Costa Rica es de los que menos horas asigna a tareas de colegiales”;

“Costa Rica está por debajo del promedio internacional de horas que dedican los colegiales de 15 años a realizar tareas fuera del horario de clases.

Un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) del 2014 revela que, mientras el promedio mundial es de cinco horas semanales, los ticos solo usan tres para cumplir con sus deberes académicos.

La cifra surgió de un cuestionario aplicado a los estudiantes que hicieron las pruebas del Programa Internacional para la Evaluación de Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés), en el 2012.

En ese diagnóstico, Costa Rica ocupó el lugar 55 entre 64 países, con 87 unidades menos que la media académica de la OCDE.

En China, la cantidad de tiempo semanal en extraclases llega a 14 horas y en México y Uruguay es, en promedio, de seis horas.”…

Más Claro No Canta un Gallo; Sin Embargo Profesores y Directivos del MEP Patean la Bola y Se Echan la Culpa el Uno al Otro;

“La Dirección de Gestión de la Calidad del Ministerio de Educación Pública (MEP) señala que para mejorar no basta con pedir más tareas, ni exigir más o menos horas en la realización, sino en la calidad que se imparte y se exige.

“Las tareas representan una posibilidad adicional para el aprendizaje, pero hay otros factores que determinan los resultados en la pruebas PISA, como la calidad de los docentes y la formación académica de los padres de familia”, dijo Lilliam Mora, de la Dirección de Calidad del MEP.

La investigación también concluye que los alumnos con más recursos socioeconómicos dedican más tiempo a sus deberes  que los estudiantes de entornos desfavorecidos, con una variación de 1,6 horas más de trabajo en casa.

“El entorno educativo en el que se desempeñan los estudiantes influye en su rendimiento académico. Se podría ofrecer a los más desfavorecidos la posibilidad de realizar las tareas en un lugar apropiado cuando no tienen acceso a una biblioteca o a Internet en su casa”, añadió la encargada de la Dirección de Calidad.”…

Y Es que las Tareas No Representan una Posibilidad Adicional Para el Aprendizaje, las Tareas Representan una Condición Natural Para el Aprendizaje, la Práctica Hace al Maestro, la Enseñanza Tan Sólo le Da las Herramientas.

Pero por el Otro Lado También Es Cierto que, No Basta con Pedir más Tareas, Sí la Calidad y Sobretodo la Capacidad de Enseñar y Transmitir la Información de los Maestros a los Alumnos Para que Éstos la Entiendan y Asimilen, No Es la Adecuada, Ningún Alumno Aprende por Ósmosis o Asimilación Espontánea.

Conclusión: Es Tanto lo Uno Como lo Otro, Ese Es el Problema, y Para Resolverlo, Deben Resolverse Ambos

Más Horas de Aprendizaje en Casa Para los Que Tienen los Medios y “Se Debería (no podría) Ofrecer a los Más Desfavorecidos la Capacidad (no la posibilidad) de Realizar las Tareas en un Lugar Apropiado, Además de (no cuando no tienen) el Acceso a una Biblioteca o a Internet en su casa”, como bien añadió la encargada de la Dirección de Calidad.

Y Para Hablar de Calidad en la Educación (Yo Diría en las Aulas) Ciertamente (no también) Hay que Mejorar (no revisar) la Preparación de los Profesores (y la Capacidad de Transmitirla al Alumno, Añadiría Yo) y el Nivel de Exigencia en los Colegios (Sobretodo en los Rurales y Marginales).

Ya que, “Si Queremos Mejorar el Rendimiento, Hay que Hacer Cambios”, como bien afirmó Mora.    

En el 2012,   60% de colegiales costarricenses apenas muestra dominio de niveles 1 y 2 en matemáticas. En la foto,   Keylin Corrales, Juan Diego Romero,   Ronald Álvarez  y Ruth Florián cuando estudiaban esa materia en un restaurante de comidas rápidas, en La Sabana.     | MARIO ROJAS.

