Escribe La República en “Recope, ¿debe refinar?”;

"Hay que poner orden en Recope para que opere bien con el menor costo posible y por otro lado ver en qué se han invertido o gastado los dineros del impuesto único a los combustibles, que es uno de los factores que los encarecen"…

Ya antes había escrito en ¿Apertura o modernización de Recope? Sería Mejor, ¿Bio-Refinería o Re-Ingeniería Total de Recope?

¿Apertura o modernización de Recope?

“Al cumplirse 100 días de gobierno, LA REPÚBLICA conversó con Sara Salazar, presidenta ejecutiva de Recope, para conocer las propuestas de esta administración sobre el futuro de la empresa. Lea la entrevista completa: http://tinyurl.com/pr76qmp”…

Acerca de Recope-Soresco y el Chorizo de la Refinería China:

Results » Ver los Enlaces

Ahora, Respecto a si Recope Debe Refinar o No;

Eso de dos (2) cosas: la primera de el Gobierno y la Empresa Estatal Desisten del Chorizo de la Refinería China que para Todo Propósito Es un Contrato del Tipo Tigre Suelto Contra Burro Amarrado; ya todos sabemos quien es el burro;

La segunda y en estrecha relación con la primera, Son los Elevados Precios de los Combustibles en Costa Rica, Principalmente Debidos al Impuesto Único a los Combustibles;

En ese sentido, Sí Recope No Refinara, entonces, Se Debería Convertir en una Distribuidora Costarricense de Combustibles (Dicoco), Función que Ha Venido Cumpliendo Eficientemente desde que Dejó de Refinar (2011).

En ese mismo sentido, Dicoco No Dejaría de Cobrar al Consumidor el Impuesto Único a los Combustibles; ya que, su Función Pasaría a Ser Importar y Distribuir;

Estaría por verse si “el impuesto que pagamos por los combustibles viene encareciendo el precio de estos, pero no nos fue devuelto como se debía en infraestructura vial, lo cual hubiera ayudado a economizar en carburantes y en desgaste de los vehículos de los usuarios”… Pero yo lo dudo mucho, ya que, Dicoco Seguiría Funcionando Como Caja Chica del Estado y Además, el Presidente ya Dijo que No lo Haría.

Por otro lado, Si Recope Vuelve a Refinar; Debería Hacerlo Bajo un Esquema de Refinación Moderno, Eficiente y Ecológico; No, Nunca Bajo el Modelo de la Refinería China.

En ese sentido, un Esquema de Refinación Moderno, Eficiente y Ecológico; Significa también dos (2) Cosas: la Primera, Producir Nuestros Propios Combustibles Bajo el Esquema de Síntesis de Combustibles, Utilizando Gas de Síntesis Producido por la Gasificación (No la Incineración que es un Proceso Contaminante) de Basura y Residuos Sólidos Orgánicos, Mediante el Proceso de Fischer Tropsch;

Lo que nos lleva a la Segunda Cosas, el Proceso Fischer Tropsch además Permite la Cogeneración de Electricidad y el Uso del Gas de Combustión (CO2) para Alimentar a Micro Algas Productoras de Biocombustubles; lo que Nos Permitiría Construir una Bio Refinería para la Producción de Biocombustibles a Partir de Micro Algas; Ver: “Refinería generaría biodiésel a partir de microalgas”; “Expertos ven en algas combustible del futuro”; “Papel Misionero. Cogeneración con biomasa”.

Eso sin Contar con el Plus Biotecnológico de que Estaríamos Disminuyendo Nuestra Huella de Carbono al Capturar el CO2 Proveniente de la Combustión y a la Vez que, Afianzando el Compromiso Adquirido por Costa Rica de Alcanzar la Carbono Neutralidad en el 2021.

Papel Misionero. Cogeneración con biomasa

Según el investigador Jorge Vieira, los fotobiorreactores no necesitan demasiado espacio y el agua que utilizan durante el proceso pasa a una planta de tratamiento para ser reutilizada.  | CORTESÍA DE JORGE VIEIRA 
        
        
      Ya se puede crear biocombustibles a partir de algas. | ARCHIVO

Sería Mejor, ¿Bio-Refinería o Re-Ingeniería Total de Recope?

