Tengo un Sueño de Navidad Frustrado, Porque Se que No Se Va a Cumplir, al Igual Que los Sueños de Navidad de Cientos de Miles de Familias Costarricenses que Viven en Pobreza o en Pobreza Extrema.

Pero a Diferencia de Esas Familias Costarricenses, el Mío (Sueño de Navidad) No Se Cumplirá Por Falta Absoluta de Recursos Económicos; Sino Porque No Depende de Mí, Sino del Gobierno; ¡Bueno Quizás la Diferencia Con los Cientos de Miles Miles de Familias Costarricenses No Sea Tanta! ¡Ambos Dependen del Gobierno! ¡De lo Que Haga o Deje de Hacer!

El Mío Depende del Gobierno Porque Mi Sueño de Navidad Es Que el Gobierno Cierre el Conavi y su Perverso Hermanito el CNC; Tal y Como lo Prometieron Desde Que Estaban en Campaña Política.

¿Por Qué Ese Sueño?

Porque Tengo la Gran Desventaja de Ser Idealista y Altruista a la Vez y Como Tal, Me Preocupa (al Igual que el Banco Central) y Me Indigna Como Costarricense (Como a Muchos), que, el “Banco Central llama la atención por la incapacidad del país para realizar obra pública”; la “Caída en la inversión pública de Costa Rica preocupa al Banco Central”.

¿Por Qué?

Porque Como Dijo el Presidente del Banco Central “Olivier Castro: ‘El Gobierno tiene un lastre’; y Ese Lastre Tiene Nombres y Apellidos: Consejo Nacional de Vividores, digo Vialidad y Consejo Nacional de Corrupción, digo Concesiones.

Nuevamente, ¿Por Qué?

Porque la Incapacidad del Gobierno (País) Para Construir (Realizar) Obra Pública Está Directa y Absolutamente Relacionada, por No Decir, Condicionada, A la Incapacidad del MOPT de Construir Obra Pública; Gracias al Conavi y al CNC.

Y Porque, la Caída en la Inversión Pública de Costa Rica Se Debe a Que, Como el Propio Jerarca lo Afirmó, “El Gobierno Gasta Mucho en Obra Pública, Pero la Inversión No Se Ve Reflejada en Nueva Obra”; en Otras Palabras, Se Gasta y Se Gasta y NO SE CONSIGUE O SE LOGRA NADA NUEVO.

De Nuevo, ¿Por Qué?

Porque, el Gobierno Gasta y Gasta Para Mantener el Negocio Privado, NO Público, de Empresas y Constructoras Privadas, Cuyo Fin Único y Exclusivo Es el Lucro y Como Tal, Extenderlo y Ampliarlo el Mayor Tiempo Posible; De Ahí Que;

“Castro criticó que el tiempo para la realización de obra pública en Costa Rica es excesivamente largo. Añadió que es necesario mejorar los plazos de ejecución máximo de los créditos externos.”…

Consecuencia de Eso, No Es Cierto, Lo Que Debería Ser Cierto;

”Si se hace inversión en obra, no importa que se endeude (el Gobierno) si es retribuida con creces en la economía en el futuro”…

Es Todo lo Contrario, Como lo Reconocen;

“Tanto el jerarca del Banco Central como el viceministro de Hacienda coincidieron en que el aumento del gasto público destinado para obras puede generar un alza del déficit fiscal.”…

Nuevamente, Todo lo Contrario Sería Sí el MOPT Volviera a Ser el Ente Rector y Constructor de Obra Pública en Costa Rica; Sí sus Jefaturas y Ministerio (Jerarcas) Fueran Técnicos y NO POLÍTICOS y Sí Se Contratara a Más Personal Técnico y Calificado, Más Peones y Operarios, Más Maquinaria Propia, Se Rehabilitaran los Talleres, Se Construyeran Más, Uno en Cada Cantón y Se Volviera a Colaborar con las Municipalidades en la Construcción, Desarrollo y Mantenimiento de Caminos Rurales y Vecinales y Otras Obras Públicas.

Así y Solo Así, el MOPT Podría Planificar a Futuro, el MOPT Podría  Planificar Grandes Proyectos de Obra Pública, el MOPT Podría Avanzar en la Construcción de Esos Grandes Proyectos, No Importa Si Hay Cambio de Gobierno, Y Costa Rica Podría Volver a Ser el Modelo de Desarrollo Económico, Social y de Infraestructura Que Fue y Que Dejó de Ser Desde Que Se Cambio el Modelo de Desarrollo de Estado-Gobierno Social a Estado-Gobierno Neoliberal. 

