Acerca de la Corrupción y el Tráfico de Influencias Políticas en el Gobierno, la “Presidencia ofrece opción de embajada a Procuradora incómoda”; Razones, el “Criterio ético de Zapote no es igual al de Procuraduría”; ¿Por Qué? de “47 casos de faltas éticas dejaron solo 7 sanciones”; Basta Decir que,  “Las faltas más comunes en la función pública son las violaciones al deber de probidad (rectitud y buena fe en el ejercicio de sus funciones).”…

Y Es que, Como Dice el Dicho, “No Hay Tonto Malo”, “Luis Guillermo Solís dice que no conocía opción de dar una embajada a la Procuradora”; Así Como, “No Hay Peor Mentiroso que El que Se Miente a Sí Mismo”, “Luis Guillermo Solís: ‘no hay ninguna intención de menoscabar a la Procuraduría’”.

Y Es que, “Cuando la Hipocresía Comienza a Ser de Muy Mala Calidad (Barata)”… el “Viceministro Daniel Soley sobre Procuradora: ‘Ella ha sentido un alejamiento’”; “Es Hora de Comenzar a Decir la Verdad”, “Ana Lorena Brenes: "Las decisiones no se toman para quedar bien o mal".

Y Es que, Así como el “Sol No Puede Ser Ocultado Con Un Dedo”, “Viceministro Daniel Soley sobre Procuradora: ‘Ella ha sentido un alejamiento’”; “la Verdad No Puede Ser Ocultada, Ni Ignorada”, “Ottón Solís: ‘Comprar el silencio con puestos es un acto de corrupción detestable’”; Por Algo, el “Canciller desautoriza a Soley en ofrecimiento de embajada” y los “Diputados repudian la oferta de embajada a Procuradora”.

Y Es que, “Donde Manda Capitán, No Manda Marinero”, “Ottón Solís: ‘Si Daniel Soley no se va, es que recibió órdenes’”.

Es por Eso que, “Quien Calla, Otorga”, “Ministro de la Presidencia calla sobre Procuraduría”.     

Es Por Eso que, la “Verdad No Peca Pero Incomoda”.

¡O la del Gobierno!

 

Presidencia ofrece opción de embajada a Procuradora incómoda

Ana Lorena Brenes  fue ratificada por el Congreso en octubre del  2010 para un período de seis años. Contó con 31 votos a favor y 24 en contra.  | LN

Ana Lorena Brenes fue ratificada por el Congreso en octubre del 2010 para un período de seis años. Contó con 31 votos a favor y 24 en contra. | LN

La Presidencia de la República mencionó a la procuradora general de la República, Ana Lorena Brenes, la posibilidad futura de enviarla fuera del país como embajadora.

Esta opción fue parte de una conversación de la tarde del martes pasado en la oficina de Brenes en la cual ella expresó al viceministro de la Presidencia, Daniel Soley, su incomodidad por un “distanciamiento” entre ambas instituciones, según contó ayer el jerarca.

Estos fueron dos de los puntos que Soley tocó con Brenes, cabeza de la institución que funge como abogada del Estado y al mismo tiempo como asesora legal no vinculante de la Sala Constitucional.

Dos ejemplos de su trabajo son dictámenes emitidos en el 2014 en contra de decisiones de la Presidencia. El primero fue sobre el levantamiento del veto a una ley que concede a comerciantes artesanos la calle josefina 13 bis.

El segundo fue contra la permanencia del ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, por su condición de obispo luterano (caso que la Sala IV después falló a favor de la Presidencia).

Brenes, a quien le restan 16 meses en el cargo para el que fue ratificada en octubre del 2010 con el apoyo del gobierno de Laura Chinchilla, confirmó anoche la existencia de esa reunión con Soley, pero no quiso revelar el contenido “por consideración al presidente Luis Guillermo Solís”.

Con él se reunió ayer por la tarde en la Casa Presidencial, casi al mismo tiempo en que Soley concedió una entrevista a este medio en la cual aceptó los temas de la conversación del martes pasado con Brenes, cuyo nombramiento caduca en mayo del 2016.

Esa cita, en la oficina de la procuradora, también sirvió para que el Gobierno preguntara por la forma como se elegirá al procurador de la Ética, en sustitución de Gilberth Calderón, quien se pensionó.

