Si hay algo que ha quedado claro a través de los años en la administración de este gobierno y de los diferentes ministros que han pasado por el MOPT; es que, el MOPT-CONAVI-CNC; el Triunvirato del Mal de la gestión, planificación y desarrollo y construcción de infraestructura pública y vial en el país, se ha dedicado en cuerpo (MOPT-CONAVI) y alma (MOPT-CNC) a la Planificación Estratégica para el Chorizo y Concesión de Obra Pública a Empresas Extranjeras; en vez de hacerlo, a empresas nacionales (como mínimo) y/o (preferiblemente) a construir, desarrollar y planificar proyectos propios (grandes y pequeños) de infraestructura pública y vial, que beneficien, no solo al país; sino también, a los trabajadores, empresas, constructoras y prestadores de servicios nacionales; generando mas puestos de trabajo (temporales y permanentes); que el país y la economía nacional, tanto requieren y necesitan.

La más reciente e irrefutable prueba de lo anteriormente expuesto es (aparte de las innumerables pruebas, hechos, episodios reportados de diferentes medios noticiosos y artículos pasados) está en el siguiente artículo “Informes relámpago justificaron alza de 55% en costo de ruta 32”; en el cual, “Costa Rica”; es decir, el Gobierno Neoliberal y el Ministro del MOPT (Pedro Castro), aceptan pagar $165 millones adicionales (un 55% más) con respecto a la estimación inicial de la obra ($300 millones), calculada en febrero del 2012 por la firma mexicana (Cal y Mayor); esto en referencia a la concesión de los arreglos (ampliación a 4 carriles) de la Ruta 32 (desde el cruce a Río Frío hasta Limón), a cargo de la empresa china CHEC (China Harbour Engineering Company).

Tal como consta en el artículo noticioso publicado “Basado en dos análisis externos que se elaboraron en 15 días, cada uno, el Gobierno justificó el monto de $465 millones solicitado por la constructora china CHEC para modificar y recalcular el costo del proyecto que busca ampliar la carretera hacia Limón”; el Gobierno Neoliberal y el Triunvirato del Mal (MOPT-CONAVI-CNC) encabezado por el preclaro ministro Pedro Castro aprobaron un alza de un 55% en los costos del proyecto; basados en informes que según “ El Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos (CFIA), el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme), de la Universidad de Costa Rica, y la Cámara de la Construcción (CCC) consideraron que el informe es poco claro y no justifica el cambio en materiales, obras y rubros.”; máxime si se considera que “El estudio de la consultora, que incluyó un 25% por riesgos, recibió múltiples críticas de varios diputados y especialistas en obra vial.”; cuando según “Olman Vargas, director del CFIA, advirtió de que los imprevistos o riesgos en procesos constructivos rondan el 5% o 10%, “jamás” el 25% previsto por la consultora.”

Y si a eso agregamos que “Un memorando entre CHEC y Costa Rica revela que el informe que elaboraron los mexicanos contaba “con información parcial o mínima en aspectos tales como topografía, cartografía, medidas de impacto o mitigación ambiental.” y que según Randall Murillo, director de la CCC, “tras múltiples cuestionamientos el Conavi sacó a relucir, la semana pasada, un anteproyecto “sencillo, simple, armado a partir de un método rudimentario”.

Queda más que claro que los cuestionamientos de los profesionales que “reclaman que antes de definir un presupuesto, se debe hacer un anteproyecto serio, estudios y diseños preliminares” o el de Olman Vargas, director del CFIA, que advirtió de “que los imprevistos o riesgos en procesos constructivos rondan el 5% o 10%, “jamás” el 25% previsto por la consultora”; están más que justificados, son válidos y deben y merecer ser investigados a conciencia.

Máxime que “CHEC se vio salpicada en los últimos años por escándalos en otros países. Sin conocer los antecedentes, Castro aceptó la firma con base en una carta de recomendación del ministro chino, Yan Chuantang” y que “el proyecto de ley ya fue dictaminado en el Congreso. Si resultara aprobado, la constructora CHEC invertiría 16 meses en los diseños y 34 en la construcción. La modalidad “suma alzada” la obliga a asumir cualquier gasto extra”.