Conclusión: Recope Debe Cambiar su Esquema, Reinventarse O Dedicarse a Distribuir Combustibles

 

 

Recope, ¿debe refinar?

Las conclusiones a las que se puede llegar por la entrevista que este medio le hiciera a Sara Salazar, presidenta ejecutiva de Recope, publicada el sábado pasado, se parecen bastante a las que resultan de mirar al interior de otras instituciones: ha estado mal dirigida y administrada.
Además, los gobiernos usaron el dinero que Recope recauda por medio del impuesto único a los combustibles para otros fines que no son los que indica la ley.
Es decir, que el impuesto que pagamos por los combustibles viene encareciendo el precio de estos, pero no nos fue devuelto como se debía en infraestructura vial, lo cual hubiera ayudado a economizar en carburantes y en desgaste de los vehículos de los usuarios.
No se invirtió, en este caso, en infraestructura vial, como tampoco se hizo oportunamente en otros servicios básicos (salud, educación, seguridad). Una política por la cual ahora la población sufre consecuencias.
Hoy toca enfrentar esa herencia. Hay que poner orden en Recope (y en el resto de instituciones) para que opere bien con el menor costo posible y ver en qué se han invertido o gastado los dineros del impuesto único a los combustibles, que es uno de los factores que los encarecen.
Ese dinero no se queda en Recope sino que pasa al Ministerio de Hacienda, que por ley debió usarlo para infraestructura vial.
Escudriñar acerca de la forma en que se han administrado los dineros públicos es la base para entender una buena parte de la ineficiencia o inoperancia de algunas de nuestras instituciones a fin de corregir los problemas.
Las entidades públicas dependen siempre de las decisiones de quienes están a su cargo como jerarcas y jefaturas medias.
Por otra parte, queda, desde luego, el tema de si se mantendrá Recope como institución o no. En este sentido, pareciera que la intención del gobierno es mantenerla reorganizándola para que sea eficiente.
Además se ha de estudiar el punto de si Recope debe volver a la función que abandonó en 2011 de refinar combustibles.
Habrá que conocer en detalle cuáles fueron las negociaciones a que se llegó con los chinos para ese fin y comprobar que sean de beneficio para el país, incluida la empresa Soresco, creada a raíz de un acuerdo entre el Gobierno de China y el nuestro.
Mientras tanto, tendremos que seguir utilizando los combustibles tradicionales, pero las decisiones deberían tomarse pensando en que ya Costa Rica está en situación de tener que llegar a un acuerdo nacional sobre una nueva matriz energética.
Por ello, lo que se haga por ahora, debe resolverse tomando en cuenta el carácter temporal de la medida.

 

Refinería generaría biodiésel a partir de microalgas

Según el investigador Jorge Vieira, los fotobiorreactores no necesitan demasiado espacio y el agua que utilizan durante el proceso pasa a una planta de tratamiento para ser reutilizada.  | CORTESÍA DE JORGE VIEIRA

Según el investigador Jorge Vieira, los fotobiorreactores no necesitan demasiado espacio y el agua que utilizan durante el proceso pasa a una planta de tratamiento para ser reutilizada. | CORTESÍA DE JORGE VIEIRA

Las condiciones ambientales de Guanacaste, con ocho horas de luz solar al día en promedio y una temperatura de 30 °C, son ideales para la producción de microalgas, que generarían suficiente biodiésel como para mover la flota de vehículos de una empresa autobusera.

En eso coinciden el investigador brasileño Jorge Vieira y el empresario costarricense Édgar Badilla, quienes pretenden instalar en el país la primera planta de biodiésel, a partir de microalgas.

El proyecto se iniciaría con dos hectáreas (ha) –la meta a largo plazo es llegar a 15 ha– que producirían 2,4 millones de litros de biodiésel al año, lo suficiente para abastecer la demanda anual de una empresa de autobuses.

Por ello, Vieira y Badilla –apoyados por el movimiento cívico Vía Costarricense – presentaron su propuesta a transportistas con el fin de darles una opción para reducir su factura de petróleo.

Los empresarios autobuseros estudiaron la iniciativa y no descartan ponerla en vigencia.