Brenes le mencionó la posibilidad de escogerlo mediante un concurso interno en que la decisión final la tendría ella, pero la Presidencia prefiere un procedimiento que abra la posibilidad también a otros abogados externos, aunque Soley descartó que la Presidencia impulse la candidatura de alguien en concreto.

La reunión, según Soley, era para hablar sobre la manera de elegir al procurador de la Ética y para repasar la relación del Gobierno con la Procuraduría…

Criterio ético de Zapote no es igual al de Procuraduría

El caso del vicepresidente Luis Liberman y el ministro de Educación Leonardo Garnier, no es el único en el que Casa Presidencial haya discrepado del criterio de los procuradores de la ética.

La responsabilidad administrativa del empleado público no deben extinguirse con su renuncia al cargo opina la Procuraduría

En el pasado gobierno de Óscar Arias, la Procuraduría remitió a la Presidencia tres informes en los que señaló presuntas faltas éticas de parte de la ministra de Vivienda, Clara Zomer; el jerarca de Trabajo, Francisco Morales, y el viceministro del MOPT, Pedro Luis Castro.

En el caso de Zomer, el Consejo de Gobierno consideró que los señalamientos de la Procuraduría “carecen de trascendencia”, y no tienen méritos para abrir un proceso administrativo contra la funcionaria.

En cuanto a Morales y Castro, la Presidencia les abrió un procedimiento disciplinario, pero los absolvió, según dijeron los exfuncionarios a este diario.

En el 2011, la Presidencia desistió de investigar al jerarca de Acueductos y Alcantarillados, Óscar Núñez, pues él renunció a su cargo un día antes de que el Consejo de Gobierno conociera un informe de la Procuraduría, que le achacó una violación al deber de probidad.

La responsabilidad administrativa del empleado público y la potestad de las instituciones para aplicar sanciones disciplinarias no deben extinguirse con su renuncia al cargo, según la opinión de la Procuraduría.

Este año, el Consejo de Gobierno ordenó la apertura de un procedimiento administrativo contra el directivo de Incopesca Álvaro Moreno, producto de un informe que presentó en enero la Procuraduría de la Ética.

El proceso concluyó el 28 de junio –se desconoce el dictamen– y ahora la resolución final debe tomarla el mismo Consejo, informó Casa Presidencial.

Luis Guillermo Solís dice que no conocía opción de dar una embajada a la Procuradora

El presidente, Luis Guillermo Solís, descartó este mediodía conocer el contenido de una reunión realizada el martes pasado en la que un viceministro suyo le ofreció una embajada a la procuradora general de la República, Ana Lorena Brenes.

Solís respondió "no", cuando se le preguntó sobre la reunión entre Brenes y su viceministro de la Presidencia, Daniel Soley, en una conferencia de prensa ofrecida hoy, martes, en Casa Presidencial.

El mandatario dijo que sostuvo ayer una reunión con la Procuradora, quien le había expresado a Soley una inconformidad en la relación de la Procuraduría General de la República -órgano abogado del Estado- con el actual Gobierno.

El presidente Luis Guillermo Solís atiende consultas de periodistas en temas claves del Gobierno.

El presidente Luis Guillermo Solís atiende consultas de periodistas en temas de gobierno. (CUMBRE IBEROAMERICANA)

"No hay ninguna intención de menoscabar, ni intimidar, ni limitarle potestades a la Procuradora. Le reiteré mi entera voluntad de continuar trabajando con ella", contestó Solís, ante consultas de la prensa.

La Procuradora fue nombrada en su cargo, en el 2010, propuesta por el gobierno de Laura Chinchilla y su nombramiento se vence en mayo del 2016.

En este 2014, ella suscribió dos informes contrarios a criterios de la Presidencia de la República sobre el veto a una ley para uso comercial de la calle josefina 13bis y sobre la permanencia de Melvin Jiménez, como ministro, por ser también obispo luterano.
El presidente de Solís añadió que tampoco es política de su Gobierno usar las embajadas como un botín político, y que no tiene por qué conocer la agenda de reuniones de otros jerarcas de su Administración.

