En el pasado artículo “Vuelve el engaño, vuelven las encuestas políticas compradas” escribía que el candidato Johnny Araya Monge (J.A.M) y la cúpula del Partido Libre-Corrupción en obvia desesperación acudían al engaño del electorado, contratando a una empresa encuestadora comprada, digo pagada, por medios de comunicación que los favorecen “Nueva encuesta anticipa lucha cerrada por la presidencia del país” y aún así, los resultados No los favorecen y mas bien, dan a conocer y hacer aún más evidente la tendencia hacia la caída libre del candidato del Partido Libre-Corrupción Nacional; así como lo confirman pasadas encuestas “Araya baja, Villalta sube y se disputan primer lugar”.

Mencionaba además, que la encuesta que más lo desfavorece, no había sido publicada aún, precisamente porque lo desfavorece; pues resulta que el medio noticioso que la realizó, por fin se decidió a publicarla “País indeciso camina hacia una segunda ronda electoral” y tal y como lo decía, lo desfavorece ampliamente.

“Entre los probables votantes, José María Villalta, del Frente Amplio, recibe el respaldo de un 22,2%; Johnny Araya, de Liberación Nacional (PLN), de un 20,3%; y Otto Guevara, del Movimiento Libertario, de un 20,2%.”…

Y no solo eso, prácticamente da por un hecho la segunda ronda electoral.

“Con el panorama actual, es muy remota la probabilidad de que alguno de ellos supere el umbral del 40%, lo que llevaría al país a una segunda ronda electoral el 6 de abril.”…

Y aunque mencionan que “Otto Guevara tendría ventaja en una segunda vuelta”; lo cierto es, que la mayor probabilidad es entre Araya y Villalta y en esa confrontación Villalta lleva la ventaja.

“Si los que pasan a la segunda ronda fueran José María Villalta y Johnny Araya, el frenteamplista tendría superioridad con un 39% frente a un 35% del verdiblanco. El aspirante de Liberación Nacional no llegaría con ventaja en ninguno de los casos, según este estudio de opinión.”…

No obstante, esa tampoco es la realidad electoral actual, esa más bien la da, las “Encuestas Digitales”; cuyos Resultados parciales: 4510 Votantes del sitio ; 17 Candidatos ; 11 Días restantes ; 7 Votos nulos ; 2.835.357 Padrón electoral son: José Miguel Corrales 35.65% / 100.00% ; José María Villalta 26.12% / 100.00% ; Luis Guillermo Solís 20.64% / 100.00% ; Johnny Araya 5.72% / 100.00% ; Otto Guevara 3.48% / 100.00%.

Así que como vemos, la realidad electoral actual es que de haber una segunda ronda (que efectivamente la habría), ésta sería entre el candidato del Partido Patria Nueva, José Miguel Corrales y el Frente Amplista, José María Villalta; en donde, José Miguel Corrales, llevaría amplia ventaja. Así que si usted aún no se ha decidido a votar, ya sabe por quién hacerlo.

En este contexto de franca desventaja, de caída libre, de desacreditación ante el elector inteligente, de electores cada vez más críticos y analíticos, No por color político, No por lo que digan las encuestas compradas, digo pagadas por los medios noticiosos a empresas encuestadoras que favorecen abiertamente a determinado(s) candidato(s) y en el que “4 de cada 10 deciden el voto al filo de la campaña”.

Johnny ArayaEl candidato del Partido Libre-Corrupción Nacional “Johnny Araya: ‘No creo en esos resultados’”; No solo desconoce los resultados; sino también la “Encuesta de Unimer: sube número de costarricenses decididos a votar”; precisamente porque sabe, que entre los decididos, cada vez más hay electores críticos, que No se dejan engañar por su retórica y demagogia política.

Como era de esperar la “Cúpula del PLN respalda dudas de Johnny Araya sobre encuesta de Unimer”; ¿Qué más podían hacer sino respaldar las mentiras, las falacias y el engaño de su líder?

