Tristemente para la Democracia, el Estado de Derecho y la Sociedad Costarricense, Quedó Demostrada la Absoluta Dependencia de los Poderes del Estado Hacia el Interés del Gobierno; en Este Caso, el Poder Constitucional; “Melvin Jiménez seguirá en Gobierno por no ser católico”; Según la “Sala IV: Solo católicos no pueden ser ministros”; Según el “Obispo José Francisco Ulloa: ‘Esa norma es discriminatoria para nosotros, los católicos’”; Según los “Luteranos en Costa Rica: una iglesia contra los neoliberales”; Según los “Magistrados disidentes: Él es clérigo con estola roja”.

Tristemente para la Democracia, el Estado de Derecho y la Sociedad Costarricense, la Sala IV Se Equivoca y el Obispo José Francisco Ulloa Tiene la Razón; Valga la Redundancia, Quitándole la Razón a los Luteranos en Costa Rica y Dándosela a los Magistrados Disidentes; Si Quiere Buscar las Razones del Porqué, Lea, Política y Religión Una Mezcla que No Combina.

Y Es que, Tan Evidente Es la Contradicción y la Sin Razón de los Magistrados de la Sala IV Que la “Asociación de abogados apelará ante la Comisión de Derechos Humanos el fallo sobre nombramiento de Melvin Jiménez”; Obviamente, “No me esperaba esta resolución”, dice abogado que interpuso acción contra Melvin Jiménez”.

Y Es que, Tan Evidente Es la Absoluta Dependencia del Poder Constitucional del Estado Hacia el Interés del Gobierno Central Que, “La polémica está superada, seguiré trabajando al lado del Presidente hasta que él lo disponga”, afirma Melvin Jiménez”.

Tristemente para la Democracia, el Estado de Derecho y la Sociedad Costarricense, Un Estado sin fe oficial pero ‘con Dios’ Es un Estado Laico Aconfesional (Laicista); O al Menos, Podría Serlo, Sin la Absoluta Dependencia de los Poderes del Estado Hacia el Interés del Gobierno Central.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Melvin Jiménez seguirá en Gobierno por no ser católico

Melvin Jiménez no descarta que, al dejar el Gobierno, vuelva a funciones obispales  como las que asumió en abril del 2008. “Soy un servidor de Dios”, expresó  ayer.   | PABLO MONTIEL

Melvin Jiménez no descarta que, al dejar el Gobierno, vuelva a funciones obispales como las que asumió en abril del 2008. “Soy un servidor de Dios”, expresó ayer

Melvin Jiménez, el hombre pilar del gobierno de Luis Guillermo Solís, podrá continuar sus funciones como ministro de la Presidencia sin perder su condición de presbítero de la Iglesia protestante luterana, de la que incluso es obispo.

Seis meses después del cuestionamiento formal de un ciudadano afín a la Iglesia católica, la Sala IV decidió, en una votación dividida, que solo los clérigos católicos tienen impedimento de ser ministros.

Jiménez, teólogo y sociólogo de profesión, queda entonces exento de la limitación establecida en el artículo 149 de la Constitución Política, que señala que los jerarcas de ministerios deben pertenecer al estado seglar; es decir, que no sean clérigos.

La mayoría de magistrados apoyaron la tesis de que la restricción exclusiva a los clérigos católicos está basada en razones “histórico-constitucionales” que no se detallaron en el “por tanto”, dado a conocer este miércoles.

Así queda validada la justificación dada por el presidente Luis Guillermo Solís para nombrar a Jiménez, su hombre de más confianza y jefe de la campaña, quien ahora hace de vocero del Ejecutivo, enlace con el Congreso y coordinador de todo el equipo de ministros.

Desde un principio, Solís alegó que los autores de la Carta Magna fijaron la norma pensando en limitar el acceso del clero católico, que en esa época era predominante. Asimismo, el mandatario señalaba que, por ser la religión católica la oficial del Estado, el artículo 142 de la Constitución solo se refiere a sus presbíteros.

La resolución de la Sala IV no entra a dilucidar siquiera si Jiménez ejerce o no como obispo de la Iglesia luterana, o si los luteranos dan un significado particular a la palabra “clérigo”, como explicó esa congregación en una nota del 27 de octubre a los magistrados.

Esto lo reiteró ayer Jiménez, quien celebró el fallo y dijo que siempre estuvo seguro de la legalidad de su nombramiento. Además, dejó la puerta abierta a retomar funciones obispales cuando salga del Gobierno. “Soy un servidor de Dios. Estaré donde él me coloque”, dijo a periodistas.