Estas declaraciones trascendieron durante la conferencia de prensa posterior a la primera sesión del Consejo de gobierno de este año, en la cual Solís rindió un informe sobre su reciente gira a China, y reiteró que no hubo ningún "intercambio" detrás de la donación de ¢13.000 millones ($24 millones) dados por el Gobierno de China a Costa Rica.

Luis Guillermo Solís: ‘no hay ninguna intención de menoscabar a la Procuraduría’

El presidente, Luis Guillermo Solís, se desmarcó ayer de toda intención de alejar a la procuradora general de la República, Ana Lorena Brenes, y aseguró desconocer el tema tratado en una reunión en la cual el viceministro de la Presidencia le mencionó a ella la posibilidad de asignarle una embajada.

Así reaccionó el mandatarios al publicar ayer La Nación parte de la conversación que el martes de la semana pasada tuvo su viceministro, Daniel Soley, con Ana Lorena Brenes, a quien ese día le señaló que percibía un alejamiento en la relación con este gobierno.

Solís dijo que conocía versiones de “una supuesta presión o indebida insinuación” a Brenes, por lo cual este lunes aseguró que no pretende alejarla del cargo antes del vencimiento, en mayo del 2016.

“No estuve presente en la reunión ni he pedido un detalle”, contestó Solís ante preguntas de los periodistas.

“Ayer (anteayer) le desmentí esa voluntad de parte del presidente de la República y hasta ahí llega la obligación”, respondió Solís.

Sin desmentir el contenido de la reunión de Soley con Brenes ni la mención de una posible designación en una embajada, Solís afirmó: “No hay ninguna intención de menoscabar, reducir o intimidar o intentar limitar las potestades de la Procuraduría (…) Yo le reiteré mi entera voluntad de trabajar con ella durante el período del cargo”.

El encuentro de Soley con Brenes se realizó mientras Solís estuvo de gira en China. No fue posible conocer ayer si el ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, sabía del ofrecimiento a Ana Lorena Brenes.

El presidente agregó que su gobierno no pretende usar puestos diplomáticos como un “botín político”.

La procuradora ocupa el cargo desde hace casi 11 años (impulsada por los gobiernos de Abel Pacheco y Laura Chinchilla). En el 2014, con el nuevo gobierno en ejercicio, emitió dos informes contrarios a la Presidencia, ante la Sala IV: uno en contra del levantamiento del veto a una ley que entrega a comerciantes de artesanías el uso de una calle josefina y, otro, un pronunciamiento en contra de la permanencia de Melvin Jiménez como ministro, por ser obispo luterano.

En estos momentos y hasta la próxima semana está pendiente que la Procuraduría mande a la Sala IV su opinión jurídica sobre la decisión de Solís de levantar el veto a la ley que reforma el Código Procesal Laboral, motivo de una fuerte controversia al final del 2014.

Se intentó ayer hablar con Brenes, pero no devolvió los mensajes enviados. Antenoche, sí confirmó la existencia de la reunión como lo había hecho Soley, pero declinó referirse al contenido, reserva que Solís agradeció.

47 casos de faltas éticas dejaron solo 7 sanciones

En los últimos tres años y medio, de 47 casos en los que la Procuraduría de la Ética encontró posibles faltas en la actuación de funcionarios públicos, solo siete han terminado con alguna sanción.

De todos ellos, 14 siguen activos, aunque con un promedio de 16 meses en trámite sin que se hayan resuelto. Incluso, algunos tienen ya casi tres años desde que fueron presentados sin que a la fecha se hayan podido concluir.

El más reciente de esos casos lo protagonizaron el vicepresidente Luis Liberman y el ministro de Educación, Leonardo Garnier.

A ellos la Procuraduría les achacó faltas éticas por haber emitido cartas de recomendación para que la consultora y exasesora presidencial Florisabel Rodríguez las utilizara para concursar por un contrato en Recope.

Los faltas más comunes en la función pública son las violaciones al deber de probidad (rectitud y buena fe en el ejercicio de sus funciones).

La presidenta de la República, Laura Chinchilla, se opuso al informe de los procuradores y, tras un análisis legal, absolvió a ambos funcionarios el 7 de julio.

En las últimas semanas, La Nación investigó el destino final de los 47 informes que emitió la Procuraduría desde el 2009.

