En el pasado artículo “Antes de que se rompa el séptimo sello” exponíamos las posibles razones por las que “Christine Lagarde, directora del FMI, abogó por una fiscalización impositiva más justa para equilibrar las finanzas públicas”… “FMI propone más impuestos para ricos”; más aún, “el Fondo Monetario Internacional (FMI) dio la sorpresa ayer en Washington al sugerir luchar contra los déficits con un alza de los impuestos”… “FMI propone luchar contra los déficits con un alza de los impuestos”; “Medida sorprende a analistas que acostumbran leer recomendaciones de recorte al gasto de este organismo”…

La respuesta simple fue; Christine Lagarde y el FMI están procurando evitar el Apocalipsis, antes de que se rompa el séptimo sello de la crisis económica y financiera que llevará a los países neoliberales y al Mundo en general, a la recesión económica mundial. ¡Aunque algunos se atreven a decir, que ya estamos en ella!

Ahora otra organización icónica mundial viene a extendernos la respuesta con “Recomendaciones del Banco Mundial”; con recomendaciones que además siguieren que debemos abandonar (los países Latinoamericanos) la nefasta senda del neoliberalismo económico y comercial y centrarnos mas en nuestras economías y mercado internos; pero sin desatender el exterior (cosa que vengo sosteniendo desde hace tiempo); veamos las principales recomendaciones:

“Dos son las premisas fundamentales: que los países latinoamericanos han disfrutado de copiosas entradas de capital por las bajas tasas de interés en los mercados financieros desarrollados, y la inminencia de un cambio en la política monetaria del Banco de Reserva Federal de EE .UU. Las tasas de interés continuarán subiendo y desincentivarán los movimientos de capital hacia los países en desarrollo, por lo que sus monedas tenderán a ajustarse. Costa Rica, evidentemente, se encuentra entre los afectados”…

Las razones dadas para esas premisas también son fundamentales y válidas:

“Ante los anuncios de la FED de que pronto comenzarán a reducirse las compras de bonos e hipotecas y, eventualmente, las tasas de interés, los mercados reaccionaron con celeridad. Las tasas de interés exigidas para los títulos de largo plazo comenzaron a subir, y las monedas de algunos países latinoamericanos a depreciarse, y lo harán con mayor rapidez e intensidad cuando empiecen a ajustarse las tasas de interés de corto plazo. En tales circunstancias, los países con regímenes cambiarios flexibles podrán dejar sus monedas depreciarse para estimular sus exportaciones y hacer más competitivos sus productos locales frente a los del exterior. La recuperación, entonces, vendría por una doble vía: mayores exportaciones y mayor producción destinada al mercado local, que sería más competitivo”…

“¿Qué pueden hacer los países latinoamericanos en esta coyuntura? La respuesta del Banco Mundial gira en torno a dos estrategias económicas: permitir que las monedas se deprecien al disminuir las entradas de capital y utilizar la política monetaria para estimular las economías internas, sin abortar los esquemas de inflation targets (metas explícitas de inflación) para evitar que los beneficios derivados de la mayor devaluación sean absorbidos por la inflación. Eso exige un manejo muy puntual de la política macroeconómica, incluyendo la parte fiscal”…

En ese sentido y tal y como lo explica el Banco Mundial las políticas económicas y comerciales neoliberales seguidas por ciertos países entre ellos Costa Rica; podrían hacer que esos cambios resulten nefastos para la economía del país:

“En ese contexto, una pregunta adicional que se formula el Banco Mundial es si economías pequeñas y abiertas como las de Centroamérica, Perú y Bolivia podrían apelar a ese mismo esquema, dadas su marcada dolarización de deudas y las limitaciones de la política fiscal, caracterizada en unos casos por crecientes déficits fiscales y altos porcentajes de la deuda pública en términos del PIB”…

Lamentablemente el Banco Mundial no da respuesta a esa pregunta adicional; pero como bien señala el Editorial en que se publico el artículo del Banco Mundial, se pueden prever ciertas consecuencias casi que inevitables:

“En tales circunstancias, una devaluación abrupta podría perjudicar a muchos deudores en dólares, incluyendo el Gobierno Central, el mayor de todos. Pero tampoco conviene la circunstancia cambiaria actual. La situación, evidentemente, es compleja”…

Y es que mantener artificialmente estable la divisa del dólar puede “suavizar” los precios y la inflación  Dólar estable suaviza las alzas de precios en carros y enseres en Costa Rica”; pero indudablemente esa sobrevaloración del colón golpeará con fuerza al sector exportador “Sector productivo sigue inquieto por valor de dólar”; y restará competitividad al país; precio muy alto por combatir la inflación.