En el 2012, 60% de colegiales costarricenses apenas muestra dominio de niveles 1 y 2 en matemáticas. En la foto, Keylin Corrales, Juan Diego Romero, Ronald Álvarez y Ruth Florián cuando estudiaban esa materia en un restaurante de comidas rápidas, en La Sabana.

 

 

Costa Rica es de los que menos horas asigna a tareas de colegiales

En el 2012,   60% de colegiales costarricenses apenas muestra dominio de niveles 1 y 2 en matemáticas. En la foto,   Keylin Corrales, Juan Diego Romero,   Ronald Álvarez  y Ruth Florián cuando estudiaban esa materia en un restaurante de comidas rápidas, en La Sabana.     | MARIO ROJAS.

En el 2012, 60% de colegiales costarricenses apenas muestra dominio de niveles 1 y 2 en matemáticas. En la foto, Keylin Corrales, Juan Diego Romero, Ronald Álvarez y Ruth Florián cuando estudiaban esa materia en un restaurante de comidas rápidas, en La Sabana.

Costa Rica está por debajo del promedio internacional de horas que dedican los colegiales de 15 años a realizar tareas fuera del horario de clases.

Un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) del 2014 revela que, mientras el promedio mundial es de cinco horas semanales, los ticos solo usan tres para cumplir con sus deberes académicos.

La cifra surgió de un cuestionario aplicado a los estudiantes que hicieron las pruebas del Programa Internacional para la Evaluación de Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés), en el 2012.

En ese diagnóstico, Costa Rica ocupó el lugar 55 entre 64 países, con 87 unidades menos que la media académica de la OCDE.

En China, la cantidad de tiempo semanal en extraclases llega a 14 horas y en México y Uruguay es, en promedio, de seis horas.

Mala nota. La prueba puso en evidencia, en el 2012, que 60% de colegiales ticos apenas muestra dominio de niveles 1 y 2 en matemáticas y un 24% no llegan al puntaje mínimo que exige la prueba.

“Pese a que no es el único factor de éxito para las pruebas, por cada hora de estudio adicional, se pueden obtener 17 puntos más en la prueba PISA. No es aumentar horas por aumentar, sino mejorar la calidad de los trabajos que se pidan. La tarea es otra oportunidad para el aprendizaje”, advierte el estudio de OCDE.

La Dirección de Gestión de la Calidad del Ministerio de Educación Pública (MEP) señala que para mejorar no basta con pedir más tareas, ni exigir más o menos horas en la realización, sino en la calidad que se imparte y se exige.

“Las tareas representan una posibilidad adicional para el aprendizaje, pero hay otros factores que determinan los resultados en la pruebas PISA, como la calidad de los docentes y la formación académica de los padres de familia”, dijo Lilliam Mora, de la Dirección de Calidad del MEP.

La investigación también concluye que los alumnos con más recursos socioeconómicos dedican más tiempo a sus deberes  que los estudiantes de entornos desfavorecidos, con una variación de 1,6 horas más de trabajo en casa.

“El entorno educativo en el que se desempeñan los estudiantes influye en su rendimiento académico. Se podría ofrecer a los más desfavorecidos la posibilidad de realizar las tareas en un lugar apropiado cuando no tienen acceso a una biblioteca o a Internet en su casa”, añadió la encargada de la Dirección de Calidad.

La ministra de Educación, Sonia Mara Mora, aseguró que su despacho debe revisar la calidad de los docentes que se están graduando de las universidades.

“Las tareas son un mecanismo importante para mejorar el rendimiento, pero para hablar de calidad en la educación también hay que revisar la preparación de los profesores y el nivel de exigencia en los colegios. Si queremos mejorar el rendimiento, hay que hacer cambios”, afirmó Mora.

En junio de este año, unos 6.000 estudiantes participarán en las pruebas PISA, en una muestra de unos 200 colegios.

Desde hace dos años se trabaja en la preparación de los instrumentos, manuales y protocolos para la realización de este examen internacional en el país.

Anuncios