En estos casos los procuradores investigaron a 63 funcionarios de 30 instituciones distintas.

Los cargos más comunes son violaciones al deber de probidad (rectitud y buena fe en el ejercicio de sus funciones), con 27 personas señaladas, faltas al deber de abstención y asesoría negligente.

En 45 informes, la Procuraduría recomendó a las autoridades analizar la apertura de un procedimiento administrativo contra los investigados y en dos –dirigidos al PANI y al INVU – pidió acciones para enmendar actos ilegales.

En diez casos, las instituciones no abrieron el proceso, ya sea porque eximieron a los empleados, porque estos dejaron su puesto o porque la entidad se declaró incompetente para resolver.

El Consejo de Gobierno es el ente que dejó más asuntos sin investigar: dos en la actual administración y uno en la de Óscar Arias.

En 30 casos, las instituciones sí abrieron un procedimiento contra los denunciados. Solo siete de esos procesos han concluido con una sanción.

Entre los castigos hay tres despidos, una amonestación escrita y dos suspensiones, la mayoría por faltas al deber de probidad. En cuanto a un caso en Recope, la entidad declinó precisar la sanción.

El procurador Gilbert Calderón es el coordinador de la Procuraduría de la Ética Pública.

El procurador Gilbert Calderón es el coordinador de la Procuraduría de la Ética Pública.(PABLO MONTIEL)

Mientras, el Colegio de Abogados absolvió a uno de sus agremiados, quien había sido denunciado por Jorge Chavarría, alcalde de Santa Cruz, Guanacaste, por recomendación de la Procuraduría.

¿Y que pasó con todos los demás procedimientos que se abrieron?

Ocho terminaron con absolutorias, otro tanto igual sigue en trámite, tres fueron abandonados, dos archivados sin resolverse y tres más están suspendidos por acciones de inconstitucionalidad que interpusieron los investigados.

La entidad involucrada en más expedientes es el Ministerio de Educación Pública, con seis, seguida por el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (4) y la Caja Costarricense de Seguro Social (3).

La procuradora general de la República, Ana Lorena Brenes, cuestionó la capacidad de la Administración Pública para realizar procedimientos administrativos.

Desde el 2009, la Procuraduría ha recibido 482 denuncias por faltas éticas de empleados estatales.

Tramitó 434 casos y rechazó 404 denuncias por improcedentes o porque no le corresponden. Emitió 47 informes tendientes a sancionar a funcionarios y 42 acciones de recomendación con guías para mejorar la ética y la transparencia.

Ottón Solís: ‘Comprar el silencio con puestos es un acto de corrupción detestable’

El diputado Ottón Solís sentenció que ofrecerle un puesto bien remunerado a un funcionario público, a cambio de su silencio, es corrupción. A su lado, la también legisladora rojiamarilla, Epsy Campbell.

El diputado Ottón Solís sentenció que ofrecerle un puesto bien remunerado a un funcionario público, a cambio de su silencio, es corrupción. A su lado, la también legisladora rojiamarilla, Epsy Campbell.

El diputado Ottón Solís, fundador del Partido Acción Ciudadana (PAC), reaccionó al ofrecimiento que la Presidencia de la República le hizo a la procuradora general de la República, Ana Lorena Brenes, a través del viceministro, Daniel Soley.

Para el legislador, "comprar el silencio con puestos es un acto de corrupción detestable". Solís añadió que si el ofrecimiento de Soley a Brenes es cierto, eso demuestra que el viceministro "sigue siendo liberacionista hasta las entrañas".

Esta mañana, La Nación publicó que Daniel Soley le mencionó a la procuradora la posibilidad de asumir una embajada, a raíz de la incomodidad que siente Brenes por un alejamiento entre Zapote y la Procuraduría, entidad que ejerce como abogada del Estado, a pesar de que a Brenes aún le faltan 16 meses para dejar el cargo.

"Creo que no es cierto (el ofrecimiento). (…) Manchar el papel de la procuradora con ofrecimientos de este tipo, no es propio del PAC. Daniel Soley está equivocado, se equivocó de partido, en el PAC eso lo consideramos corrupción", enfatizó Ottón Solís.