Pero ahí no queda la cosa, es tanto el temor entre las filas oficialistas del Partido Libre-Corrupción Nacional por perder la Plutocracia que tanto les costó instalar como forma de Gobierno Neoliberal; ese modelo de corrupción política, de desigualdad social y económica, de pobreza, de desempleo, de oportunidades tan sólo para unos cuantos que J.A.M ha llegado a ofrecer a diestra y siniestra: sobornos, regalos, regalías, bonos, el puente, el río también, a sus engañados electores “Araya ofrece bono para asegurar tres comidas diarias a pobres”; sin fijarse siquiera, que carecen de contenido, de respaldo y de posibilidad real de ejecución, en los términos demagógicos en que él (J.A.M los plantea. Veamos, según el candidato del Partido Libre-Corrupción Nacional.

“El candidato presidencial del Partido Liberación Nacional, Johnny Araya, prometió la creación de un bono alimentario para asegurar las tres comidas diarias a las 339.772 personas que hoy viven en pobreza extrema, y así erradicar ese flagelo.”…

“El programa Costa Rica Solidaria dotaría de ¢19.530 mensuales a los 179.232 residentes en las zonas rurales en esa condición. Mientras, los 160.540 que viven en zonas urbanas recibirían ¢20.834 al mes. El bono incluye un 10% adicional por inflación. Así, una familia promedio de una zona rural integrada por 3,8 miembros recibiría ¢79.169 por mes, adicionales a sus ingresos.”…

“El plan se implementaría en forma escalonada. Este mismo año beneficiaría a 44.808 personas, y se completaría en el 2017. La inversión sería de ¢164.000 millones durante los cuatro años. Según Araya, su propuesta social se diferencia de las de otros aspirantes porque, en su caso, sí se define de dónde se tomarán los recursos para financiarla.”…

Demagogia pura, engaño puro, contradicción más que evidente. Veamos, ¢19.530 mensuales a los 179.232 residentes en las zonas rurales en esa condición serían ¢3.500400.960 mensuales x 12 meses = ¢ 42.004.811.520 anuales x 4 años = ¢ 168.019.246.080 ya sólo ahí supero por más de ¢ 4 mil millones los ¢164.000 millones durante los cuatro años y aún faltan , los 160.540 que viven en zonas urbanas que recibirían ¢20.834 al mes; lo cual suma ¢ 160.545.137.280; o sea, otros más de ¢164.000 millones durante los cuatro años. En resumidas cuentas, solo podría pagar menos de la mitad, sí es que llega a implementar efectivamente esos programas durante los cuatro años, con las trabas burocráticas que el mismo Gobierno Neoliberal ha implementado en los anteriores gobiernos del Partido Libre-Corrupción Nacional.

El exalcalde Araya y el   presidente Arias en una actividad en  2006.  | LNNuevamente, la cosa no se queda ahí, el temor del oficialismo de la cúpula del Partido Libre-Corrupción Nacional y de la oligarquía político-empresarial que la respalda es tanto (por perder su estatus quo y la plutocracia como forma de gobierno) que han mandado a llamar a “‘Exiliados’ del PLN ahora rodean al candidato Johnny Araya” y no sólo eso, el temor es tanto y tan palpable que hasta el megalómano “Óscar Arias apoya sin participar: ‘votaré por los candidatos de las papeletas de mi partido’”.

Así que sí usted también desea hacer la diferencia y reconstruir nuestra patria para heredarle un mejor país a nuestros hijos.

¡Haga la diferencia votando conscientemente!

 

País indeciso camina hacia una segunda ronda electoral

Un país caracterizado todavía por la indecisión camina hacia una segunda ronda electoral para definir quién será el próximo presidente de la República.

A tres semanas de las elecciones del 2 de febrero, tres candidatos pelean codo a codo por el apoyo de los votantes, pero ninguno se acerca al 40% necesario para ganar la silla presidencial en la primera vuelta.

Entre los probables votantes, José María Villalta, del Frente Amplio, recibe el respaldo de un 22,2%; Johnny Araya, de Liberación Nacional (PLN), de un 20,3%; y Otto Guevara, del Movimiento Libertario, de un 20,2%.