Pero aunque parezca increíble, pese a los cuestionamientos, pese a las dudas sobre los costos y la legalidad del proyecto el Gobierno Neoliberal y su ministro insisten, no solo en avalar el proyecto, lo justifican contra viento y marea.

“El ministro de Transportes, Pedro Castro, insistió en que el informe complementario del 2013 basta para respaldar el precio previsto.

Castro explicó que la modificación de costos se dio porque el estudio del 2012 fue preliminar, y luego el Conavi decidió ampliar obras.

Mientras el ministro insiste en que tal informe es justificable por sí solo, el viceministro de Transportes, José Chacón, asegura que se limita a valorar la razonabilidad de un proyecto ya establecido.”

Sin siquiera acatar la posibilidad de que empresas, empresarios, constructoras y trabajadores nacionales puedan emprender el proyecto, a un costo menor

Cinco empresas costarricenses ofrecen ampliar la vía a Limón

Cinco empresas costarricenses lanzaron ayer la propuesta de ampliar, conjuntamente, la carretera a Limón. Aunque desconocen cuánto cobrarán, sí garantizan que la cifra será menor a los $465 millones que pide la firma china CHEC.

La iniciativa de las firmas Codocsa, Desarrollos Mega, Pedregal, Productos de Concreto y Traesa es ejecutar el actual proyecto del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), para ampliar a cuatro carriles la vía de 107 km, entre el cruce a Río Frío y la ciudad de Limón.

Como obras adicionales, incluyen carriles en concreto, áreas de servicio, descanso en carretera y derecho de vía conformado.

Si obtienen la concesión, las cinco firmas se encargarían del diseño y financiamiento, así como de construir las obras en 30 meses y darles mantenimiento por una década.

Su plan, prometieron, daría empleo a 1.500 operarios de la zona, exclusivamente costarricenses.

Lo peor, es que, aparte de las más de 3 décadas de atraso en infraestructura vial que sufre el país; la falta de mantenimiento a lo largo de todos esos años, le ha pasado una muy cara factura a nuestro sistema vial y lo tiene al borde del colapso total “Tres derrumbes se comen vía entre San José y San Ramón”; “Trece puentes angostos aíslan San José”; “La red vial: Enemigo público número uno” y por si fuera poco y para agrandar aún más la crítica situación “Costa Rica es la que menos invierte de Latinoamérica” y “Presupuesto para obra pública cae por cuarto año consecutivo”.

Sólo queda pensar y meditar en cuanto podría haber avanzado el país económica y socialmente si el Triunvirato del Mal del MOPT-CONAVI-CNC y el Gobierno Neoliberal se hubieran dedicado desde un principio a construir, diseñar y desarrollar obra pública e infraestructura vial moderna y adecuada a las necesidades presentes y futuras del país; en vez de, dedicarse a planificar Chorizos en Concesión a Empresas Extranjeras cuestionadas o cuyo único interés es explotar al país y a la ciudadanía vía el pago de peajes y tarifas híper infladas y costos de construcción que van más allá de la realidad.

Cuanto se beneficiaría el país y la ciudadanía si fueran empresas nacionales y mano de obra local la que se encargara de construir y/o dar mantenimiento a los proyectos viales y de infraestructura que por una u otra razón el MOPT no pudiera asumir (aunque debiera).

Cuanto empleo directo e indirecto se podría generar para beneficio de los ciudadanos y la economía de este país; para palear la pobreza, el desempleo, disminuir la brecha social y económica, aumentar la recaudación y el cobro de impuestos, etc; etc; etcétera.

Pero cuando el fin justifica los medios, cuando lo que importa es el chorizo, el negocio, cuando se llega al gobierno y a la función pública a servirse del país y no a servirle al país; Nada de eso Importa ¡Que Triste!       