Para el diputado, ese ofrecimiento es similar al intercambio de plazas de asesores entre congresistas de Acción Ciudadana y de la Unidad Social Cristiana a mediados del año pasado, "como una forma de negociar".

"Todas esas prácticas, cuando las ejecutaba Liberación Nacional o la Unidad, en el PAC las considerábamos corrupción. Hoy siguen siendo corrupción", dijo el fundador del partido de gobierno.

Pero no solo Solís considera inconveniente que se le ofrezca un puesto a la procuradora que calificó de inconstitucional el nombramiento del obispo luterano, Melvin Jiménez, como ministro de la Presidencia, y el levantamiento del veto a la ley que otorgó la calle 13 bis de San José a un grupo de artesanos.

La socialcristiana Rosibel Ramos y el libertario Otto Guevara también criticaron la acción de Soley.

"Ofrecerle una embajada a la procuradora, para que abandone el cargo y le permita al Gobierno nombrar un procurador con el que se sienta más a gusto, es inconveniente", dijo Guevara.

Ramos consideró que una acción de ese tipo es propia de gobiernos "tomados por la izquierda" y añadió que espera que no sea cierto lo sucedido.

"Espero que la ética y la transparencia de la procuradora no le permitan tomar una decisión de esas. Comprarle su honestidad, posición y criterio, a cambio de una estabilidad económica, no sería justo para los costarricense ni para este país", sentenció.

El jefe de la fracción del Frente Amplio, Gerardo Vargas, considera extraño el ofrecimiento. "Lo que me pregunto es por qué el presidente quiere mandarla a una embajada, cuando ella fue elegida para un papel tan importante, ¿por qué quiere quitarla?", dijo el diputado.

Diputados repudian la oferta de embajada a Procuradora

Los diputados repudiaron la oferta que el viceministro de la Presidencia, Daniel Soley, le hizo a la procuradora general, Ana Lorena Brenes, de nombrarla embajadora.

Los principales reproches provinieron de la fracción legislativa del Partido Liberación Nacional (PLN), de la Unidad Social Cristiana (PUSC) y del Movimiento Libertario.

De hecho, el jefe del PLN, Juan Luis Jiménez Succar, consultará la próxima semana a sus 17 compañeros de la bancada la opción de llevar el asunto a la Comisión para el Control del Ingreso y Gasto Público de la Asamblea Legislativa para que lo investigue.

Para la socialcristiana Rosibel Ramos, es difícil pensar que la Presidencia de la República le ofrezca asumir una embajada a una persona que no tenga su misma opinión o externe diferencias con el Gobierno.

El jefe libertario, Otto Guevara, manifestó que es inconveniente el intento de Zapote de remover a la procuradora, 16 meses antes de que venza su nombramiento.

El fundador del Partido Acción Ciudadana (PAC), Ottón Solís, aseguró que la práctica de ofrecer puestos a cambio del silencio de un funcionario es corrupción.

“Creo que no es cierto (el ofrecimiento), pero si lo fuera, se mostraría que Daniel Soley sigue siendo liberacionista hasta sus entrañas. Comprar el silencio con puestos, es un acto de corrupción detestable”, aseguró.

La jefa del PAC, Emilia Molina, no respondió las llamadas hechas por La Nación . Tampoco el subjefe oficialista, Javier Cambronero, ni el presidente legislativo, Henry Mora.

Para Mario Redondo, de la Alianza Demócrata Cristiana, la propuesta del viceministro Soley a la procuradora es impropio y censurable. “Eso pretende afectar la independencia de un órgano que, por ley, debe ser independiente”, dijo el legislador.

Para el jefe del Frente Amplio, Gerardo Vargas, la propuesta resulta más bien extraña.

“Lo que me pregunto es por qué mandarla a una embajada, cuando fue elegida para un papel tan importante”, dijo.

Viceministro Daniel Soley sobre Procuradora: ‘Ella ha sentido un alejamiento’

Imagen sin titulo - GN

Daniel Soley – GN

¿De qué se trató esa cita?

Mi función es mantener diálogo constante con jerarcas de instituciones. Procuraduría es una de ellas y no es la primera vez que me reúno con ella.

¿Cuáles fueron los temas?

Sobre dinámica del gobierno. Me dio sus impresiones. Uno es muy respetuoso de la independencia de criterios.