 

 

Caída en la inversión pública de Costa Rica preocupa al Banco Central

La carretera entre San José y San Ramón es uno de los proyectos de infraestructura rezagados entre la agenda de obra pública que mencionó ayer el Banco Central como prioritarios.  | ARCHIVO/JORGE NAVARRO

La carretera entre San José y San Ramón es uno de los proyectos de infraestructura rezagados entre la agenda de obra pública que mencionó ayer el Banco Central como prioritarios.

El Banco Central alertó ayer sobre el retroceso en la inversión pública realizada en el país durante este año.

La escasa construcción de obras de infraestructura se reflejó en que la actividad económica del sector estatal fuera de -2,6% a octubre anterior, frente al 2,2% en el mismo mes el año pasado.

“En todas las actividades hay un crecimiento, menos la construcción de obra pública. Es un tema que lo hemos destacado en el Banco. Si la inversión se hace en puertos o carreteras, mejora la productividad, pero también es una forma de hacer crecer la economía”, aseguró Olivier Castro, presidente del ente emisor.

Castro criticó que el tiempo para la realización de obra pública en Costa Rica es excesivamente largo. Añadió que es necesario mejorar los plazos de ejecución máximo de los créditos externos.

Por su parte, en el Ministerio de Hacienda reconocen que el Gobierno tiene serios problemas para ejecutar obra pública.

Castro se refirió a este tema durante la presentación, ayer, de los principales resultados económicos del año.

Según la estimación de la entidad, el producto interno bruto (PIB) crecería en el 2014 el 3,5%, mientras que en julio anterior previó que fuera 3,6%.

En el caso de la inflación, el Central reconoció que terminará el año entre el 4,9% y 5,1%. Sin embargo, Castro insistió en que se ajustará a la meta de la institución, entre el 3% y el 5%, durante el próximo año.

Retroceso estatal

Retroceso estatal (INFOGRAFÍA GN)

El déficit fiscal del Gobierno terminaría el año en el 5,8% del PIB, lo cual significa un 0,2 puntos porcentuales menos de lo previsto a mediados de año.

Ajustes. Fernando Rodríguez, viceministro de Hacienda, comentó que el Gobierno sufre dificultades para ejecutar obras públicas con celeridad.

“Las transferencias para gasto de capital creció un 27,5% a noviembre, pero el dinero no se está ejecutando con la celeridad requerida”, aseguró.

Añadió que, anualmente, el Poder Ejecutivo utiliza de su presupuesto cerca de $200 millones para infraestructura, pero tiene un monto alto de préstamos externos sin utilizar.

Hasta agosto anterior, solo había ejecutado en obras el 28% de $2.000 millones de créditos con organismos multinacionales.

En total, se trata de 17 créditos, para los cuales se pagará, durante este año, $94 millones entre intereses, amortizaciones y comisiones bancarias.

Para Alberto Franco, economista de Econálisis, la mejora en la ejecución de la infraestructura nacional brindaría las condiciones reactivación del sector productivo costarricense.

Tanto el jerarca del Banco Central como el viceministro de Hacienda coincidieron en que el aumento del gasto público destinado para obras puede generar un alza del déficit fiscal.

No obstante, la inversión en infraestructura tiene mayores réditos para la productividad del país, frente al incremento que se tiene anualmente en los salarios públicos, recalcó Castro.

Banco Central llama la atención por la incapacidad del país para realizar obra pública

El país tiene un enorme pendiente en la realización de obra pública. La planta de Reventazón en la imagen, proyecto del ICE, es una excepción que marcha según lo planeado. (CRH)

El país tiene un enor­me pen­dien­te en la rea­li­za­ción de obra pú­bli­ca. La plan­ta de Re­ven­ta­zón en la ima­gen, pro­yec­to del ICE, es una ex­cep­ción que mar­cha según lo pla­nea­do. (CRH)

En el cie­rre del año na­tu­ral y al pre­sen­tar las ci­fras ma­cro­eco­nó­mi­cas del país, el Banco Cen­tral de Costa Rica (BCCR) llamó la aten­ción por la in­ca­pa­ci­dad del país para rea­li­zar obra pú­bli­ca. Ahí re­sal­tó la ex­ce­si­va du­ra­ción del pe­rio­do de ma­du­ra­ción de una in­ver­sión y la con­se­cuen­te eje­cu­ción de un pro­yec­to.