Si bien es cierto que “La incertidumbre dominaría si el precio de la divisa sube”; en este caso el remedio no es peor que la enfermedad; sino todo lo contrario; no es por casualidad que “El planeta mira hacia el Senado de Estados Unidos en una semana crucial”; ni que “FMI y Banco Mundial preocupados por crisis”; o que “Unión Europea ve un riesgo para la economía mundial en un ‘default’ de Estados Unidos”; no, la preocupación es seria y las consecuencias mundiales también.

Tristemente, cuando el fin justica los medios, cuando lo único que importa es el bienestar propio y no el de los demás, cuando se es ciego, sordo y testarudo ante la realidad y ante la verdad; es cuando “Casa Blanca aplaza reunión con líderes del Congreso sobre ampliación de techo de deuda”; cuando “Nadie cede un ápice en el pulso por el presupuesto en EE. UU.”; o cuando “Barack Obama atribuye paralización del gobierno a ‘cruzada’ republicana”; lo que en Costa Rica perfectamente podría traducirse o parodiarse como “Laura Chinchilla atribuye paralización del gobierno a ‘cruzada’ opositora”; ¡Porque ella todo lo hace bien y correcto!

¡Como buenas y correctas son las medidas económicas neoliberales tomadas por el BCCR!

Banco Central realiza segunda intervención más alta del año en mercado mayorista”; “Banco Central continúa esta semana con intervenciones en defensa de la banda”; “Banco Central retomó la compra de dólares en el mercado mayorista”; “Banco Central compró $15,7 millones esta semana para defender el tipo de cambio”.

¡Buenas y correctas para la élite plutocrática neoliberal que nos gobierno por supuesto!, Porque para el sector productivo y exportador; ya vimos cuales son las consecuencias. 

 

Recomendaciones del Banco Mundial

El Banco Mundial propone depreciar las monedas latinoamericanas y utilizar la política monetaria para estimular las economías internas

Las tasas de interés continuarán subiendo y desincentivarán los movimientos de capital hacia los países en desarrollo, por lo que sus monedas tenderán a ajustarse

A veces resulta necesario que un organismo internacional venga a enfatizar lo que ya sabemos, para adquirir conciencia de los problemas económicos y tratar de resolverlos. Nos lo ha dicho varias veces el Fondo Monetario Internacional (FMI) y, ahora, lo repite el Banco Mundial: hay que modificar la política macroeconómica para poder estimular la producción y combatir el desempleo.

En un interesante estudio intitulado “La desaceleración de América Latina y el tipo de cambio como amortiguador , el Banco Mundial se plantea y responde una interrogante fundamental: ¿cómo acelerar el crecimiento económico y proteger el empleo ante la modificación de la política macroeconómica en EE. UU. y la amenaza de una reversión de las entradas de capital hacia nuestros países?

Dos son las premisas fundamentales: que los países latinoamericanos han disfrutado de copiosas entradas de capital por las bajas tasas de interés en los mercados financieros desarrollados, y la inminencia de un cambio en la política monetaria del Banco de Reserva Federal de EE .UU. Las tasas de interés continuarán subiendo y desincentivarán los movimientos de capital hacia los países en desarrollo, por lo que sus monedas tenderán a ajustarse. Costa Rica, evidentemente, se encuentra entre los afectados.

¿Qué pueden hacer los países latinoamericanos en esta coyuntura? La respuesta del Banco Mundial gira en torno a dos estrategias económicas: permitir que las monedas se deprecien al disminuir las entradas de capital y utilizar la política monetaria para estimular las economías internas, sin abortar los esquemas de inflation targets (metas explícitas de inflación) para evitar que los beneficios derivados de la mayor devaluación sean absorbidos por la inflación. Eso exige un manejo muy puntual de la política macroeconómica, incluyendo la parte fiscal.