¿La relación hasta ahora?

En lo funcional, ella comentaba que quisiera un mayor acercamiento (…) Explicó que ha sentido un alejamiento.

¿Cómo un alejamiento?

Sí, ella explicó que ha sentido un alejamiento, o más bien un no acercamiento. Ella antes estaba casi acostumbrada a estar constantemente aquí (Presidencia de la República).

Hay una diferencia sobre la manera de nombrar al nuevo Procurador de la Ética.

Ella me dijo que consideraba nombrar a alguien de dentro (de la Procuraduría) y no hacer concurso. Sin embargo, habría que ver, porque hay un procedimiento para ello y el concurso no necesariamente debe ser interno.

¿Está invitando a doña Ana Lorena a dejar el cargo antes?

Rotundamente no.

Le mencionaron la posiblidad de una embajada.

Lo que le puedo mencionar es que la conversación fue en los términos de un reconocimiento institucional y de cómo tener mayor acercamiento.

¿Podrá acabar sus 6 años?

No tengo bolita de cristal.

¿No cree que mencionar posibilidad de embajadas se puede entender como una invitación a dejar el puesto?

Lo que ella interprete es otra cuestión. Le reitero: la intención de la conversación era ver cómo estrechar lazos.

Ana Lorena Brenes: "Las decisiones no se toman para quedar bien o mal"

Ana Lorena Brenes es enfática al defender la labor de la Procuraduría de la Ética y asegura que en los últimos años esta dependencia ha contribuido a reforzar la conciencia ética de los ciudadanos.

"Tenemos que rescatar este país y llevarlo a una transparencia y un estándar adecuado de aplicación de principios éticos"

“Esa conciencia, esa introducción de criterios que se ha realizado en los últimos años, es importantísima. No se puede reducir la labor de la Procuraduría de la Ética a la emisión de estos informes y si han concluido con una sanción o no”, consideró.

En casi cuatro años, solo siete informes por faltas éticas han terminado en sanción. ¿Falla la Procuraduría en su análisis o la Administración es desobediente?

El tema es mucho más complejo que eso. Yo no lo veo como un fallo de la Procuraduría de la Ética. Eso es lo que el ordenamiento jurídico nos permite hacer. La Administración es responsable de determinar si abre o no el procedimiento administrativo y si, finalmente, llega a sancionar o no. Hay que hacer reflexiones en el sentido de si la Administración sabe seguir un procedimiento administrativo sancionador.

¿Usted cree que no sabe seguir los procedimientos?

Sí; hemos sentido que hay una falta de conocimiento dentro de la Administración de cómo hacer bien los procedimientos administrativos.

Sin embargo, hay casos en los que los procedimientos no se abrieron y otros fueron abandonados ¿Desobedecen las instituciones públicas?

La Administración, si no hace ninguna valoración, es desobediente.

La procuradora Ana Lorena Brenes respaldó el trabajo de la Procuraduría de la Ética y dijo esta "ha contribuido a reforzar la conciencia ética de los ciudadanos".

La procuradora Ana Lorena Brenes respaldó el trabajo de la Procuraduría de la Ética y dijo esta "ha contribuido a reforzar la conciencia ética de los ciudadanos". (MAYELA LÓPEZ)

¿Por qué las faltas éticas que encuentra la Procuraduría no las encuentran los responsables de las instituciones al analizar los casos?

La respuesta la tiene la Administración de por qué ellos consideran que no. Yo le puedo indicar por qué nosotros consideramos que sí en esos informes. Es importante señalar que el trabajo de la Procuraduría no es únicamente emitir estos informes. La labor preventiva y de consulta es importante. Aun cuando no se esté sancionando o abriendo procedimientos, sigue siendo importante que la Procuraduría señale elementos para que la Administración los valore. Yo no menospreciaría la labor de la Procuraduría porque, al final, el funcionario no fue sancionado.

¿Qué se logra con señalar posibles faltas éticas si eso no se traduce en sanciones?

Se logra ir creando una conciencia de que hay que aplicar los principios éticos. Creo que ese trabajo se está haciendo. En muchos casos es importante la discusión de si una conducta es reprobable o no.

Una función de la Procuraduría de la Ética es incrementar la ética ¿Esa meta se ha cumplido?