De hecho, la ac­ti­vi­dad de cons­truc­ción dis­mi­nu­yó su tasa media de 3,9% en oc­tu­bre del 2013 a 2,2% al mismo mes, este año. Este dé­fi­cit ya había sido aler­ta­do por las ex­pec­ta­ti­vas del sec­tor que ca­ye­ron un 4%, así como por la crí­ti­ca de la Cá­ma­ra de la Cons­truc­ción de le­van­tar el veto.

La or­ga­ni­za­ción dijo que el de­cre­ci­mien­to para la cons­truc­ción de nue­vas edi­fi­ca­cio­nes es de un -9,7% y como con­se­cuen­cia hay una caída de casi 5.000 em­pleos.

El pre­si­den­te del Banco Cen­tral, Oli­vier Cas­tro, se­ña­ló que du­ran­te todo el año se man­tu­vo la ten­den­cia ne­ga­ti­va en obra pú­bli­ca, aun­que hay pla­nes sobre la mesa como la ca­rre­te­ra a San Ramón, que sigue en pen­dien­tes. Por eso men­cio­nó que el Go­bierno está cons­cien­te de la ne­ce­si­dad de au­men­tar­la.

Pero más allá de la preo­cu­pa­ción del BCCR, Cas­tro men­cio­nó que lo que puede hacer es man­te­ner un dic­ta­men opor­tuno, cuan­do una ins­ti­tu­ción debe tener su apro­ba­ción de un en­deu­da­mien­to o cré­di­to ex­terno.

Por eso, el pro­ble­ma está en la in­efi­cien­cia de las uni­da­des eje­cu­to­ras de las en­ti­da­des, aún en pro­yec­tos con años de exis­tir, pero que no pasan de ideas a una de­fi­ni­ción. Ante eso, Ha­cien­da man­tie­ne una co­mi­sión que ve el tema, pero aún así no hay avan­ce.

Eco­no­mía agri­dul­ce

El presidente del Banco, Olivier Castro, (CRH)

El pre­si­den­te del Banco, Oli­vier Cas­tro, la­men­tó la falta de obra pú­bli­ca. (CRH)

El eco­no­mis­ta Lei­ner Var­gas ase­gu­ró que el pa­no­ra­ma ma­cro­eco­nó­mi­co es agri­dul­ce, ante dos fe­nó­me­nos co­yun­tu­ra­les. El pri­me­ro es la caída de los pre­cios in­ter­na­cio­na­les del pe­tró­leo, en la se­gun­da parte del año. Esto per­mi­tió dis­mi­nuir el im­pac­to de los mis­mos, en la in­fla­ción local. Los hi­dro­car­bu­ros tie­nen un gran peso en el es­ce­na­rio local.

El se­gun­do es el cre­ci­mien­to de la eco­no­mía de Es­ta­dos Uni­dos, que ya salió de la cri­sis. Costa Rica man­tie­ne una es­ta­bi­li­dad en su eco­no­mía, si­mi­lar al rango la­ti­noa­me­ri­cano, pero tiene un serio pro­ble­ma de cre­ci­mien­to y com­pe­ti­ti­vi­dad, aler­tó Var­gas.

Var­gas men­cio­nó que en la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca del Go­bierno de Luis Gui­ller­mo Solís hay dos me­di­das con­tra­dic­to­rias. Por un lado hay un tipo de cam­bio es­ta­ble que ge­ne­ra con­fian­za en el mer­ca­do fi­nan­cie­ro, pero al mismo tiem­po hay irres­pon­sa­bi­li­dad en el ma­ne­jo del dé­fi­cit fis­cal, según Var­gas.

El eco­no­mis­ta ase­gu­ró que el Banco Cen­tral tiene poco que hacer si no se re­suel­ve el pro­ble­ma fis­cal y cum­plir la ex­pec­ta­ti­va de cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co.

Ante la falta de obra pú­bli­ca, Lei­ner Var­gas en­fa­ti­zó en la ne­ce­si­dad de una re­for­ma pro­fun­da del Mi­nis­te­rio de Obras Pú­bli­cas y Trans­por­tes (Mopt), más allá de tener bue­nas in­ten­cio­nes y trans­pa­ren­cia en los je­rar­cas.