Ante los anuncios de la FED de que pronto comenzarán a reducirse las compras de bonos e hipotecas y, eventualmente, las tasas de interés, los mercados reaccionaron con celeridad. Las tasas de interés exigidas para los títulos de largo plazo comenzaron a subir, y las monedas de algunos países latinoamericanos a depreciarse, y lo harán con mayor rapidez e intensidad cuando empiecen a ajustarse las tasas de interés de corto plazo. En tales circunstancias, los países con regímenes cambiarios flexibles podrán dejar sus monedas depreciarse para estimular sus exportaciones y hacer más competitivos sus productos locales frente a los del exterior. La recuperación, entonces, vendría por una doble vía: mayores exportaciones y mayor producción destinada al mercado local, que sería más competitivo.

Complemento de lo anterior sería la implantación de una política monetaria más flexible, pues la flotación de las monedas permitiría independizar las tasas de interés para facilitar su reducción y estimular el crédito y la producción. Con menores tasas de interés mermarían aún más las entradas de capital, reforzando la tendencia a la depreciación y competitividad de las producciones nacionales. Un buen esquema de metas explícitas de inflación ( inflation targets ) permitiría a los bancos centrales controlar debidamente la inflación. También deberían tener cuidado de evitar la volatilidad cambiaria que naturalmente se produce en todo período de transición.

En ese contexto, una pregunta adicional que se formula el Banco Mundial es si economías pequeñas y abiertas como las de Centroamérica, Perú y Bolivia podrían apelar a ese mismo esquema, dadas su marcada dolarización de deudas y las limitaciones de la política fiscal, caracterizada en unos casos por crecientes déficits fiscales y altos porcentajes de la deuda pública en términos del PIB. Costa Rica se enmarca dentro de ese grupo de países, pues registra una elevada dolarización del sistema financiero (alrededor de un 40%), y la deuda pública ha venido creciendo aceleradamente, según analizamos en nuestro editorial del pasado lunes. En tales circunstancias, una devaluación abrupta podría perjudicar a muchos deudores en dólares, incluyendo el Gobierno Central, el mayor de todos. Pero tampoco conviene la circunstancia cambiaria actual. La situación, evidentemente, es compleja.

La dolarización en Costa Rica data de hace mucho tiempo, debido, principalmente, a la gran diferencia en las tasas de interés en dólares y colones. Endeudarse en dólares era –y es– atractivo, pues resulta más barato, comparado con las operaciones activas en colones. Además, la política cambiaria de mantener un tipo fijo alrededor de ¢500 por dólar elimina prácticamente el riesgo cambiario, pues lo asume directamente el Banco Central.

Independientemente de lo anterior, el país necesita reactivar su producción para combatir el desempleo, que ha llegado a niveles muy elevados (10,4% de la fuerza laboral). Entre jóvenes y mujeres, las tasas son todavía más altas. Y la reactivación pasa por la competitividad de las exportaciones, afectada por la revaluación del colón y la inflación interna, muy superior a la internacional, y por una mayor producción para el mercado interno, que ha tenido desventaja frente a las importaciones más baratas del exterior por el tipo de cambio.

Sería bienvenida una mayor devaluación, por sus efectos positivos en la parte real de la economía. Pero, si el Gobierno continúa endeudándose en el exterior y aportando las correspondientes divisas al mercado cambiario, el tipo de cambio no se podrá recuperar.

Y eso nos lleva, en definitiva, a la cuestión de fondo: para disminuir o eliminar el endeudamiento externo, el país tendrá que hacer una buena reforma fiscal, tal y como hemos recomendado en otras oportunidades.

FMI propone luchar contra los déficits con un alza de los impuestos

El FMI celebra su asamblea general esta semana en Washington

TRIBUTO A ALTOS INGRESOS

Medida sorprende a analistas que acostumbran leer recomendaciones de recorte al gasto de este organismo.

Entre bastidores, una batalla silenciosa se libra entre las dos organizaciones para tomar el liderazgo de la ofensiva contra los paraísos fiscales en el marco de los países del G20…

FMI propone más impuestos para ricos

Christine Lagarde, directora del FMI, abogó por una fiscalización impositiva más justa para equilibrar las finanzas públicas. | EFE

MEDIDA PARA COMBATIR LOS DÉFICITS FISCALES

Christine Lagarde, directora del FMI, abogó por una fiscalización impositiva más justa para equilibrar las finanzas públicas.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) dio la sorpresa ayer en Washington al sugerir luchar contra los déficits con un alza de los impuestos…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dólar estable suaviza las alzas de precios en carros y enseres en Costa Rica

Sobrevaloración del colón golpea al sector exportador y resta competitividad al país

Ex presidente del Banco Central dice esquema ayudó a combatir la inflación

En los siete años de las bandas cambiarias, el precio del dólar ha pasado del piso al techo y de nuevo al piso.