Así se desprende de la última encuesta de la empresa Unimer para La Nación , confeccionada entre el 6 y el 12 de enero…

Con el panorama actual, es muy remota la probabilidad de que alguno de ellos supere el umbral del 40%, lo que llevaría al país a una segunda ronda electoral el 6 de abril. Sería la segunda vez que ocurriría tal situación, pues la primera la ganó Abel Pacheco (PUSC) a Rolando Araya (PLN), en el 2002…

RELACIONADAS

Otto Guevara tendría ventaja en una segunda vuelta

4 de cada 10 deciden el voto al filo de la campaña

Cuatro de cada 10 ciudadanos suelen decidir su voto al filo de la campaña electoral, reveló la más reciente encuesta de Unimer para La Nación

Tal comportamiento se desprende de consultas a la totalidad de los entrevistados en esta encuesta, al tiempo que 4 de cada 10 probables votantes dijeron estar todavía indecisos sobre el candidato al que podrían apoyar el 2 de febrero. Por otra parte, un 25% de los consultados indicó que decide el voto desde el principio de la campaña (cuatro meses antes de la elección) y poco más de un 20% declaró que se decide uno o dos meses antes. Esta vez, una tercera parte de la gente dice sentirse desilusionada y otro porcentaje similar se declara indiferente. Sin embargo, un 20% manifiesta que está entusiasmado…

Encuesta de Unimer: sube número de costarricenses decididos a votar

De las entrevistas casa por casa, se determinó que ahora un 79% de los costarricenses tiene disposición de ir a votar, es decir, califican como “probables votantes”. En la última encuesta publicada por este diario el 1.° de diciembre pasado (en la cual también se duplicó la muestra), eran un 71% (ocho puntos porcentuales menos). Como consecuencia de esto, los “probables abstencionistas” bajaron en esa misma proporción, de 29% a 21,4%…

Cúpula del PLN respalda dudas de Johnny Araya sobre encuesta de Unimer

La cúpula del Partido Liberación Nacional (PLN) apoyó a su candidato, Johnny Araya y respaldó sus dudas sobre los resultados de la encuesta de Unimer que publicó este jueves La Nación.

Mientras el presidente del comité ejecutivo de ese partido, Bernal Jiménez, afirmó que debe existir un error estadístico en la encuesta, el jefe de campaña, Antonio Álvarez Desanti, dijo que otras tres casas encuestadoras colocan al aspirante cercano al 40%, necesario para ganar la Presidencia en primera ronda.

La encuesta de Unimer, por el contrario, pinta un panorama de segunda ronda electoral, distinto al que han dibujado encuestas publicadas recientemente por otros medios, lo cual desató el rechazo de Araya, quien le restó credibilidad a las cifras de Unimer.

“Por primera vez, descalifico los resultados de una encuesta, y estos los descalifico categóricamente", aseguró Araya ante consulta de La Nación, esta mañana.

Antonio Álvarez, por su parte, comentó que, debido a la duda que siembra el estudio de Unimer, el PLN esperará a que la próxima semana se hagan públicas varias encuestas contratadas por los bancos, con el fin de contrastar los resultados.

Esas mediciones de opinión sirven a los intermediarios financieros para determinar el nivel de recursos que pueden prestar a los partidos con base en las expectativas de voto.

“Nosotros le damos seguimientos a cuatro casas encuestadoras, CID-Gallup, Demoscopía, Borge y Asociados, y Unimer. Las tres primeras son consistentes en que don Johnny encabeza las encuestas, con José María Villalta (Frente Amplio) muy por debajo y con Otto Guevara (Movimiento Libertario) rezagado. De ahí la poca credibilidad que le damos a la encuesta de Unimer”, explicó Álvarez…

Johnny Araya: ‘No creo en esos resultados’

Johnny Araya

El candidato presidencial del Partido Liberación Nacional (PLN), Johnny Araya, dijo esta mañana, que no cree en los resultados de la encuesta de Unimer para La Nación publicados hoy, y que  colocan al liberacionista en el segundo lugar de las preferencias de los electores, con un margen muy cerrado entre José María Villalta, del Frente Amplio, el verdiblanco y Otto Guevara, del Movimiento Libertario.

"Por primera vez, descalifico los resultados de una encuesta, y estos los descalifico categóricamente", aseguró el exalcalde a este diario vía telefónica, antes de salir de su casa de habitación para participar en el programa Café Política, de Telenoticias.

Según el estudio, realizado entre el 6 y el 12 de enero en todo el país, entres los probables votantes, solo un 20,3% de los electores votará por Araya en las elecciones presidenciales del domingo 2 de febrero.

Mientras tanto, un 22,2% admitieron estar dispuestos a escoger a José María Villalta, del Frente Amplio, como futuro presidente.

En tercer lugar y muy pegado del liberacionista se encuentra el libertario Otto Guevara, con un 20,2%.