 

Informes relámpago justificaron alza de 55% en costo de ruta 32

Los arreglos  en 107 kilómetros de la ruta 32, desde el cruce a Río Frío hasta Limón, estarían a cargo de la empresa china CHEC. Según el proyecto actual, algunas de las obras  por construir son 36 puentes mayores,  13 pasos a desnivel superior,  11 retornos y 4 intersecciones canalizadas.    | JORGE NAVARRO

Los arreglos en 107 kilómetros de la ruta 32, desde el cruce a Río Frío hasta Limón, estarían a cargo de la empresa china CHEC. Según el proyecto actual, algunas de las obras por construir son 36 puentes mayores, 13 pasos a desnivel superior, 11 retornos y 4 intersecciones canalizada

Basado en dos análisis externos que se elaboraron en 15 días, cada uno, el Gobierno justificó el monto de $465 millones solicitado por la constructora china CHEC para modificar y recalcular el costo del proyecto que busca ampliar la carretera hacia Limón.

Para firmar el contrato, en junio del 2013, el Consejo Nacional de Vialidad se basó en un solo estudio: el de la consultora mexicana Cal y Mayor, que se hizo en 14 días. Este fue considerado escueto e insuficiente por tres entidades técnicas. Tres meses después de la firma y para corroborar la cifra, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) contrató otro análisis al Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR) con un condicionante: que lo hiciera en 15 días.

¿Cómo se definió el costo del plan para ampliar a cuatro carriles la vía de 107 kilómetros entre el cruce a Río Frío y Limón, ruta 32?

Cuando se firmó el contrato, a mediados del año pasado, Costa Rica aceptó pagar $165 millones adicionales (un 55% más) con respecto a la estimación inicial de la obra ($300 millones), calculada en febrero del 2012 por la firma mexicana.

El precio final de $465 millones lo fijó la constructora China Harbour Engineering Company (CHEC) en diciembre del 2012 tras recibir requerimientos adicionales de obras, por parte del Conavi, como ciclovías y vías para buses.

En enero del 2013, para justificar el precio el Consejo pagó $18.000 a Cal y Mayor por un nuevo estudio.

Ese análisis se elaboró en solo 14 días y consistió en valorar la razonabilidad de precios según un nuevo plan de obras que el mismo Conavi confeccionó.

Un memorando entre CHEC y Costa Rica revela que el informe que elaboraron los mexicanos contaba “con información parcial o mínima en aspectos tales como topografía, cartografía, medidas de impacto o mitigación ambiental”.

El estudio de la consultora, que incluyó un 25% por riesgos, recibió múltiples críticas de varios diputados y especialistas en obra vial.

El Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos (CFIA), el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme), de la Universidad de Costa Rica, y la Cámara de la Construcción (CCC) consideraron que el informe es poco claro y no justifica el cambio en materiales, obras y rubros.

Los profesionales reclaman que antes de definir un presupuesto, se debe hacer un anteproyecto serio, estudios y diseños preliminares.

Según Randall Murillo, director de la CCC, tras múltiples cuestionamientos el Conavi sacó a relucir, la semana pasada, un anteproyecto “sencillo, simple, armado a partir de un método rudimentario”.

Olman Vargas, director del CFIA, advirtió de que los imprevistos o riesgos en procesos constructivos rondan el 5% o 10%, “jamás” el 25% previsto por la consultora. Ese porcentaje ($94 millones), que se pagaría extra, podría ahorrarse si se hicieran, de previo, los diseños y los estudios que, según la propia Cal y Mayor, costarían $8 millones.

“En construcción, si se define un riesgo del 25%, algo está mal y es obligación devolverse”, dijo Aarón Morales, asesor técnico de la CCC.

El dinero no es reembolsable en caso de que no exista el riesgo. El contrato obliga a que el país cancele la totalidad de lo pactado.

Guillermo Loría, del Lanamme, reclama “la ligereza” del Conavi en que, nueve meses después de firmar, no dispone de un único archivo sobre el plan, sino que para cada cuestionamiento saca otro texto.

De hecho, hace dos semanas Lanamme, la CCC y CFIA aún no habían logrado el acceso al contrato.