“Lo único que hay que tener cuidado es que no sean vehículos muy viejos, inferiores a 1996, porque los hules pueden dañarse. Carros de tecnología más moderna no tienen problema”, destacó Badilla.

Biocombustible. Para crecer y reproducirse, las microalgas necesitan luz y dióxido de carbono (CO2) para hacer fotosíntesis.

En un ambiente cerrado y controlado, como un fotobiorreactor – una serie de tuberías usadas para el cultivo–, se puede potenciar el crecimiento de microalgas con ayuda de agua, CO 2 y nutrientes.

Según Vieira, en esas condiciones, se podrían recolectar en cuatro días. Después de cosecharlas, estas pasarían a un proceso de extracción de aceite, que equivale al 30% de su peso.

En la biorrefinería, este aceite es transformado en biodiésel. “La relación es uno a uno; es decir, un litro de aceite genera un litro de biodiésel”, explicó Badilla.

Asimismo, el proceso genera un sobrante que puede ser convertido en biopolímero para la fabricación de botellas y envases plásticos así como bolsas de basura, entre otros.

“Un plástico de petróleo tarda 500 años en degradarse mientras que este biopolímero se deteriora en cuatro meses”, dijo Vieira.

Esta tecnología funciona en Brasil y, según Vieira, es capaz de producir 1,2 millones de litros de aceite por hectárea al año.

Nacional. Con respecto al uso de biocombustibles a nivel nacional, el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) evalúa la posibilidad y está a la espera de estudios para verificar que la producción a gran escala sea viable en lo tecnológico, ambiental y económico.

“Estamos pidiéndole a la Universidad de Costa Rica (UCR) que sean ellos los que analicen el potencial real de biocombustibles, incluido este de algas”, dijo el ministro de Ambiente, René Castro.

Expertos ven en algas combustible del futuro


        
        
      Ya se puede crear biocombustibles a partir de algas. | ARCHIVO

Ya se puede crear biocombustibles a partir de algas. | ARCHIVO

California. Tierramérica Las algas ofrecen una alternativa sencilla, a corto plazo y bajo costo comparadas con otras fuentes de energía.

Prometen convertirse en la base de un biodiésel de calidad y ser componente esencial de una amplia gama de plásticos biodegradables que reemplazarían a los producidos a partir de hidrocarburos.

Aunque no son una prioridad de investigación, ya hay gigantes de la energía estudiándolas como subproductos del “carbón limpio”, puesto que absorben el dióxido de carbono (CO2) que se genera por la quema de ese mineral.

Un factor que pone a las algas por encima de casi todas las opciones energéticas es su simplicidad, ubicuidad y disponibilidad.

Gracias a su capacidad de enorme crecimiento, las algas en cultivo no requieren control estrecho. Su florecimiento es natural, pero se incentiva con la contaminación química y agrícola.

La eutrofización, que es el incremento de sustancias nutritivas en aguas dulces de lagos y embalses, asfixia ríos y arroyos. Afecta la vida acuática pues bloquea el flujo de oxígeno, un proceso conocido como hipoxia.

Es un problema grave que debe considerarse en los cultivos de algas que se hacen en espacios abiertos, en lugar de ambientes controlados como los biodigestores donde se produce el biodiésel.

Pero, al contrario de una reacción nuclear en cadena, incluso si la proliferación de algas se vuelve excesiva, sus consecuencias no se acercarían siquiera a la gravedad de una fusión atómica.

Usos y aplicaciones. En ENN Group, una firma china de energía, existe un laboratorio donde los científicos desarrollan microalgas para una variedad de usos como parte de un proyecto de riesgo compartido entre ENN y Duke Energy, una de las mayores prestadoras de servicios públicos en EE. UU.

“Experimentamos con diferentes formas de microalgas y nuevas variedades para desarrollar aquellas que fácilmente se adapten a nuestros propósitos”, explicó Liu Minsung, quien es el jefe del equipo de algas de ENN.

Liu mostró un tubo de ensayo. “Esto es biodiésel. Se puede usar como combustible de vehículos automotores, barcos y jets”, dijo.

Las “oleo-algas”, como las llama, se refinan en un proceso muy barato y ya establecido.