Si se hubieran mantenido las mini devaluaciones el precio de la divisa se ubicaría hoy en unos ₡770 por dólar.

Precios más estables en los carros, una reducción en los costos de los electrodomésticos y mayor acceso a vivienda, son parte de los beneficios que ha tenido la escasa fluctuación del tipo de cambio del dólar, durante los últimos tres años…

Evolución en el precio de algunos productos.

La sobrevaloración. Empero, el esquema también ha dejado secuelas negativas. Gutiérrez reconoce que un aspecto preocupante del sistema es la apreciación real de la moneda que afecta a exportadores y a sectores nacionales que compiten con los importadores…

La incertidumbre dominaría si el precio de la divisa sube

El alto techo que tiene actualmente la banda cambiaria genera incertidumbre sobre lo que sucedería si el precio de la divisa sube.

Actualmente, el piso se encuentra en ¢500 y el techo en poco más de ¢800. Eso significa que si el precio de la divisa subiera de manera abrupta, podría llegar hasta ese techo, aunque el Banco Central es claro en que tienen la potestad de intervenir antes de que eso suceda y evitar que llegue ahí.

Consultado sobre el tema, el Banco Central recordó en una respuesta escrita: “Cuando se aprobó el sistema de banda cambiaria, el BCCR se reservó la potestad de intervenir, para: 1) evitar fluctuaciones violentas en el tipo de cambio sin alterar sustancialmente su tendencia; 2) aumentar o disminuir sus reservas monetarias internacionales; y, 3) alinear el tipo de cambio en relación con su nivel de equilibrio”.

¿Debería publicar el Banco Central cuáles son sus reglas para intervenir en el mercado cambiario, si el precio del dólar subiera?

Para el expresidente del Banco Central, Francisco de Paula Gutiérrez, es conveniente que el Banco Central tenga esas reglas.

Si anunciara esas reglas al público, añadió, se reduciría la incertidumbre que actualmente tienen las personas, pero tendría menos flexibilidad para actuar de forma diferente a lo establecido en caso de ataques especulativos.

En su respuesta, el Banco comentó que, al igual que se hace en otros países, en algunos casos hará pública las reglas y, en otros, no lo hará, dependiendo de si con su divulgación se ayuda o no a alcanzar el objetivo deseado.

Por su parte, el economista Luis Mesalles, opinó que el Banco Central debería empezar a explicar las alternativas que tiene para cuando pase a la flotación administrada, que sería un sistema donde el precio del dólar podría fluctuar con reglas definidas.

Una vez que se dé el paso a flotación, Mesalles preferiría que el Banco Central anuncie las reglas sobre las cuales intervendrá.

Sector productivo sigue inquieto por valor de dólar

Tras siete de años de aplicación del sistema de bandas cambiarias, el sector productivo se ha adaptado al sistema, pero sigue inquieto por el comportamiento del tipo de cambio.

 Exportaciones pierden competitividad con  la apreciación. | ARCHIVO

Exportaciones pierden competitividad con la apreciación. | ARCHIVO

Desde hace tres años, el precio de la divisa se pegó al piso de la banda, de ¢500, lo cual golpea a las empresas exportadoras y turísticas que reciben sus ingresos en dólares, pero enfrentan la mayoría de sus costos en colones.

Además, en el caso de empresas exportadoras, la apreciación real que ha tenido el colón hace que sus productos resulten más caros para los extranjeros y pierden competitividad.

En la Cámara de Exportadores no fue posible conversar con su presidenta, Mónica Segnini, que se encontraba fuera del país.

En setiembre pasado, Segnini comentó a este diario: “En los últimos tres años, nosotros hemos venido perdiendo competitividad a poquitos, por el tema del tipo de cambio”.

En el caso del sector exportador, el Banco Central comentó, mediante una respuesta escrita, que al mantener el piso de la banda cambiaria en ¢500 y evitar que el precio baje se le está apoyando; no obstante, añade que el país debe discutir si quiere continuar con esta política.