El ministro de Transportes, Pedro Castro, insistió en que el informe complementario del 2013 basta para respaldar el precio previsto.

Castro explicó que la modificación de costos se dio porque el estudio del 2012 fue preliminar, y luego el Conavi decidió ampliar obras.

Mientras el ministro insiste en que tal informe es justificable por sí solo, el viceministro de Transportes, José Chacón, asegura que se limita a valorar la razonabilidad de un proyecto ya establecido.

“La segunda vez le dijimos a Cal y Mayor: ‘Valore la razonabilidad del precio de este proyecto’. Le dimos el proyecto definitivo y ese es el que debía valorar; no tenía por qué referirse a los cambios con respecto al primero. No se lo pedimos, pues no pensamos sufrir tal oposición” …

 

Cinco empresas costarricenses ofrecen ampliar la vía a Limón

Cinco empresas costarricenses lanzaron ayer la propuesta de ampliar, conjuntamente, la carretera a Limón. Aunque desconocen cuánto cobrarán, sí garantizan que la cifra será menor a los $465 millones que pide la firma china CHEC.

La iniciativa de las firmas Codocsa, Desarrollos Mega, Pedregal, Productos de Concreto y Traesa es ejecutar el actual proyecto del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), para ampliar a cuatro carriles la vía de 107 km, entre el cruce a Río Frío y la ciudad de Limón.

Como obras adicionales, incluyen carriles en concreto, áreas de servicio, descanso en carretera y derecho de vía conformado.

Si obtienen la concesión, las cinco firmas se encargarían del diseño y financiamiento, así como de construir las obras en 30 meses y darles mantenimiento por una década.

Su plan, prometieron, daría empleo a 1.500 operarios de la zona, exclusivamente costarricenses.

Incierto. A pesar de que no revelaron cuánto cobrarán por los trabajos ni su método de financiamiento, los empresarios aseguraron que el precio será menor al que se pactó con la firma china CHEC, en junio.

“Estamos abiertos a definir la opción de financiamiento que el Gobierno prefiera, ya sea mediante fideicomiso, iniciativa privada o licitación pública”, dijo Gustavo Camacho, representante del grupo.

Actualmente, se encuentra en el Congreso, un proyecto que, de aprobarse, permitiría a Costa Rica adquirir un préstamo de $465 millones por parte del gobierno chino y así financiar las obras en esa ruta.

La encargada de ejecutar los trabajos, en ese caso, sería la constructora estatal China Harbour Engineering Company (CHEC).

Cuando se le consultó por las diferencias entre su propuesta y la de CHEC, Gustavo Camacho declaró que el que los nuevos carriles sean de concreto, implica 13 años de vida útil más que los de asfalto propuestos por CHEC.

Para mejorar la seguridad en carretera, los grupos proponen espaldones de 4 m, en lugar de 1,80 m.

El grupo Fuerza Caribe, que incluye a los municipios y asociaciones de desarrollo de Limón, aún analiza si apoyará o no la propuesta, según el vocero Johnny Vargas.

Se intentó contactar al ministro de Transportes, Pedro Castro y al viceministro, José Chacón, pero no fue posible conocer su opinión.

 

Tres derrumbes se comen vía entre San José y San Ramón

En casi cuatro años, el descuido de tres pequeños derrumbes en la carretera Bernardo Soto por parte del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), los han transformado en grandes deslizamientos que erosionan cada vez más esa importante vía y pone en riesgo a quienes la transitan.

Los deslizamientos están ubicados en el kilómetro 44, los tres cerca de la estación de servicio Panamericana, en San Miguel de Naranjo.

Ayer el Laboratorio de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme), de la Universidad de Costa Rica, divulgó un informe realizado a inicios de este mes que analiza el problema en ese pequeño tramo de menos de un kilómetro.

Según el estudio, los terrenos en ese punto de la carretera son altamente sensibles a nuevos deslizamientos debido a sus “características geotécnicas”.

“Presenta pendientes fuertes y muy fuertes, que son relacionadas con procesos denudacionales intensos (deslizamientos), y erosión de suelos. Por lo tanto, este sitio tiene una alta susceptibilidad de pendiente a generar deslizamientos”, detalla el reporte.