El estudio de Unimer se realizó entre 2.469 personas de forma personal, en todo el país. De este número, 1.940 se identificaron como probables votantes.

Los probables votantes son quienes irán a votar y ya decidieron cuál candidato apoyar, los que votarían pero aún no se inclina por un aspirante u otro, y los que tienen dudas porque no están seguros del candidato que escogerán.

Otros estudios

Ante su apatía por reconocer los resultados, Araya dijo que llamará a los liberacionistas a "no dejarse amedrentar por los resultados" de un medio que, según él, le ha sido adverso.

En el programa Café Política, más tarde, Araya insistió en que La Nación le ha sido adverso y que ha tenido que llamar muchas veces para quejarse de la cobertura que se le da a sus actividades.

"Tenemos estudios muy diferentes, y acaba de publicarse uno muy diferente (en referencia al estudio de CID Gallup publicado); esto no corresponde a la realidad de lo que está ocurriendo", afirmó.

El liberacionista rechazó dar más declaraciones y reiteró que no cree en estos números.

El panorama de Araya tampoco es bueno, de acuerdo con la encuesta, en caso de una segunda vuelta electoral, pues los resultados del estudio de Unimer revelan que, sea con Villalta o con Guevara, resultaría derrotado el primer domingo de abril, si se abren las urnas en segunda elección.

Nueva encuesta anticipa lucha cerrada por la presidencia del país

El liberacionista Johnny Araya encabeza la intención de voto, según la última encuesta de Cid Gallup para Noticias Repretel.
Además, la posibilidad de una segunda vuelta está latente.
Entre las personas decididas a votar, el verdiblanco tiene un apoyo del 39%, seguido por José María Villalta del Frente Amplio con 26%, el Libertario Otto Guevara tiene un apoyo del 18%.
En cuarto lugar esta Luis Guillermo Solís del PAC con un 7% de respaldo y en el quinto lugar Rodolfo Piza de la unidad con 5%.
Otros aspirantes reciben el apoyo del 5%
A menos de 20 días para las elecciones, ningún aspirante alcanza el 40% necesario para ganar en primera ronda.
Si vemos el total de la población consultada, Johnny Araya tiene un 29% de apoyo, en segundo puesto José María Villalta del Frente Amplio con 20%, quienes no saben o no responden representan el 15%, Otto Guevara tiene un respaldo de 13%.
El 10% de los consultados dice que ninguno, Luis Guillermo Solís de Acción Ciudadana tiene respaldo del 5%, el socialcristiano Rodolfo Piza 4%.
La encuesta se realizó del 8 al 13 de enero del 2014 a 1215 personas en todo el territorio nacional, con un margen de error del 3,24%.

Encuestas Digitales

Tucan

Estadísticas actualizadas en tiempo real

Héctor Monestel0.71% / 100.00%

José Miguel Corrales35.65% / 100.00%

Luis Guillermo Solís20.64% / 100.00%

Carlos Avendaño0.33% / 100.00%

Otto Guevara3.48% / 100.00%

Walter Muñoz0.11% / 100.00%

Óscar López0.09% / 100.00%

José María Villalta26.12% / 100.00%

José Manuel Echandi0.13% / 100.00%

Johnny Araya5.72% / 100.00%

Justo Orozco0.11% / 100.00%

Rodolfo Piza2.24% / 100.00%

Sergio Mena1.22% / 100.00%

Sin decidir1.04% / 100.00%

Blanco0.11% / 100.00%

Nulo0.16% / 100.00%

Abstencionismo0.22% / 100.00%

Resultados parciales

  • 4510Votantes del sitio
  • 17Candidatos
  • 11Días restantes
  • 7Votos nulos
  • 2.835.357Padrón electoral

Panel de resultados

Liberación Nacional

258

Frente Amplio

1178

Movimiento Libertario

157

Partido Acción Ciudadana

931

Unidad Social Cristiana

101

Patria Nueva

1608

Partido de los Trabajadores

32

Derechos reservados © 2013 Encuestas Digitales CR

‘Exiliados’ del PLN ahora rodean al candidato Johnny Araya

Johnny Araya tiene el apoyo de su tío, el expresidente Luis Alberto Monge (der.), reconocido adversario de los hermanos Óscar y Rodrigo Arias. Estuvo fuera del PLN, pero volvió hace un año. Y con él, varias figuras.  | JORGE CASTILLO

Johnny Araya tiene el apoyo de su tío, el expresidente Luis Alberto Monge (der.), reconocido adversario de los hermanos Óscar y Rodrigo Arias. Estuvo fuera del PLN, pero volvió hace un año. Y con él, varias figuras. |

Cuando Antonio Álvarez Desanti se fue del Partido Liberación Nacional (PLN), en octubre del 2004, pensaba no volver a poner los pies en el Balcón Verde.