“Debe discutirse y resolverse si quiere seguir financiando el apoyo al sector exportador con deuda pública del BCCR que puede llevar más adelante a emisión y más inflación o buscar ingresos sanos en el Presupuesto Nacional para cubrir ese costo”, advirtió…

El planeta mira hacia el Senado de Estados Unidos en una semana crucial

El mundo tenía su vista puesta este domingo en el Senado de Estados Unidos, que buscaba la forma de poner fin al bloqueo del presupuesto, con solo tres días laborales para impedir un cese de pagos de la deuda de la primera economía mundial.

FMI y Banco Mundial preocupados por crisis

El Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial cerraron ayer su asamblea anual en Washington preocupados por la crisis fiscal en Estados Unidos, aún sin solución a la vista a cinco días del límite.

Unión Europea ve un riesgo para la economía mundial en un ‘default’ de Estados Unidos

Un posible default de pagos de Estados Unidos tendría "consecuencias dramáticas" en la economía mundial, advirtió este lunes el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn.

Casa Blanca aplaza reunión con líderes del Congreso sobre ampliación de techo de deuda

La Casa Blanca postergó el lunes el encuentro entre el presidente estadounidense, Barack Obama, y los líderes de ambas cámaras del Congreso para tratar la subida del techo de la deuda, con el objetivo de que avancen las negociaciones que están teniendo lugar en el Senado.

Nadie cede un ápice en el pulso por el presupuesto en EE. UU.

El senador Harry Reid   habla junto a la representante Nancy Pelosi ante la prensa, ayer, luego de una reunión con  Obama en la Casa Blanca.  | EFE

Demócratas y republicanos seguían trabados el miércoles en un intenso pulso por el presupuesto del Gobierno federal de Estados Unidos, después de que los esfuerzos por alcanzar un acuerdo terminaron con las partes inculpándose mutuamente.

Barack Obama atribuye paralización del gobierno a ‘cruzada’ republicana

El presidente estadounidense, Barack OBama, solicitó este martes en coferencia 'reabrir' la administración federal.

El presidente estadounidense, Barack Obama, acusó el martes a los republicanos de lanzar una “cruzada ideológica” y les pidió poner fin a la paralización de servicios de la Administración Federal, que dejó a 800.000 empleados públicos en vacaciones forzadas.

Banco Central realiza segunda intervención más alta del año en mercado mayorista

El dólar cerró ayer muy cerca del piso de la banda.  | ARCHIVO/JORGE ARCE

Esta miércoles el Banco Central de Costa Rica (BCCR) compró $57,15 millones en el mercado mayorista Monex para mantener el tipo de cambio por encima del piso de ¢500,00.

Banco Central continúa esta semana con intervenciones en defensa de la banda

Dólar

El Banco Central continuó este lunes con la compra de dólares en defensa de la banda inferior de intervención cambiaria, la cual se sitúa en ¢500 por dólar.

Banco Central retomó la compra de dólares en el mercado mayorista

El Banco Central adquirió, durante esta semana, $41,5 millones para defender el piso de la banda y evitar que la divisa baje de ¢500.  | ARCHIVO

El Banco Central retomó, esta semana, la compra de dólares en el mercado mayorista para evitar que el precio de la divisa baje de ¢500.

Banco Central compró $15,7 millones esta semana para defender el tipo de cambio

El Banco Central volvió a reactivar la compra de dólares, durante esta semana, para defender el piso de la banda cambiaria.

El Banco Central volvió a la defensa del tipo de cambio, durante esta semana, con la compra de $15,7 millones.

Pequeñas empresas de Estados Unidos se protegen contra los tipos de cambio volátiles


        
        
      Jean-Paul Tennant, director  de  Geographic Expeditions,   pequeña agencia de viajes, usa cobertura como   las de grandes firmas. | PETER DASILVA/THE NYT

Más firmas están usando bancos y compañías de pagos internacionales, y creando estrategias de gestión de riesgos cambiarios

FMI pide a Costa Rica flexibilidad en el dólar

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó ayer a Costa Rica más flexibilidad de su tasa de cambio, o precio del dólar, para hacer frente a posibles vaivenes exteriores.

FMI recomienda a Costa Rica que flexibilice su tasa de cambio


        
        
      Actualmente el precio del dólar tiene un piso de ¢500. | ARCHIVO

Argumenta que podría usar el tipo de cambio como “parachoques”.

Canatur: Política monetaria del país asfixia al sector turístico

Canatur: Política monetaria del país asfixia al sector turístico - 1

Cámara asegura que el cierre de empresas es una de las repercusiones más inmediatas.

Anuncios