Esa meta se ha cumplido. Hay que seguir trabajando, no es un tema acabado; es más, sinceramente creo que es un tema que nunca va a acabar. Esa función hay que seguirla a lo largo de los años. Eso no se logra de la noche a la mañana.

Ustedes señalaron faltas éticas del ministro Leonardo Garnier y del vicepresidente Luis Liberman. La presidenta los absolvió ¿Cree que fue la decisión correcta?

Yo no puedo valorarla porque no puedo sustituirla.

Pero como ciudadana sí puede hacer una valoración.

"Hay una falta de conocimiento dentro de la Administración de cómo hacer bien los procedimientos administrativos"


Es una decisión que no se comparte, pero que se respeta.

¿Considera que Garnier y Liberman incurrieron en faltas éticas?

La Procuraduría de la Ética rindió el informe correspondiente y ese informe es compartido.

¿Cuánto pesa la opinión pública en los informes que emite la Procuraduría de la Ética?

Para tomar la decisión no puede pesar. La decisión se tiene que tomar objetivamente dentro del marco de nuestras competencias. Ya la Procuraduría, por sus funciones anteriores, tiene la madurez para saber que las decisiones no se toman para quedar bien o mal.

Canciller desautoriza a Soley en ofrecimiento de embajada

El viceministro Daniel Soley emitió un comunicado ayer en el que dice que el presidente Luis Guillermo Solís aclaró  la posición del Gobierno ante la procuradora Ana Lorena Brenes.   | MARCEL BERTOZZI

El viceministro Daniel Soley emitió un comunicado ayer en el que dice que el presidente Luis Guillermo Solís aclaró la posición del Gobierno ante la procuradora Ana Lorena Brenes.

El canciller, Manuel González, desautorizó cualquier oferta de una embajada a la procuradora Ana Lorena Brenes, de parte del viceministro de la Presidencia, Daniel Soley.

González descartó que el ofrecimiento de Soley tuviese el visto bueno del presidente de la República, Luis Guillermo Solís, y recalcó que no es política del gobierno utilizar las embajadas como moneda de cambio para acuerdos políticos.

“No está autorizada ninguna persona para que ande ofreciendo puestos diplomáticos”, aseveró González sobre el caso en que aún no queda claro con qué potestad Soley propuso un cargo diplomático a Brenes.

“De ninguna manera (se autorizó el ofrecimiento a Brenes) y tampoco el presidente contempló , ni sugirió, ni autorizó y mucho menos de parte mía”, sostuvo González.

El ofrecimiento, dado a conocer por La Nación el martes pasado, se dio en momentos en que el Ejecutivo busca un acercamiento con la Procuraduría, que es el órgano de asesoría legal y funciona como abogada del Estado.

El titular de política exterior aseguró que no hubo ninguna conversación previa con Soley para que ofreciera una embajada a la procuradora general, quien el martes trasanterior reconoció un distanciamiento con la Casa Presidencial.

Brenes ha preferido callar sobre el tema luego de una reunión con el presidente de la República, Luis Guillermo Solís.

Brenes, de 53 años, termina su periodo al frente de la Procuraduría en el 2016. En los ocho meses que lleva este gobierno, emitió criterios en contra de la designación del ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, por ser obispo luterano.

Además, cuestionó la constitucionalidad del levantamiento del veto que hizo el presidente Solís para activar una ley que entrega la calle 13 bis, en San José, a un grupo de artesanos.

Silencio. Por su parte, Soley evitó referirse de nuevo al tema, por lo que no ha quedado claro si el ofrecimiento fue por iniciativa propia o hubo una orden o consentimiento del ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez.

Se intentó hablar con Jiménez, pero en su oficina informaron de que no se iba a referir al asunto.

En un comunicado, Soley se limitó a reiterar lo que dijo el presidente Solís el martes.

“El presidente de la República don Luis Guillermo Solís Rivera ya dejó claramente establecida la posición del Gobierno en relación con este tema, al señalar que no existe ni ha existido de parte del Gobierno ninguna intención de menoscabar, reducir, intimidar o intentar limitar las potestades de la Procuraduría General de la República ni de su titular, Ana Lorena Brenes.