Óscar Arias era ya aspirante presidencial para el 2006 y tenía dominio de la Asamblea verdiblanca.

Nueve años después, Álvarez está de nuevo en el PLN y, tras una negociación con el ahora candidato Johnny Araya, abandonó su aspiración presidencial para convertirse en el jefe de la campaña para el 2014 y en el principal candidato legislativo del partido.

Sus rivales políticos, los hermanos Óscar y Rodrigo Arias, están ahora aparte. El expresidente se dedica más a conferencias de Premio Nobel y su hermano ve los toros desde la barrera, después de que la opinión popular lo hiciera fracasar como precandidato presidencial.

El camino está, en apariencia, limpio para el protagonismo de Álvarez Desanti, pero también para otras figuras de reconocida rivalidad con los Arias.

(ARCHIVO)

Tal es el caso de Rolando Araya, hermano del candidato, y de Wálter Coto, quienes también tuvieron aspiraciones presidenciales dentro del PLN y después armaron sendos partidos, fueron candidatos, fracasaron y ahora se sumaron al proyecto del exalcalde josefino.

También está ahí el exaspirante Fernando Berrocal, quien fue ministro de Seguridad con Arias hasta que tuvo un conflicto en el 2008.

A eso se refería Rodrigo Arias, la semana pasada, en una entrevista con este diario, cuando afirmó que “la candidatura de don Johnny se rodeó hace mucho tiempo alrededor de un antiarismo muy claro”. El exministro habló de diferencias ideológicas notables entre él y el grupo de Araya.

Arias fuera. Wálter Coto, quien lideró un partido llamado Socialista Costarricense y se identifica como un político “de centro”, dijo que la ausencia de los Arias en la actual cúpula del PLN es “importante” para el retorno de varias figuras.

“El que ellos no estén posibilita una renovación del partido, una apertura a nuevas ideas y el retorno de gente muy buena; fiel a los orígenes de PLN”, comentó.

La consigna de Johnny Araya es presentarse como abanderado de sectores políticos de distinta raíz, sean verdiblancos o no.

(ARCHIVO)

Álvarez Desanti justificó la renovación de la cúpula.

“Es normal que se abran lo espacios para quienes representan una corriente nueva”, opinó el presidente del Consejo Nacional de la Producción (CNP) durante el gobierno de Luis Alberto Monge, ministro con Óscar Arias y diputado con José María Figueres.

Eso sí, negó que haya un especial acercamiento de políticos afines a Luis Alberto Monge, tío y aliado de Johnny Araya, aunque reconoció su presencia.

La consigna de Araya es presentarse como factor de unión de todas las corrientes internas del PLN, incluidos seguidores de Arias, pero también de tendencias políticas externas, sectores ante los cuales su hermano, Rolando Araya, funge como intermediario.

Uno de los rostros más identificables con el movimiento “mongista” es Ángel Edmundo Solano, representante del exmandatario en el Directorio Político del PLN y uno de los encargados de los discursos de fondo en la Asamblea Plenaria, de agosto pasado. Él no se había ido del partido, pero sí se mantuvo en los márgenes.

También se sumó Armando Vargas, ministro de Información en la administración Monge.

Óscar Arias apoya sin participar: ‘votaré por los candidatos de las papeletas de mi partido’

Aunque sigue alejado de la campaña electoral, el expresidente Óscar Arias confirmó ayer que sí votará por el candidato de su Partido Liberación Nacional (PLN), Johnny Araya Monge.

El exmandatario lo ratificó pese a divergencias con el movimiento de Araya, quien ha criticado algunos aspectos de la gestión de Arias entre el 2006 y el 2010 y está rodeado defiguras políticas que han rivalizado con el exgobernante.

“Vivo eternamente agradecido con el partido que me honró en dos ocasiones haciéndome presidente, por lo que votaré por los candidatos de las papeletas de mi Partido”, contestó Arias sin mencionar el nombre del candidato Araya

Esta fue la respuesta que dio por correo electrónico tras una consulta hecha por este diario. Se le preguntó también si participará en campaña, pero no respondió.