El 2014 que se ex­tin­gue y el 2015 que ya viene

Ante la es­ta­bi­li­dad en el tipo de cam­bio, con va­ria­cio­nes en el se­gun­do se­mes­tre que in­ha­bi­li­ta­ron las me­di­das del Banco Cen­tral, el pre­si­den­te Oli­vier Cas­tro dijo que tie­nen ideas, pero aún no las co­men­tó pues están en aná­li­sis y re­vi­sión del 2014.

“Ver la bo­li­ta de cris­tal a ver como vemos el fu­tu­ro y en fun­ción de eso es­pe­ra­mos en enero, re­unir­nos con us­te­des, para con­tar­les qué es lo que la junta con­si­de­ra ade­cua­do”, dijo.

Este año vio un mo­vi­mien­to em­pre­sa­rial enor­me con el cie­rre de parte de la ope­ra­ción de Intel, que Cas­tro dijo aún no se ha com­pen­sa­do. De hecho, el BCCR pre­veía una sa­li­da más lenta de Intel.

La in­fla­ción cre­ció en el pri­mer se­mes­tre al­re­de­dor de 4,1%. En el se­gun­do se­mes­tre ha cre­ci­do 1,2%, que sig­ni­fi­ca que ha bus­ca­do un nivel ade­cua­do. Se es­pe­ra un aco­mo­do en el rango meta, para el se­gun­do se­mes­tre del 2015. La ex­pec­ta­ti­va bajó de 6,8% a 6,1%.

La eco­no­mía cre­ce­ría a una es­ti­ma­ción de 3,5% para el cie­rre de este año, con cre­ci­mien­tos en todos los sec­to­res, pero un pro­ble­ma serio en la in­ver­sión pú­bli­ca.

El au­men­to del Pro­duc­to In­terno Bruto (PIB) en Costa Rica para el 2014 será de 3,5%, le­ve­men­te in­fe­rior al pre­vis­to en la re­vi­sión del Pro­gra­ma Ma­cro­eco­nó­mi­co de julio pa­sa­do, en la que el pro­nós­ti­co fue de 3,6%.

Cas­tro des­ta­có las me­di­das anun­cia­das por el Poder Eje­cu­ti­vo para re­cor­tar el pre­su­pues­to en las ins­ti­tu­cio­nes y ase­gu­rar la eje­cu­ción, a pesar de que se apro­bó un pre­su­pues­to con un cre­ci­mien­to ex­ce­si­vo. Ade­más men­cio­nó que ha ha­bi­do una mayor in­ver­sión.

El vi­gé­si­mo In­for­me Es­ta­do de la Na­ción se­ña­ló que la eco­no­mía se man­tie­ne si­mi­lar, pero con un pro­ce­so de fac­tu­ra.

Olivier Castro: ‘El Gobierno tiene un lastre’

Olivier Castro, presidente del Banco Central.

Olivier Castro, presidente del Banco Central.

Lanzó una alerta sobre la caída de la inversión pública, pero ¿y el déficit fiscal?

No es lo mismo que crezca el déficit fiscal porque se gasta en salarios que porque hacemos obra pública financiada a largo plazo; son escenarios diferentes.

”Si se hace inversión en obra, no importa que se endeude (el Gobierno) si es retribuida con creces en la economía en el futuro”.

¿Le preocupa la poca inversión pública?

Sí, he hecho énfasis en que es absolutamente necesario entrarle a ese problema.

Dijo usted que cuando el sector privado no jala la carreta, el público debería ayudar…

El sector privado está funcionando bien, pero el Gobierno tiene un lastre que es el no hacer obra pública.

”Tenemos un problema de desempleo y si no crecemos uno o dos puntos más, es muy difícil reducir el nivel de desempleo. Es urgente hacer que la economía crezca más”.

¿Qué hace el Banco Central para lograr ese objetivo?

Proveer estabilidad de precios y cambiaria. Ese es nuestro aporte. Esa es la función del Banco Central.

¿Fue prioridad dar estabilidad con el dólar este año?

La población de Costa Rica estaba preocupada por lo que ocurrió con el tipo de cambio.

¿Fue prioritario para la nueva Junta Directiva del Banco Central llevar estabilidad?

Era prioridad para la economía, no para la Junta. Vine aquí, me encontré ese problema y lo tratamos de resolver.

¿Quién paga la estabilidad?

La estabilidad la pagamos todos; estamos tranquilos.

Anuncios