”Como funcionario público y viceministro de la Presidencia, siempre respetuoso de la legalidad y apegado a los principios éticos y de probidad, comparto, respeto y cumplo con lo externado por el señor Presidente”, apunta el comunicado.

Ottón Solís: ‘Si Daniel Soley no se va, es que recibió órdenes’

“Si Daniel Soley no se va, es que recibió órdenes y está protegido. Creo que ni Luis Guillermo Solís ni don Melvin Jiménez dieron las órdenes. Si no se va, lo que se está diciendo es que está actuando como parte de una estrategia de gobierno. Es evidente que tiene que renunciar, por la buena imagen del Gobierno y por la sanidad de la Administración Pública”.

Ottón Solís, fundador y diputado del PAC, calificó de peligroso que un jerarca del Gobierno le ofrezca un puesto a la procuradora.  | ARCHIVO

Ottón Solís, fundador y diputado del PAC, calificó de peligroso que un jerarca del Gobierno le ofrezca un puesto a la procuradora. | ARCHIVO

Con esas palabras pidió el diputado y fundador del Partido Acción Ciudadana (PAC), Ottón Solís, la renuncia del viceministro de la Presidencia, Daniel Soley, luego de que este le ofreciera un puesto de embajadora a la procuradora general, Ana Lorena Brenes, aunque el nombramiento de ella vence en mayo del 2016.

Para Solís, es un acto de corrupción ofrecer un puesto a una procuradora que ha resultado “incómoda” para el Ejecutivo, luego de que ella suscribiera dos informes contrarios a criterios de la Presidencia de la República: uno sobre el levantamiento del veto a la ley que entregó la calle 13 bis de San José a un grupo de artesanos y otro sobre el nombramiento del obispo luterano, Melvin Jiménez, como ministro de la Presidencia.

“Una persona así es un peligro. No calza en un gobierno del PAC”, continuó el legislador.

Solís habló con La Nación tras pedir la salida del viceministro Soley en el programa Nuestra voz deRadio Monumental .

Anoche, mediante un comunicado de prensa, el viceministro dio por cerrado el caso e informó de que no dará más declaraciones al respecto. Alegó que ya el presidente dejó en claro que el Gobierno no pretende menoscabar a la procuradora y que él se apega a lo dicho por el mandatario.

La opción de la embajada que planteó Soley a la procuradora fue parte de una conversación ocurrida la tarde del martes antepasado, en la cual ella expresó al viceministro su incomodidad por un “distanciamiento” entre Casa Presidencial y la Procuraduría General de la República.

Brenes es la jefa de los abogados que defienden al Estado.

Ministro de la Presidencia calla sobre Procuraduría

El ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, no se dejó ver ayer para explicar los detalles del ofrecimiento de una embajada a la procuradora Ana Lorena Brenes.

Jiménez estuvo toda la mañana en su despacho, de puertas y ventanales de cristal, ubicado en la planta principal de la Casa Presidencial, en Zapote, donde atendió audiencias y coordinó trabajos con el presidente de la República, Luis Guillermo Solís.

A pesar de que se le solicitó una aclaración, el jerarca optó por el silencio sobre la actuación de su viceministro Daniel Soley, quien el martes de la semana pasada ofreció una embajada a Brenes.

Melvin Jiménez evita hablar sobre el caso de Brenes.   | JORGE ARCE

Melvin Jiménez evita hablar sobre el caso de Brenes. |

La procuradora confirmó la noche del lunes la reunión con Soley, pero declinó revelar el contenido de la conversación.

La cita y el ofrecimiento de una embajada a una funcionaria que se encarga de emitir criterios jurídicos importantes para el actuar del Gobierno han generado repudio en varios sectores políticos.

En esta línea, el reclamo más fuerte procede del diputado y fundador del oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC), Ottón Solís, quien exige la salida de Soley del cargo

Por ahora, el silencio sobre el asunto es lo que prevalece en la Casa Presidencial.

Al filo de la tarde de ayer, en un comunicado del despacho de Soley se señaló el apego a la posición del presidente de la República, Luis Guillermo Solís, en el que se reitera el respeto a la independencia de la Procuraduría General de la República.

Mientras, por más que se le llama, Jiménez no responde.

Anuncios