han sabido aprovechar muy bien los neoliberales.

La corriente política neoliberal ha logrado con éxito hacer creer a los gobiernos que han aplicado el modelo keynesiano que los pagos de transferencia son gastos de demanda agregada, cuando No lo son.

Cuando un gobierno acude al rescate del sistema financiero, pagando a lo agiotistas y especuladores por sus perdidas; está realizando pagos de transferencia; No nunca, generando demanda agregada.

Sin ningún tipo de intercambio de bienes o servicios No puede haber demanda agregada; por lo tanto, No puede haber un crecimiento de la capacidad productiva total de la economía; es decir, de la oferta agregada; que es lo se pretende al final con la economía keynesiana.

Todo lo contrario, al No haber ningún tipo de intercambio de bienes o servicios, al No haber un crecimiento de la capacidad productiva total de la economía; la economía se deprime, crece el desempleo y la desigualdad social.

Esos son precisamente los efectos que hemos visto en los gobiernos y las economías que han aplicado el keynesianismo bajo la trampa neoliberal de confundir los pagos de transferencia con demanda agregada.

En modelo keynesiano funciona si se aplica en su correcto sentido económico; el aumentar la demanda agregada, aumentado la adquisición gubernamental de bienes y servicios de uso corriente para satisfacer directamente las necesidades individuales o colectivas.

¿Como se logra eso? Aumentando adquisición gubernamental de bienes y servicios destinados a crear beneficios futuros tales como inversión en infraestructura o gastos de investigación.

Es es el principio de equilibrio entre demanda y oferta agregada que inspira al keynesianismo; apliquémoslo así y obtendremos los resultados esperados; apliquémoslo del modo neoliberal y obtendremos los resultados contrarios.    

Anuncios