La decisión del tribunal constitucional, sin embargo, no fue unánime. Dos votos dieron la razón al ciudadano Álvaro Orozco, el abogado ligado a la Iglesia católica que presentó la impugnación constitucional.

Fueron los magistrados Luis Fernando Salazar y Nancy Hernández, para quien “queda comprobado fuera de toda duda que el ministro Jiménez no pertenece al estado seglar”.

“Forma parte de una organización religiosa con ordenación y está autorizado para impartir sacramentos, características que definen, por oposición, el estado seglar”, argumentó Hernández…

RELACIONADAS

Sala IV: Solo católicos no pueden ser ministros

Obispo José Francisco Ulloa: ‘Esa norma es discriminatoria para nosotros, los católicos’

Luteranos en Costa Rica: una iglesia contra los neoliberales

Magistrados disidentes: Él es clérigo con estola roja

Asociación de abogados apelará ante la Comisión de Derechos Humanos el fallo sobre nombramiento de Melvin Jiménez

“No me esperaba esta resolución”, dice abogado que interpuso acción contra Melvin Jiménez

“La polémica está superada, seguiré trabajando al lado del Presidente hasta que él lo disponga”, afirma Melvin Jiménez

 

Política y Religión Una Mezcla que No Combina

El Presidente electo “Luis Guillermo Solís apuesta a un gabinete con pocos políticos tradicionales”; entre ellos, Melvin Jiménez, su Ministro de la Presidencia; quien es un Obispo Luterano; es decir, un Clérigo No Católico en Ejercicio.

Entonces, pese a que los “Fallos del TSE respaldan a obispo luterano Melvin Jiménez como ministro de la Presidencia”; se puede decir que el Presidente Electo “Luis Guillermo Solís interpretó Constitución para poder dar a obispo luterano cargo de ministro”; eso por cuanto, la interpretación del TSE se basa en “la segunda acepción de la palabra “clérigo” que daba el Diccionario de la Real Academia Española en el 2001, en la que limitaba ese vocablo a los religiosos católicos”. Pues entonces veamos la acepción de la “Real Academia Española”; de la palabra      

clero.

(Del lat. clerus, y este del gr. κλῆρος).

1. m. Conjunto de los clérigos.

2. m. Clase sacerdotal en la Iglesia católica.

~ regular.

1. m. El que se liga con los tres votos religiosos de pobreza, obediencia y castidad.

~ secular.

1. m. El que no hace dichos votos.

Efectivamente, la segunda acepción hace referencia a la Clase sacerdotal en la Iglesia católica; pero si observan los ~ ; claramente se refiere a la regular; es decir, El que se liga con los tres votos religiosos de pobreza, obediencia y castidad; No así a la secular; o sea, El que no hace dichos votos.

En otras palabras, si nos vamos al Conjunto de los Clérigos (primera acepción) Seculares; claramente el Obispo Luterano quedaría dentro de la Restricción Constitucional del ARTICULO 142.- Para ser Ministro se requiere: … 3) Ser del estado seglar… Ver:  CONSTITUCION POLITICA DE LA REPUBLICA DE COSTA RICA ;CAPITULO III ; LOS MINISTROS DE GOBIERNO.

Eso debe interpretarse así porque, a pesar de la Religión Católica es la Oficial del Estado; el propio ARTICULO 75.- dice claramente “sin impedir el libre ejercicio en la República de otros cultos que no se opongan a la moral universal ni a las buenas costumbres.”… Ver:  CONSTITUCION POLITICA DE LA REPUBLICA DE COSTA RICA ; TITULO VI ; LA RELIGION (CAPITULO UNICO).

O lo que es lo mismo:

1. adj. Perteneciente o relativo a la vida, estado o costumbre del siglo o mundo…(que no se opongan a la moral universal ni a las buenas costumbres)

2. adj. Que no tiene órdenes clericales… (otros cultos)

En otras palabras, 3) Ser del estado seglar … Continúa.

Melvin Jiménez fue consagrado obispo de la Iglesia luterana en 2008, tras años de ser presbítero. Es sociólogo y teólogo, pero ha dedicado años como activista social y es asesor de Luis Guillermo Solís.  | JORGE CASTILLO /ARCHIVO LN

Un Estado sin fe oficial pero ‘con Dios’ Es un Estado Laico Aconfesional (Laicista)

Los “Evangélicos quieren Estado sin fe oficial pero ‘con Dios’”;

“Los congresistas evangélicos quieren que el Estado costarricense deje de ser católico confesional, pero se mantienen las alusiones a Dios en todos los demás sentidos.”… Continúa.

Anuncios