Liu levantó otro tubo de ensayo y agregó: “Y estas son la base de los bioplásticos. Podrían reemplazar todos los plásticos que hoy obtenemos del petróleo y son biodegradables”.

¿Cuántos años se necesitan para que todo esto sea viable comercialmente? “Consúltenos el año próximo”, respondió.

En el 2012, la marina de EE. UU. lanzará lo que llama el “Grupo de Combate Verde”, una flotilla de barcos que funcionará con una mezcla conocida como diésel hidroprocesado renovable: mitad algas y mitad combustible naval destilado OTAN F-76.

Para el 2016, EE. UU. prevé lanzar la “Gran Flota Verde”, un grupo de combate de portaaviones conformado por buques híbridos eléctricos y aviones propulsados por biocombustibles, incluso de algas.

Las algas constituyen un círculo completo de innovación porque sirven a varios usos simultáneos, siguiendo una dinámica más “bio-lógica” que “tecno-lógica”.

Las soluciones técnicas se han vuelto tan complejas y costosas que, como sucede con los teléfonos inteligentes, una plétora de aplicaciones no esenciales terminan abrumando la capacidad básica.

Como toda solución, las algas tienen “lados oscuros” que se deben descubrir. Sin embargo, el mayor riesgo ­como el del automóvil eléctrico­ es no desarrollarlas.

La pregunta es: ¿podrán rescatarnos del dilema energético?

 

Papel Misionero. Cogeneración con biomasa

Papel Misionero. Cogeneración con biomasa

La planta generará 15 MW con biomasa

La pastera argentina Papel Misionero, S.A., del grupo Zucamor, produce el 30% de la fibra virgen consumida en el país y está realizando mejoras en su proceso de cogeneración para lograr ser autosuficiente a partir de biomasa desde 2012.

Mediante un proceso integrado que utiliza como materia prima fibras vírgenes exclusivamente, produce anualmente 90.000 ton de papel Kraft-liner y papeles bolseros; siendo la única empresa que produce fibra virgen en el país y cuya producción cubre el 30% del consumo nacional. El grupo cuenta con 3 plantas de producción de envases de cartón corrugado; 1 planta de producción de bolsas multipliego y 2 plantas productoras de papel reciclado; distribuidas en distintas provincias de la Argentina.

Proyecto de cogeneración

En su planta productora de papel de fibras vírgenes – ubicada en Puerto Leoni, Misiones – PMSA formuló un proyecto de cogeneración utilizando una caldera de lecho fluidizado. Esta planta cuenta con 23.300 Ha de bosques y da empleo a 350 personas, constituyéndose en una importante fuente de trabajo a nivel local.

La tecnología elegida permite quemar combustibles sólidos con un bajo nivel de emisión de sustancias contaminantes y brinda mayor flexibilidad en el tipo de combustible a utilizar con respecto a las calderas tradicionales. Junto con un turbogenerador en paralelo, se generarán 15 MW. La incorporación de la nueva caldera (ver especificaciones técnicas en la Tabla n°1) no sólo aumenta la capacidad de generación sino que también otorga una mejor respuesta a la problemática ambiental local derivada de la acumulación de biomasa.

Sustituir fósil por biomasa

Esta innovación está en línea con un proceso de mejora continua asumido por PMSA en 2006, que mediante la firma de un convenio (PRICePa) con los gobiernos nacional y provincial, se comprometió a reducir en un 10% el agua consumida, disminuir el nivel de emisiones y efluentes, mejorar el tratamiento de los desechos e introducir la biomasa como fuente de energía.

Actualmente, la planta utiliza tres calderas para producir electricidad y vapor: una tradicional de biomasa, una de recuperación de licor negro y  una  de potencia a fuel-oil. Esto define la actual situación energética:

  • Consumo de energía en planta = 14 MW
  • Producción de energía = 9,6 MW
  • Potencia faltante = 4,4 MW

Con la implementación del proyecto, que supone seguir utilizando la caldera de recuperación y la de lecho fluidizado -a la vez que elimina la compra de combustible fósil-, la situación será:

  • Consumo de energía en planta = 14 MW
  • Producción de energía = 21 MW
  • Potencia SOBRANTE = 7 MW

El excedente se venderá a la red utilizando la figura del generador distribuido, siendo los compradores las otras plantas del grupo. Esto, sumado a los 4 MW que se dejarán de comprar a la red, generará un saldo positivo de 11  MW.