La Bernardo Soto, conocida también como Ruta 1, es utilizada por unos 23.000 vehículos cada día, según datos del departamento de Planificación del MOPT.

Los ingenieros del Lanamme a cargo de la investigación también mencionaron otro elemento que agrava la situación: muy cerca de ese lugar pasa una falla tectónica.

“En la zona se han registrado eventos sísmicos de origen de subducción de magnitud importante en los últimos años que han generado aceleraciones máximas importantes, por lo que es muy probable la posibilidad de que otros deslizamientos sean disparados por sismos”, explica el documento.

Segundo aviso. Esta es la segunda ocasión en que el Lanamme advierte a las autoridades correspondientes sobre los deslizamientos. La primera vez fue en el 2011, cuando los derrumbes eran menos graves.

El ministro de Obras Públicas y Transportes, Pedro Castro, indicó que desconocía el nuevo informe, pero dijo que analizaría el tema.

Castro señaló que no se había invertido en el tramo pues era parte de la ampliación de la vía que realizaría la firma brasileña OAS y, no se podía intervenir hasta tanto no finalizara el contrato de concesión, cancelado tras una conciliación y el pago de $35 millones a la empresa por parte del Estado, proceso que culminó la semana anterior.

“Nosotros en (la ruta) San José-San Ramón teníamos una propuesta de proyecto y hasta el viernes pasado estábamos atados de manos, porque no podíamos hacer doble contratación. Así que, en este momento, es poco oportuno el informe por cuanto faltan seis semanas y el Gobierno no podrá resolver este tema, que ameritaría hacer una licitación publica”, expresó el jerarca del MOPT.

Para el director del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), Cristian Vargas, ahora que la carretera está liberada, los obras deben ser asumidas por esa entidad, para buscar presupuesto, hacer diseños y programar los trabajos.

En su reporte, el Lanamme calificó de “urgente” la intervención en ese tramo y agregó que debe ir seguida de un análisis de otros sectores que también tienen riesgo de derrumbes.

 

Trece puentes angostos aíslan San José

El puente sobre el río Virilla, que une a Heredia con La Uruca, es uno de los más congestionados.  | ALBERT MARÍN.

Puentes angostos, algunos con más de 50 años de antigüedad, son hoy un dolor de cabeza para miles de conductores, porque lejos de unir dos puntos hacen que llegar al otro lado sea una odisea…

La red vial: Enemigo público número uno

La red vial: Personaje noticioso del año 2013.

A la hora de poner en blanco y negro a la red vial del país como figura noticiosa de este año, no solo no hay buenas noticias, sino que tampoco se avizoran indicios de esperanza. Estamos dando vuelta en un círculo vicioso, exactamente como en la famosa fábula de la …

 

Costa Rica es la que menos invierte de Latinoamérica

Costa Rica fue el país de América Latina que menos recursos destinó, como porcentaje de la producción, a la inversión de obra pública durante el 2013.

Así lo muestra el análisis Balance de las economías de América Latina y el Caribe del gasto de capital de los Gobiernos centrales de la región, hecho por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El estudio muestra que el Gobierno costarricense quedó en el sótano del ranquin latinoamericano, con el 1,5% del producto interno bruto (PIB) destinado a obras. El promedio latinoamericano fue de 5,1%.

En la cima se ubicaron Bolivia, con 14,7% del PIB; Ecuador, con 11,5% y Panamá con 9,3%. En los dos primeros países, los Gobiernos contaron con más recursos para invertir en infraestructura por los mayores ingresos generados de la exportación de materias primas. En el caso panameño fue por la ampliación del canal interoceánico, mencionó el informe de la Cepal.

El vicepresidente Luis Liberman afirmó que el rezago en infraestructura en Costa Rica es de décadas y no años. “Hay necesidades importantes de inversión que se han tratado de ir abordando; sin embargo, no pueden ejecutarse ni financiarse de una sola vez porque hay limitaciones”, resaltó.