Arias se suma entonces al expresidente José María Figueres, quien también aseguró que votará por Johnny Araya por ser el candidato de su PLN, con la diferencia de que él sí salió a pedir votos un fin de semana de este mes .

El exalcalde Araya y el   presidente Arias en una actividad en  2006.  | LN

El exalcalde Araya y el presidente Arias en una actividad en 2006. | LN

“Respeto la decisión del expresidente Arias de mantenerse al margen de la campaña”, dijo Johnny Araya, quien aseguró que hay dirigentes cercanos al “arismo” trabajando en su campaña, como Javier Flores, quien fue jefe de campaña de Rodrigo Arias(precandidato hasta diciembre del 2013) y ministro de Agricultura en 2006-2010.

Araya ha insistido en que el PLN ha cometido errores y que ha priorizado lo económico sobre lo social, pero ayer advirtió que tampoco ha dejado de “reconocer virtudes del gobierno de Arias, como el plan de paz de Centroamérica (1987) y el programa de becas Avancemos”.

Araya ofrece bono para asegurar tres comidas diarias a pobres

Johnny Araya presentó sus planes de asistencia para personas en pobreza extrema y de vivienda. Con él, Jorge Pattoni y Silvia Lara.  | MARIO ROJAS PARA LN

Johnny Araya presentó sus planes de asistencia para personas en pobreza extrema y de vivienda. Con él, Jorge Pattoni y Silvia Lara

El candidato presidencial del Partido Liberación Nacional, Johnny Araya, prometió la creación de un bono alimentario para asegurar las tres comidas diarias a las 339.772 personas que hoy viven en pobreza extrema, y así erradicar ese flagelo.

Otra de las iniciativas es la construcción y mejoramiento de viviendas para 125.000 familias. De estas, 40.000 recibirían casa nueva.

Ambos planes son el corazón de la agenda social en un eventual gobierno arayista.

En el país hay 285.467 hogares en pobreza (20,7%). Además, del total de hogares, un 6,4% se encuentran en pobreza extrema; es decir, no les alcanza para cubrir los tres turnos de comida al día.

El programa Costa Rica Solidaria dotaría de ¢19.530 mensuales a los 179.232 residentes en las zonas rurales en esa condición. Mientras, los 160.540 que viven en zonas urbanas recibirían ¢20.834 al mes. El bono incluye un 10% adicional por inflación.

Así, una familia promedio de una zona rural integrada por 3,8 miembros recibiría ¢79.169 por mes, adicionales a sus ingresos.

La ayuda se daría en efectivo o directamente en alimentos cuando las familias vivan en zonas alejadas, como comunidades indígenas.

El plan se implementaría en forma escalonada. Este mismo año beneficiaría a 44.808 personas, y se completaría en el 2017.

La inversión sería de ¢164.000 millones durante los cuatro años.

Según Araya, su propuesta social se diferencia de las de otros aspirantes porque, en su caso, sí se define de dónde se tomarán los recursos para financiarla.

Añadió que hay un porcentaje de la población, como el que está en pobreza extrema, que, si no es con asistencialismo, no sale adelante.

El plan se financiaría en los dos primeros años con dineros provenientes del superávit del Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (Fodesaf) y del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS).

En los siguientes años, cuando aumente la cantidad de beneficiarios, se complementaría con recursos del presupuesto nacional.

Amparo Pacheco, directora de Fodesaf, explicó que el programa maneja ¢500.000 millones al año, de los cuales se ejecutan entre 95% y 99%. El superávit se presupuesta para el siguiente año.

Explicó que la ley permite cierta flexibilidad para distribuir los recursos, pero prefería no comentar nada sobre planes de gobierno de ningún partido.

Silvia Lara, encargada de la agenda social y candidata a la segunda vicepresidencia, dijo que no se trata de desvestir un santo para vestir otro pues estos son dineros que no se gastan.

“No se trata de utilizar recursos dirigidos a otros programas, sino de que los superávits no se reasignen de forma automática y se dirijan a financiar este plan”, dijo.

Para el economista Víctor Hugo Céspedes, si bien estos programas son efectivos en el combate de la pobreza extrema, en ese grupo hay personas que pueden generar cierto ingreso, si se les capacita.

Anuncios