Cabe aclarar que esta situación será temporaria, ya que la empresa planea invertir en una producción más eficiente y un mayor nivel de refinamiento que aumentará la demanda de energía de la planta a casi 18 MW. Además, la demanda creciente de las subsidiarias hará que en tres años el grupo consuma el total de los 21 MW producidos.

Abastecimiento de biomasa

PMSA actualmente consume cerca de 44.000 ton/año de biomasa propia y compra 119.200 ton/año de chips de madera a terceros. La implementación del proyecto demandará 404.546 ton/año de biomasa, que se planea cubrir de la siguiente manera:

  • 44.118 ton/año de corteza y recortes
  • 141.590 ton/año de aserrín
  • 169.108 ton/año de chips de madera
  • 49.908 ton/año de chips de madera de las propias operaciones

En definitiva, la mayor demanda implicará la compra de alrededor de 241.500 ton/año adicionales. Es de destacar que en la región abundan las pilas de aserrín abandonadas; y la continua operación de aserraderos locales, sumado a la producción y las reservas propias, aseguran la provisión de biomasa necesaria para cumplir con las demandas de combustible proyectadas.

Beneficios ambientales

El proyecto, que sustituye el uso de combustibles fósiles por renovables, tiene el potencial de generar, en el marco del MDL (Mecanismo de Desarrollo Limpio), al menos 100.000 CER (Certificados de Reducción de Emisiones de Carbono). Además de disminuir el nivel de emisiones de CO2 como consecuencia del cambio de combustibles y el reemplazo de la energía comprada a la red, supone menos emisiones de CH4, que se producen en las pilas de aserrín distribuidas por toda la provincia.

Se prevé que el proyecto estará operativo a mediados de 2012 y tendrá un fuerte impacto positivo a nivel local, no sólo por los beneficios ambientales mencionados sino también como movilizador de la economía de la zona.

Planta BPP4POWER. Produce electricidad a partir de RSU y biomasa residual

Nuestra compañía ofrece plantas de valorización de biomasa cuya base es la Hidro-gasificación Catalítica con Plasma como alternativa altamente eficiente para la generación de energía eléctrica.

Nuestras plantas BPP4POWERse distinguen por:

  • Su flexibilidad de alimentación, admitiendo diferentes tipos de biomasas;
  • Su elevada eficiencia energética, llegando a duplicar la de las tecnologías conocidas;
  • Ser autosuficiente energéticamente
  • Ser muy compactas y modulares, siendo escalable desde 200 KW hasta varios MW
  • Ser ecológicas,  sin producir residuos que dañen el ambiente.

Esta tecnología revaloriza de una amplia gama de materias primas, incluyendo residuos sólidos municipales, residuos industriales, forestales y agrícolas, convirtiéndolas en un syngas apto para ser utilizado directamente en unidades de cogeneración generando energía eléctrica y térmica para autoconsumo y/o para entregarla a red.

Las plantas BPP4POWER logran, de una forma económica, la oxidación parcial del gas de biomasa con vapor de agua, añadiendo Hidrógeno al gas de síntesis que producen, elevando su contenido energético y volumen de gas generado.

El gas de síntesis que se obtiene, es un gas de alto contenido energético y con muy bajo contenido de Dióxido de Carbono y Nitrógeno, ideal como alternativa para generar electricidad con motores estándar de bio-gas, gas natural y gasolina.

Somos capaces de producir de una forma limpia y económica, hasta 2 Kw netos de electricidad (descontando el auto-consumo) por 1 kg de biomasa de astilla de madera, a diferencia de las tecnologías convencionales que sólo han llegado a obtener con este mismo residuo cerca de 1.1 Kw neto, como máximo, por 1 kg de biomasa.

Los modelos de plantas que comercializamos, con los principales datos de generación y consumos se indican en la siguiente tabla:

Astilla de madera o desechos agrícolas: PCI 4.5 Kwh/Kg – Humedad 20%

Anuncios