Jordi Prat, viceministro de Inversión y Crédito Público de Hacienda, reconoció que dejar de ejecutar obras reduce la posibilidad de aumentar la producción y generar empleo. Añadió que el proceso de inversión aquí es largo y complicado.

 

Presupuesto para obra pública cae por cuarto año consecutivo

El presupuesto estatal destinado a la inversión en obra pública cayó este año por cuarta ocasión consecutiva, según el estudio Presupuestos públicos 2014 de la Contraloría General de la República (CGR).

El análisis muestra que las instituciones públicas calcularon recursos para desarrollar infraestructura equivalentes al 7,5% del producto interno bruto (PIB), en el 2014, mientras que en el 2010 esa relación era del 11%.

A esta inversión se le conoce como gasto de capital e incluye recursos que se destinan a proyectos nuevos, arreglo de obras existentes y compra de equipo, maquinaria, propiedades y edificios. Para este año el Estado planea desembolsar ¢2 billones por este concepto.

Consultado sobre la reducción en este rubro, Édgar Ayales, ministro de Hacienda, explicó que el análisis de la Contraloría corresponde a presupuestos iniciales, que no reflejan la ejecución de los recursos, donde más bien hubo una leve mejoría a partir del 2011.

Ayales añadió que el gasto de capital consolidado del sector público total se ha mantenido en un promedio cercano al 5,7% del PIB, en los últimos cuatro años.

Causas. Según el informe de la Contraloría, la baja porcentual en los recursos para obras es consecuencia de la reducción de los presupuestos del Gobierno y empresas públicas como el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope).

Distribución para el 2014

Distribución para el 2014 (INFOGRAFÍA LN)

En el caso del ICE, principal inversionista estatal, la moderación en las inversiones se atribuyó al cumplimiento de la restricción del gasto público dictada por el Gobierno, según Francisco Garro, jefe de la Dirección Planificación Financiera de la institución autónoma.

En Recope, la Contraloría evidenció debilidades en la ejecución de las inversiones, dado que en el 2013 solo utilizó el 55% del presupuesto para inversiones.

La empresa informó, por medio de su departamento de prensa, de que las apelaciones en proyectos de inversión impidieron utilizar la totalidad de los recursos.

Detonante. Para Miguel Gutiérrez, investigador del Estado de la Nación, el aumento de los gastos corrientes del Estado estruja el presupuesto público e impide destinar más recursos a la inversión.

El alza de los egresos ocurre como consecuencia, principalmente, de los ajustes salariales extra y el crecimiento de la planilla estatal, detalla el especialista. “El menor gasto de capital se traduce en necesidades insatisfechas, pues no se dan los servicios públicos que se demandan”, aseveró.

El análisis realizado por la Contraloría argumenta que la disminución en el gasto de capital, observada en los últimos años, no cambiará significativamente en el corto plazo. Esto, porque los presupuestos aprobados por la entidad incluyen obras que tienen varios años pendientes de ejecución.

Atraso. Si solo se analiza al Gobierno Central, Costa Rica fue el país que menos recursos destinó al gasto de capital como porcentaje del PIB, en Latinoamérica, en el 2013, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El estudio Balance de las economías de América Latina y el Caribe muestra que el Poder Ejecutivo costarricense utilizó un 1,5% de la producción en inversión de obra pública. Mientras, el promedio latinoamericano fue de 5,1%.

La Cepal destacó que en la región el gasto de capital tiene cuatro años seguidos de crecer. Por el contrario, el de Costa Rica se estancó por tercer año consecutivo.

La observación del órgano internacional ocurre pese a que en el Gobierno hay más de una decena de grandes obras pendientes de hacerse o con un bajo avance.

Dichos proyectos están financiados con créditos externos sin usar o con una poca ejecución de recursos. También hay obras como la vía a Limón y la carretera a San Ramón con iniciativas legales pendientes de votar en el Congreso.

El vicepresidente Luis Liberman recalcó que el proceso de contratación de proyectos de inversión es lento y lleno de trabas legales y burocráticas.

Anuncios